Se da por decaído el derecho a contestar demanda, pues el retiro del expediente por parte del apoderado de la demandada luego de ordenado el traslado importó la notificación sobre la existencia del juicio

Expediente ElectronicoPartes: Pereyra Alfredo Enrique c/ Domínguez Aída Delfina s/ ordinario por cobro de mejoras

Tribunal: Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Jujuy

Sala/Juzgado: II

Fecha: 10-jul-2017

Cita: MJ-JU-M-107747-AR | MJJ107747 | MJJ107747

Se da por decaído el derecho a contestar demanda, pues el retiro del expediente por parte del apoderado de la demandada luego de ordenado el traslado importó la notificación sobre la existencia del juicio.

Sumario:

1.-Debe revocarse el proveído que ordenó correr traslado de la demanda y, por ende, dar por decaído el derecho de la accionada a contestar demanda, pues su apoderado retiró el expediente cuando ya estaba ordenado el traslado de la demanda y en vez de contestarla, interpuso caducidad de instancia, por lo que el derecho de defensa de la demandada no fue burlado.

2.-Resulta indiscutible la importancia de la notificación de la demanda, en tanto de ella depende el ejercicio del derecho de la defensa en juicio, que es la única garantía de los individuos de poder hacer valer todos los otros derechos, pues de nada sirve consagrar derechos, si no se respeta la posibilidad de defenderlos.

Fallo:

SAN SALVADOR DE JUJUY, a los diez días del mes de julio del año dos mil diecisiete, reunidas las Sras. Vocales de la Sala II de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de la Provincia de Jujuy, Dras. LILIAN EDITH BRAVO y MARIA VICTORIA GONZALEZ DE PRADA, bajo la presidencia de la primera de las nombradas, vieron el Expte. Nº 14.833/16,caratulado: “Ordinario por cobro de mejoras: Pereyra Alfredo Enrique c/Domínguez Aída Delfina”(Juzgado N° 2 – Secretaría N° 4), del cual dijeron:

Que se inaugura esta instancia procesal a mérito del recurso de apelación deducido a fs. 266/270 vta. de autos por la Dra. Lucía Fernández de Ullivarri, en representación de Rafael Enrique Pereyra, en contra del proveído de fecha 4 de octubre de 2016, obrante a fs. 264/ vta.- que con posterioridad a fs. 293/294 se rectificó que comparecía por Alfredo Enrique Pereyra.

Se agravia por cuanto se revocó por contrario imperio la providencia del punto 3 de la providencia de fs. 248 se admitió la demanda ordinaria por cobro de mejoras, otorgándole el trámite del juicio ordinario escrito y se ordenó correr traslado de la demanda y su ampliación, a la demandada Aída Delfina Domínguez en el domicilio denunciado y con las copias respectivas.

Solicita sea revocado el proveído mencionado, toda vez que entiende que el traslado de la demanda ya fue notificado a la contraparte, atento que el expediente fue retirado por su patrocinante en reiteradas oportunidades (ver constancias de fs. 168, 236 y 237). Cita doctrina, jurisprudencia a su favor y los arts.156 y 157 del C.P.C., en tanto disponen la notificación de la demanda por cédula y al domicilio real, siempre y cuando “el interesado no se notifique en la oficina”. Señala que si el propio accionado comparece a juicio, con apoderado, constituyendo domicilio legal, y retirando el expediente, luego de decretado el traslado de la demanda, es evidente, que la cédula se torna innecesaria.

Por lo fundamentos expuestos, solicita se revoquen los puntos 4,5,6,7,8 del decreto de fecha 4/10/16 de fs. 264 y en consecuencia se rectifique el tercer párrafo del decreto de fs. 248 y se de por decaído el derecho a contestar demanda a la contraparte.

Sustanciado el recurso, a fs. 277/280 el Dr. Facundo Vargas Durán solicita personería de urgencia por la Sra. Aída Delfina Domínguez, y solicita el rechazo de la apelación con costas. La personería fue conferida por única vez a fs. 295 y ratificadas gestiones a fs. 297.

Aduce que el apoderado de la Sra. Domínguez era el Dr. Arroyo, quien luego fue suspendido en la matrícula y que se presentó en reiteradas oportunidades como patrocinante.

Expresa que el recurso de revocatoria en contra de la resolución de fs. 264 es inadmisible por cuanto conforme al art. 217 el mismo solo procede contra aquellas decisiones que han sido dictadas sin sustanciación. Que en cuanto a la apelación, también es inadmisible, toda vez que no se han establecido claramente los agravios. Básicamente entiende que el agravio radica en el hecho de que el letrado, como patrocinante retirara el expediente, y por ello, debe considerarse notificada a la Sra. Domínguez, del traslado de la demanda y su ampliación. La contraria funda su postura en los arts. 156 y 157 del C.P.C.que disponen que la notificación de la demanda debe realizarse por cédula en el domicilio real, siempre y cuando el interesado no se notifique en la oficina, por lo que si el propio accionado comparece a juicio, con apoderado, constituyendo domicilio legal, y retirando el expediente, luego de decretado el traslado de la demanda, “es evidente que aquella cédula se torna innecesaria…”. Refiere que no reviste el carácter de apoderado, sino de patrocinante de la Sra. Domínguez. Hace reserva del caso federal.

Que elevados los autos, realizado el control de aportes, y firme la integración de Tribunal, estos autos se encuentran en estado de resolver.

Adelantando opinión, entendemos que el recurso debe prosperar.

Los antecedentes de la causa son los siguientes:

La Dra. Lucía Fernández de Ullivarri, apoderada del Sr. Enrique Alfredo Ferreyra interpone demanda ordinaria por cobro de mejoras: Alfredo Enrique Pereyra c/ Sucesorio de Don Lucio Domínguez (Expte B-235961). Solicita no se corra traslado de la demanda hasta que amplíe la misma (fs. 4/8 fecha 10/06/2011). El 30/06/11 se tiene por presentada a la letrada en el carácter invocado y se ordena correr traslado de la demanda (fs. 9). El 10/08/11 se advierte el error incurrido, revocando el decreto de traslado de la demanda y se ordena la reserva en secretaría. A fs. 12/19 la actora amplía demanda y solicita se corra traslado de la misma (11/06/12). El 04 de julio de 2012, se ordena notificar la demanda y su ampliación (fs. 154). A fs. 157, obra informe actuarial denunciando el domicilio de la heredera Aída Delfina Domínguez, en Transatlántico Hércules 738 III etapa 370 viviendas de Alto Comedero, ordenando el a quo se notifique la demanda en el domicilio denunciado. A fs. 164/165, se presenta el Dr. Pablo Daniel Arroyo, en calidad de apoderado de Aída Delfina Delgado, promoviendo caducidad de instancia y levantamiento de medida cautelar en fecha 16/8/12). A fs. 168, obra informe actuarial que da cuenta que el Dr.Pablo Arroyo tomó conocimiento de las actuaciones. Se lo tiene por presentado en la calidad invocada y se ordena correr traslado de su planteo a la actora. A fs. 170, la Dra. Lucia Fernández de Ullivarri solicita el decaimiento del derecho a contestar demanda (02/10/12). El Dr. Pablo Arroyo interpone recurso de revocatoria con apelación en subsidio (fs. 171/vta) en fecha 02/10/12, encontrándose prestado el expediente. A fs. 172 la Dra. Fernández de Ullivarri contesta la vista sobre la caducidad de instancia, solicita su rechazo (fs. 172/vta) y reitera pedido de decaimiento del derecho para contestar la demanda solicitado el 2 de octubre de 2012. A fs. 175 se ordena correr traslado de los recursos interpuestos por el Dr. Pablo Arroyo, y tener presente para su oportunidad el pedido de decaimiento del derecho peticionado por la Dra. Fernández de Ullivarri. A fs. 176 la Dra. Ullivarri solicita el rechazo del recurso tentado por el Dr. Arroyo. A fs. 179 no se hace lugar al recurso de revocatoria concediendo el recurso de apelación en relación y con efecto suspensivo.

El 19 de marzo de 2013, ésta Cámara de Apelaciones resuelve rechazar el recurso interpuesto por el Dr. Arroyo a fs. 171. Vueltos los autos al Juzgado de origen, la Dra. Ullivarri reitera su pedido de decaimiento del derecho a contestar demanda (fs. 197). A fs. 210/212 se dicta sentencia rechazando el pedido de caducidad de instancia. A fs. 218, la Dra. Ullivarri reitera el pedido de decaimiento del derecho a contestar demanda (14/08/14). A fs. 218 obra informe actuarial que el expediente fue prestado al Dr. Vargas Durán, por lo que a fs. 219 se intima su devolución. A fs. 223, el 4/11/14 el Dr. Facundo Vargas Durán manifiesta que se presentó en barandilla del juzgado con la Sra. Domínguez y que luego de retirar el expediente la demandada no se presentó en su estudio. Solicitó se la intime a designar nuevo apoderado atento que el Dr.Arroyo por razones de público conocimiento no se encontraba ejerciendo la profesión. Que en fecha 18/12/14 se intimó a la Sra. Aída Delfina Domínguez a presentarse con nuevo apoderado en el plazo de cinco días bajo apercibimiento de continuar el juicio en rebeldía (fs. 224). El 05/02/15 se presenta la Sra. Domínguez con el patrocinio letrado del Dr. Vargas Durán solicitando el franqueo de autos, lo que se proveyó favorablemente a fs. 228. El 4/03/15 el Dr. Vargas Durán renuncia al patrocinio, fundado en la negativa de su cliente a darle mandato y comparecer a firmar los escritos cuando se lo solicitara. Plantea que se encuentra pendiente correr el traslado de la demanda y su ampliación (providencia de fs. 154)y el pedido de remisión del expte. ad efectum vivendi et probandi de fs. 224. A fs. 234 obra informe actuarial de las presentaciones efectuadas por el Dr. Vargas Durán con su patrocinada Sra. Domínguez, por lo que el 6/7/15 se ordena no hacer lugar al pedido de correr traslado de la demanda (fs. 237). A fs. 240 la Dra. Ullivarri reitera su pedido de decaimiento del derecho a contestar demanda, lo que se tiene presente para su oportunidad por decreto de fecha 1/4/16 (fs. 242) y se intima a la demandada a designar nuevo apoderado. A fs. 246 se presenta la Sra. Domínguez nuevamente con el patrocinio letrado del Dr. Vargas Durán, solicitando franqueo de autos (fs. 246). A fs. 248, en fecha 16/05/16 se la tiene por presentada nuevamente a la Sra. Domínguez con el patrocinio del Dr. Vargas Durán, y en el punto 3 se hace efectivo el apercibimiento a la Sra. Aída Delfina Domínguez, dándole por decaído el derecho a contestar demanda. A fs. 251 el Dr. Vargas Durán, en su carácter de patrocinante de la Sr.a Domínguez interpone recurso de revocatoria con apelación en subsidio en contra de la providencia de fs.248 punto 3 que ordena hacer lugar al decaimiento del derecho para contestar demanda. Corrido el traslado, la Dra. Ullivarri, solicita su rechazo (fs. 259/ 263). El 04 de octubre de 2016, obra informe actuarial que no se corrió traslado de la demanda y su ampliación. La juez a quo ordenó revocar el decreto del punto 3 de la providencia de fs. 248, tener por presentada la demanda por mejoras y correr traslado de la misma y su ampliación a la accionada Aída Delfina Domínguez.

En 20/10/2016 la Dra. Lucía Fernández de Ullivarri plantea recurso de revocatoria con apelación en subsidio (fs. 266/270 vta) en contra de la providencia de fs. 264. Sustanciado, contesta el Dr. Facundo Vargas Durán a fs. 277/280. Rechazado el recurso de revocatoria, se concede la apelación.

El art. 155 del C.P.C. dispone: “Deben notificarse por cédula si el interesado no se notifica en la oficina, las siguientes resoluciones: 1º) El traslado de la demanda…”

“La notificación por cédula no excluye la notific ación en la oficina, sino que es un medio de suplirla. De consiguientes las distintas resoluciones a que se refiere el artículo, pueden notificarse al interesado si éste concurre a la Secretaría, en cuyo caso se torna innecesaria la cédula” (Cfr. A. Parody (h) “Comentarios al código de Procedimientos… de Santa Fé”. Bs. Aires, 1912, t.I, pág. 753 y R. L. Fernández, “Código …comentado”, 2da edic… pág. 116). (Nota del Dr. Guillermo Snopek al Código Procesal Civil de la provincia de Jujuy, tomo I, pag. 240). …”. “Por nuestra parte, a mérito de lo que dejamos dicho y remitiéndonos a lo expuesto en la nota del artículo anterior, señalamos claramente que nuestro propósito ha sido apartarnos de las legislaciones y proyectos que autorizan al juez a disponer notificaciones por cédula.” (Nota del Dr. Guillermo Snopek en Código Procesal Civil de la provincia de Jujuy, Tomo I, pag. 242).

Asimismo, el art. 156 del mismo cuerpo legal, dice:”Las resoluciones que se mencionan en el artículo anterior se notificarán en el domicilio especial constituído a estos efectos por las partes. Sin embargo, deben notificarse en el domicilio real, el traslado de la demanda…”. Resulta indiscutible la importancia de la notificación de la demanda en tanto de ella depende el ejercicio del derecho de la defensa en juicio, “que es la única garantía de los individuos de poder hacer valer todos los otros derechos. Pues de nada sirve consagrar derechos, si no se respeta la posibilidad de defenderlos. Es una herramienta que garantiza la realización de los derechos individuales. Es su pilar y su garantía de realización. No hay que perder de vista que no solo es un derecho en si, sino que el mismo tiene por finalidad garantizar otros derechos” (cfr. “Zimmermman de Angueira” S.T.J. L.A. 39, Fº458/462, Nº 180).

En el caso de autos, la parte accionada no vio burlado su derecho de defensa, toda vez que su apoderado Dr. Arroyo, retiró el expediente cuando ya estaba ordenado el traslado de la demanda (fs. 154). En vez de contestarla, interpuso caducidad de instancia (fs.164/165). Con posterioridad, la accionada en compañía de su letrado patrocinante, Dr. Vargas Durán, se apersonó al juzgado y retiró el expediente (ver fs. 223), lo que demuestra que tuvo pleno conocimiento de la existencia de la demanda en su contra. Así desde el 4 de julio de 2012, que se ordenó notificar la demanda y su ampliación, hasta la fecham, han transcurrido casi cinco años, durante los cuales el expediente fue retirado por la demandada o sus representantes en múltiples ocasiones, sin que ejerciera su derecho a contestar demanda. La actora solicitó en reiteradas oportunidades el decaimiento del derecho. A fs. 237, Secretaría informa que el expediente fue retirado el 18 de junio de 2.014 y devuelto el 4 de noviembre de 2.016.

Por ello, corresponde hacer lugar al recurso de apelación interpuesto por la Dra. Lucía Fernández de Ulivarri en contra de la providencia de fs.264 de autos, y en su mérito revocar el decreto del 04 de octubre de 2016, punto 4 (fs. 264) y tener por decaído el derecho a contestar demanda a la Sra. Aída Delfina Domínguez.

Las costas de la alzada se imponen a la apelada vencida (art. 102 del C.P.C.).-

La regulación de honorarios profesionales se difiere hasta la etapa oportuna.-

Por todo lo expuesto, la Sala II de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de la Provincia de Jujuy,

RESUELVE:

1.- Hacer lugar al recurso de apelación interpuesto por la Dra. Lucía Fernández de Ullivarri a fs. 266/270 vta. y en consecuencia revocar el decreto del 04 de octubre de 2016, punto 4,(fs. 264) y tener por decaído el derecho a contestar demanda a la Sra. Aída Delfina Domínguez.

2.- Imponer las costas de la alzada a la apelada vencida.-

3.- Diferir la regulación de honorarios de los letrados intervinientes.-

4.- Registrar, agregar copia en autos y notificar.-