No acreditada la falta de goce de una prestación determinada, no procede el daño moral por el cambio fraudulento de obra social

obra-social-farmaciasPartes: W. A. M. c/ Obra Social del Personal de Farmacia s/ daños y perjuicios

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal

Sala/Juzgado: III

Fecha: 22-abr-2016

Cita: MJ-JU-M-100205-AR | MJJ100205 | MJJ100205

Debe rechazarse el reclamo por daño moral en razón del cambio no consentido de obra social mediante un formulario de traspaso con firma falsificada, ya que no se acreditó cual fue la prestación que el actor no pudo recibir.

Sumario:

1-Corresponde rechazar la demanda contra una obra social por el del daño moral que el actor alegó haber sufrido a causa de su traspaso a otra obra social en virtud de un formulario que contaba con su firma falsificada, ya que si bien debió sortear alguna molestia por un traspaso que no eligió, no aportó elemento de juicio alguno que permita tener por configurado el daño moral y no limitarse a considerarlo necesario o inevitable. 2-Teniendo en cuenta que la presentación en sede penal con anterioridad al vencimiento del plazo del art. 4037(ReF:leg1308.4037) del CCiv. suspendió la prescripción de la acción de responsabilidad civil, corresponde rechazar la excepción de prescripción planteada por la obra social demandada por el daño moral derivado de un traspaso con la firma del actor falsificada.

Fallo:

En Buenos Aires, a los 22 días del mes de abril del año dos mil dieciséis, hallándose reunidos en acuerdo los Señores Vocales de la Sala III de la Excma. Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal a fin de pronunciarse en los autos “W. A. M. c/ Obra Social del Personal de Farmacia s/ daños y perjuicios”, y de acuerdo al orden de sorteo el Dr. Recondo dijo:

I. El señor juez de primera instancia hizo lugar a la excepción de prescripción deducida por la Obra Social del Personal de Farmacia y, en consecuencia, rechazó con costas la demanda que había interpuesto A. W., a fin de que se condenara a dicha institución al pago de 20.000 pesos en concepto del daño moral que alegó haber sufrido a causa de su traspaso a otra obra social en virtud de un formulario que contaba con su firma falsificada (fs.291/293).

Contra dicho pronunciamiento, se alzó la actora a fs.295, recurso que fue concedido libremente a fs.296. Elevados los autos a la Sala, expresó agravios a fs.301/303 los que fueron contestados a fs.305/306. Median asimismo recursos de apelación por los honorarios regulados, los que serán tratados por la Sala en conjunto al finalizar el presente Acuerdo.

II. Comienzo por recordar que el a quo, para dar favorable acogida a la excepción de prescripción interpuesta por la demandada, consideró que el origen del reclamo de autos es de naturaleza extracontractual, resultando de aplicación al caso el plazo de dos años, previsto en el art. 4037 del Código Civil.

Seguidamente, destacó que pese haberse constituido la parte actora como querellante en la causa penal seguida contra la obra social demandada por estafa, lo cierto es que el curso de la prescripción no había sido suspendido en los términos del art.3982 bis del Código Civil toda vez la Obra Social del Personal de Farmacia como persona de existencia ideal que es, no puede ser sujeto pasivo de una querella penal. En consecuencia, concluyó que habiéndose promovido la presente demanda el 18/09/2012 (cargo de fs.11 vta), el plazo bienal estaba vencido con creces.

III. No esta discutido en autos que: 1) la relación entre actora y demandada es de origen extracontractual y que como consecuencia de ello el plazo de prescripción aplicable es el de dos años; 2) la parte actora tomó conocimiento del traspaso apócrifo en agosto del año 2007 y que el señor W. fue tenido como parte querellante en la causa penal seguida contra la obra social demandada por estafa iniciada en el 2007 (Exp. nº 34513/07) y que finalizara con el dictado de la sentencia del 28 de abril de 2014 (ver fs.56 y 114/139).

IV. Ello así, entrando directamente al examen de la cuestión relativa a la prescripción de la presente acción, debo recordar que tal como lo hemos resuelto con la doctora Graciela Medina y el que suscribe anteriormente en la causa “Antezana María José c/ Obra Social del Personal de Farmacia s/ Daños y Perjuicios” (Exp nº 5324/12), sentencia del 20-3-15 “los efectos de la suspensión del plazo de prescripción de la acción civil se deben extender a los demandados que se les atribuya responsabilidad civil y no son susceptibles de ser querellados penalmente, tal es el caso de la obra social aquí demandada”.

Así las cosas, teniendo en cuenta que la presentación en sede penal con anterioridad al vencimiento del plazo del art. 4037 del Código Civil suspendió la prescripción de la acción de responsabilidad civil, corresponde rechazar la excepción de prescripción planteada.

V. Sentado lo anterior, corresponde entrar al fondo de la cuestión.En autos se reclama la reparación del daño moral padecido por el actor en razón del cambio no consentido de su obra social (OSADEF) a la aquí demandada (OSPF), acto que fue llevado a cabo mediante un formulario de traspaso con su firma falsificada. Expresa que el hecho de enterarse que mediante la falsificación de su firma fue suscripto un formulario que implicaba su traspaso a una obra social que no había elegido, le generó un perjuicio evidente y que se vio privado de las prestaciones que le correspondían (fs.5/11).

VI. Estimo que más allá de estas afirmaciones el recurrente no arrimó ninguna prueba concreta tendiente a demostrar tales extremos. Tengo en cuenta para ello, que no surge de la prueba obrante en autos cual fue la prestación específica que el señor W. se vio imposibilitado de recibir como consecuencia de los hechos narrados en autos.

De los testigos ofrecidos por la actora (fs.187, 192 y 194) observo que si bien es cierto que la obra social habría suspendido las prestaciones durante un lapso de tiempo también lo es que de allí no surge que la demandada le hubiera negado la autorización para realizarse alguna prestación. No existe otro elemento de juicio que respalde los argumentos de la recurrente, por lo que considero que no ha quedado dilucidado el daño invocado.

En tales condiciones, si bien no dudo que el actor debió sortear alguna molestia por el traspaso a una obra que no eligió tampoco me cabe la menor duda que debió allegar algún elemento de juicio que permita tener por configurado el daño moral y no limitarse a considerarlo necesario o inevitable.

Por ello corresponde revocar el fallo apelado en lo que respecta a la excepción de prescripción planteada por la demandada y rechazar la demanda por los motivos expuestos en los considerandos VI, con costas de ambas instancias por su orden.

La Dra. Medina, por análogos fundamentos adhiere al voto precedente. Con lo que terminó el acto, de lo que doy fe.

Buenos Aires, de abril de 2016.

Y VISTO: lo deliberado y las conclusiones a las que se arriba en el Acuerdo precedente, el Tribunal RESUELVE: revocar el fallo apelado en lo que respecta a la excepción de prescripción planteada por la demandada y rechazar la demanda por los motivos expuestos en los considerandos VI, con costas de ambas instancias por su orden.

El Dr. Antelo no suscribe la presente por hallarse en uso de licencia (art. 109 del RPJN).

Regístrese, notifíquese, oportunamente publíquese y devuélvase.

Ricardo Gustavo Recondo

Graciela Medina