fbpx

Empieza el debate por la boleta única electrónica.

votoelectronico2-516x288Con la presencia del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y de unos 30 especialistas, la Cámara de Diputados empieza hoy la discusión del proyecto de reforma política que promueve la Casa Rosada.

La iniciativa modifica el Código Electoral Nacional para autorizar el uso de la boleta única electrónica (BUE) y propone cambios en las PASO. El debate, que se extenderá en la Cámara baja al menos hasta el 23 de agosto, es el principio del fin de la boleta partidaria para elecciones nacionales.

El oficialismo no tendría inconvenientes para lograr la aprobación del proyecto en general. De los bloques numerosos, el kirchnerismo es el único que anticipó su rechazo al cambio del sistema de votación. El Frente Renovador y el Bloque Justicialista no tienen objeciones a priori, pero quieren escuchar las exposiciones antes de fijar postura.

El punto que podría generar mayor discusión es el artículo 68, que determina que en las PASO sólo se podrá votar a una agrupación y no combinar candidatos de distintos partidos. Es decir, si el elector decide votar a un precandidato a presidente de una fuerza, no podrá votar la lista de precandidatos de otra agrupación para, por ejemplo, diputados. Esa regla no se aplicará en las elecciones generales.

El argumento del Gobierno es que es una forma de fortalecer los partidos políticos y evitar que los votantes de un partido interfieran en los candidatos de otra agrupación. En realidad, influye también una cuestión práctica: sin esa modificación, será difícil volcar la oferta electoral en las pantallas que se usan para la boleta electrónica.

El debate empezará a las 12.30, con un plenario de las comisiones de Asuntos Constitucionales, de Presupuesto y de Justicia. Además de Frigerio, estarán el secretario de Asuntos Políticos, Adrián Pérez, y la secretaria de Relaciones Parlamentarias, Paula Bertol.

El tratamiento seguirá, a partir de las 15, con la exposición de unos 30 especialistas en temas electorales y de informática. Entre ellos, Jorge Landau, apoderado del PJ, quien llevará una lista de objeciones. La más importante es la falta de tiempo que se le dará a la Cámara Electoral para auditar el nuevo sistema de votación, menos de 120 días.

Fuente: La Nación

A %d blogueros les gusta esto: