La denuncia por la falsedad de un título médico ejercido y cobrado en la Ciudad de Buenos Aires, es de competencia federal

Partes: C. T. H. s/ usurpación de título

Tribunal: Corte Suprema de Justicia de la Nación

Fecha: 18-sep-2018

Cita: MJ-JU-M-114481-AR | MJJ114481 | MJJ114481

Competencia federal para investigarla denuncia contra una falsa médica que presentó un título universitario apócrifo.

Sumario:

1.-Corresponde a la justicia federal de la Ciudad, aunque no haya participado en esta contienda, entender en la denuncia que trata sobre la falsedad del título de médica utilizado por la imputada que ejercía y cobraba sus honorarios en Capital Federal, toda vez que la investigación del uso de un documento público de carácter nacional como lo es el título expedido por la Universidad de Buenos Aires, corresponde a ese fuero, y en tanto no existe prueba sobre el sitio en que se produjo la adulteración, debe estarse al lugar en que fue descubierto el delito (del dictamen del señor Procurador General de la Nación interino al que la Corte remite).

Fallo:

Procuración General de la Nación

-I-

Entre el Juzgado de Garantías n° 3 del departamento judicial de San Martín, provincia de Buenos Aires, y el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional n° 39, se suscitó la presente contienda negativa de competencia en la causa iniciada con motivo de la denuncia de K. S. R., quien refirió que trabaja como coordinadora de internación domiciliaria y que con motivo de una búsqueda laboral para realizar guardias en ambulancias se presentó en su oficina, en esta capital, la doctora T. H. C. quien, luego de ser contratada, y a raíz de la presente investigación, se descubrió que no era médica.

El juez provincial se declaró incompetente en razón del territorio por entender que fue en Capital Federal donde la imputada presentó la documentación apócrifa y además cobraba sus honorarios (fs. 303/307).

El magistrado nacional por su parte no aceptó esa atribución por considerarla prematura (fs. 310/311).

Con la insistencia por parte del juzgado declinante quedó formalmente trabada esta contienda (fs. 318/322).

Es doctrina de V.E. que resulta competente para entender en la causa en la que se investiga la falsificación de un documento público, el magistrado con jurisdicción donde se lo confeccionó (Fallos: 300:533; 306:1387; 314:898; y 324:394 ). Sin embargo, cuando no existe prueba sobre el sitio en que se produjo la adulteración, debe estarse al lugar en que fue descubierto el delito (Fallos 311:1390; 315:1698; 323:140; 324:1474 ; y 325:777 , entre otros).

Por otra parte, al tratarse del uso de un documento público de carácter nacional como lo es el título expedido por la Universidad de Buenos Aires (Fallos:308:2522; 310:1696; 312:1213, entre otros), estimo que de acuerdo con el artículo 33, inciso 1°, apartado “C”, del Código Procesal Penal de la Nación, su investigación corresponde al fuero federal.

En este sentido, y dado que por medio del Colegio de Médicos de Capital Federal se tomó conocimiento de dicha falsificación y en esa jurisdicción además se presentó a la entrevista de trabajo y cobraba su sueldo, opino que corresponde a la justicia federal de esta ciudad conocer en la presente, aunque no haya sido parte en la contienda (Fallos: 317:929; 318:182 y 323:2032 y 2606).

Buenos Aires, 12 de julio de 2018.

EDUARDO EZEQUIEL CASAL

Corte Suprema de Justicia de la Nación

Buenos Aires, 18 de septiembre de 2018.

Autos y Vistos:

Por los fundamentos y conclusiones del dictamen del señor Procurador General de la Nación interino a los que corresponde remitirse en razón de brevedad, se declara que deberá enviarse el presente incidente al Juzgado de Garantías n° 3 del Departamento Judicial de San Martín, Provincia de Buenos Aires, para que remita las actuaciones a la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal con el fin de que desinsacule el juzgado que deberá continuar con su investigación.

Hágase saber al Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional n° 39.

RICARDO LUIS LORENZETTI – ELENA I. HIGHTON de NOLASCO – JUAN CARLOS MAQUEDA