fbpx

#Pregunta frecuente ¿Es verdad que si le notifican a un heredero el inicio del proceso sucesorio conforme el art. 2340 CCC, este debe presentarse en el plazo de 30 días para no perder su derecho?

Autor: Griffa, M. Florencia

Fecha: 17-05-2022

Colección: Doctrina

Cita: MJ-DOC-16584-AR||MJD16584

Sumario:
Doctrina:
No, no es verdad. En primer lugar, debemos remarcar que el art. 2340 CCC se encuentra dentro del Título VII referido al proceso sucesorio y, el procedimiento que allí se dispone debe seguirse tanto si estamos frente a una sucesión intestada, como indica el título del artículo, como así también si nos encontramos frente a una sucesión testamentaria; ello como consecuencia de que el causante puede haber dejado testamento, sin embargo no es posible saber con certeza si en él ha dispuesto de la totalidad de sus bienes o no. Por su parte, el art. 2339 CCC regula el trámite de protocolización de testamento, que debe realizarse con carácter previo al inicio de la sucesión testamentaria, en el caso de que el causante haya realizado un testamento ológrafo.

Continuando con el análisis del art. 2340 CCC, es importante destacar que el/los herederos que iniciaron la sucesión se encuentran obligados a notificar al resto de los herederos con quienes concurren a recibir la herencia «el inicio del proceso sucesorio del causante», pero la referida notificación no debe hacerse bajo ningún apercibimiento, si el notificado no se presenta, aceptando de esa forma la herencia, no se lo debe incluir en la declaratoria de herederos, por cuanto ese heredero/a se encuentra ejerciendo libremente su derecho de opción entre aceptar y repudiar la herencia (cfr. art. 2287 CCC); caducando su derecho de aceptar -como regla- a los diez años de la muerte del causante (cfr. art.2288 CCC). Si transcurrido ese plazo el heredero/a no ha realizado ningún acto de aceptación expresa o tácita de la herencia es tenido por renunciante.

Por su parte, los acreedores del causante tampoco están obligados a presentarse en el término de treinta días, ellos pueden estar al plazo de prescripción de su acreencia, sin perjuicio de advertir que como en materia sucesoria no hay un procedimiento concreto de pago a los acreedores -como lo es la verificación de créditos en materia concursal- sino que estos cobran a medida que se van presentando, lo aconsejable es que sean diligentes en el ejercicio de su derecho, sobre todo teniendo en consideración que en primer lugar deben pagarse las cargas, luego las deudas y por último los legados y que, en tanto los bienes se encuentren indivisos, los acreedores del causante cobran con los bienes dejados por este, «responsabilidad cum viribus hereditatis», la obligación se traslada al valor de esos bienes y en proporción a la cuota parte hereditaria de cada heredero en el supuesto en que los bienes sean enajenados o cuando ha cesado la indivisión por la partición.

Si se presentan otros herederos que no habían sido declarados dentro del plazo de diez años se procederá a ampliar la sentencia de declaratoria de herederos dictada -recordemos los caracteres particulares de esta sentencia que hace cosa juzgada formal pero no sustancial- y los actos de administración y disposición realizados por los herederos aparentes se resolverán en el marco y por las normas de la petición de herencia. En conclusión, el plazo de treinta días corridos que indica la norma bajo análisis está dirigido al juez/a que intervienen en el proceso sucesorio quienes no pueden dictar la sentencia de declaratoria de herederos hasta que no haya finalizado ese término.

(*) Abogada (UNR). Doctoranda en Derecho (UNR). Especialista en Derecho Sucesorio (UNR). Docente Estable de la Carrera de Especialización en Derecho Sucesorio (UNR). Docente de la Cátedra Única de Derecho de las Sucesiones, Facultad de Derecho (UNR). Docente de la Cátedra B de Derecho de las Familias, Facultad de Derecho (UNR). Correo Electrónico: mfgriffa@gmail.com

A %d blogueros les gusta esto: