fbpx

#Fallos ENARGAS aplica sanción a una estación de gas natural por cargar en automotor con oblea de habilitación vencida

Partes: Argumal S.A. c/ Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS) s/ recurso directo

Tribunal: Cámara Federal de Apelaciones de La Plata

Sala / Juzgado / Circunscripción / Nominación:

Fecha: 7 de junio de 2022

Colección: Fallos

Cita: MJ-JU-M-137706-AR|MJJ137706|MJJ137706

Sanción aplicada por el ENARGAS a una estación de gas natural por cargar en automotor con oblea de habilitación vencida.

Sumario:
1.-Corresponde rechazar el recurso interpuesto, quedando firme la sanción aplicada a la estación de servicio de gas que realizó una carga en un automotor con oblea vencida, no teniendo que tener en cuenta para resolver si existió o no por parte del cliente o la trabajadora dolo o culpa, estando en cabeza de la demandada la obligación de cumplir con lo establecido por ENARGAS para llevar adelante conforme a la ley la actividad.

¿Aún no estás suscripto a Microjuris? Ingresá aquí.

2.-Debe seguirse el juicio técnico elaborado por la autoridad que tiene a su cargo la supervisión de la actividad -suministro de gas-, ello es así, claro está, dentro del alcance del control de legitimidad y razonabilidad, en el marco de la prudente apreciación que el tribunal está obligado a seguir cuando revisa actos dictados por un órgano estatal altamente especializado en la complejidad técnica de la competencia que se le ha asignado y de cuyo pronunciamiento sólo cabría apartarse ante supuestos de arbitrariedad.

3.-El ENARGAS cuenta, por disposición legal, con funciones de regulación, fiscalización y resolución de controversias, y por lo tanto, es una facultad de la autoridad de control la aplicación de sanciones tanto a los prestadores como a terceros, toda vez que se encuentra facultado para ejercer funciones materialmente jurisdiccionales.

Fallo:
La Plata, 7 de junio de 2022.

AUTOS Y VISTOS: este expediente FLP 7714/2021, Sala III, «ARGUMAL S.A. c/Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS) s/Recurso directo», del registro del Tribunal; Y CONSIDERANDO QUE:

I. Antecedentes.

1. El Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS), por medio de la resolución n° 90/2021, rechazó el recurso interpuesto por la firma Argumal S.A.

-propietaria de la estación de carga de gas natural comprimido (GNC) ubicada en Avenida 25 de mayo Nº 2692, Lanús, Provincia de Buenos Aires- contra la sanción impuesta por la Distribuidora (Resolución MetroGAS S.A N° 5/19), consistente en el corte de suministro por el plazo de veinticuatro (24) horas corridas, con fundamento en la resolución del ENARGAS nº 2629/02 Anexo I-B, punto 3.1., «Régimen Especial para Estaciones de Carga para GNC».

Para decidir en tal sentido, el señor interventor del ente ponderó que, el 21 de enero de 2019, personal del ENARGAS realizó una inspección en las instalaciones de la estación de servicio de la firma, instrumentada mediante acta de constatación -GGNC Nº 14/2019-, en la que se detectó la carga de GNC en un vehículo marca Ford, modelo F 100, dominio UEQ 373, con Oblea de Habilitación de Carga para Equipos Completos de GNC, la cual es de uso obligatorio, vencida en agosto de 2018, con una perforación en el mes 8 tapada y una nueva perforación realizada en el mes 12.

Con esa base, a la luz de la falta detectada, el 12 de febrero de 2019, mediante Nota N° NO-2019- 08438215-APNGGNC#ENARGAS, el ENARGAS solicitó la intervención de la distribuidora METROGAS, en el marco de la Resolución ENARGAS N° 2629/02 y en su carácter de Licenciataria del Servicio de Distribución de Gas Natural, a los efectos de que en el término de diez (10) días hábiles administrativos, procediera de conformidad y remitiera lo actuado al referido ente regulador.

Se sustanció el procedimiento administrativo ante la distribuidora, la firma presentó descargo enel que señaló la ajenidad de su conducta en la falta y el obrar doloso del conductor del vehículo de mención por presentar una oblea adulterada. Finalmente, se dictó el acto por parte de METROGAS en el que se impuso la sanción de corte del suministro por el plazo de veinticuatro (24) horas corridas.

La firma acudió administrativamente al ENARGAS.

Allí invocó vulneraciones al debido procedimiento, insistió en la responsabilidad del conductor y sostuvo que la estación de GNC cumplió con todos los deberes para asegurar un despacho seguro.

El señor interventor del ente, de conformidad con el dictamen jurídico previo suscripto por la gerente de asuntos legales, Carolina Guerra Bianciotti, resolvió rechazar el recurso de firma Argumal S.A. y comunicarle que tenía expedita la vía judicial.

Sostuvo, en síntesis, la comprobación del hecho que motivó la sanción, concretamente, que se detectó un vehículo abasteciéndose de gas natural comprimido sin contar con una oblea de habilitación en forma reglamentaria o vigente. En tal sentido, descartó la defensa en torno al obrar doloso del conductor dado el carácter formal de la infracción cometida, que obsta a la consideración del elemento subjetivo propuesto y también afirmó la regularidad del procedimiento administrativo respectivo.

II. El recurso directo de la ley 24.076.

La firma Argumal S.A. dedujo recurso, en los términos del art. 66º de la ley 24.076, contra la precitada resolución del ENARGAS y recibió réplica de la distribuidora METROGAS.

Los agravios pueden sintetizarse del siguiente modo: a) la firma ha dado cumplimiento a los requisitos de seguridad impuestos por la normativa vigente para el despacho de GNC. En este orden de ideas, arguye que no puede aplicarse una sanción por conducta formal dado que el hecho se derivó en la coacción que ejerció un cliente contra la empleada de la firma.Bajo esa inteligencia, postuló que Argumal no puede ser responsable por el hecho de un tercero (cliente) y de su dependiente (trabajadora, a la que despidió con causa), b) postuló vulneraciones al debido procedimiento en sede administrativa y c) la sanción impuesta carece de razonabilidad porque la genera un gran daño económico a la empresa.

Finalmente, planteó la reserva del caso federal y solicitó la nulidad de la resolución del ENARGAS.

III. Consideración del asunto.

1. El control judicial de los acto s administrativos de órganos especializados.

En forma preliminar, corresponde indicar que teniendo en cuenta las misiones asignadas por ley a un órgano altamente especializado en la materia, la revisión de los jueces debe limitarse a la razonabilidad y al control de legalidad del modo en que esa competencia ha sido ejercida y no es admisible que ellos sustituyan el criterio, preponderantemente, técnico de dicho órgano por uno propio (Cámara Nacional Contencioso Administrativo Federal, Sala II, causa «Edenor c/ resolución nº 131 y 499/09 (expte. 20848/06) SE – resol. nº 477/11 y otro», pronunciamiento del 29 de noviembre de 2012).

Por esa razón, corresponde, como principio, seguir el juicio técnico elaborado por la autoridad que tiene a su cargo la supervisión de esa actividad; ello es así, claro está, dentro del alcance del control de legitimidad y razonabilidad, en el marco de la prudente apreciación que el tribunal está obligado a seguir cuando revisa actos dictados por un órgano estatal altamente especializado en la complejidad técnica de la competencia que se le ha asignado y de cuyo pronunciamiento sólo cabría apartarse ante supuestos de arbitrariedad (CNCAF, Sala I, causa «Banco de Galicia y Buenos Aires SA y otros c/ UIF – resol. 36/10 expte. 68/10», pronunciamiento del 24 de mayo de 2016).

