Intento desesperado de la defensa de Lázaro Báez para tirar abajo la indagatoria

lazaro-baezA través de su abogado, Báez había pedido cambiar la fecha de su declaración, pero el juez Ercolini se lo negó.

El empresario K y socio comercial de Cristina Kirchner pidió hoy la postergación de su indagatoria en la causa que investiga una presunta matriz de corrupción en la obra pública, que lo favoreció los últimos doce años con U$S 2.200 millones en contratos viales. Lázaro Báez además pidió la nulidad de la causa. El juez Julián Ercolini rechazó ambos pedido y mañana a las 10 se realizará la indagatoria tal como estaba planteado en el nuevo cronograma.

A horas de presentarse nuevamente en los Tribunales de Comodoro Py, Lázaro Báez buscó evitar ser indagado en la causa en la que declaró Cristina Kirchner el lunes negando ser su amiga y socia. El dueño de Austral Construcciones es investigado por la “discrecionalidad” con la que se otorgaron 51 contratos a su holding que en un 50 % dejó inconclusos.

Gabriel Palmeiro, socio de Maximiliano Rusconi -defensor de Báez en la Ruta del Dinero K- pidió hoy ante el juez Ercolini la postergación de la indagatoria y la nulidad de la causa. Entre los argumentos, según pudo saber Clarín, manifestó que es “infundado el pedido de los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques” y que por eso lo considera “nulo y también nulo el llamado a indagatoria”.

Los fiscales señalaron en su dictamen que hubo un “plan criminal” para “favorecer a Báez” a quien también definen como “el amigo presidencial”, con los contratos de obra pública. Esto es rechazado por la defensa de Báez que insistirá con la necesidad de “una verdadera auditoría” y niegan además la existencia de “sobreprecios en los contratos”, según pudo saber Clarín.

El juez Ercolini rechazó este pedido señalando que son “argumentaciones de defensa” y que precisamente “la declaración indagatoria es el momento en el que el imputado puede hacer su descargo de defensa“.

Lázaro Báez -preso hace seis meses por lavado de dinero- deberá explicar mañana cómo pasó de ser monotributista a convertirse en el principal beneficiario de la obra pública, ganando 51 contratos por U$S 2.200 millones, según la auditoría de la actual gestión de Vialidad Nacional. Además, los presuntos sobreprecios que promedian el 65 % del costo real de los contratos que recibió, y a dónde se dirigieron los fondos recibidos, ya que la mitad de las obras nunca se finalizaron.

Pese a la negación de Cristina Kirchner, el empresario K y dueño de Austral Construcciones que ayer presentó el concurso de acreedores, tiene múltiples negocios que los vinculan: 13 transacciones inmobiliarias, Báez administró tres de los hoteles de la ex Presidenta, tienen en condominio un terreno de 78.000 metros cuadrados, la empresa construyó y alquiló departamentos de la firma Los Sauces SA de la familia Kirchner. También hay contratos de locación y compra venta de cinco casas ubicadas en Río Gallegos.

Ver texto completo en: http://www.clarin.com/