La confección del certificado por el galeno y su entrega a la madre del actor, no constituye violación del secreto profesional.

Partes: L. O. c/ Clínica de Salud Mental Crecer y otro s/ demanda ordinaria

Tribunal: Corte Suprema de Justicia de la Provincia de Santa Fe

Fecha: 24-abr-2012

Cita: MJ-JU-M-72637-AR | MJJ72637 | MJJ72637

Rechazo de la demanda por daños derivados de la violación del secreto profesional, pues, la confección del certificado por el galeno y su entrega a un tercero -madre del actor- no constituye una conducta inapropiada, ni tampoco inadecuada, no provocando con su accionar un daño efectivo al revelar información a un tercero extraño no obligado a guardarlo.

Sumario:

 1.-Corresponde rechazar la queja interpuesta por quien se sometió a un tratamiento psiquiátrico y reprocho que su médico vulnero el secreto profesional al revelar su enfermedad y tratamiento, toda vez que se acusa al fallo de carecer de fundamentación por soslayar merituar elementos probatorios, como también de ser arbitraria la decisión de descartar la testimonial de la esposa del accionante, lo que no aconteció pues en el caso, para rechazar la pretensión resarcitoria los sentenciantes partieron de la conceptualización de los deberes de secreto profesional y de información y comunicación al paciente, remarcando la relevancia” de los mismos como también de los derechos correlativos del paciente -a la reserva de su enfermedad y a la debida información acerca de su tratamiento- y luego enmarcaron tales conceptos en la pretensión del actor por responsabilidad civil.

2.-A los fines del rechazo de la demanda de daños y perjuicios derivados de la presunta violación de secreto profesional por parte del médico, respecto de la enfermedad y tratamiento del actor, los jueces consideraron que, cabía en primer término corroborar la existencia del daño moral invocado, interpretándolo como la consecuencia perjudicial o menoscabo” que se desprende de la lesión irrogada: disminución de la capacidad sexual, disminución de la capacidad empresarial y poner en riesgo su vida y la de terceros, conforme la enumeración de perjuicios alegada en la demanda, lo no que resultó acreditado por lo que si el accionante no logró demostrar los trastornos que supuestamente le causó el accionar del facultativo no era posible inferir que se hubiera configurado una situación de menoscabo o padecimiento espiritual que habilitara conceder la reparación por daño moral.

3.-Cabe el rechazo de la queja cuando los reproches quedan vacíos de sustento en virtud de que se alegó ausencia de fundamento por omisión de valorar las pruebas aportadas, y en el caso, del razonamiento vertido en el fallo que, surge que para arribar a la conclusión de que no se vulneró el derecho a la información, los jueces valoraron los términos de la pericia practicada en la causa, destacando que la misma indicó los efectos adversos de los medicamentos suministrados (sedación, letargia, trastornos sexuales con disminución de la libido, dificultad en mantener la erección, molestias de eyaculación) y advirtieron que la perito no precisó si el paciente efectivamente tuvo problemas vinculados a su capacidad sexual o que su vida hubiese sido puesta en peligro por la ingesta de tal medicación.

Para ver el fallo completo descargalo haciendo clic Aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s