fbpx

Fuerte puja entre Pro y el massismo en la Legislatura

dolar-pesoEl blanqueo y la paridad de género abren grietas en el acuerdo.

Una batalla silenciosa se prepara en la Cámara de Diputados bonaerense y podría desatarse hoy, cuando Cambiemos intente reunir el quórum para sesionar y sancionar la adhesión de la provincia a la ley nacional de blanqueo de capitales, que ya tiene aval del Senado. Quien buscará que no haya quórum es el massismo, que pretendía sancionar también hoy la paridad de género, para que en 2017 haya igualdad de candidatos hombres y mujeres, pero se encontró con que un sector del oficialismo resiste esa ley tal como fue aprobada en la Cámara alta provincial.

 

Las tratativas entre el presidente de la Cámara baja, Jorge Sarghini, del massismo, y el vicepresidente, Manuel Mosca, hombre de la gobernadora María Eugenia Vidal , llegaron a un punto muerto y, si el escenario no cambia en las próximas horas, la pulseada se dirimirá hoy, contando ausentes y presentes en el recinto. ¿Quiénes decidirán? Los bloques kirchnerista y peronista.

 

Las diferencias no se explican tanto por la letra de los dos proyectos de ley, sino por los crecientes problemas de convivencia entre el oficialismo y el massismo, que durante este año actuaron en tándem por un acuerdo entre Vidal y Sergio Massa.

La semana pasada, en una sesión desordenada, el massismo ganó la pulseada en el Senado para dar media sanción a la ley de paridad de género y reclamar el rédito político. Pero, en lugar de esperar que el proyecto pase por las comisiones de Diputados, el FR presionó para aprobar hoy la ley sin dictamen (para lo cual necesita dos tercios de los votos). El motor de la cruzada es la esposa de Massa, Malena Galmarini, que convocó a militantes para copar la sesión.

 

Vidal también se embanderó detrás del proyecto, que es resistido por un sector de Cambiemos. Pero sólo dos diputados (Guillermo Castello y Eduardo Barragán) se animaron a expresar esas razones. El resto, que teme ser condenado públicamente por oponerse a una «causa políticamente correcta» como es la paridad de género, pidió tiempo y que la iniciativa pase a las comisiones.

 

Sarghini, que siempre abogó porque los proyectos de ley sean mejorados en las comisiones, se plegó al mandato de su propio partido y buscó negociar con Mosca el apoyo massista al blanqueo a cambio de los votos de Pro para la paridad de género.

 

Si alguna vez llegaron a un acuerdo, ayer naufragó y las acusaciones volaban entre ambos bandos. Anoche, Cambiemos analizaba si podría conseguir los diputados para llegar al quórum y sacar hoy la ley de adhesión al blanqueo de capitales. O si resolvía sus diferencias internas para apoyar el proyecto de paridad de género. El massismo, por su parte, se preparaba para que no hubiera sesión. Hoy se sabrá el resultado.

 

Fuente: http://www.lanacion.com.ar/

A %d blogueros les gusta esto: