La importancia de regular, promover y regular los Bancos de Leche Materna Humana (acerca de la Ley 14.787 de la provincia de Buenos Aires)

Autor: Suárez, Enrique L. – Ver más Artículos del autor

Fecha: 02-03-2017

Cita: MJ-DOC-10633-AR | MJD10633

Sumario:

SUMARIO: I. Introducción. II. La normativa preexistente. Breve revista. III. La Ley 14.787 de la provincia de Buenos Aires. IV. Idea final.

Doctrina:

Por Suárez, Enrique L. (*)

RESUMEN

Con motivo de la sanción y promulgación de la Ley 14.787 por parte de la Legislatura de la provincia de Buenos Aires, hemos creído conveniente referirnos a la temática de los Bancos de Leche Materna, a fin de contribuir en nuestra humilde medida a la difusión y concientización de la labor que se desarrolla al respecto, en pos de la optimización de la salud pública en general.

I. INTRODUCCIÓN

Creemos que constituye un ineludible punto de partida, para el presente, el afirmar sin titubeos la importancia de la lactancia materna y la necesidad de su fomento y práctica, así como la necesidad de tomar conciencia acerca de su importancia para la salud del lactante (1).

La Organización Mundial de la Salud recomienda lactancia exclusivamente materna hasta los seis meses cumplidos, salvo excepcionales indicaciones médicas, como por ejemplo si el bebé padece galactosemia (2).

Asimismo, innumerables estudios y publicaciones científicas demuestran que la leche de la madre es de la mejor calidad; que si amamanta a su hijo, este va a crecer sano, ya que lo protege contra infecciones; que con la leche materna el niño quiere comer más seguido porque se digiere más fácilmente; que la alimentación con leche materna favorece la mayor producción de leche; que la presencia de cólicos en el niño alimentado con leche materna es menos frecuente; que al dar el pecho estará en mayor contacto con el bebé, lo que le permitirá darle más afecto y atención, y que si tiene que viajar, no es necesario cargar con utensilios o con leche para alimentarlo (3).

Cabe señalar también (aunque sea sucintamente) que la leche materna es la fuente perfecta de nutrición para los bebés, porque contiene cantidades apropiadas de carbohidratos, proteínas y grasas, y suministra igualmente enzimas digestivas, minerales, vitaminas y hormonas que requieren todos los bebés.La leche materna también contiene valiosos anticuerpos de la madre que pueden ayudar al bebé a combatir las infecciones (4).

Es por ello por lo que la promoción y creación de «bancos de leche materna» coadyuva en gran medida a reducir los altos índices de desnutrición y mortalidad infantil posibilitando, además, una asistencia a los problemas que puedan presentarse en bebés prematuros o con trastornos de absorción o alimentación, dada la disponibilidad en dichos bancos de leche materna para la alimentación de dichos bebés.

También representa una ayuda importante para aquellas madres que, por diversas razones, se encuentren con dificultades de cualquier índole o con impedimentos para el amamantamiento.

Asimismo, la leche materna previene la obesidad en la edad adulta y la causa es una proteína de la leche materna, llamada «leptina» (5). También los bebés amamantados crecen con el corazón más sano, pues elevan, en la adultez, los niveles de colesterol bueno en el torrente sanguíneo, considerado beneficioso para el corazón (6).

Precisamente, todo lo dicho refuerza el hecho de que la lactancia materna ofrece, según la opinión de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), muchos beneficios a corto y a largo plazo, tanto para las madres como para los bebés. Es por ello por lo que las autoridades públicas deben tener como meta permanente la posibilidad de evaluar las tendencias nacionales en cuanto a la lactancia materna y a las posibilidades de mejorarlas.

Es que particularmente, aunque la lactancia materna ha aumentado en muchos países del continente americano, queda mucho por delante para lograr que las prácticas al respecto sean óptimas.En la mayoría de los países de la región, menos de la mitad de los bebés empiezan a amamantarse en la primera hora de vida, a pesar de la recomendación de la OPS y de la OMS.

El porcentaje de lactancia materna exclusiva (solo leche materna, según las recomendaciones en la materia) durante los seis primeros meses es también bajo, y puede oscilar entre el 8% y el 68% de los bebés en distintos países de América Latina y del Caribe. El apoyo a las madres durante el embarazo y los días cruciales después del parto mediante la consejería -en grupos de apoyo de madres o a cargo de profesionales de la salud- puede mejorar estas prácticas.

Todos los sectores de la sociedad se deben comprometer a redoblar sus esfuerzos en apoyo de las madres que amamantan, para que todas las madres y todos los bebés puedan gozar de los muchos beneficios de la lactancia materna (7).

La educación relativa a la alimentación del lactante es una tarea de suma importancia que debe ser implementada por los órganos estatales competentes (v.gr., Ministerio de Salud Nacional y de cada jurisdicción provincial), y por el conjunto de la sociedad civil (organizaciones y ONG, las que en muchos casos vienen desarrollando una importante tarea al respecto) (8).

Como ya se ha reseñado, periódicos estudios revelan que, especialmente en los sectores de menores recursos, es importante el porcentaje de bebés, entre uno y seis meses, que no recibe una lactancia adecuada (9). Por ello, también hemos apuntado que la implementación de los «bancos de leche materna» persigue concretar una política estatal para apoyar, proteger y promover la lactancia materna con el fin de disminuir la desnutrición, morbimortalidad y mortalidad infantil.

Por todo ello, resulta necesario destacar el efecto benigno multiplicador que a mediano y largo plazo puede concretar el establecimiento de los bancos de leche materna, para atención de bebés nacidos prematuramente, a fin de que cuenten con la leche que necesitan para su desarrollo, o para prevenir a futuro hospitalizaciones por infecciones, atento una alimentación deficiente en materia de lactancia.Como puede apreciarse, las consecuencias de la puesta en marcha de proyectos fundados en políticas de desarrollo y prevención de enfermedades vinculadas a estas temáticas de la población, fortalecen la salud pública en general (10).

Como corolario de lo expuesto, tomando los Fundamentos de la Ley 14.787 (11), a fin de resaltar la importancia de los bancos de leche humana, es dable poner de manifiesto que un Banco de dicha naturaleza «es un centro especializado obligatoriamente vinculado a un hospital materno y / o infantil, que se ocupa de la promoción de la lactancia materna y específicamente de las actividades de recolección, procesamiento y control de calidad de la leche humana (calostro, leche de transición y leche humana madura) para su posterior distribución, bajo prescripción del médico en particular para pacientes con necesidades especiales».

De este modo, los bancos de leche humana proporcionan una alternativa superadora a la alimentación con fórmulas para prematuros, para pacientes con alergias a la proteína de la leche vacuna, trastornos de alimentación y absorción cuando la leche del pecho materno no esté disponible, brindando también atención a todas las madres que sufren inconvenientes por problemas de lactancia.

Su principal beneficiario es el prematuro enfermo, ya que su sistema inmunológico es inmaduro, no teniendo la capacidad de defenderse contra las infecciones intrahospitalarias. Si la alimentación de los prematuros es exclusivamente leche humana de su propia madre o de una donante debidamente pasteurizada se disminuye significativamente el riesgo de la afección intestinal severa llamada «enterocolitis necrotrizante» (causa de muertes neonatales, de intervenciones quirúrgicas complejas y de secuelas consecutivas a las ellas).

Los fundamentos también reseñan las virtudes de la leche materna. Señalan que «tiene proteínas humanas específicas de especie que no producen rechazo ni alergias y un balance óptimo de componentes nutricionales con la mejor biodisponibilidad nutricional. Sus células vivas hacen que el niño reciba un trasplante del sistema inmunológico maduro de su madre o de una donante que aportan las defensas necesarias para evitar infecciones.Su calidad es muy superior a la de cualquiera de sus sucedáneos comerciales».

No obstante, los esfuerzos del Estado, sociedades científicas y ONG no han hecho aún un impacto significativo en el mejoramiento de la incidencia y duración de la lactancia natural. De allí que, para los autores de la norma que comentamos infra, la promoción, protección y apoyo de la lactancia materna es una inversión de gran beneficio para el desarrollo humano y económico del país. En ese marco, se inscribe el fomento de los bancos de leche de materna, por sus efectos y alcances benéficos para la salud.

Señalan los fundamentos que, a enero de 2011, en el país ya están funcionando 5 (cinco) Bancos: Hospital San Martín, de La Plata, provincia de Buenos Aires; Hospital Materno Infantil Ramón Sardá, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; Hospital Ramón Perrando, de la provincia de Chaco; Hospital Materno Neonatal, de la provincia de Córdoba y Hospital Lagomaggiore, de la provincia de Mendoza. Debe fomentarse su expansión y organización en red interzonal y regional, fortaleciendo los bancos locales creados y por crearse.

Por eso es tan importante contar con regulaciones específicas sobre el tema. Por ello, los autores de la iniciativa de marras consideran que es necesaria la implementación de la ley para poder garantizar a todos los bebés de la provincia de Buenos Aires su adecuada alimentación y, sobre todo, la preservación de su vida.

Todos los bebés se tienen que alimentar con leche exclusiva. Y cuando la propia madre no puede amamantar al propio hijo, madres aptas -para hacerlo- pueden donarle. Este sistema protege el sistema inmunológico del recién nacido.

Los principales receptores son: bebés con bajo peso al nacer, los prematuros con alto riesgo, que han recibido intervención quirúrgica, desnutridos, o que por muchos otros motivos no puedan ser puestos al seno materno.

II. LA NORMATIVA PREEXISTENTE.BREVE REVISTA

Es interesante repasar de modo enunciativo el marco normativo vigente con anterioridad a l a sanción de la Ley 14.787, tanto en el orden nacional como provincial.

1. Marco normativo nacional

A. La Ley 26.873 , sobre la Promoción y Concientización Pública de la Lactancia Materna (12), comprende a dichos fines dentro de las políticas públicas sectoriales las siguientes acciones: a. Promoción de lactancia materna exclusiva y prácticas óptimas de alimentación en niños de hasta los seis (6) meses de edad; b. Promoción de lactancia materna continuada y alimentación complementaria oportuna para niños de hasta dos (2) años de vida; c. Difusión y accesibilidad a la información a los efectos de la concientización pública, en especial de las mujeres embarazadas; y d. Promoción y apoyo a la creación de centros de lactancia materna y bancos de leche materna.

B. Dicha ley es reglamentada a través del Decr. 22 del 7 de enero de 2015 (13) y, a fin de cumplir con sus objetivos determina, lo siguiente:

– La lactancia materna exclusiva hasta los seis (6) meses de edad del niño resulta la más adecuada alimentación del mismo, entendiéndose por tal a la alimentación con leche humana exclusiva e incluyéndose en dicho género a aquella administrada tanto directamente del pecho materno como a aquella extraída del mismo.

– Se entiende por lactancia materna continuada a la lactancia materna más allá de los ciento ochenta (180) días de vida cumplidos.

– Define como «Centro de Lactancia Materna» al espacio dentro del ámbito asistencial exclusivo para la extracción y conservación de leche materna.Su misión es asegurar la alimentación con leche de la propia madre a todos los niños nacidos o ingresados en la institución.

– Define como «Banco de Leche Materna» al servicio especializado, responsable de la recolección, transporte, procesamiento, control de calidad, conservación y distribución de la leche humana.

– Instituye al Ministerio de Salud como Autoridad de Aplicación de la Ley, el cual llevará a cabo las acciones que le corresponden a través de la Dirección Nacional de Maternidad e Infancia dependiente de la Secretaría de Salud Comunitaria.

– Se entiende por «Lactario» a un sector limpio, cómodo y de uso exclusivo para que las mujeres en período de amamantamiento puedan extraer su leche y conservarla adecuadamente durante la jornada laboral, resultando acertado denominar al «Lactario» como ‘Espacio Amigo de la Lactancia’, encontrándose el Ministerio de Salud facultado para generar los vínculos necesarios con las organizaciones y / o empresas que a través de la responsabilidad social empresaria deseen ampliar la creación de dichos espacios amigos.

– La difusión de la importancia de los beneficios de la lactancia materna deberá ser llevada a cabo incluyendo además los riesgos de la alimentación artificial, entre otros aspectos.

c. A través de la Res. 2208, dictada por el Ministerio de Salud el 14 de diciembre de 2010 (14), se constituye una «Comisión Técnica Asesora en Bancos de Leche Materna», en el ámbito de la Dirección Nacional de Maternidad e Infancia dependiente de la Secretaría de Promoción y Programas Sanitarios.

Las funciones puestas a su cargo son: a. asesorar en lo referente a políticas de implementación de bancos de leche materna y sus redes de articulación con centros de lactancia; b. Elaborar y evaluar periódicamente normativas de funcionamiento de los bancos de leche materna y en la evaluación del funcionamiento de los mismos, entre otras.

d. Por Res.743, emanada con fecha 28 de junio de 2013 del Ministerio de Salud (15), se aprueban las «Directrices para la organización y el funcionamiento de los Centros de Lactancia Materna en Establecimientos Asistenciales». Se establece allí las funciones, la organización, los recursos físicos y humanos, el equipamiento y la bioseguridad en los Centros de Lactancia Materna (CLM).

e. A su vez, la Res. 804 del Ministerio de Salud del 10 de junio del 2014 (16) aprobó las «Pautas Centros de Lactancia materna en establecimientos asistenciales». Las mismas contienen criterios generales para la atención que desarrolla el personal en los Centros de Lactancia Materna (CLM), en todo lo referido a la higiene, requisitos mínimos para procedimientos en el CLM (extracción de leche en el Centro de Lactancia, en el domicilio, su almacenamiento, fraccionamiento, administración de la Leche Materna Pasteurizada, descongelamiento, donación de leche sin pasteurizar a un Banco y descarte de leche humana e higiene de material previo a su esterilización, entre otros ítems.

f. Por último, la Res. 1420/16-MS (17) incorpora al ordenamiento jurídico nacional la Res. GMC (18) 18/16, la cual a su vez aprueba los «Requisitos de Buenas Prácticas para la organización y funcionamiento de los Bancos de Leche Humana y Centros de Recolección de Leche Humana». Dicha resolución forma parte integrante de la citada resolución del Ministerio de Salud en calidad de Anexo de la misma.

Ella es de gran importancia, ya que persigue establecer requisitos de Buenas Prácticas para la organización y funcionamiento de los Bancos de Leche Humana (BLH) y Centros de Recolección de Leche Humana (CRLH).

Para ello, establece un glosario técnico en la materia, instituye pautas de organización de los ABLH y CRLH, y diversas regulaciones en materia de recursos humanos, infraestructura, equipamientos e instrumentos, bioseguridad, limpieza, desinfección y esterilización y regulaciones para los procesos operativos que se desarrollan en los ámbitos aludidos.

2.Marco normativo provincial

También en el orden local se ha ido constituyendo un interesante plexo normativo sobre la materia.

Así, la Ley 2824 de la provincia de Neuquén (19), la Ley 13.101 de la provincia de Santa Fe (20), la Ley I 565 de la provincia de Chubut (21) y la Ley XVII – N.º 83 (22) de la provincia de Misiones, crean en su jurisdicción respectiva Bancos de Leche Materna Humana, estableciendo los objetivos y los beneficiarios de los mismos. Señalamos, con carácter general, que en estas regulaciones también se establecen programas provinciales de concientización, difusión y fomento de la importancia de la Lactancia Natural o Materna y un registro provincial de donantes, además de establecer quiénes pueden revestir dicha condición.

En el ámbito de la provincia de Mendoza, debemos destacar que por Ley 7395 (23) se crea «el Programa de Detección, Seguimiento y Estimulación Precoz (DESEPREC), destinado al diagnóstico, seguimiento, estimulación temprana y prevención de los trastornos del desarrollo motor en el lactante«, con el objetivo básico -entre otros- de identificar «trastornos del desarrollo motor en el recién nacido y el lactante en situación de riesgo».

Dicha normativa fue reglamentada a su vez por el Decr. provincial 544/06 (24), el cual determina todos los aspectos prácticos que posibiliten la implementación práctica del referido programa gubernamental.

En otro orden de ideas, la Ley 7326 de la provincia del Chaco (25) crea el «Registro Provincial de Madres Donantes de Leche», en el ámbito del Ministerio de Salud Pública provincial, dependiente de la Red de Bancos de Leche Humana creada por la Ley 6173 (26).

El Registro tiene como objetivos: a. Registrar la manifestación temprana de todas las madres donantes de leche; b. Atender las necesidades de los recién nacidos que tengan dificultades para alimentarse naturalmente; y c.Brindar leche humana pasteurizada, segura, adecuada y oportuna a todo lactante imposibilitado de recibir leche de su madre.

Finalmente, cabe mencionar la Ley 6001 de la provincia de Corrientes (27), por la cual se promueve, protege y apoya la lactancia materna, exclusiva hasta los seis (6) meses de edad y continuada hasta el primer año de vida, con el agregado de alimentos complementarios, adecuados, oportunos y seguros, como el medio ideal para la adecuada alimentación de los niños y niñas, a los fines de garantizar su vida, salud y desarrollo integral (art. 1).

Se reconoce el derecho de que todas las personas, especialmente las mujeres embarazadas, madres y padres, tienen derecho a recibir información oportuna, veraz y comprensible, así como a ser educados, sobre el inicio, mantenimiento y beneficios de la lactancia materna (art. 2).

A dichos efectos, la autoridad de aplicación (Ministerio de Salud Pública provincial) deberá arbitrar las medidas necesarias y conducentes a fin de lograr los objetivos propuestos y los derechos reconocidos en la norma.

A. La Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA)

En dicho ámbito, encontramos diversas normativas:

a. Por Ley 2102 (28) se crean los Bancos de Leche Materna Humana (BLH) en los establecimientos asistenciales dependientes del subsector estatal de salud de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (art. 1), entendiéndose por BLH al «centro especializado responsable de la promoción, protección y apoyo de la lactancia materna y de la ejecución de actividades de extracción, procesamiento, controles de calidad, leche intermedia y leche humana madura, para su posterior distribución bajo prescripción médica, así como entrenar, asesorar y capacitar recursos humanos, desarrollar investigaciones científicas y / u operaciones y prestar asesoramiento técnico» (art. 2) (29).

b. Dicha ley ha sido reglamentada por el Decr.670/07 (30), por el que se crean los BLH en los establecimientos asistenciales dependientes del Subsector Estatal de Salud de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que abarca las doce maternidades pertenecientes al sistema de salud.

El primer BLH es el instalado en el Hospital Materno Infantil «Ramón Sardá», en razón de la cantidad anual de nacimientos, funcionando las otras maternidades, en principio, como lugares de recolección, para lo cual deberá implementarse un mecanismo ágil de transporte a los fines de la pertinente articulación.

c. Por último, cabe referenciar en la materia a la Ley 2958 (31), por la cual se dispone que las instituciones del sector público de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en las cuales trabajen veinte (20) o más mujeres en edad fértil, deben contar con un ambiente especialmente acondicionado y digno, para que las mujeres en período de lactancia puedan extraer su leche materna, y se asegure su adecuada conservación durante el horario de trabajo (art. 1).

Las instituciones comprendidas en la Ley 2958, deberán poseer un ambiente acondicionado para su uso como lactario que: 1. Brinde privacidad y comodidad y permita a las madres trabajadoras la posibilidad de extraerse su leche sentadas. 2. Posea una mesa, un sillón y una heladera en la que la madre pueda almacenar refrigerada la leche extraída durante su jornada laboral. 3. Cuente con un lavabo cerca del mismo, para facilitar el lavado de manos (art. 2).

Deberá también realizarse una campaña de difusión acerca de los beneficios de contar con lactarios en las instituciones del sector privado, a los mismos fines explicitados en el texto legal para las instituciones del sector público local (art. 4).

III.LA LEY 14.787 DE LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES

En el contexto descripto, debe ubicarse la sanción y promulgación a fines del año 2015 de la Ley 14.787, consolidando dentro del orden jurídico provincial una política legislativa de fomento, concientización e institución de Bancos de Leche Materna, Centros de Recolección, Donantes y Beneficiarios.

1. Trámite legislativo del proyecto

El Proyecto D-806-14-15 (32) ingresó a la H. Cámara de Diputados el 25/4/2014, y tomó estado parlamentario el 30/4/2014. Luego de ingresar en la Comisión de Asuntos Constitucionales y Justicia el 8/5/14, fue aprobado por la Cámara constituida en Comisión, con modificaciones, el 20/5/14, y obtuvo igual resultado de la Comisión antedicha con fecha 23/9/14.

Ingresado a la H. Cámara de Senadores el 28/5/2015, es tratado, aprobado y sancionado en dicho recinto el 17/9/2015.

Posteriormente, por Decr. 1326 del 19/10/2015, dicha norma es promulgada y publicada en el Boletín Oficial del 21/12/2015.

2. Análisis sucinto de la norma bajo trato

1.

El objeto de la norma es «la regulación, promoción y protección, en el ámbito de la Provincia de Buenos Aires, de los Bancos de Leche Materna Humana Pasteurizada, en establecimientos asistenciales con servicios y / o salas de Obstetricia, Neonatología y Pediatría, y / o centros primarios de atención de la salud, dependientes del Ministerio de Salud» (art. 1).

Ello significa que no solo se quieren establecer las directivas que determinen el establecimiento, funcionamiento e implementación de los Bancos de Leche Materna en el ámbito geográfico de la provincia de Buenos Aires, sino que además se busca promover la lactancia y proteger los mecanismos implementados por el Estado a tal fin.

También se precisan los ámbitos institucionales en el marco de la salud pública que serán destinatarios de la acción desplegada a partir de la manda legislativa:establecimientos asistenciales cuyo desempeño se encuentre directamente vinculado con los beneficiarios del acceso a los bancos de leche, esto es, los lactantes. De allí la referencia a establecimientos asistenciales con servicios y / o salas de Obstetricia, Neonatología y Pediatría, y / o centros primarios de atención de la salud.

La Autoridad de Aplicación tendrá a su cargo dos importantes cometidos: determinará los lugares donde funcionarán los Bancos de Leche Materna Humana y detentará la facultad de disponer la creación de Centros de recolección (art. 1 «in fine»).

2.

Son importantes las definiciones aportadas por el art. 2 para la dinámica de la norma.

Se define allí qué se entiende por Banco de Leche Materna Humana y por Centro de Recolección.

En el primer caso, se hace referencia al «centro especializado responsable de: a. la promoción, protección y apoyo de la lactancia materna y de las actividades de extracción, procesamiento, conservación y control de calidad de todas las variedades de leche materna humana para su posterior administración y distribución gratuita, bajo prescripción médica, así como de b. entrenar, asesorar y capacitar al recurso humano y c.desarrollar investigaciones científicas y todas aquellas gestiones a fin de prestar asesoramiento técnico sobre lactancia materna».

En ese mismo orden de ideas, respecto de la segunda institución se refiere a aquellos centros «que tendrán como única función la recolección y / o extracción, control de admisión en cuanto al aspecto físico de la leche materna y datos de control de embarazo de la madre donante, para el posterior traslado de la leche materna al Banco de Leche que determine la Autoridad de Aplicación».

3.

Entrando al desglose de la estructura y funcionamiento del sistema que persigue implementar el legislador a través de la normativa, nos encontramos con algunas regulaciones específicas:

– Los Bancos y los centros de recolección, sean públicos o privados, deberán ser habilitados por la Autoridad de Aplicación, quien deberá establecer estándares mínimos de calidad y dictará las normas y procedimientos por seguir respecto de las condiciones sanitarias, de seguridad de las instalaciones y equipos, de aplicación de técnicas y tecnologías, la competencia de los recursos humanos, el cumplimiento de protocolos de atención, y de toda otra materia que incida en la seguridad de las prestaciones, con el objeto de garantizar un producto nutritivo y sanitariamente apto (art. 3).

Esto indica no solo la necesidad de la habilitación de dichos establecimientos por parte de la autoridad estatal competente, sino también que la norma proporciona los parámetros básicos que deberá tener en cuenta la autoridad para desarrollar la labor de autorización de funcionamiento y posterior control del mantenimiento de dichos estándares.

– Las donaciones de leche materna recepcionadas serán de distribución gratuita, y queda prohibida su comercialización en todo el territorio de la provincia (art.4).

Esta prescripción es fundamental, pues se apunta en todo momento a la salud pública y a la cobertura del derecho a la salud de los sectores más vulnerables, por lo que la distribución gratuita de la leche materna resulta de fundamental importancia para no frustrar los objetivos tenidos en cuenta por la norma.

– También resultan de gran importancia los artículos 5 y 6, en cuanto a la determinación de las madres donantes de leche materna (las que tienen sus hijos prematuros internados; las internadas junto a sus hijos en el período posparto y madres externas a establecimientos asistenciales que voluntariamente donen su excedente de leche) y los beneficiarios o receptores de la misma (los recién nacidos prematuros y / o de muy bajo peso, los recién nacidos enfermos o portadores de alergia a proteínas heterólogas, lactantes portadores de deficiencias inmunológicas, o durante el posoperatorio de intervenciones quirúrgicas, o con alergias a la proteína de leche de vaca, entre otros supuestos detallados).

– Los BLM deberán contar con un equipo técnico-profesional, cuya integración deberá establecer la autoridad de aplicación, capacitado en servicio de lactancia materna, bioseguridad, Código de Sucedáneos (33) y en procedimientos de manipulación de leche humana materna que garantice un producto sanitariamente apto, debiéndose garantizar la atención durante las veinticuatro (24) horas del día (art.8).

El personal de los Bancos de Leche Materna deberá asegurar el funcionamiento y logística de recepción y distribución de la leche entre los distintos sectores (público, privado o comunitario).

Estas disposiciones son de enorme importancia a los efectos de posibilitar el eficiente funcionamiento del servicio prestacional que se pretende obtener de los BLM en beneficio de la comunidad.

4.

Precisamente, el resto del articulado hace hincapié en determinados aspectos regulatorios esenciales para la concreción del sistema que se estructura con la Ley 14.787:

– El Poder Ejecutivo, al reglamentar la Ley, debe designar la autoridad de aplicación, teniendo la misma -entre otras funciones- la de diseñar e implementar un Plan Integral de Promoción y Protección de la Lactancia Materna (art. 10).

– La autoridad de aplicación deberá coordinar, con el Ministerio de Salud de la Nación (cfe. la Ley 26.873 ), la aplicación de un Plan Integral de Promoción, Protección y Concientización pública acerca de la importancia de la lactancia materna y de las prácticas óptimas de nutrición segura para lactantes y niños de hasta dos (2) años (art. 7).

Esto complementa y enriquece la labor y los objetivos perseguidos a nivel provincial por el Plan Integral previsto en el art. 10 de la norma, al que nos referimos «supra».

– Con este mismo sentido, la Autoridad de Aplicación debe instrumentar las medidas e infraestructura necesaria para la aplicación de la presente ley, de modo de facilitar el amamantamiento y / o la extracción de leche. Además, convocará a representantes de organismos estatales, organizaciones no gubernamentales, sociedades científicas, asociaciones de profesionales de la salud, a fin de establecer una estrategia multisectorial para el cumplimiento de los objetivos prescriptos.

Asimismo, el Ministerio de Salud de la Provincia podrá suscribir convenios con sanatorios y / o clínicas privadas a fin de aplicar coordinadamente la presente ley (art. 9).

Tanto el amamantamiento y la extracción de leche son conductas a promover mediante la concientización de la comunidad, a fin de lograr una mejor salud para todos.Es muy importante que el legislador haya previsto expresamente la participación de organizaciones de la sociedad civil, asociaciones profesionales y académicas, así como la colaboración de prestadores del subsistema privado de prestaciones de servicios de salud, a fin de lograr los cometidos perseguidos por la Ley 14.787.

5.

Finalmente, el art. 11 prevé la autorización al Poder Ejecutivo a realizar dentro del Presupuesto de Gastos y Cálculo de Recursos correspondiente, las adecuaciones presupuestarias necesarias para el cumplimiento de la presente Ley.

IV. IDEA FINAL

La télesis de la norma es por demás beneficiosa y positiva, y se inserta dentro del marco normativo existente en el orden jurídico nacional y provincial. Como en toda política pública, resulta fundamental identificar el objetivo perseguido, realizar una adecuada evaluación territorial y poblacional, identificar y capacitar los recursos humanos existentes, y proveerse de los insumos e infraestructura necesarios.

Para ello, debe realizarse una revisión periódica de los programas y planes puestos en marcha, tanto en el orden provincial como en forma conjunta y coordinada con la autoridad sanitaria nacional.

Será entonces fundamental una adecuada labor de la autoridad de aplicación de la ley en tal sentido, y esperar que el Poder Ejecutivo provea los fondos presupuestarios necesarios para los objetivos que hemos revistado, y provea las herramientas para una real y eficiente ejecución presupuestaria, que se traduzca en el uso idóneo de recursos, la obtención razonable de las metas perseguidas, y la concientización creciente de la importancia de contar con Bancos de Leche Materna y Centros de Recolección, a fin de velar por una mejor calidad de vida para los lactantes, valorizando y fomentando el rol de la madre donante.

.

(1) Recomendamos al lector la lectura de los artículos «Cuando el trabajo atenta contra la lactancia», «Qué hay que saber sobre las fórmulas» y «Un trabajo que empieza a dar frutos», publicados en la edición de La Nación del 31 de julio de 2005.

(2) «Galactosemia» es la incapacidad del organismo para utilizar (metabolizar) el azúcar simple galactosa (que causala acumulación de galactosa 1 fosfato), que alcanza altos niveles en el organismo y causa lesiones al hígado, el sistema nervioso central y otros varios sistemas corporales.

La galactosemia es una enfermedad hereditaria, transmitida como un rasgo autosómico recesivo y cuya ocurrencia es aproximadamente de 1 por cada 60.000 nacimientos. Existen 3 formas de la enfermedad: deficiencia de galactosa-1-fosfatouridil transferasa (galactosemia clásica, la forma más común y la más grave), deficiencia de galactosa cinasa y deficiencia de galactosa-6-fosfato epimerasa.

Las personas con galactosemia son incapaces de descomponer completamente el azúcar simple galactosa, que compone la mitad de la lactosa, el azúcar que se encuentra en la leche. La lactosa es un disacárido («di» significa ‘dos’ y «sacárido» significa ‘azúcar’), debido a que está compuesto de dos azúcares, galactosa y glucosa, enlazados.

Si a un bebé con galactosemia se le da leche, los derivados de la galactosa se acumulan en el sistema del bebé, y le causará daño al hígado, al cerebro, a los riñones y a los ojos. Los individuos con galactosemia no pueden tolerar ninguna forma de leche (ni humana ni animal) y deben vigilar cuidadosamente la ingesta de otros alimentos que contengan galactosa. La exposición a los productos lácteos puede ocasionar daño hepático, retardo mental, formación de cataratas e insuficiencia renal.

El niño afectado puede vivir una vida normal, si se hace un diagnóstico temprano y se evitan estrictamente los productos lácteos.

Puede consultarse el siguiente sitio web: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000366.htm (Medline Plus Enciclopedia Médica, un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU.), para mayor información sobre el tema.

(3) Véase el siguiente enlace web: http://www.redmedica.com.mx/gfr/lm.htm.

(4) Puede consultarse el siguiente enlace web: http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/002451.htm.

(5) Véase el siguiente artículo.«Hallan nuevas virtudes de la leche materna», en el diario La Nación, 16 de julio de 2010.

(6) Véase: «Los bebés que son amamantados crecen con el corazón más sano», en diario Clarín, 7 de noviembre de 2007.

(7) Sobre lo dicho, véase ETIENNE, Carissa F.: »Promover y sostener a las madres que amamantan», en diario Clarín, del 8 de agosto de 2013.

(8) Véase GIUBELLINO, Gabriel: «Lanzan una guía para alimentar correctamente a los bebés», en Clarín, 10 de octubre de 2005.

En relación con la educación general sobre el tema, es importante estar atentos a determinadas publicidades que resultan contraproducentes con los objetivos descriptos, ya que a través de publicidades engañosas (contraviniendo expresas disposiciones de la Ley 22.802 de Lealtad Comercial), se dan a conocer productos que se postulan como si hicieran crecer mágicamente o como si pudieran reemplazar a la lactancia materna. El contralor estatal deberá aquí jugar (junto a la denuncia de la población) un rol fundamental en velar por el bienestar general.

Véase el siguiente artículo: «Los avisos de alimentos para niños, bajo la lupa», en Clarín, 10 de octubre de 2005.

(9) Véase GALARZA, Eliana: «Hospitales públicos: 64% de los bebés no recibe una lactancia adecuada», en Clarín, 29 de octubre de 2005, y «Casi la mitad de los bebés no es alimentada con leche materna», en Infobae, 24 de mayo de 2006.

(10) En tal sentido, véase CZUBAJ, Fabiola: «Banco de leche materna con delivery», en La Nación, 25 de octubre de 2010.

Allí se detalla el programa de trabajo llevado a cabo entre el Banco de Leche del Hospital Dr. Julio C. Perrando, de Resistencia, provincia del Chaco, y la Fundación para la Investigación en Infectología Infantil (Infant). Para mayor detalle, puede consultarse http://www.infant.org.ar.

Véase también lo siguiente:«Los bancos de leche materna» (http://www.msal.gob.ar/index.php/component/content/article/46-ministerio/369-los-bancos-de-leche-materna) y el documento «Red Argentina de Bancos de Leche Materna (Un paso adelante)», de la Dirección Nacional de Maternidad e Infancia del Ministerio de Salud de la Nación (http://www.msal.gob.ar y http://www.bvspediatria.org.ar/lactancia/red_arg.pdf).

(11) Véase el siguiente enlace web: http://www.gob.gba.gov.ar/legislacion/legislacion/f-14787.html.

(12) Sancionada el 3 de julio de 2013; promulgada de hecho el 5 de agosto de 2013; BO: 7/8/2013.

(13) BO: 14/1/2015.

(14) BO: 20/12/2010

(15) BO: 5/7/2013.

(16) Microjuris.com, cita LEG63811.

(17) BO: 14/9/2016.

(18) Grupo Mercado Común (GMC) del MERCOSUR.

(19) Microjuris.com, cita LEG49679.

(20) Microjuris, cita LEG30205.

(21) BO: 28/10/2015.

(22) BO: 1/9/2014.

(23) Sancionada el 5/7/2005; promulgada el 5/8/2005; BO: 12/08/2005.

(24) BO: 17/5/2006.

(25) BO: 18/12/2013.

(26) La Ley 6173 (BO: 17/9/2008), creó en el ámbito de la Provincia del Chaco la Red de Bancos de Leche Humana cuya referencia será el que funciona en el Hospital «Dr. Julio C. Perrando» y con cinco -5- nodos en los Hospitales de: Presidencia Roque Sáenz Peña, Juan José Castelli, Villa Ángela, Las Breñas y General José de San Martín, de dicha provincia (art. 1).

El «Banco de Leche Humana» es una dependencia oficial especializada con rango de Dirección General, obligatoriamente vinculada a hospitales públicos y su función está destinada especialmente a: a. La promoción de la donación; b. La recolección, el procesamiento, el control de calidad; c. La distribución a los receptores bajo prescripción médica; d. Toda otra actividad o función relacionadas con la alimentación a niños menores de treinta -30- días internados, con leche humana heterogénea en las fases de calostro, leche de transición y leche madura; e.Así como entrenar, asesorar y capacitar recursos humanos; f. Desarrollar investigaciones científicas y / u operaciones y g. Prestar asesoramiento técnico (art. 3).

Los Bancos de Leche Humana deberán procesar y conservar la leche humana para su provisión a niños prematuros, con alergia a la proteína de la leche vacuna, con trastornos en la alimentación o absorción u otros casos en que la leche humana sea de elección. La distribución y entrega de leche humana se realizará solamente por prescripción médica específica, con fundamentación precisa para su uso imprescindible y en pacientes con necesidades especiales comprobadas (art. 4).

(27) Microjuris, cita LEG30161.

(28) BO: 10/11/2006.

(29) Los Bancos de Leche Materna Humana tendrán como objetivo:

1. Establecer una política para apoyar, proteger y promover la lactancia materna con el fin de disminuir la desnutrición, morbimortalidad y mortalidad infantil.

2. Fomentar la donación de leche materna por parte de aquellas mujeres sanas cuya producción de leche permita amamantar a su hijo y donar el excedente.

3. Brindar información y concientizar a la población sobre los beneficios de la lactancia y la leche materna (art. 3).

La finalidad de los BLH es «Los Bancos de Leche Materna Humana son los encargados de extraer, analizar, pasteurizar y ejecutar los procesos de conservación, clasificación, control de calidad y distribución de leche materna para todo niño / niña impedido de recibir lactancia directa de su madre» (art. 4).

(30) BO: 15/5/2007.

(31) BO 23/1/2009.

(32) Su autoría es del legislador Rozas, Fernando Oscar y tiene como agregados los expedientes D483/12130; D806/14151; D806/14152; y D1367/14150.El proyecto reproduce los términos de su similar D483/1213.

(33) Se considera «sucedáneo de la leche materna» a todo alimento comercializado o de otro modo presentado como sustitutivo parcial o total de la leche materna, sea o no adecuado para ese fin.

El Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna (OMS/UNICEF, 1981) tiene por objeto contribuir a proporcionar a los lactantes una nutrición segura y suficiente, protegiendo y promoviendo la lactancia natural y asegurando el uso correcto de los sucedáneos de la leche materna, cuando estos sean necesarios, sobre la base de una información adecuada y mediante métodos apropiados de comercialización y distribución.

El Código se aplica a la comercialización y prácticas con esta relacionadas de los siguientes productos: sucedáneos de la leche materna, incluidas las preparaciones para lactantes; otros productos de origen lácteo, alimentos y bebidas, incluidos los alimentos complementarios administrados con biberón, cuando están comercializados o cuando de otro modo se indique que pueden emplearse, con o sin modificación, para sustituir parcial o totalmente a la leche materna; los biberones y tetinas. Se aplica asimismo a la calidad y disponibilidad de los productos antedichos y a la información relacionada con su utilización.

Puede consultarse el siguiente enlace web: http://www.mimp.gob.pe/webs/mimp/lactarios-institucionales/pdf/codigo-Intl-Comercializacion-Sucedaneos-Leche-
aterna.pdf.

(*) Abogado. Magíster en Doctrina Social de la Iglesia, Universidad Pontificia de Salamanca (Campus Madrid). Posgrado en Gestión y Control de Políticas Públicas, FLACSO (sede Argentina). Posgrado en Organizaciones de la Sociedad Civil, FLACSO (sede Argentina). Docente invitado de grado y posgrado, UBA y Universidad Maimónides. Autor de obras sobre temas de su especialidad.