fbpx

Ante el juez, Vandenbroele afirmó que Moneta era el dueño de The Old Fund

El presunto testaferro del vicepresidente Amado Boudou, Alejandro Vandenbroele , ex presidente de Ciccone Calcográfica, declaró ayer en el juzgado del juez Ariel Lijo que The Old Fund, la empresa que fue controlante de la ex Ciccone hasta su estatización, es propiedad del financista Raúl Moneta .

Tras una investigación de Hugo Alconada Mon , La NACION había adelantado que Moneta asumiría como propios al menos parte de los misteriosos millones de The Old Fund .

Los banqueros Jorge Brito y Moneta aparecen como dos de los aportantes de los misteriosos $ 50 millones con los que The Old Fund solventó las operaciones de la ex Ciccone durante casi dos años.

En una nota publicada hoy por el diario Página/12 , los periodistas Raúl Kollmann e Irina Hauser afirman que «el ex titular de Ciccone dice que la financiación fue aportada por Cooperativa de Crédito Marítima del Sur, Federalia Sociedad de Finanzas, Maxifarm y que todos esos aportes de dinero están unificados en cabeza de Mayer Business Corporation, que es propiedad de Raúl Moneta y que fue la misma sociedad que realizó el primer aporte de capital en The Old Fund a través de la accionista uruguaya Dusbel , en octubre de 2010».

Siempre según Página/12, «en su presentación judicial, Vandenbroele reitera que no tiene ninguna relación con Boudou y que todo empezó cuando fue contratado por Guillermo Reinwick , yerno de Nicolás Ciccone . En el texto sostiene que hubo un convenio de confidencialidad para que Vandenbroele trabajara en el salvataje de la calcográfica, la única impresora privada de billetes».

Vandenbroele figuró como dueño de la sociedad clave en la trama del caso Ciccone hasta que se lo tachó, con birome, en los libros societarios y se lo reinscribió como su presidente, según consta en los copias de esos registros a los que accedió LA NACION.

El hallazgo de la etapa de Vandenbroele como socio de la firma The Old Fund contradice la versión que el ex abogado monotributista siempre sostuvo, tanto en una solicitada pública como ante la Justicia. Según su defensa oficial, él sólo actuó como ejecutivo de la firma y bajo órdenes de terceros.

En la declaración citada por Página/12, «Vandenbroele consigna que se recurrió a él por ser experto en la compra de empresas en crisis» y afirma que «los acuerdos se hicieron porque la imprenta estaba quebrada y el juez de la quiebra le había entregado la maquinaria al principal competidor, Boldt S.A . Eso colocó a la familia Ciccone al borde de perder todo y por ello Reinwick contrató a Vandenbroele».

Página/12 afirma que, de acuerdo a la declaración que figura en la p
resentación ante Lijo, el objetivo fue salvar a Ciccone de la quiebra. «Durante la presidencia de Olga Ciccone -detallaría el texto- se le solicitó a la AFIP, que había pedido la quiebra, un plan de facilidades de pago de la deuda. Es en ese expediente que se le pidió opinión al Ministerio de Economía, entonces a cargo de Boudou. Vandenbroele relata que esa solicitud fue finalmente rechazada y por ello tuvo que actuar él, en su primer acto como presidente de Ciccone. Presentó entonces un segundo plan de pagos de la deuda, que es el que la AFIP aceptó. Vandenbroele defiende su gestión diciendo que las cuotas fueron pagadas y que la empresa se mantuvo andando, en esencia porque contó con el dinero de Moneta, el hombre que a través de The Old Fund habría financiado el rescate», finaliza la nota.

Fuente: http://www.lanacion.com.ar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: