Medida cautelar innovativa que procura la disminución del aumento de la cuota dispuesto unilateralmente por la empresa de medicina prepaga

Partes: Torcivia Carlos Antonio c/ Swiss Medical Groups S.A. s/ amparo contra actos de particulares

Tribunal: Cámara Federal de Apelaciones de Mendoza

Sala/Juzgado: A

Fecha: 9-nov-2018

Cita: MJ-JU-M-115756-AR | MJJ115756 | MJJ115756

Procedencia de la medida cautelar innovativa que procura la disminución del aumento de la cuota dispuesto unilateralmente por la empresa de medicina prepaga demandada.

Sumario:

1.-Cabe confirmar la procedencia de la medida cautelar innovativa que procura la disminución del aumento de la cuota dispuesto unilateralmente por la empresa de medicina prepaga demandada, pues dicho aumento representa un incremento mayor al 50% en tan solo un mes, confronte numérico que otorga verosimilitud al derecho de los demandantes, en tanto no ha mediado explicación plausible de la accionada que permita conocer las razones de tal proceder.

2.-El peligro en la demora se encuentra directamente relacionado con la incertidumbre y preocupación que naturalmente en las condiciones invocadas produce al usuario la posibilidad inminente de perder su cobertura médica, o bien la consecuencia que resulta como lógica derivación de la desmedidamente gravosa onerosidad de las cuotas.

3.-La medida innovativa es una decisión excepcional dentro del género cautelar, porque altera el estado de hecho o de derecho existente al tiempo de su dictado, ya que configura un anticipo de jurisdicción favorable respecto del fallo final de la causa, lo que justifica una mayor prudencia al apreciar los recaudos que hacen a su admisibilidad.

Fallo:

Mendoza, 09 de noviembre de 2018

Y VISTOS:

Los presentes autos Nº FMZ 44150/2017/1/CA1, caratulado: “Inc. de Medida Cautelar de Swiss Médical Groups S.A. en Autos TORCIVIA, CARLOS ANTONIO C/SWISS MEDICAL GROUPS S.A. S/ AMPARO CONTRA ACTOS DE PARTICULARES”, venidos del Juzgado Federal de San Juan N° 1 a esta Sala “A” de la Cámara Federal de Apelaciones, a fin de resolver el recurso de apelación impetrado por Swiss Medical S.A. a fs. sub 21/22 en contra del decreto obrante a fs. sub 20 y vta.- Y CONSIDERANDO:

1°) Que a fs. sub 21/22, la demandada interpuso recurso de apelación en contra de la cautelar ordenada en autos y hace reserva del caso federal, remedio que es concedido en relación y con efecto devolutivo, según constancias de fs. sub 84. Qué, el recurrente funda su recurso a fs. sub 85/104 y vta. En primer lugar señala que los actores, Sr. Carlos Antonio Torcivia y su conyugue revisten el carácter de “terceros beneficiarios” de los servicios asistenciales que brinda su mandante en virtud de un contrato celebrado entre Swiss Medical S.A. y el Foro de Abogados de San Juan, y que el Reglamento General de Contrataciones de Swiss Medical S.A. fue suscripto por Torcivia y su cónyuge.

En este sentido, aclara que las características del plan médico -incluyendo el precio de la cuota¬, han sido negociadas y consentidas por las partes. Allí se preveen los adicionales por edad. En este aspecto afirma que el mantenimiento de las tarifas debe jugar en tanto la base económica siga siendo la misma, o dicho en otras palabras, en tanto se mantenga la ecuación de equivalencia original. Aduce que yerra el actor en su planteo al partir de la base de que la cuota que le correspondía hasta enero de 2016, de pesos $3.473,42 se divide en dos partes iguales. De allí es errónea la conclusión de que el aumento significó un 135% de la cuota.Ello en tanto, no le corresponde el mismo valor de cuota al Sr. Torcivia y a su cónyuge, en razón de la diferencia de edad entre ellos. En segundo lugar, expresa que a la fecha de confección del contrato, la ley 26682 no se había sancionado por lo que considera que no es aplicable en forma retroactiva. Como tercer agravio, invoca anticipo de jurisdicción, que como tal altera el estado de hecho y de derecho existente al tiempo de su dictado, en tanto constituye una manera de dictar sentencia definitiva, sin que se hubieran cumplimentado las pruebas y pasos procesales que corresponden. Finalmente, aduce ausencia de verosimilitud del derecho, inexistencia de peligro en la demora y falta de contracautela.

2°) Qué, corrido el respectivo traslado, la parte actora contesta el mismo a fs. sub 106/113 vta. y por los motivos que allí expone y que se tienen aquí por reproducidos en honor a la brevedad, solicita el rechazo de la apelación intentada; y se confirme por tanto, la cautelar ordenada en autos con expresa imposición de costas.

3°) Que se verifica que en el caso traído a estudio, el actor, Carlos A. Torcivia, incoa una acción de amparo con el objeto de que la demandada (Swiss Medical S.A.), disminuya el aumento dispuesto, estipulado de manera abusiva por parte de la empresa, y establezca uno dentro de parámetros razonables conforme a la legislación vigente. También solicitaron A la restitución de las sumas indebidamente percibidas por la empresa a partir de enero de 2016 (v. fs. sub 1/41).

4°) Que, en principio, corresponde destacar que en nuestro ordenamiento jurídico vigente, el derecho a la salud posee consagración constitucional (art. 42 Constitución Nacional; art. 12 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, ONU, ratificado por ley 23.313 (ED-LA, 1986¬A¬36)), en razón de que tales normas internacionales gozan de jerarquía superior a las leyes internas, según el art. 75 inc.22 de la Carta Magna, por lo que la sola posibilidad de que se produzca un agravamiento o abandono de la salud de un habitante justifica atender a los términos de la pretensión a fin de garantizar tal protección. En el sentido indicado, cabe exigir de los órganos judiciales una interpretación extensiva y no restrictiva sobre su procedencia, a fin de no tornar utópica su aplicación. A ello debe sumarse el valor vida involucrado, ya que la dignidad de la persona que requiere la protección resulta ser un objetivo que prima por sobre otros aspectos secundarios que condicionen el cumplimiento del deber de brindar satisfactoria, oportuna y eficiente respuesta a la atención que se requiere. En efecto, nuestro ordenamiento constitucional establece, en el art. 42, en materia del reconocimiento y protección del derecho de consumidores y usuarios, la protección de la salud; el art. 75, en su inc. 19, alude a políticas conducentes al desarrollo humano y en el inc. 23, a medidas de acción positiva que garanticen la igualdad real de trato y pleno goce de ejercicios reconocidos.

5°) Dando inicio al análisis del caso, esta Sala estima que corresponde no hacer lugar al recurso de apelación planteado por la demandada y en consecuencia confirmar la resolución atacada, conforme los fundamentos de hecho y de derecho que a continuación se expresan: a) Debe recordarse que, “Las medidas cautelares no constituyen un fin en sí mismas, sino que están ineludiblemente vinculadas con el reconocimiento de un derecho ulterior, cuyo resultado práctico aseguran preventivamente. Esto es, nacen al servicio de una providencia definitiva con el oficio de preparar el terreno y de aprontar los medios más aptos para su éxito, constituyendo instrumentos jurisdiccionales tendientes a asegurar el resultado práctico de un proceso” (cfr. Morello, “Códigos.”, Ed. 1971, T. III, p. 60, parág.C). Puede afirmarse en consonancia que, la medida innovativa es una decisión excepcional dentro del género cautelar, porque altera el estado de hecho o de derecho existente al tiempo de su dictado ya que configura un anticipo de jurisdicción favorable respecto del fallo final de la causa, lo que justifica una mayor prudencia al apreciar los recaudos que hacen a su admisibilidad (Fallos: 316:1833, 320:1633, 329:2532, entre muchos otros). Es oportuno reconocer que, la esencia de tales medidas excepcionales, es enfocar sus proyecciones sobre el fondo mismo de la controversia ¬en tanto dure el litigio¬ ya sea para impedir un acto o para llevarlo a cabo. La Corte Suprema de Justicia de la Nación ha indicado que, para que sean receptadas deben estar enderezadas a evitar la producción de situaciones que podrían tornarse de muy dificultosa o imposible reparación en la oportunidad del dictado de la sentencia definitiva (Fallos 320:1633 ; 327:5111 ).

b) Respecto a la procedencia de las medidas cautelares, la misma está condicionada a que se acredite la verosimilitud del derecho y el peligro en la demora; éste exige la probabilidad de que la tutela jurídica definitiva que el peticionario espera de la sentencia por pronunciarse, no pueda en los hechos realizarse porque a raíz del transcurso del tiempo los efectos del fallo final resulten inoperantes.

c) Sentado lo anterior y evaluadas las constancias obrantes en la causa, se verifica que los actores se encuentran afiliados a Swiss Medical desde el año 2009 y que en el mes de enero de 2016, abonaban en concepto de cuota mensual la suma de $3.473,42 mientras que en el mes de febrero del año 2016, la cuota ascendió a $5.821,97 y en marzo a $6.345,96 (fs. 5/7 del principal). Es decir que la empresa demandada (Swiss Medical) impuso en forma unilateral, un aumento a la cuota abonada por los accionantes que representa un incremento mayor al 50% en tan solo un mes.Este sencillo confronte numérico otorga verosimilitud al derecho de los demandantes en tanto, no ha mediado explicación plausible de la accionada que permita conocer las razones de tal proceder. Si bien aparece verosímil que, el criterio empleado por la actora para determinar la base del aumento, puede no corresponder con el verdadero valor de la cuota individual del Sr. Carlos Torcivia, no se trata de una simple o menor diferencia de valores la que se cuestiona en la presente causa, sino que, por el contrario, la misma resulta desmedida, y hasta arbitraria, en cuanto a la decisión generadora, a más de que tampoco se explica ni determina, cual es el monto de cuota que corresponde a cada uno de los contratantes. También cabe hacer notar que, la actora reconoce la posibilidad de un aumento de la cuota por haber cumplido la edad de 65 años, siempre que se haga dentro de parámetros legales y no sea extensivo a su cónyuge, quien no superó el rango etario establecido. Se considera entonces verificada “prima facie” la falta de razonabilidad del incremento decidido unilateralmente por Swiss Medical S.A. en febrero y marzo de 2016 en comparación con la cuota abonada el mes anterior (enero de 2016). Por ello, y en el marco preliminar de análisis que cabe formular en este estadio, este Cuerpo estima que en el presente caso, se encuentra “prima facie” acreditado el recaudo de la verosimilitud del derecho exigido por el código de rito (art. 230 incs. 1º y 2° y art. 232 del C.P.C.C.N.).

d) En cuanto al recaudo de peligro en la demora y su exigencia de que ésta pueda tornar ilusoria o restar eficiencia a la consagración del derecho invocado por generar hechos consumados irreversibles, el Tribunal lo considera reunido.Es que este se encuentra directamente relacionado con la incertidumbre y preocupación que naturalmente en las condiciones invocadas produce al usuario la posibilidad inminente de perder su cobertura médica o bien la consecuencia que resulta como lógica derivación de la desmedidamente gravosa onerosidad de las cuotas.

Es prácticamente un peligro por la demor a presumido in re ipsa. “Ello es un claro riesgo para la salud debido a los perjuicios que se pueden derivar de la falta de atención, los que pueden llegar a ser irreparables” (Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial, Sala E, “Schargorodsky Daniel Ernesto c. Swiss Medical S.A. s/ amparo”, del 24.04.12 citado en autos Mancinelli, Adriana R. c. Swiss Medical S.A., del 21/03/2013, ABELEDO PERROT N°: AR/JUR/14411/2013).

e) No obsta para así decidir, lo manifestado por la demandada sobre la existencia de un contrato celebrado entre su parte y el Foro de abogados de San Juan, en la medida de que las cuestiones inherentes a esa vinculación y sus consecuencias, no pueden ser objeto de tratamiento en este estadio de limitado conocimiento cautelar, pues su análisis y decisión deberá realizarse al dictarse la sentencia definitiva.

f) Respecto de la contracautela, estimase acorde al caso la prestación de la caución personal (art. 199 CPCC), tal como refirió la A quo, en tanto aparece manifiesta en autos la verosimilitud del derecho.

g) Que cabe poner de resalto que la solución preliminar que se propone, en tanto ha sido fundada en un análisis meramente periférico de la controversia, no importa adelantar juicio sobre lo que pueda llegar a decidirse en definitiva sobre la cuestión suscitada.

6) En cuanto a las costas de esta Alzada, las mismas se imponen a la demandada vencida. (Art.68 C.P.C.C.N.) Tal decisión de distribución de costas -en un incidente de medida cautelar- se adopta, no obstante a que en casos análogos, se estimaba que debía diferirse hasta el dictado de la sentencia, en atención al resultado obtenido en la presente incidencia y a que nada obsta a efectuar tal imposición de costas ahora, por aplicación de lo establecido en el artículo citado, pero difiriendo la cuantificación económica hasta el dictado de la sentencia.

Atento a lo expuesto, SE RESUELVE:

1) NO HACER LUGAR al recurso de apelación impetrado por la demandada a fs. sub 21/22 en contra de la resolución de fs. sub 20 y vta., y confirmar por tanto, la medida cautelar ordenada hasta tanto se dicte sentencia definitiva; 2) IMPONER las costas de esta alzada a la demandada vencida, Swiss Medical S.A., conforme el principio objetivo de la derrota. (Art. 68, 1ª. parte del C.P.C.C.N.); 3°) DIFERIR la regulación de honorarios para su oportunidad.¬ Cópiese, Notifíquese.

Manuel Alberto Pizarro

Juez de Cámara

Juan Ignacio Pérez Curci

Juez de Cámara

Gustavo Castiñeira de Dios

Juez de Cámara

Rolando H. Marino

Secretario de Cámara