fbpx

Cristina Kirchner defendió el proyecto para el canje de deuda y el traslado de la capital

cfk-2011“Es necesario comenzar a pensar su reubicación más al centro del país”, aseguró ayer la presidenta Cristina Fernández de Kirchner acerca de la idea de trasladar la capital a otra zona del interior. En Santiago del Estero, donde inauguró dos edificios de la municipalidad, además hizo un llamado a la unidad nuevamente al asegurar que iba para “proponer que todos los argentinos nos unamos en la defensa de los temas fundamentales que hacen a la idea de patria”. También solicitó mayor claridad a la oposición para presentar sus propuestas políticas porque era necesario “escuchar proyectos e ideas alternativas que no significa hacer exactamente lo contrario, y así tengamos la oportunidad de poder elegir qué país queremos”.

“Puede parecer una utopía, pero me planteo, si Santiago del Estero, gobernada por un partido diferente, si nos hubiéramos peleado, ¿Santiago sería lo que es hoy? De la pelea estéril por la pelea misma, nunca sale nada más que miseria para el pueblo”, sostuvo la Presidenta, poniendo a la dirigencia santiagueña como un ejemplo a seguir para desarrollar el crecimiento de las economías regionales. Acompañada de la gobernadora Claudia Ledesma y el senador Gerardo Zamora convocó “a la unidad de los argentinos en los temas fundamentales, para que la patria pueda seguir llamándose patria”.

En vista de las elecciones municipales convocadas en Santiago para este domingo, la Presidenta dio un espaldarazo al oficialismo provincial, aliados del kirchnerismo desde el inicio mismo de la primera gobernación de Zamora en el 2005. Allí, apoyó la iniciativa que impulsa el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, de trasladar la Capital a la provincia. “Es una idea, tenemos que pensarla y estudiarla porque hay una necesidad de rediseñar el país estratégicamente y hay que comenzar a pensar la reubicación de la Capital Federal más al centro del país, y podría ser aquí”, apuntó en su discurso anticipando un posible debate sobre el tema.

Luego de participar en la inauguración de dos edificios estatales en los que funcionarán los ministerios de Educación y de Economía, en su discurso hizo foco también en el conflicto con los holdouts al ratificar que “tenemos la razón en lo que estamos planteando”, y cuestionó a quienes “intentan volver la historia para atrás y más ahora cuando se descubren importantes recursos energéticos”, enviando un mensaje a los líderes opositores Mauricio Macri y Sergio Massa que anticiparon su voto negativo al proyecto de ley de pago soberano para modificar la jurisdicción del pago a los bonistas que ingresaron en la reestructuración de la deuda. Aun así reflexionó que “han sido días muy difíciles, y lo seguirán siendo, pero no me quejo”.

El llamado a la unidad fue uno de los puntos en los que Fernández de Kirchner puso énfasis. “Cada vez que los sectores populares nos enfrentamos, la sociedad retrocedió. Por eso, vengo a proponer que todos los argentinos nos unamos en la defensa de los temas fundamentales que hacen a la idea de patria”, sostuvo e insistió en que “todos los grandes fracasos y frustraciones como pueblo, siempre fueron precedidos por la división”, e insistió con “la actitud de la dirigencia santiagueña, de la madurez, comparado con los grandes centros poblados que parecieran ser más cultos e informados y que miran con cierto desdén a los hombres de la Argentina profunda”. Tomando el ejemplo santiagueño volvió a resaltar que “el proyecto nacional necesita hombres y mujeres que encarnen y entiendan esas políticas en las provincias y se sumen a ellas por comprensión e integración, no por seguidismo”.

Finalmente, a la oposición le reclamó que “cuando no se esté de acuerdo en algo, se les diga a los argentinos qué se propone” a cambio y consideró que “decir que no se está de acuerdo pero no decir qué hay que hacer en cambio es escaparle a la democracia”.

Fuente: Página 12

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: