La responsabilidad profesional de Enfermería: algunos aspectos legales. Zamuner, Hna Mercedes

Autor: Zamuner, Hna Mercedes –

Fecha: 12-jul-2017

Cita: MJ-DOC-10763-AR | MJD10763Doctrina:

Por Hna Mercedes Zamuner (*)

Todo profesional debe conocer y saber cuál es y qué ordena el marco legal que regula el ejercicio de su profesión con respecto a los derechos y obligaciones que nos competen como tales.

INTRODUCCION

En los últimos años la creciente judicialización de las prácticas en el ámbito de la salud se ha convertido en un fenómeno que pone en alerta tanto a las instituciones financiadoras y las prestadoras como los propios profesionales.

La mayor disponibilidad de información al alcance del público, la despersonalización de las relaciones humanas, el creciente número de abogados especializados en juicios de mala praxis y una sociedad cada vez más demandante, son algunos de los factores que complejizan la manera en la cual los profesionales se comportan y asumen una posición a la hora de responder por sus acciones en el desempeño profesional.

Enfermería no escapa a esta situación y es por eso que debe no sólo adoptar las precauciones necesarias para evitar errores, sino también conocer bien las leyes que regulan su ejercicio profesional.

CASOS

Los siguientes ejemplos están tomados de juicios por mala praxis a personal de Enfermería que finalizaron con fallos condenatorios.

Estos casos demuestran que a partir de la Ley Nacional 24.004 sobre el Ejercicio profesional de Enfermería y las leyes correspondientes a los ámbitos provinciales todo personal debe responder ante la ley en el caso de que haya provocado un daño a una persona en el ejercicio de su profesión.

En el caso de dictarse una sentencia de culpabilidad en relación a la figura legal de la responsabilidad profesional, la Justicia puede aplicar dos tipos de sanciones: de acuerdo al Código Penal, a través de una sanción (por ejemplo, prisión); o de acuerdo al Código civil, en cuyo caso se debe responder a través de un resarcimiento económico.Estos delitos se inscriben en el marco de los llamados delitos culposos, es decir, efectuados sin intención de cometer un daño, a diferencia de los delitos dolosos, cometidos expresamente con la intención de producir daño a una persona.

Los aspectos legales en el ejercicio de la Enfermería suponen que todo profesional debe conocer y saber cuál es y qué ordena el marco legal que regula el ejercicio de su profesión con respecto a los derechos y obligaciones que tienen como profesionales. No se pueden desconocer los contenidos de la ley que regula el ejercicio de la propia profesión. Este no es un argumento válido a la hora de defenderse en un juicio.

Todo profesional de Enfermería debe tener en claro cuáles son las leyes -y los alcances de esas leyes- que regulan su accionar para evitar consecuencias desfavorables. Dado que ninguna intervención en el ámbito del cuidado de la salud es inocua, los grados de calidad dependen del interjuego que tienen en cada circunstancia los beneficios y los riesgos.

Un desempeño profesional de calidad incluye el objetivo de una cultura de la seguridad. Se trata, por lo tanto, de un compromiso a nivel individual (de cada uno de nosotros como profesionales) y a nivel institucional.

En el quehacer profesional de Enfermería es común subestimar el valor de los registros escritos. No se tiene en cuenta que, en un proceso judicial, son un valioso instrumento que puede evitar o contribuir a la decisión de imputar legalmente a un profesional. Eximirlo de responsabilidad, en el caso de que los registros detallen nuestro correcto accionar de Enfermería; condenarlo cuando no hay registro alguno, o los registros son deficientes, o están mal confeccionados.

Por ello es necesario que toda acción u observación de Enfermería quede registrada en forma oportuna y fehaciente. Esto es:que existan en la Historia Clínica registros correspondientes a las acciones y observaciones de Enfermería y que estos registros reúnan los requisitos de un instrumento legal (sean claros, legibles, completos, sin abreviaturas personales, con fecha y hora, con firma, aclaración y nº de matrícula) y por lo tanto puedan ser utilizados en un proceso judicial.

Dado el actual nivel de litigiosidad en el campo de la salud, estos registros deben contener detalles incluso de la evaluación inicial de Enfermería al momento de ingresar el paciente. El detalle preciso de las condiciones del paciente al ingreso permite tomar las precauciones que su cuidado requiere y evitar tener que responder por preexistencias no detectadas oportunamente.

 

CONCLUSIÓN

El Consejo Internacional de Enfermería ha actualizado la definición del concepto de Enfermería a la luz de las responsabilidades que le competen a todo personal que ejerce esta profesión: «La Enfermería abarca los cuidados autónomos y en colaboración que se prestan a las personas de todas las edades, familias, grupos y comunidades, enfermos o sanos, en todos los contextos, e incluye la promoción de la salud, la prevención de la enfermedad, y los cuidados de los enfermos, discapacitados, y personas moribundas. Funciones esenciales de la Enfermería son la defensa y el fomento de un entorno seguro, la investigación, la participación en las políticas de salud y en la gestión de los pacientes y los sistemas de salud, y la formación.»

No podemos soslayar ningún aspecto de esta definición porque así como tenemos derechos, también tenemos el deber de hacernos responsables por aquellas actividades que corresponden a nuestro desempeño profesional.

El objetivo es hacer de la práctica de Enfermería una actividad lo más segura posible, actuando con la mayor responsabilidad profesional. Todo ello redundará en beneficio para nosotros mismos y para las instituciones en las cuales trabajamos.

———-

BIBLIOGRAFÍA

-Código Civil y Comercial de la Nación. Ed. Boletín Oficial. Buenos Aires. 1° de agosto de 2015 .

-GARAY, Oscar (2005): «Responsabilidad profesional del personal de Enfermería. Responsabilidad civil». En: Ejercicio de la Enfermería. Editorial AD HOC, Buenos Aires.

-PASTOR GARCÍA, L. y CORREA, León F. (2008): Manual de ética y legislación en Enfermería. Editorial Mosby, Madrid. -Patitó, José Ángel. (2011) Enciclopedia Médico Legal. Vol II. Ed. Akadia, Buenos Aires.

(*) Licenciada y Profesora de Enfermería. Docente de la Cátedra Ético-Legal de la Carrera de Licenciatura en Enfermería del Instituto Universitario de la Policía Federal. Miembro del Comité de Expertos de Enfermería Ético-Legal de la FAE y miembro del Tribunal de Ética de AECAF

N. de la R.: Artículo publicado en la revista VEA. Año 14, Número 49 de Marzo del 2017