Se exime de reproche penal a quien, en razón de un accidente automovilístico, se le encontrara entre sus prendas sustancia estupefaciente para uso personal

Partes: C. L. J. s/ infracción ley 23.737

Tribunal: Cámara Federal de Apelaciones de San Martín

Sala/Juzgado: I

Fecha: 4-jul-2017

Cita: MJ-JU-M-105766-AR | MJJ105766 | MJJ105766

Se exime de reproche penal a quien, en razón de un accidente automovilístico, se le encontrara entre sus prendas sustancia estupefaciente para uso personal.

Sumario:

 

1.-Corresponde revocar el auto de procesamiento por el delito de tenencia de estupefacientes para uso personal y en consecuencia disponer el sobreseimiento del imputado, toda vez que el envoltorio con sustancia blanca hallado entre las prendas del encausado -que arrojó un peso de 3,85 gramos de cocaína-, no ha excedido el ámbito de una acción privada protegida por el art. 19 de la CN.

Fallo:

San Martín, 4 de julio de 2017.-

VISTOS Y CONSIDERANDO:

I. – Llegan estas actuaciones a conocimiento del Tribunal, en virtud del recurso de apelación interpuesto por la defensa oficial de L. J. C., contra el auto que dispuso su procesamiento por considerarlo prima facie autor penalmente responsable del delito de tenencia de estupefacientes para uso personal (Cfr. Fs. 66/67 Vta. y 72/74 Vta.).

II. – El sumario tuvo inicio con motivo de la comunicación efectuada por personal de la Dirección General de Educación del Ejército Argentino en la que se hizo saber del ingreso a ese establecimiento del Teniente Coronel L. J. C. quien, luego de cruzar la Guardia del Comando de la Guarnición Militar de Campo de Mayo, había impactado el vehículo que conducía, contra un árbol. Asimismo, se refirió que en oportunidad de ser atendido por sus lesiones en el Hospital Militar de Campo de Mayo, personal de dicho nosocomio había hallado escondido en su media izquierda, un envoltorio con sustancia blanca en su interior, que arrojó un peso de 3,85 gramos de cocaína (Fs. 1/6 y 13/14).

Además, a partir del resultado del análisis toxicológico de C. y de las declaraciones incorporadas al sumario, se determinó que el encausado se encontraba bajo los efectos de dicha sustancia en ocasión de producirse el accidente (Cfr. Fs. 2, 33, 34, 35 y 37).

III. – Sentado ello y ceñida la Sala a lo que ha sido motivo de apelación, se acuerda en que la queja del recurrente habrá de ser favorablemente atendida en la instancia.

Así, se estima -contrariamente a lo sostenido por el magistrado de grado- que la conducta reprochada, esto es, la tenencia para uso personal del estupefaciente hallado entre las prendas del encausado, no ha excedido el ámbito de una acción privada protegida por el artículo 19 de la Constitución Nacional.

Por el contrario, fue necesario revisar las pertenencias de C.para encontrar la sustancia cuya posesión se le atribuye, de modo que la acción no fue descubierta por la conducta en sí, sino por un hecho ajeno a ella. De ese modo, de conformidad con los lineamientos trazados por la Corte Suprema de Justicia de la Nación en el fallo “Arriola, Sebastián y otros”, no puede considerarse que la tenencia de la droga imputada haya configurado una situación representativa de peligro concreto al bien jurídico salud pública, con la consiguiente afectación a derechos de terceros, que se encuentra vinculado con la existencia de actos de exhibición u ostentación frente a otras personas (Cfr., en ese sentido, voto de la Dra. Carmen Argibay en el fallo citado, y de esta Sala, causa N° 2281/09 “Díaz, Matías G. y otros s/ Inf. Ley 23.737”, registro N° 5159 de esta Secretaría y causa N° 2281/09 “Juana, y otros s/ Inf. Ley 23.737”, registro N° 8400, de la Secretaría N° 1, del 17/8/10).

En esas condiciones, y dadas las características del presente caso, la tenencia reprochada no excedió la esfera de privacidad contemplada por el artículo 19 de la Constitución Nacional y, en consecuencia, no resulta pasible de reproche penal, por lo que corresponde dictar el sobreseimiento del encausado.

Por lo expuesto, el Tribunal RESUELVE:

REVOCAR la decisión apelada y, en consecuencia, disponer el SOBRESEIMIENTO en los presentes obrados, respecto de L. J. C., argentino, titular del Documento nacional de Identidad N° 21.528.104, nacido el 14 de abril de 1970, hijo de Eduardo y de Nelly Mabel Vidal y domiciliado en la calle Piñero N° 723 de la localidad de Bella Vista, Partido de San Miguel, Provincia de Buenos Aires; con la aclaración de que el presente proceso no afecta el buen nombre y honor del que hubiere gozado el imputado (artículo 336, inciso 3° y última parte, del Código Procesal Penal de la Nación).

Tómese razón, hágase saber a la Dirección de Comunicación Pública de la C.S.J.N. (Acordada 24/13 y ley 26.856) y remítase.-

MARCELO DARIO FERNÁNDEZ,

JUAN PABLO SALAS

MARCOS MORÁN

CLAUDIA GRACIELA BLANES, SECRETARIO DE CAMARA