Corte Suprema de EE.UU. valida el veto migratorio de Trump aplicado a países de mayoría musulmana.

La Corte Suprema de Estados Unidos, formada por una mayoría conservadora, respaldó hoy el veto migratorio del Presidente Donald Trump, por 5 votos a favor y 4 en contra, pese a las críticas que apuntaban a que el decreto estaba dirigido a países con mayoría musulmana.
Específicamente, el alto Tribunal falló a favor de la tercera prohibición de viaje promulgada por el Mandatario, y que afecta a Libia, Irán, Somalia, Siria y Yemen e impone restricciones para los ciudadanos de Venezuela y Corea del Norte. En un principio Chad también estaba en la lista, pero fue excluido posteriormente.
El Supremo considera que el veto migratorio no vulnera la primera enmienda de la Constitución, que impide al Gobierno favorecer a una religión frente a otra, y ratifica el poder presidencial a la hora de decidir quién entra en EE UU. Durante la campaña electoral, como candidato, el propio Trump había dado argumentos a los detractores de este veto al afirmar que había que prohibir la entrada al país de “los musulmanes” para reducir los riesgos de terrorismo islamista.
Así, el alto Tribunal consideró que Trump posee la autoridad para prohibir a los viajeros de ciertas naciones ingresar a EE.UU. si es que cree que es necesario para proteger al país.
Para el republicano, la resolución representa un espaldarazo de especial relevancia en este un momento convulso de su política migratoria, cuya última polémica, la separación de niños y padres indocumentados, le ha llevado a rectificar su doctrina de tolerancia cero en la frontera. “Esta decisión es también un momento de especial defensa después de meses de comentarios histéricos de los medios de comunicación y de políticos demócratas que rechazan hacer lo que se necesita para asegurar nuestra frontera y nuestro país”, dijo Trump en su comunicado.
Cabe recordar que la administración Trump se había enfrascado en una dura disputa con tribunales inferiores, que alegaban que tanto la primera orden – presentada cuando llegó a la Casa Blanca en enero de 2017 – como cada nueva versión, excedieron la autoridad del jefe de Estado y fueron que motivadas por su prejuicio contra los musulmanes. Esto violaría la Primera Enmienda de la Constitución, que protege la libertad de culto. La tercera orden del Presidente fue puesta en vigencia en septiembre de 2017 y el Supremo había permitido en diciembre su implementación, aunque de manera temporal.
“Está directamente dentro del alcance de la autoridad presidencial”, dijo el presidente del Tribunal, John G. Roberts Jr.
Asimismo, rechazó las críticas que tildaban la medida de discriminatoria. “La Proclamación se basa expresamente en objetivos legítimos: impide la entrada de ciudadanos que no pueden ser investigados adecuadamente e induce a otras naciones a mejorar sus prácticas. El texto no dice nada sobre la religión”.
De esta forma, el Mandatario puede pedir a los tribunales menores que revoquen los dictámenes que bloquearon las tres versiones del decreto, luego de recursos judiciales presentados en Hawaii y otros estados del país.
El fallo supone un respaldo a las políticas de Trump acompañadas de una retórica antiinmigración que cimentó las bases de su campaña presidencial de 2016 y que mantiene durante su mandato.

Fuente: http://www.diarioconstitucional.cl/noticias/actualidad-internacional/2018/06/26/corte-suprema-de-eeuu-valida-el-veto-migratorio-de-trump-aplicado-a-paises-de-mayoria-musulmana/