fbpx

Avalan la decisión de un colegio de denegar la matrícula a un niño a causa de su bajo rendimiento

ninos-en-la-escuelaPartes: R. N. L. p/ su hijo menor S. R. M. c/ Instituto Padre Vásquez PS-023 s/ acc. amparo

Tribunal: Cámara de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Minas, de Paz y Tributaria de Mendoza

Sala/Juzgado: Segunda

Fecha: 25-ago-2016

Cita: MJ-JU-M-100384-AR | MJJ100384 | MJJ100384Sumario:

1.-Cabe confirmar el rechazo de la acción de amparo deducida ante la decisión del establecimiento educativo demandado de no rematricular al hijo de los amparistas, pues la decisión del colegio no ha sido extemporánea, ya que se han cumplido los plazos legales, ni arbitraria, puesto que se ha originado en el rendimiento escolar del menor; tampoco ha sido discriminatoria, en tanto se cumplieron los requisitos estatuidos para aceptar alumnos repetidores.

2.-Sobre el ejercicio del derecho de admisión por las instituciones educativas de gestión privada en ocasión de la rematriculación, debe imperar la libre elección de los contratantes, no comprometiéndose los establecimientos educativos a mantener la inscripción de los alumnos durante toda la etapa de enseñanza primaria y secundaria, sin que ello pueda extraerse de haber sido admitidos con anterioridad y haber cursado N.lmente otros grados.

3.-Cuando un instituto de enseñanza privada expresa las causas por las que se opone a la rematriculación de un alumno, corresponderá ponderar la razonabilidad de los argumentos puesto de manifiesto en la medida que parece claro que no viola derecho alguno cuando se fijan razonablemente las condiciones de ingreso o permanencia de alumnos en un establecimiento.

Fallo:

En la Ciudad de Mendoza, a los veinticinco días del mes de agosto de dos mil dieciséis, se reúnen en la Sala de Acuerdos de la Excma. Cámara Segunda de Apelaciones en lo Civil, Comercial, Minas, de Paz y Tributario, las Sras. Juezas titulares de la misma Dras. María Teresa Carabajal Molina, Silvina del Carmen Furlotti y Gladys Delia Marsala y traen a deliberación para resolver la causa n° 257.342/52.114 caratulada «R. N. L. P/ SU HIJO MENOR S. R. M. CONTRA INSTITUTO PADRE VÁSQUEZ PS-023 P/ ACC. AMPARO», originaria del Primer Juzgado de Gestión Asociada, de la Primera Circunscripción Judicial, venida a esta ins-tancia en virtud del recurso de apelación interpuesto a fs. 147/151 por los actores contra la sentencia del 13 de mayo de 2.016, obrante a fs. 141/143 que rechazó la acción de amparo incoada por los Sres. N. L. R. y Jorge Eduardo S. Regadas contra Instituto Padre Vásquez, impuso las costas a la accionada y reguló los honorarios.

Habiendo quedado en estado los autos a fs. 162 se practicó el sorteo que deter-mina el art. 140 del C.P.C., arrojando el siguiente orden de estudio: Dres. Marsala, Ca-rabajal Molina y Furlotti.

De conformidad con lo dispuesto por el art. 160 de la Constitución de la Provincia, planteáronse las siguientes cuestiones a resolver:

PRIMERA: ¿Es justa la sentencia apelada?

En su caso ¿qué pronunciamiento corresponde?

SEGUNDA: Costas

SOBRE LA PRIMERA CUESTION, LA DRA GLADYS DELIA MAR-SALA, dijo:

1. Llegan estos autos a la Alzada en virtud del recurso de apelación interpuesto a fs. 147/151 por los actores contra la sentencia del 13 de mayo de 2.016, obrante a fs. 141/143.

2. La Sra. Juez de Primera Instancia -luego de señalar por qué es procedente la vía del amparo- razona del siguiente modo:-el Colegio Padre Vásquez es una institución educativa pública de gestión privada, incorporada a la educación oficial y beneficiada con el aporte estatal reglamentado por el Decreto provincial n° 2.633/05. Tal categorización proviene del art. 2 de la Ley 6.970, N. que regla las obligaciones y derechos de este tipo de instituciones.

-el amparista se funda en la Ley Nacional 26.061 y en la Resolución 785/00 de la Dirección General de Escuelas, pero tal disposición no rige para instituciones de gestión privada beneficiarias del aporte estatal.

-de la teleología de la Resolución 785/00 de la DGE – agregada a fs. 12- dentro del marco N.tivo, en especial la Ley Nacional, la Ley Provincial 6.970, el Decreto Provincial 2.633/05 y la Resolución 641/81 del Ministerio de Educación de la Nación, claro resulta que la absorción de alumnos repetidores por el establecimiento en el cual se produjo tal circunstancia solo es aplicable a las instituciones educativas públicas de gestión pública, ya que lo contrario implicaría, por vía de una disposición de menor jerarquía y adoptada por quien no ostenta el poder legislativo delegado, de una derogación tácita del sistema de gestión privada, que a nivel nacional y provincial, sin ninguna duda dispone el derecho de admisión de los establecimientos educativos de este tipo.

-el derecho de admisión y permanencia implica que el establecimiento tiene el derecho de adoptar reglas mínimas a cumplir al momento de ingresar y cuya violación no puede producirse mientras el alumno permanezca en el establecimiento, las que deberá plasmar en un convenio o acuerdo de convivencia, que será notificado a los ingresantes y sus representantes legales al momento de solicitar su incorporación al establecimiento y también comunicadas todas sus modificaciones antes de su entrada en vigencia.

-la instrumental agregada a fs.72/74, dentro de las reglas de convivencia y espe-cialmente en la declaración jurada y compromiso formal de aceptación del denominado «Reglamento Interno», da cuenta que la madre del menor tomó conocimiento que en el establecimiento educativo la inscripción del alumno quedaría supeditada a la condición de que no adeude más de dos espacios curriculares, circunstancia que habilitaría a la institución educativa, conforme el art. 10 del convenio de prestación de servicios educativos, a no admitir al alumno para el cursado del ciclo lectivo posterior.

-el derecho de admisión ejercido por el establecimiento aceptando la incorporación de otros alumnos repetidores, es facultad que el sistema educativo expresamente reconoce y hace alusión a la calidad de individuo único e irrepetible de cada alumno, cuya presencia, conducta y rendimiento académico conforman un todo inescindible que determina que no sea comparable con otros individuos, aún objetivamente en igualdad de circunstancias.

-el derecho de admisión, legislativamente consagrado, es una facultad discrecional del establecimiento que no debe ser fundada y que de manera alguna cae frente a la adopción de medidas diferentes en cada caso. El Instituto Padre Vásquez podría, inclusive, no haber admitido al niño S. R. aún teniendo un excelente rendimiento académico, si hubiera considerado que por alguna causa no era adecuado para el proyecto educativo del establecimiento.

-la facultad de admisión y permanencia no viola de manera alguna los derechos que le asisten al menor, en especial el derecho de estudiar, sino que es consecuencia del dere-cho que tienen los establecimientos educativos a enseñar dentro de los parámetros y finalidades que establezcan de acuerdo a lo dispuesto por el art. 90 inc.a) de la Ley 6.970.

-si bien el Estado, conforme a los principios generales establecidos por el sistema no puede dejar al menor fuera del sistema educativo, esto no implica que deba mantenerlo en un colegio de gestión privada al que se le ha permitido establecer sus lineamientos funcionales con ciertas facultades, dentro de las cuales está la cuestionada, siempre y cuando las mismas se ejerzan dentro del marco establecido por la Dirección de Enseñanza Privada de la D.G.E. como autoridad supervisora de la prestación del servicio educativo de gestión privada.

3. A fs. 147/151 funda su recurso el apelante.

Sostiene que el primer error estriba en que la sentencia no hace aplicación de la Resolución 785/00 y el art. 5 de la ley 6.970 ya que sea estatal o privada la gestión edu-cativa están sometidas a las reglamentaciones que dicte la D.G.E.

En segundo lugar sostiene que, respecto del derecho de admisión, los fundamentos de la sentencia no son correctos, toda vez que no está informado el menor de dicha regla, tal como surge de fs. 72/76 donde existe la firma de los padres, pero no del menor (art. 98 Ley 6.970).

Por último se ha violado el derecho de igualdad ya que el colegio ha inscripto a otros repetidores.

4. A fs. 149/155 contesta fundamentación los apelados a cuyas consideraciones me remito en mérito a la brevedad.

5. A fs. 159 dictamina la Sra. Asesora de Menores.

6. A fs. 163 el Tribunal ordena audiencia con las partes, cuya constancia de rea-lización luce a fs. 164.

7. A fs. 165 se llaman autos para resolver.

8. Adelanto mi opinión adversa a la suerte del recurso incoado.

8.1.Sobre el ejercicio del derecho de admisión por las instituciones educativas de gestión privada en ocasión de la rematriculación la jurisprudencia mayoritaria entiende que «.debe imperar, en principio, la libre elección de los contratantes y que los es-tablecimientos educativos no se comprometen a mantener la inscripción de los alumnos durante toda la etapa de enseñanza primaria y secundaria sin que ello pueda extraerse de haber sido admitidos con anterioridad y haber cursado N.lmente otros grados.» (ver Fundación San Martín de Tours. LL 1982-B, 363 ; Echegaray Ferrer Carlos., ED 109-498).

En lo que los precedentes judiciales discrepan es si la decisión debe ser fundada o no habiendo, algunos entienden que es de carácter discrecional (Mataresse Patricia c/ St Andrew’s Scots SAchool» (LLBA 2005, 651)) y otros que debe ser fundada (Frigerio Octavio y otros c/ Instituto Escolar Goethe, ED 123-103) (todos citados en Tratado de Derecho del Consumidor, Directores Stiglitz-Hernández, Editorial La Ley 2015, Tomo II, págs. 539 y sigs.).

8.2. Respecto al punto ha dicho la S.C.J.Mza. en la causa n° 92.175 caratulada: «Viñuela Facundo Gabriel En J° 95.127/30.878 Romboli Mónica G. Y Ot. P.S.H.M. C/ Colegio E Instituto Sanbuenaventura P/ D. Y P. S/ Inc. Cas.» «.la educación es con-cebida por las sociedades que se precian de democráticas como uno de los servicios pú-blicos esenciales que el Estado debe garantizar a los ciudadanos y como uno de los de-rechos humanos fundamentales que hacen a la dignidad de la persona (cfr. El derecho de admisión y el derecho a la educación. A propósito del proyecto de ley a favor de la no exclusión de alumnos sin causa fundada en escuelas de gestión privada de la ciudad, incluido en «Papeles de Trabajo», Defensoría del Pueblo de la ciudad de Buenos Aires, 2004, pág.20).».

«.Tales aspectos han sido receptados recientemente en la Ley N° 2.681, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que expresamente establece que «los establecimientos educativos de gestión privada incorporados a la enseñanza oficial en todos sus niveles no podrán negar sin causa la matriculación o rematriculación a un/a aspirante para el año o ciclo lectivo siguiente (art. 1). Establece además que las causas que aleguen las instituciones educativas para negar la matriculación o rematriculación, deberán fundarse en condiciones objetivas de admisión, que no deben ser contrarias a los derechos reconocidos en la Constitución Nacional y en la Constitución de la Ciudad Autónoma de Bue-nos Aires (art.2).».

«.Si bien es cierto que existen antecedentes jurisprudenciales que sientan prin-cipios generales según los cuales al no existir disposición legal o reglamentaria que determine la obligación para una institución privada de admitir la inscripción de un alumno para impartirle enseñanza, aún cuando haya asistido a la misma en el año lectivo anterior y haya sido promovido al grado escolar siguiente; ante la inexistenci a de un contrato en virtud del cual exista un compromiso de mantener la inscripción, su admisión o rechazo en el momento de llevarse a cabo la matriculación, es resorte privativo del instituto de enseñanza.(Cám. Nac. Civ., Sala G » Fidel , Luis Samuel y ot. c/Instituto Sara Cham-berlain de Eccleston» 24-4-89, ED 156-255).».

«.Entiendo que aún cuando se participe de tal criterio, siempre el derecho de admisión o de reinscripción debe darse en un marco de razonabilidad, no ejercerse en forma abusiva y contemplando el interés superior del niño. En tal sentido afirmaba Bidart Campos que:»Si hay una inscripción anual que debe renovarse en cada período, es indudable que el derecho de admisión o rechazo en cada oportunidad no puede ser cohibido, a menos que la negativa apareciera como arbitraria mediante indicios, presun-ciones o causales objetivamente susceptibles de prueba» (Nota de Germán Bidart Cam-pos al fallo de la C3°CC Córdoba, agosto 16-1983 «Echegaray Ferrer, Carlos J.», ED t 109/498).

«.Con igual criterio se sostiene que cuando un instituto de enseñanza privada expresa las causas por las que se opone a la rematriculación de un alumno, corresponderá ponderar la razonabilidad de los argumentos puesto de manifiesto en la medida que parece claro que no viola derecho alguno cuando se fijan razonablemente las condiciones de ingreso o permanencia de alumnos en un establecimiento («Frigerio c. Instituto Escolar Goethe» CNCiv. Sala C. ED 7/5/87), y que el derecho de no rematricular reconocido a los institutos de enseñanza privada no puede ser ejercido por estos en forma caprichosa o arbitraria, sino cuando esa prerrogativa no importe discriminación o perjuicio ilegítimos» (MR. C.Asoc. Civil Colegio V.D» ED 213-536).».

«.Es decir, que la no rematriculación será legítima cuando el colegio verifique anualmente que el alumno o sus representantes no se ajustan a las N.s, fines, objetivos o ideario del colegio, incumpliendo de este modo con sus obligaciones contractuales a las cuales se habían comprometido en su solicitud de ingreso ( Conf. «Derecho de la edu-cación y acto de admisión en el ámbito de la enseñanza privada» «Derecho de la educación y acto de admisión en el ámbito de la enseñanza privada» por Emilio C. Joulia y Carolina Bertolino.E.D.184-1423).».

De lo transcripto se desprende que:

-la educación debe ser concebida por las sociedades democráticas como uno de los servicios públicos esenciales que el Estado;

-el derecho de admisión o de reinscripción debe ser fundado y razonable, esto es, no ejercerse en forma abusiva y contemplar el interés superior del niño;

-cuando un instituto de enseñanza privada expresa las causas por las que se opone a la rematriculación de un alumno, corresponderá ponderar la razonabilidad de los argumentos puesto de manifiesto en la medida;

– la no rematriculación será legítima cuando el colegio verifique anualmente que el alumno o sus representantes no se ajustan a las N.s, fines, objetivos o ideario del colegio, incumpliendo de este modo con sus obligaciones contractuales a las cuales se habían comprometido en su solicitud de ingreso.

8.4. Llegada a este punto debo resolver lo que constituye el nudo gordiano del líbelo recursivo: si la decisión tomada por el instituto educativo ha sido tomada en forma arbitraria.

Estimo que no. Explicaré por qué.

a.A fs. 74 luce solicitud de inscripción para el ciclo lectivo 2.016 donde expresamente se señala que «.la presente se constituye solo en una reserva de banco y que la inscripción quedará supeditada a que el alumno no adeude más de dos espacios curriculares y cumplimentados todos los requisitos administrativos pedagógicos para su promoción.», esta solicitud de reserva está firmada por la actora.

b.La decisión de no matriculación fue manifestada por el instituto accionado en el cuaderno de comunicaciones del menor. Este hecho no ha sido negado por los actores.

c.En el acta que figura a fs. 75 el colegio informa a los padres el rendimiento escolar del menor, por qué no lo rematriculan, se le ofrece que rinda los es-pacios curriculares que adeuda en condición de ALUMNO LIBRE o que se realicen todas las gestiones para que comience el cursado de la Educación Secundaria consagrada como OBLIGATORIA en la Ley Nacional de Educación Nro. 26.206.Nada aceptan los padres eligiendo la vía legal.

d.A fs. 77/78 corre agregado informe del alumno donde se especifica que del Primer Año, adeuda un Espacio Curricular y un Espacio Extracurricular pendientes de aprobación; de los nueve Espacios Curriculares de Segundo Año, Aprobó cuatro y Des-aprobó cinco.

e.A fs. 77/78 vta. se informa el criterio de aceptación de repetidores: pre-sentación de solicitud; análisis del apoderado legal y de la Directora en cada caso; cantidad de espacios curriculares adeudados, puntaje índice de convivencia escolar, priorización de vacantes físicas en cada curso y cantidad de veces que no se ha promocionado en el se-cundario.

f.A fs. 78 luce grilla de aceptación de repetidos y de los no aceptados.

g.Conforme la audiencia ordenada por este Tribunal -ver fs. 163- se expuso que el alumno este año -cursa en el colegio por la medida precautoria ordenada- no tiene buen rendimiento escolar, los progenitores adeudan cuotas y, la resistencia de los padres al cambio de colegio estriba en que desean que sus dos hijos -por razones de seguridad- concurran juntos al colegio.

h.En la citada audiencia se expuso que el colegio ha brindado asistencia psicopedagógica al menor, no así de los padres, a los que se les sugiere realizar dicho apo-yo, buscando persona idónea para ello.

i.Se pregunta al Apoderado del colegio hasta cuándo el menor puede ins-cribirse en otro colegio para no perder el año, a lo cual responde hasta octubre y se ofrece a efectuar los trámites para el cambio como ya lo hizo con antelación.

De lo descripto surge que la decisión del colegio no ha sido extemporánea -se han cumplido los plazos legales-, ni arbitraria -puesto que se ha originado en el rendimiento escolar del menor- y tampoco ha sido discriminatoria -ya que se cumplieron los requisitos estatuidos para aceptar alumnos repetidores-.

Por todo y, si mi voto es compartido por mis distinguidas colegas de Cámara, deberá confirmarse la sentencia puesta en crisis.

8.5.No obstante lo expuesto, dispondré -en aras de asegurar que Martín termine el cursado 2.016- y con el fundamento que el Instituto Padre Vásquez está en mejores condiciones que los progenitores para obtenerlo- realice gestiones para facilitar el admisión del alumno en un colegio de destino, bajo apercibimiento de que concluya el cursado en el establecimiento demandado.

Asimismo, si los padres persisten en la negativa al traslado quedará relevado de la medida dispuesta, todo lo cual deberá informarse al Tribunal en el término de Diez Días de notificada la presente resolución.

ASI VOTO.

Sobre la misma cuestión las Dras. Carabajal Molina y Furlotti, adhieren al voto que antecede.

SOBRE LA SENGUNDA CUESTION, LA DRA. GLADYS MARSALA, dijo:

Atento al modo como se ha resuelto el recurso las costas se imponen a la apelante vencida -arts. 35 y 36 C.P.C.-.

Los honorarios se regulan conforme lo realizado por la Sra. Juez de Primera Ins-tancia puesto que no han sido motivo de agravios.

ASI VOTO.

Sobre la misma cuestión las Dras. Carabajal Molina y Furlotti adhieren al voto que antecede.

Por ello, la Cámara

RESUELVE:

Mendoza, 25 agosto de 2.016.

1.Rechazar el recurso de apelación incoado a fs. 147/151 por los Sres. N. L. R. y Jorge Eduardo S. Regadas, contra la sentencia dictada por el Primer Juzgado de Gestión Asociada, en fecha 13 de mayo de 2.016, obrante a fs. 141/143, la que se confirma en todas sus partes.

2.Imponer las costas al apelante vencido (arts. 35 y 36 ap. I C.P.C.).

3.Regular los honorarios profesionales de la siguiente manera: al Dr. José María Sayavedra (mat. 1.130) en la suma de ($.); a los Dres. Baltasar E. Sayavedra (mat. 6.698) y Rodrigo J. A. Sayavedra (mat. 5.829) en la suma de ($.) en conjunto; al Dr. Omar E. Fornetti (mat. 6.236) en la suma de ($.); y a la Dra. Rebeca S. Huwyler (mat. 9.301) en la suma de ($.) (arts. 3, 13, 15 y 31 Ley 3.641).

4.Disponer que el Instituto Padre Vásquez realice gestiones para facilitar la admisión de Martín S. R. en un colegio de destino, a fin de garantizar la esco-laridad obligatoria, bajo apercibimiento de que concluya el cursado en el establecimiento demandado. Si los padres, no obstante, persisten en la negativa al traslado quedará relevado de la medida dispuesta, todo lo cual deberá informarse al Tribunal en el término de Diez Días de notificada la presente resolución.

NOTIFIQUESE Y BAJEN

GM/np

Dra. Gladys Delia MARSALA

Dra. María Teresa CARABAJAL MOLINA

Dra. Silvina Del Carmen FURLOTTI

A %d blogueros les gusta esto: