fbpx

Procede la actualización del rubro ‘comida’ si en el convenio de alimentos se pactó que la suma se actualizaría bimensualmente

AlimentosPartes: B. M. C. c/ A. J. P. s/ ejecución de alimentos – incidente

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil

Sala/Juzgado: G

Fecha: 3-jun-2014

Cita: MJ-JU-M-86973-AR | MJJ86973

Procede la actualización del rubro ‘comida’, si en el convenio de alimentos se pactó que la suma se actualizaría bimensualmente, aún cuando no se hayan presentado al alimentante las facturas de los productos cuyos montos variaron.

CURSO ON DEMAND – Para profundizar aspectos sobre esta temática lo invitamos a conocer detalles sobre nuestro Curso teórico-práctico: Derecho de los Alimentos, ingresando AQUI

Sumario:

1.-El convenio de alimentos que no se presentó para su homologación, como acuerdo de partes que es, debe ser cumplido por el alimentante. Sin perjuicio que, para poder pedir su ejecución el alimentista, en principio, debe solicitar la homologación judicialmente. Sin embargo, dicha exigencia debe ser morigerada cuando la conducta de las partes permite determinar la homologación tácita del convenio.

2.-La actitud del alimentante que dio parcial cumplimiento al convenio de alimentos no presentado para su homologación, luego cuestionó su ejecutoriedad y, al expresar agravios, se expidió sobre su vigencia vulnera la doctrina de los actos propios y el principio de buena fe contractual (arts. 1997 y 1998 CCiv.).

3.-Corresponde limitar los efectos del convenio de alimentos al plazo de vigencia del mismo, debiendo estarse los meses posteriores al homologado judicialmente con anterioridad, que no fue dejado sin efecto.

4.-Procede la actualización del rubro comida , si en el convenio de alimentos las partes pactaron que la suma se actualizaría bimensualmente, sin establecer un mecanismo para llevarla a cabo. Ello es así, aún cuando no se hayan presentado al alimentante las facturas de los productos cuyos montos variaron.

Fallo:

Buenos Aires, de junio de 2014.-

VISTOS Y CONSIDERANDO:

Vienen las presentes actuaciones para entender en el recurso de apelación deducido a fs. 413 y fundado a fs. 418 por el ejecutado, cuyo traslado no fue oportunamente respondido, (conforme fs. 423, 427 y 428). La Defensora de Menores de Cámara dictaminó a fs.438/439-

El recurrente se agravia porque considera que el convenio que obra a fs. 214/221 carece de fuerza ejecutoria ya que no fue homologado judicialmente. Asimismo, porque comprende que al llegar a término el plazo de vigencia establecido por las partes, debió pactarse una nueva cuota, toda vez que el acuerdo que contiene la presentación de fs. 1/3, homologado a fs. 4 y vta., habría sido dejado sin efecto por decisión de ambos progenitores.-

Se queja porque la «a quo» resolvió que corresponde actualizar el rubro comida, a pesar que -sostiene- los recibos pertinentes no le fueron presentados en tiempo y forma y porque no fue descontado de la liquidación el pago realizado mediante recibo de fs. 343.-Finalmente, cuestiona la imposición de costas fallada.-

I.- Liminarmente cabe resaltar que el convenio de alimentos que no se ha presentado para su homologación, como acuerdo de partes que es, debe ser cumplido por el alimentante. Sin perjuicio que, para poder pedir su ejecución el alimentista, en principio, debe solicitar la homologación judicialmente. –

Sin embargo, tal exigencia debe ser morigerada cuando la conducta de las partes permite determinar la «homologación tácita» del convenio. (Conf. Bossert, Gustavo A. «Régimen jurídico de los alimentos» Ed. Astrea, 2° edición actualizada y ampliada, 1° reimpresión, 2006, págs. 320 y ss.)

En el caso, el quejoso ha dado parcial cumplimiento al convenio cuya ejecutoriedad cuestiona y, al expresar agravios, se expide sobre su vigencia y manifiesta que, conforme a su letra, no debe ser realizada actualización alguna.

Tal actitud vulnera tanto la doctrina de los actos propios como el principio de buena fe contractual (arts. 1997 y 1998 del Código Civil.Teniendo en cuenta ello, y que lo convenido tiene una finalidad lícita y no versa sobre objeto prohibido, que la suma fijada era menor a la establecida en el convenio original y que tal situación fue consentida por la actora y la Defensora de Menores de Cámara, no corresponde atender la queja espetada (conf. esta Sala «G» R. 447.840 y R. 447.840 del 5/4/2006 y sus citas).-

Las quejas relativas a la vigencia del convenio y sus efectos respecto del pacto original tampoco habrán de ser atendidas.-

En efecto, las partes acordaron que el convenio estaría vigente entre los meses de noviembre de 2009 y abril de 2010 indicando que hasta el mes de octubre de 2009 regiría el homologado a fs. 4. Asimismo pactaron que podría extenderse por 6 meses, por una única vez, siempre que el emplazado cumpliera cabalmente las obligaciones que asumiera. Nótese que, al fijar el régimen de visitas para las fiestas y vacaciones, solo tuvieron en cuenta las comprendidas durante la vigencia del contrato (conf. fs. 214 y 218).-

Por ello, la Sala coincide con la interpretación formulada por la Juez de grado que limitó los efectos del contrato al plazo de vigencia del mismo, debiendo estarse los meses posteriores al homologado judicialmente, que no fue dejado sin efecto, al contrario de lo que propone el recurrente.-

II.- Con relación a la actualización del rubro «comida», el demandado expone que no corresponde porque no se le presentaron las facturas de los productos señalados para realizar el índice. Sin embargo, surge de la lectura de fs.2 que las partes pactaron que la suma «se actualizará bimensualmente, de acuerdo a la presentación de recibos o facturas y/o recibos cuyos montos hayan variado». Considerando que no se estableció un mecanismo para efectuar tal presentación y que ni oportunidad de contestar el traslado de la liquidación ni en su memorial, el demandado ha cuestionado los índices utilizados, la queja no puede prosperar.-

III.- En cuanto al pago correspondiente al mes de mayo de 2011 que se dice acreditado con el recibo a fs. 343, cabe resaltar que habiendo sido desconocida la firma y contenido por la parte actora, el recurrente no instó la producción de prueba al respecto. Es por ello, que mal puede ahora agraviarse de la conclusión a la que arribara la «a quo».-

IV.- Finalmente, el carácter asistencial de la prestación alimentaria determina que las costas deben ser impuestas al demandado, en tanto no se advierte la concurrencia de circunstancias que justifiquen apartarse del criterio general. Las costas de esta instancia también habrán de ser soportadas por él, atento haber resultado vencido en su intento revisor (arts. 68 y 69 CPCC).-

Por lo expuesto, oída la defensora de menores de cámara, el tribunal RESUELVE: I.- Confirmar la resolución apelada, con costas al apelante vencido. II.- Regístrese, notifíquese por Secretaría al domicilio electrónico denunciado o en su caso, en los términos del art. 133 del CPCC, conforme lo dispone la Ley 26.685 y acordadas 31/11 y 38/13 de la CSJN, oportunamente cúmplase con la acordada nro. 24/13 de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.-

Carlos Alfredo Bellucci

Beatriz A. Areán

Carlos A. Carranza Casares

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: