fbpx

CFK Firmo Cinco acuerdos con Juan Manuel Santos, quien confirmo allí una reunión de reconciliación con Maduro

bandera - ArgentinaEl recuerdo de los ex presidentes Néstor Kirchner y Hugo Chávez sobrevoló ayer al mediodía el Palacio de Nariño, sede del gobierno colombiano, donde el mandatario Juan Manuel Santos recibió ayer a Cristina Fernández de Kirchner en el marco de una reunión bilateral.

El anfitrión aprovechó la ocasión para anunciar que el próximo lunes tendrá una entrevista cara a cara con su par venezolano, Nicolás Maduro, por primera vez desde que éste asumiera la presidencia de su país tras la muerte de Chávez. Además, Santos y Fernández de Kirchner se comprometieron a seguir trabajando para afianzar la unidad estratégica de “la Patria Grande” y mejorar los vínculos económicos entre ambos Estados. Firmaron cinco tratados, el más importante de ellos referido a la extradición entre ambos países, y otros sobre materias como agricultura, industria automotriz y la cooperación de los Cascos Blancos para tareas humanitarias en Colombia (ver aparte). Fue la primera visita oficial de un presidente argentino a Colombia en doce años.

“Quiero confirmarle a usted, dado que la Argentina ha ayudado mucho a esto, que la semana que viene me voy a reunir con Nicolás Maduro en Puerto Ayacucho, en la frontera, en la primera reunión desde su asunción –manifestó Santos durante el brindis, tras el almuerzo que compartieron con sus comitivas–. Voy a llevar de la mano a Néstor Kirchner y allí lo vamos a sentar; porque Néstor fue testigo de aquella reunión con Hugo Chávez y, hasta el día de su muerte, llevó las negociaciones con paciencia y perseverancia. Espero que esté el espíritu de Néstor Kirchner para seguir con estas negociaciones”. La Presidenta retrucó, con velocidad: “Lleve en una mano a Néstor y en la otra a Hugo Chávez, va a ser más fácil si están los dos juntos. Hugo quería mucho a Colombia”.

El anuncio del anfitrión hacía referencia a las gestiones que llevó a cabo Kirchner, en julio de 2010, para acercar posiciones entre Colombia y Venezuela cuando ambos países parecían al borde de la ruptura de relaciones por una denuncia de Bogotá sobre la supuesta protección venezolana a unos 1500 miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN) que operaban cerca de la frontera. El santacruceño, que ejercía como secretario general de Unasur, mantuvo reuniones por separado con los por entonces jefes de Estado Chávez y Alvaro Uribe, evitando el agravamiento de la situación. Un mes más tarde, la asunción de Santos en reemplazo de Uribe significó el restablecimiento de las normales relaciones entre los dos Estados.

Visita express

La presidenta Fernández de Kirchner arribó poco después de las 11, bajo una llovizna persistente que en algún momento obligó a los paraguas, al Palacio de Nariño, donde fue recibida con una fanfarria militar. Antes de comenzar el encuentro propiamente dicho, Santos la llevó a recorrer algunos salones de la casa de gobierno, donde se exhiben obras del notorio pintor colombiano Fernando Botero. La comitiva que la acompañaba desde Resistencia, Chaco, donde antes de ayer había realizado un acto de campaña, incluía al canciller Héctor Timerman; la ministra de Industria, Débora Giorgi; el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro; la secretaria de Comercio Exterior, Beatriz Paglieri; el titular de los Cascos Blancos, Gabriel Fucks, y el embajador argentino en Colombia, Celso Jaque.

Luego de las reuniones, ambos mandatarios compartieron un almuerzo en el Salón Bolívar de esa sede gubernamental y realizaron una declaración conjunta ante la prensa. Allí fue donde Santos anunció el día y lugar de su reunión con Maduro. Por su parte, CFK llamó a “profundizar el intercambio comercial” entre ambos países, particularmente en el sector automotriz. “Ninguna de las automotrices tiene origen sudamericano y es necesario que el desarrollo de nuestras empresas tenga mejores contratos y condiciones para financiarse a largo plazo e incorporar tecnología”, algo que sólo puede alcanzarse mediante la integración industrial de los países de la región, señaló.

La Presidenta argentina resaltó la “valentía” de Santos para “iniciar el proceso de paz” en Colombia a partir del diálogo con representantes de la guerrilla de las FARC. “Quiero felicitarlo por la valentía que ha tenido para iniciar el proceso de paz en este querido país, que todavía sufre un grave conflicto. Solamente los que no quieren a su país pueden poner trabas para que Colombia vuelva a ser una sola Colombia para todos lo colombianos”, subrayó. También advirtió que “esa decisión tiene alto impacto para Colombia, pero también para la región”. Mientras ambos mandatarios permanecían reunidos, se anunciaba una semana de prórroga en las negociaciones que se llevan a cabo en La Habana entre los guerrilleros y el Estado colombiano.

Por último, CFK hizo un nuevo llamado a la unidad regional, asegurando que “los ayer conquistados y hoy emancipados estamos ante un mundo nuevo” en el que “la integración, la unidad y el comercio intrarregional permitirán que millones de compatriotas ingresen al consumo y tengan acceso a los servicios que hacen a la dignidad humana”, en coincidencia con el proceso que se viene llevando a cabo en América del Sur desde hace una década. “Estamos ante un mundo nuevo, como ocurrió en 1492. Ahora los desafíos son otros; las formas de opresión de hoy son más sutiles, pero debemos recordar a nuestros próceres, a Bolívar, San Martín y Belgrano, quienes entendieron hace 200 años que tenían que liberarnos”, concluyó.

Fuente: Página 12

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: