La Corte Suprema desestimo una presentación de diputados opositores contra el fallo sobre la Ley de Medios

FEDERICO_PINEDOLa Corte Suprema rechazó el pedido realizado por diputados del PRO y aliados para que el tribunal ordenara no ejecutar su propio fallo, el que declaró la constitucionalidad de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. En un escuetísimo escrito de cuatro renglones, los jueces rechazaron la pretensión de los opositores por inadmisible. El escrito lo firmaron Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco, Enrique Petracchi, Juan Carlos Maqueda y Carmen Argibay.

En la Corte consideraron que el escrito era “impresentable” y resolvieron descartarlo por cuestiones formales. “Se perdió una oportunidad de fortalecer las instituciones”, afirmaron los macristas, que dejaron trascender que, en una conversación con uno de ellos, Lorenze-tti les había dado el visto bueno para presentar ese escrito. En la Corte, en cambio, aseguraban que los diputados ni siquiera eran parte de la causa y no tenían legitimidad para hacer presentaciones.

Apenas la Corte Suprema falló a favor de la constitucionalidad de la ley de medios, un grupo de opositores marchó a Tribunales con un escrito en el que le pidió que suspendiera la ejecución del fallo hasta que se cumplieran las consideraciones (no vinculantes) que la Corte hizo en el obiter dictum con respecto a la publicidad oficial y los medios públicos. El texto lo firmaron Federico Pinedo, Patricia Bullrich, Paula Bertol, Pablo Tonelli, Laura Alonso, Cornelia Schmidt-Liermann, Jorge Alberto Triaca, Gladys González y Roberto Pradines.

Entre otras cosas, los opositores solicitaron a la Corte que, antes de que se le aplicara la ley de medios al Grupo Clarín, garantice que la Afsca sea “un órgano técnico independiente”, que el Estado no convierta mediante la pauta oficial a medios de comunicación “en meros instrumentos de apoyo a una corriente política o en una vía para eliminar el disenso” y que los medios públicos garanticen la pluralidad de voces.

Según afirmaron fuentes del PRO, la presentación del escrito había sido conversada en una charla privada de Lorenzetti con uno de los dirigentes macristas al que él respeta. Los macristas recuerdan que las palabras de Lorenzetti fueron: “Tienen todo por hacer”. Luego entendieron que habría que haber empezado por instancias inferiores, para intentar conseguir un fallo favorable. Es lo que estaban analizando ayer en el bloque PRO.

En los papeles, la Corte rechazó el escrito con la siguiente fórmula: “Las presentaciones intentadas con posterioridad a la sentencia del 29 de octubre por la actora y por un grupo de diputados nacionales son inadmisibles, pues resultan ajenas a la competencia de la Corte Suprema”. El argumento, en privado, fue que los diputados no son parte de la causa y no tienen legitimidad para hacer presentaciones. El fallo lo firmaron todos los miembros del tribunal menos Carlos Fayt y Raúl Zaffaroni.

Pinedo y Tonelli respondieron con un comunicado oficial a la decisión de la Corte: “Con la resolución de la Corte que rechaza nuestro pedido para que el fallo sobre la ley de medios se aplique tanto al sector privado como al Estado se perdió una oportunidad de garantizar de la manera más amplia las libertades de expresión y de prensa”, dijeron. “La Corte había dicho que el sector privado debía adecuarse a la ley de medios y el Estado debía cumplir con varios temas, para que estuviera garantizada la libertad de expresión en la Argentina”, indicaron los diputados macristas, quienes remarcaron: “Lo que nosotros hicimos fue sugerirle a la Corte que hiciera cumplir todo junto. La negativa es una pérdida de oportunidad para la Argentina, pero analizaremos si hay otras vías parlamentarias o judiciales para que esos objetivos se hagan realidad”. En el PRO evalúan hacer una presentación en primera instancia. Mientras tanto, insistirán con los proyectos que regulan la publicidad oficial y modifican la ley de medios.

“Creemos tener legitimación desde el punto de que somos minoría en la conformación del ente”, indicó la diputada Paula Bertol a este diario.

–¿No hay una diferencia entre la parte resolutiva del fallo y las consideraciones no vinculantes?

–Creo, como abogada, que no se puede sustraer el contexto del fallo. Hay que cumplir todo lo que la Corte dice. Tiene que existir, como dijo la Corte, un criterio objetivo y oficial para asignar la pauta a los medios.

–¿Por qué Macri vetó, entonces, la ley de publicidad oficial porteña?

–El veto de la ley de publicidad fue parcial. Nosotros no tenemos demandas por discrecionalidad de la pauta oficial, como sí las tiene el gobierno nacional. No tenemos fallos de incumplimiento de la pauta oficial. Sin perjuicio de ello, creo que la Ciudad debe orientarse a sacar esa ley. Son cuestiones que se pueden subsanar.

Mientras los macristas analizan nuevas vías de acción, la dirigente de Unen Elisa Carrió renovó sus críticas contra Lorenzetti y reiteró que intentará que se lo remueva por juicio político. “Nadie me va a callar, ni siquiera la Corte en su conjunto”, remarcó la diputada, luego de que la Corte en pleno emitiera un comunicado en el que respaldó a su presidente. Allí, los jueces indicaron que las reuniones con funcionarios gubernamentales “forman parte de la actividad normal de la República” y destacaron que “no contribuyen al debate democrático y al fortalecimiento de las instituciones los ataques a miembros del tribunal” (ver aparte).

Carrió no se amilanó y sostuvo que ese comunicado le recuerda a los de “la época menemista: Vázquez era muy amigo, Nazareno era riojano y el operador político, que también fue ministro y diputado, era el señor Barra”. “Lorenzetti debería defenderse solo”, remarcó Carrió, quien insistió en que va a cumplir “con el mandato constitucional de denunciar a aquellos jueces que negocian a espaldas de la ciudadanía con el Poder Ejecutivo”. Para la líder de la Coalición Cívica-ARI, “los verdaderos jueces no hablan con los presidentes ni con los asesores”. Aseguró que, desde que asumieron, ella cortó todo vínculo con Carlos Fayt y Carmen Argibay, con los que dijo tener buen trato.

Le salió al cruce el dirigente de Camino Popular Claudio Lozano: “El PRO y Carrió son opositores a la democratización del sistema de medios”, consideró. El diputado advirtió que “es un disparate pedir la suspensión de una sentencia que dijo algo que debió haberse dicho hace mucho tiempo, porque la ley es un soplo de aire fresco para democratizar el sistema de medios en Argentina”. “Tanto la presentación de los macristas como el planteo de Carrió son formulaciones de quienes siempre se opusieron a las propuestas de democratizar el sistema de medios, porque siempre fueron bendecidos por el Grupo Clarín”, remarcó el dirigente opositor, quien recordó que el procesado jefe de Gobierno porteño “sacó un decreto que prácticamente pasa por encima de la ley y que pretende impedir su aplicación”. En contraste con la Corte Suprema, el Tribunal Superior de Justicia porteño no lo trató hasta ahora.

Fuente: Página 12

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: