Iniciativa incorpora la ludopatía de uno de los cónyuges como causal de divorcio.

Corresponde ahora que la iniciativa -en primer trámite constitucional- sea analizada por la Comisión de Familia y Adulto Mayor de la Cámara de Diputados.

La moción de los diputados Álvarez-Salamanca, Carter, Gahona, Hernández, Lavín, Noman, Rentería, Troncoso, Urrutia y Von Mühlenbrock expone que diversas disposiciones del ordenamiento jurídico nacional, incluyendo a la Constitución Política, consagran a la familia como núcleo fundamental de la sociedad. Éstas propenden a su protección y fortalecimiento.

Enseguida, los autores indican que con la dictación de la Ley N°19.947, que establece la nueva ley de matrimonio civil, el legislador introdujo diversas alternativas para los cónyuges ante la crisis familiar; entre ellas el divorcio. Y que, por otra parte, en Chile el 11,7% de las personas declara tener problemas con el juego en un nivel que se considera riesgoso o patológico. La ludopatía genera un deterioro progresivo en las relaciones familiares.

En razón de lo anterior, y con el objetivo de proteger a las familias, el presente proyecto tiene por objeto ampliar el catálogo de causales de divorcio contempladas en el artículo 54 de la referida Ley de Matrimonio Civil, consagrando expresamente el problema asociado al juego como una de aquellas que habilita a solicitar la aplicación de tal institución. Concretamente, el proyecto intercala un nuevo numeral 6°, de conformidad al siguiente texto: “6°.- Ludopatía que constituya un impedimento grave para la convivencia armoniosa entre cónyuges, o entre estos y los hijos.”

Corresponde ahora que la iniciativa -en primer trámite constitucional- sea analizada por la Comisión de Familia y Adulto Mayor de la Cámara de Diputados.

Vea texto íntegro de la moción, discusión y análisis.