2. La atribución jurisdiccional del ENARGAS.

La Ley Nacional n° 24.076 -Marco Regulatorio de la Industria del Gas- asigna atribución jurisdiccional al ENARGAS, organismo autárquico creado por el artículo 50 de la norma antes citada.Dicho organismo, en lo que aquí interesa tiene las siguientes facultades -art. 52-:

«a) Hacer cumplir la presente ley, su reglamentación y disposiciones complementarias, en el ámbito de su competencia, controlando la prestación de los servicios, a los fines de asegurar el cumplimiento de las obligaciones fijadas en los términos de la habilitación; b) Dictar reglamentos a los cuales deberán ajustarse todos los sujetos de esta ley en materia de seguridad, normas y procedimientos técnicos, de medición y facturación de los consumos, de control y uso de medidores de interrupción y reconexión de los suministros, de escape de gas, de acceso a inmuebles de terceros, calidad del gas y odorización. En materia de seguridad, calidad y odorización su competencia abarca también al gas natural comprimido; ñ) Reglamentar el procedimiento para la aplicación de las sanciones que correspondan por violación de disposiciones legales, reglamentarias o contractuales, asegurando el principio del debido proceso; q) Aplicar las sanciones previstas en la ley 17.319, en la presente ley y en sus reglamentaciones y en los términos de las habilitaciones, respetando en todos los casos los principios del debido proceso; t) Ejercer, con respecto a los sujetos de esta ley todas las facultades que la ley 17.319 otorga a su ‘autoridad de aplicación’; x) En general, realizar todo otro acto que sea necesario para el mejor cumplimiento de sus funciones y de los fines de esta ley y su reglamentación».

Esta extensa transcripción se justifica para exhibir que el ENARGAS cuenta, por disposición legal, con funciones de regulación, fiscalización y resolución de controversias. Por lo tanto, es una facultad de la autoridad de control la aplicación de sanciones tanto a los prestadores como a terceros, toda vez que se encuentra facultado para ejercer funciones materialmente jurisdiccionales.

3. El Régimen Especial para Estaciones de Carga para GNC.

3.1.A la luz que la ley 24.076 le atribuyó al ENARGAS la facultad de reglamentar el procedimiento para la aplicación de las sanciones que correspondan por violación de disposiciones legales -inc. ñ-, el organismo dictó la resolución 2629/02 mediante la cual aquél resolvió aprobar los mecanismos de fiscalización de calidad y seguridad para la habilitación de Estaciones de Carga para Gas Natural Comprimido, los que serán ejecutados por las Licenciatarias de Distribución de Gas conforme con lo allí dispuesto.

La referida norma -en sus apartados 1) y 2), Punto B, Anexo I- dispone que: «Los responsables por el expendio de Gas Natural Comprimido deberán verificar, en forma previa a cada carga, que los vehículos propulsados por ese combustible exhiban en el extremo superior derecho de su parabrisas la oblea de vigencia de la habilitación del Equipo Completo para GNC de uso obligatorio, emitida conforme los parámetros dispuestos por la resolución ENARGAS n° 139/95″ -ap. 1°-. El incumplimiento de la obligación de exhibir la identificación citada en el apartado precedente, importará la prohibición de cargar el fluido en el vehículo del sujeto infractor» -ap. 2-.

3.2. Las constancias de este expediente demuestran que, el 21 de enero de 2019, se detectó la carga de GNC en un vehículo marca Ford, modelo F 100, dominio UEQ 373, con Oblea de Habilitación de Carga para Equipos Completos de GNC, la cual es de uso obligatorio, vencida en agosto de 2018, con una perforación en el mes 8 tapada y una nueva perforación realizada en el mes 12.

Dicha circunstancia, a la luz del acta de constatación, es demostrativa de la consumación de la falta endilgada a la firma Argumal S.A.

3.3. De tal orden, el agravio postulado por la actora en torno a la conducta culposa de la trabajadora y dolosa del cliente en el hecho no tendrá recepción.Ello es así dado que este tipo de infracción, en el plano jurisprudencial, ha sido calificada como de índole formal, a resultas del diseño normativo plasmado en el marco regulatorio aplicable y su reglamentación.

En efecto: el decreto 1738/92, reglamentario de la ley 24.076, establece en su Título XII -dedi cado a las contravenciones y sanciones, arts. 71 a 73 (vide, parágrafo 5.)-, que las infracciones a las normas reglamentarias «tendrán carácter formal y se configurarán con independencia del dolo o de la culpa del infractor» (V. CNCAF, Sala III, «Intergas S.A. c/Resol. Enargas 336/00», resolución del 11/10/2001).

Asimismo, la jurisprudencia del fuero especializado ha dicho sobre las infracciones formales que basta para tener por configurada la conducta antijurídica que ésta sea objetivamente contraria a la norma, sin que se requiera intención -fuese dolosa o culposa-, ni daño concreto verificable (v. Sala III, «Empresa de Combustible Zona Común S.A. c/P.N.A. – Disp. 863/10 -ex. S02:16820/10», resolución del 7/6/2012).

4. El procedimiento y la sanción impuesta.

A los fines de agotar los agravios propuestos por la actora cabe referir que no se visualizan vulneraciones al debido procedimiento en la tramitación de las actuaciones que derivaron en la sanción.De tal modo, la infracción se constató en un acta -que no fue impugnada-, la firma presentó descargo que fue considerado, también recurrió en sede administrativa, se produjo dictamen jurídico previo y, finalmente, el ENARGAS -mediante una resolución debidamente fundadaimpuso la sanción prevista en el marco normativo vigente.

Finalmente, el torno al cuestionamiento referido a las desproporcionalidad y el daño económico del castigo, es necesario subrayar que -en principio- la facultad de graduación de la sanción entre el mínimo y el máximo previsto en la ley es materia propia del poder administrador, pero no escapa al control de razonabilidad que corresponde al Poder Judicial con respecto a los actos de la Administración Pública, incluso cuando se trata de facultades discrecionales de la Administración (Fallos: 321:3103 y sus remisiones).

Así pues, la razonabilidad con que se ejercen las mentadas facultades es el principio que otorga validez a los actos de los órganos del Estado y que permite a los jueces, ante planteos concretos de parte interesada, verificar el cumplimiento de dicha exigencia (Fallos: 308:727 y sus remisiones).

En este marco, atento lo previsto en el Anexo I, B, punto 3.1) que establece: «Las Distribuidoras que detecten la inobservancia de la obligación mencionada precedentemente (falta de la oblea de habilitación) deberán aplicar las sanciones que a continuación se detallan:3.1) La primera vez, corte del suministro por el plazo de Veinticuatro (24) horas corridas», la sanción impuesta se exhibe como una derivación razonable de lo que la propia norma dispone.

A modo de conclusión, no se advierte de las constancias examinadas un apartamiento del debido procedimiento, falta de fundamentación, ni un exceso de punición por parte de la administración, que lleve a considerarla desproporcionada en relación a la falta cometida, pues el tipo de pena resulta proporcionado a las circunstancias probadas en la causa.

En este contexto, no puede perderse de vista que el valor en juego es la seguridad pública de las personas y los bienes, y que las estaciones de carga de gas natural comprimido desarrollan una actividad comercial en la cual, la inobservancia de aspectos básicos de seguridad, genera un riesgo derivado de la manipulación de gas natural a presión.

5. Las costas.

El resultado de este proceso -la confirmación de la sanción- conduce a la aplicación del principio objetivo de la derrota, por esa razón, las costas serán impuestas a la recurrente vencida (art. 68 del Código Procesal Civil y Comercial de la Nación).

IV. Por todo ello, SE RESUELVE:

Rechazar el recurso interpuesto por la firma Argumal S.A., con costas (art. 68 C.P.C.C.N.).

Regístrese, notifíquese y, oportunamente, archívese.

NOTA: Se deja constancia de que el doctor Roberto A.

Lemos Arias suscribe la presente en virtud del estado de vacancia de dos vocalías de esta Sala Tercera y de lo prescripto por la Resolución 25/22 de la Cámara Federal de Apelaciones de La Plata.

CARLOS ALBERTO VALLEFIN

juez de cámara

PABLO MARTIN LABOMBARDA

SECRETARIO DE CAMARA

ROBERTO AGUSTÍN LEMOS ARIAS

JUEZ DE CAMARA

A %d blogueros les gusta esto: