La cláusula que prescribe que la rehabilitación de la cobertura surtirá efecto desde la hora cero del día siguiente a aquél en que el asegurador reciba el pago del importe vencido resulta abusiva y no puede ser convalidada judicialmente.

Partesaccidente choque auto: Illianes Magali c/ Balcazar Lara Carlos Enrique s/ daños y perjuicios

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil

Sala/Juzgado: D

Fecha: 7-mar-2016

Cita: MJ-JU-M-97772-AR | MJJ97772 | MJJ97772

La falta de legitimación opuesta con fundamento en que al momento del siniestro el vehículo se encontraba sin cobertura debe rechazarse, pues la cláusula que dispone la rehabilitación de la misma surte efectos desde la hora cero del día siguiente al pago de la prima, es abusiva y constituye un enriquecimiento sin causa. Cuadro de rubros indemnizatorios.
ghjfj

Sumario:

1.-Corresponde confirmar la sentencia de grado en cuanto condenó al demandado y a la aseguradora -esta última en los términos contemplados en el art. 118 de Ley 17.418 – a resarcir los daños y perjuicios derivados del accidente ocurrido en autos, desestimando la excepción de falta de legitimación pasiva opuesta por aquella, con fundamento en que el día del siniestro el vehículo en cuestión se encontraba sin cobertura, pues la cláusula que prescribe: que la rehabilitación de la cobertura surtirá efecto desde la hora cero del día siguiente a aquél en que el asegurador reciba el pago del importe vencido , pues la misma resulta abusiva y no puede ser convalidada judicialmente. (Conforme art. 1071 y sus cc. 1094 , 1095 , 1117 , 1118 y ss. del CCiv.Com).

2.-Privar al asegurado de cobertura de conformidad con lo dispuesto en el contrato, en cuanto establece que los premios no fueren pagados el día de su vencimiento, entrando en vigencia nuevamente a la hora cero del día siguiente a aquél en que el seguro reciba el importe vencido, configura un enriquecimiento indebido por parte de la aseguradora, lo que resulta violatorio de los principios básicos de buena fe que deben regir en la ejecución de los contratos (art. 1198 del Cciv. y 961 , 1061 y cc. del CCivCom).

Fallo:

En Buenos Aires, Capital de la República Argentina, a los 7 días del mes de marzo de dos mil dieciséis, reunidos en Acuerdo los señores jueces de la Excma. Cámara Nacional de la Apelaciones en lo Civil, Sala “D”, para conocer en los recursos interpuestos en los autos caratulados “ILLIANES Magali c/ BALCAZAR Lara Carlos Enrique s/ daños y perjuicios”, el Tribunal estableció la siguiente cuestión a resolver:

¿Es ajustada a derecho la sentencia apelada?

Practicado el sorteo resultó que la votación debía efectuarse en el siguiente orden: señores jueces de Cámara doctores Osvaldo Onofre Álvarez, Patricia Barbieri y Ana María Brilla de Serrat.

A la cuestión propuesta el doctor Osvaldo Onofre Álvarez, dijo:

I – Por sentencia obrante a fs. 763/770 se desestimó la excepción de falta de legitimación opuesta, con costas y se hizo lugar a la demanda entablada. En consecuencia se condenó a Carlos Enrique Balcazar Lara y a Caja de Seguros S.A., esta última en los términos contemplados en el artículo 118 de ley 17.418, a pagar a Magalí Illanes la suma de ciento cuarenta y seis mil cuatrocientos pesos ( $ 146.400), con más intereses y costas. Por último se difirió la regulación de honorarios de los profesionales intervinientes.

Apelaron las partes. La actora, fundó sus censuras a fojas 802/811 y cuestiona los montos asignados por el juzgador en concepto de incapacidad sobreviniente, daño moral, gastos de tratamiento psicoterapéutico, gastos médicos, y de farmacia, por considerarlos reducidos. Por último se agravia de la tasa de interés fijada en el fallo de grado. Por su parte la citada en garantía presenta su libelo a fojas 797/ 801 cuestiona que el rechazo resuelto por la sentenciante a la excepción planteada, condenándose en consecuencia a su mandante.

En subsidio se queja de las indemnizaciones fijadas por la juzgadora a favor de la actora por considerarlas elevadas.También se agravia de la tasa activa asignada en el fallo recurrido.

II- 1) Excepción de falta de legitimación Cuestiona la aseguradora, que se rechazara la defensa articulada oportunamente. Sostiene al respecto, que el día del siniestro el vehículo en cuestión se encontraba sin cobertura.

Adelanto, desde ya, que en mi opinión la presente queja deberá ser rechazada.

En efecto coincido con la señora juez ” a quo” en punto a que la cláusula que prescribe: “que la rehabilitación de la cobertura surtirá efecto desde la hora cero del día siguiente a aquél en que el asegurador reciba el pago del importe vencido”, resulta abusiva.

Nótese que si bien es cierto que la prima – ($118)- debía ser abonada el día 26 de mayo de 2006, el asegurado realizó el pago el día 27 de mayo de 2006 a las 10.14 horas – conf. fojas 136 y fojas 486-, y el accidente ocurrió a las 13.50 horas, es decir con posterioridad al momento del infortunio.

En suma privar al asegurado de cobertura de conformidad con lo dispuesto en el art.8, Endoso B 16, que lo establece en el caso que los premios no fueren pagados el día de su vencimiento, entrando en vigencia nuevamente a la hora cero del día siguiente a aquél en que la Caja reciba el importe vencido, configura un enriquecimiento indebido por parte de la aseguradora.

Como ha dicho la jurisprudencia, estas cláusulas conforman un conjunto de actos abusivos en los términos del art. 1071 y sus concordantes 1094, 1095, 1117, 1118 y sgts. del Código Civil Unificado que no pueden recibir convalidación judicial. Todo ello resulta violatorio de los principios básicos de buena fe que deben regir en la ejecución de los contratos (art. 1198 del Código Civil y 961, 1061 y concs. del código citado) y por tanto inaceptable la defensa de la aseguradora (conf.fallo de esta Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, Sala “E”, del día 10/02/11, en los autos “Rodríguez, David c/ Lugris, Marcelo y otros s/ daños y perjuicios”).

Por lo expuesto, y como ya lo adelantara, se rechazan las quejas y se confirma la decisión de grado.

II – 2) Incapacidad sobreviniente Cuestionan ambas partes, obviamente por diferentes motivos, la suma indemnizatoria fijada en el presente rubro.

Es sabido que la indemnización por quebranto físico emergente debe valorar la disminución de aptitudes o facultades, aunque ésta no se traduzca en una disminución de ingresos, ya que aún la limitación para realizar en plenitud quehaceres domésticos o una actividad de relación social o familiar constituye un daño indemnizable por importar una lesión a la economía de la persona, o patrimonial indirecta.

También es conocido que los porcentuales de discapacidad no tienen tanta relevancia como cuando se trata de acciones fundadas en leyes de indemnización tarifada. Por tanto las objeciones de la demandada a los dictámenes periciales no son fundamentales, en tanto no lo son los cálculos numéricos insertos por los expertos.

La actora a causa del siniestro que nos ocupa sufrió herida contusa cortante en región parietal izquierda y latigazo cervical sin perdida de conocimiento. Fue trasladada por el SAME al Hospital Pirovano (conf. fojas 183 y 427).

En la experticia médica obrante a fojas se informó que la reclamante a raíz del accidente presenta secuelas de cervicobraquialgia bilateral, presentando una incapacidad parcial y permanente del 20% de la T.O.

En relación al daño psicológico informó la profesional interviniente que la paciente presenta un trastorno moderado por estrés post traumático, que posiblemente expuso y agudizó problemáticas neuróticas previas, que no hubiesen aflorado si no hubiera existido el siniestro.

Estimó que la actora presenta una incapacidad parcial y permanente del 25%.

Ahora bien, para resolver el daño de la víctima tendré en cuenta sus condiciones personales al momento del siniestro:30 años, soltera, trabaja de promotora percibiendo un sueldo de $1.500 aproximadamente, vive con su hija (conf. fojas 28 y 29 del beneficio de litigar sin gastos).

En mérito a lo expresado y habida cuenta de las condiciones personales de la víctima, la incapacidad física y psicológica sufrida, de conformidad con lo dispuesto por los artículos 1068, 1086 – actualmente artículos 1746, 1737, 1739 – y concordantes del Código Civil y 165 del CPCC, considero que el monto fijado por la sentenciante en concepto de incapacidad física -$ 90.0000, resulta acorde y ajustado a derecho, por lo que propongo que el mismo sea mantenido y las quejas rechazadas.

II – 3) Daño moral También censuran la actora y la citada en garantía la cantidad asignada en la instancia de grado en el presente rubro.

Entendido como compensación de la agresión a derechos inherentes a la persona, a efectos de otorgar la cantidad de dinero que es estimada justa aprecio la forma inútil en que ocurrió el accidente, su fácil evitación, las lesiones físicas y psicológicas permanentes sufridas por el reclamante y su repercusión en su faz espiritual, -que fueran debidamente detalladas en el rubro incapacidad sobreviniente-, considero que la cantidad fijada por el señor juez de grado -$40.000- resulta reducida por lo que propongo elevarla a $50.000.

II – 4) Gastos médicos, de farmacia y otros Reiteradamente la jurisprudencia ha admitido la procedencia del reintegro de los gastos médicos, de farmacia y traslado en que debió incurrir la víctima como consecuencia de un hecho ilícito. Ello es así aunque no exista prueba documentada que demuestre precisa y directamente su erogación, siempre que resulte razonable su correlación con la lesión sufrida y el tiempo de su tratamiento.Lo propio acontece aún en el caso que la damnificada haya sido atendida en hospitales públicos o que cuente con cobertura social, toda vez que siempre existen erogaciones que no son completamente cubiertas.

La presunción es susceptible de rebatirse por prueba en contrario, que deberá producir quien alega la improcedencia del reclamo, o pretende una suma inferior, o superior, a la fijada por el sentenciante en uso de las facultades que le otorga el artículo165 del CPCC.

De las constancias objetivas de autos, no resulta prueba alguna acerca de erogaciones significativas que justifiquen, en mi opinión, elevar las sumas otorgadas por estos conceptos en la anterior instancia y está claro que el actor ha sido asistido en un Hospital Público (fs 183). No existen constancias acerca de adquisición de medicamentos, o de atención en algún centro de internación privada; como tampoco en materia de traslados y en franca aplicación del principio de la carga de la prueba (art.377 del CPCC) sin perjuicio de lo antes expuesto, corresponde rechazar los agravios de la actora y confirmar el monto – $2.000- decidido en la anterior instancia.

II – 5) Gastos de tratamiento psicológico

También cuestionan las partes la suma fijada por la juzgadora en el presente rubro.

La experta concluyó que la actora por la problemática psicológica, requiere urgente tratamiento terapéutico, durante al menos un año, con una frecuencia no menor a dos sesiones semanales, estimándose el costo de cada una de ellas entre los $150 y $200.

Por lo expuesto, considero que la suma fijada en la instancia de grado – $ $14.400- resulta acorde y ajustada a derecho, por lo que propongo rechazar ambas quejas.

II – 6) Gastos futuros Agravia a la citada en garantía la procedencia del presente rubro y en subsidio cuestiona el monto por el cual refiere que prosperó.

No habiéndose fijado indemnización alguna por gastos futuros, no corresponde el tratamiento de la queja, de tal modo, plasmada.

II – 7) Intereses La sentencia en estudio ordenó liquidar un interés del 8% anual desde el hecho generador (27/05/2006) y hasta la sentencia y a partir de allí y hasta el efectivo pago a la tasa activa cartera general (préstamos) nominal anual vencida a treinta días del Banco de la Nación Argentina de acuerdo a la doctrina plenaria sentada en los autos “Samudio de Martínez, Ladislao c/ Transportes Doscientos Setenta S.A. s/ daños y perjuicios” del 20/04/2009.

Las partes cuestionan el decisorio.

En atención al criterio adoptado por mis colegas de Sala, propongo mantener el interés del 8% anual fijado por la sentenciante o la tasa pasiva, -la que resultare beneficiosa para la víctima, sobre las indemnizaciones otorgadas desde la fecha de inicio (27/05/2006) hasta el 20 de abril de 2009 y, desde entonces hasta el efectivo pago, a la tasa activa cartera general (préstamos) nominal anual vencida a treinta días del Banco de la Nación Argentina.

III.Resumen, costas Por lo expuesto postulo admitir parcialmente los agravios de la actora y modificar la sentencia de grado en el siguiente sentido: a) se eleva a cincuenta mil pesos ($50.000) la indemnización fijada en concepto de daño moral; b) se mantiene un interés del 8% anual fijado por el juzgador o la tasa pasiva, -la que resultare más alta-, sobre las indemnizaciones otorgadas desde la fecha de inicio (27/05/2006) hasta el 20 de abril de 2009 y, desde entonces hasta el efectivo pago, a la tasa activa cartera general (préstamos) nominal anual vencida a treinta días del Banco de la Nación Argentina; c) las costas de Alzada se imponen a la vencida (conf. artículo 68 del Código Procesal); d) se la confirma en todo lo demás que ha sido materia de agravios. Se difiere la regulación de honorarios de los profesionales intervinientes conforme con lo resuelto a fojas 770vta.

Así lo voto.

Las señoras jueces de Cámara doctoras Patricia Barbieri y Ana María Brilla de Serrat, por análogas razones a las aducidas por el señor juez de Cámara doctor Osvaldo Onofre Álvarez, votaron en el mismo sentido a la cuestión propuesta.

Con lo que terminó el acto.

OSVALDO ONOFRE ÁLVAREZ –

PATRICIA BARBIERI-

ANA MARIA BRILLA DE SERRAT.

Este Acuerdo obra en las páginas n° n° del Libro de Acuerdos de la Sala “D”, de la Excma. Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil.

Buenos Aires, 7 de marzo de 2016.

Por lo que resulta de la votación que instruye el Acuerdo que antecede, SE RESUELVE: Admitir parcialmente los agravios de la actora y modificar la sentencia de grado en el siguiente sentido:a) elevar a cincuenta mil pesos ($50.000) la indemnización fijada en concepto de daño moral; b) mantener un interés del 8% anual fijado por el juzgador o la tasa pasiva, -la que resultare más alta-, sobre las indemnizaciones otorgadas desde la fecha de inicio (27/05/2006) hasta el 20 de abril de 2009 y, desde entonces hasta el efectivo pago, a la tasa activa cartera general (préstamos) nominal anual vencida a treinta días del Banco de la Nación Argentina; c) imponer las costas de Alzada a la vencida; d) confirmar la sentencia de grado en todo lo demás que ha sido materia de agravios. Se difiere la regulación de honorarios de los profesionales intervinientes conforme con lo resuelto a fojas 770vta.

Se deja constancia que la publicación de la presente sentencia se encuentra sometida a lo dispuesto por el art. 164, 2° párrafo del Código Procesal y art. 64 del Reglamento para la Justicia Nacional.

Notifíquese por Secretaría y devuélvase.

Osvaldo Onofre Álvarez

Patricia Barbieri

Ana María Brilla de Serrat