Zaffaroni salió otra vez a decir que no siente presión por la ley de medios

ZAFFARONIEl ministro de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Eugenio Zaffaroni afirmó ayer que “no me está presionando nadie” en la causa por la constitucionalidad de dos artículos de la ley de medios.

 Al ser consultado en radio Del Plata sobre si era cierto que el Gobierno presiona a la Corte para una definición inmediata en el tema ley de medios, respondió: “Para mí el gobierno es una parte más y yo decido lo que creo correcto, y me podré equivocar. Alguien me puede amenazar cuando tiene algo para hacerlo, pero no hay amenaza posible, ni me está presionando nadie ”.

 Zaffaroni dijo que no hay presiones del Gobierno, a pesar de que el 7 de diciembre la Comisión Permanente de Protección de la Independencia Judicial, un organismo que depende de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y que agrupa a las asociaciones de jueces de todo el país, denunció una “agresión institucional” al Poder Judicial y exigió al Gobierno que evite “el uso de mecanismos directos o indirectos de presión sobre los jueces”. Esa comisión representa a toda la justicia argentina en sus niveles nacional y provinciales. Está presidida por las juezas de la Corte Elena Highton y Carmen Argibay e integrada por la Junta de Cortes y Tribunales Superiores de las Provincias Argentinas y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (JUFEJUS), la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional y la Federación Argentina de la Magistratura (FAM). Los presidentes de esos órganos son, respectivamente, el titular del Tribunal Superior de Justicia porteño, Luis Lozano, y los camaristas Luis María Cabral y Víctor María Vélez. Esto significa que la Justicia esta vez se manifestó en bloque, sin fisuras.

 Respecto a la hipótesis de que Ricardo Lorenzetti se presente como candidato a Presidente de la Nación en el 2015 -versión desmentida por el mismo titular de la Corte-, Zaffaroni aseguró: “No quiere serlo, es un hombre inteligente y no está en su naturaleza. A mí me han candidateado a todo, pero yo tampoco podría ser Presidente, no aguantaría un cargo ejecutivo. Hace veinte hubiese podido ser”.

 Sobre el fallo por la causa de el secuestro y la desaparición de Marita Verón indicó: “No abro juicio porque no conozco detalladamente la causa y sería irresponsable. El impacto público y la condena mediática nos preocupa a todos, más allá de este caso, es un problema serio porque es de presión sobre los jueces y preocupa mundialmente. Muchas veces los ciudadanos llegan a conclusiones por cuestiones políticas y en otras por rating.

 Los jueces y fiscales sienten temor a la condenación mediática ”.

 Y reforzó: “Lo entiendo como un fenómeno mediático más, del cual hay que cuidarse, no me hace prejuzgar nada”. Sobre la posibilidad de que los jueces sean elegidos por el voto popular, como propuso la diputada K Diana Conti, afirmó: “Es un disparate que se sostuvo en la Revolución Francesa, pero no digamos insensateces, un juez electo popularmente sería un demagogo, intentaría juntar votos. Por otra parte, habría que reformar la Constitución”.

Fuente: http://www.clarin.com.ar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: