El recurso extraordinario en un incidente de verificación concursal es improcedente si la sentencia cuestionada se base en fundamentos de naturaleza no constitucional

Partes: Refinadora Neuquina Sociedad Anónima s/ concurso preventivo s/ incidente de revisión de crédito de Neuman & Esser America Do Sul

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial

Sala/Juzgado: B

Fecha: 7-dic-2017

Cita: MJ-JU-M-108891-AR | MJJ108891 | MJJ108891

El recurso extraordinario en un incidente de verificación concursal es improcedente si la sentencia cuestionada se base en fundamentos de naturaleza no constitucional.

Sumario:

1.-Es procedente rechazar el recurso extraordinario deducido contra la sentencia que dispuso que el crédito verificado no debe condicionarse a la entrega previa de los efectos adquiridos por la concursada, cuya efectiva tradición deberá efectivizarse una vez que, se abone el saldo pendiente, pues el pronunciamiento se basa en fundamentos de naturaleza no constitucional, de hecho o de derecho no comprendido en el art. 14 de la Ley 48, ajenos en principio a ese remedio, siendo que admitirlo implicaría la apertura de otra instancia revisora no contemplada por el ordenamiento jurídico.

2.-El recurso extraordinario fundado en la configuración de un supuesto de arbitrariedad debe ser desestimado si a recurrente procura enjuiciar el proceder -a su criterio arbitrario y dogmático- de la alzada, mas sólo trasunta una diversa interpretación de los hechos analizados y de las conclusiones asumidas en el decisorio las que, más allá de la disconformidad que provoquen, hallan adecuado fundamento en los antecedentes de la causa, lo cual descarta la imputación de arbitrariedad, que supone una equivocación que aparezca como algo inconcebible dentro de una racional administración de justicia.

Fallo:

Buenos Aires, 7 de diciembre de 2017.

Y VISTOS:

I.- Interpuso la representación letrada de la deudora a fs. 339/42 recurso extraordinario contra el pronunciamiento de esta Alzada de fs. 330/1 que, admitiendo parcialmente la apelación impetrada, dispuso el crédito verificado a favor de la apelante no debe condicionarse a la entrega previa de los compresores adquiridos por la concursada, cuya efectiva tradición deberá efectivizarse una vez que, se abone el saldo pendiente. Ello -sin perjuicio de aclararse que-, por aplicación de la normativa que regula la materia, el pago deberá ser apreciado de acuerdo con las especiales características propias de todo proceso concursal.” (fs. 330 vta.). El traslado ritual fue respondido a fs. 350/1 y fs. 353 por la incidentista y por el órgano sindical, respectivamente, quienes resistieron la pretensión.

II.- El recurso propuesto será rechazado en los términos del art. 14 de la ley 48. a.- El pronunciamiento cuestionado se basa en fundamentos de naturaleza no constitucional, de hecho o de derecho no comprendido en el art. 14, Ley 48, ajenos en principio a ese remedio; y admitirlo implicaría la apertura de otra instancia revisora no contemplada por el ordenamiento jurídico; b.- Se sustentó en meras discrepancias con la valoración de las constancias de la causa, y admitirlo implicaría la apertura de otra instancia revisora no contemplada por el ordenamiento jurídico. c.- La procedencia del recurso es de carácter excepcional, y requiere un apartamiento inequívoco de la solución normativa prevista o una decisiva ausencia de fundamentación (CSJN., 11-4-85, ED 114-144; Fallos: 311:345 y 571), que aquí no se verifica.

III.- Sin perjuicio de lo considerado supra -que bastaría para rechazar lo pretendido-, cabe realizar algunas precisiones en torno a la ‘arbitrariedad’ alegada, al manifestar el recurrente: “. en la especie, se da . el . desacierto de gravedad extrema, que priva al decisorio . de la condición de acto jurisdiccional válido. Ello es así, porque el fallo recurrido adolece, a todas luces de arbitrariedad manifiesta y de errores en la fundamentación.En otras palabras, se trata de una sentencia, cuyos efectos agravian . el derecho de igualada ante la ley y al trato igualitario y el derecho al debido proceso y a la defensa en juicio . como el derecho de la propiedad .” (fs. 340/340 vta.).

Tal doctrina no tiene por objeto corregir en tercera instancia fallos presuntamente equivocados, sino cubrir graves defectos del pronunciamiento, por apartamiento inequívoco de la normativa vigente o carencia de fundamentación (CSJN, 11-4-85, ED 114-144; Fallos 311:345 y 571).

Con la denuncia de arbitrariedad solo se puso de manifiesto una inteligencia distinta a la expresada en la sentencia resistida y el tenor de las refutaciones muestra por sí mismo que le preceden consideraciones suficientes para sustentarla, y que no se encuentra fundada en la mera voluntad de los juzgadores (Fallos: 304:112; 303:1526; 313:473; 313:1222).

La recurrente procura enjuiciar el proceder -a su criterio arbitrario y dogmático- de la Alzada, mas sólo trasunta una diversa interpretación de los hechos analizados y de las conclusiones asumidas en el decisorio las que, más allá de la disconformidad que provoquen, hallan adecuado fundamento en los antecedentes de la causa, lo cual descarta la imputación de arbitrariedad, que supone una equivocación que aparezca como algo inconcebible dentro de una racional administración de justicia (doctrina del fallo de la CSJN, in re: “Banco Ganadero Argentino SA y otros c/ Provincia de Buenos Aires”, del 2-7-91).

IV.- Más allá de las circunstancias apuntadas, no resulta ocioso destacar que yerra la recurrente en su postura.

Véase que a fs. 341, manifiesta que el “. decisorio que sólo tiene apariencia de acto jurisdiccional pero que, al no encontrar apoyo en la ley y en los hechos de la causa, se vuelve una mera expresión de la voluntad del sentenciante . Una sentencia de tal suerte mutila y extingue la inviolabilidad del derecho de propiedad del afectado a la sazón mi mandante, condenado a responder por una deuda que fue oportunamente cancelada .”.

Al respecto, destácase que fue expresamente destacado en la decisión atacada:(i) “. tampoco existe discrepancia sobre que el pago de la maquinaria adquirida se pactó en 3 cuotas y que la concursada sólo abonó dos de ellas .” y; (ii) “. si no se procediera a la entrega de los bienes objeto del contrato, se produciría un enriquecimiento sin causa a favor de la vendedora, quien percibiría el precio sin realizar la contraprestación a su cargo .” (fs. 330 vta.); cuestiones que -consideradas para resolver- descartan la posibilidad de haber ‘mutilado’ el derecho de propiedad de la recurrente, ante el pago -por cierto parcial- del precio de la maquinaria involucrada.

En definitiva, si se pretendió una interpretación distinta, debieron probarse los extremos que fundamenten su posición, pero no lo hizo (arg. arts. 377 y 386 CPr.). Debió especificarse con precisión los fundamentos de las objeciones, pues las afirmaciones genéricas y las impugnaciones de orden general son inidóneas para mantener un recurso.

V.- Se rechaza el recurso extraordinario interpuesto. Con costas (art. 69, Cpr.).

VI.- Notifíquese por Secretaría del Tribunal, conforme Acordadas n° 31/11 y 38/13 CSJN.

VII.- Oportunamente, cúmplase con la publicación a la Dirección de Comunicación Pública de la CSJN, según lo dispuesto en el art. 4 de la Acordada n° 15/13 CSJN y, devuélvase al Juzgado de origen.

MARÍA L. GOMEZ ALONSO DE DÍAZ CORDERO

ANA I. PIAGGI

MATILDE E. BALLERINI