¿Cómo es el régimen de seguridad social para los actores-intérpretes, de reciente creación?

Fecha: 26-Médicoabr-2016

Cita: MJ-MJN-92368-AR

Por Ley 27.203 (B. O. 26/11/2015) se instituyó un régimen laboral y de seguridad social para los actores, quienes quedan encuadrados en la categoría de trabajadores en relación de dependencia, cuyos servicios se regirán por los convenios colectivos de trabajo y por el régimen de contrato de trabajo de la Ley 20.744 con sus modificatorias y complementarias.

El ámbito de validez personal de este régimen -reiteramos que comprende tanto la normativa laboral como de seguridad social- se delimita en el art. 1 : «se considerará actor-intérprete a toda persona que desarrolle las tareas de interpretación de personajes, situaciones ficticias o basadas en hechos reales, o que sustituya, reemplace o imite personajes, así como aquella que efectúe interpretaciones de sí mismo, a través de un libreto, libro, guión o ideas, en actuaciones públicas o dirigidas al público, con independencia del formato y medio utilizado para difundirlas, cualquiera sea el lugar y la forma en que lo realice».

»Serán, asimismo, sujetos de la presente ley aquellas personas encargadas de la dirección, los apuntadores, así como los asistentes de cualquiera de ellos, coristas y cuerpos de baile».

En cuanto las regulaciones específicamente previsionales, la ley establece las siguientes condiciones y requisitos:

– Los actores-intérpretes y demás personas mencionadas en el art. 1 se encuentran comprendidas en el Sistema Integrado Previsional Argentino -SIPA- estatuido por Ley 24.241 .

– Estos sujetos están también comprendidos en los regímenes de las Leyes 19.032 (creación del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados, PAMI), 23.660 y 23.661 (Obras Sociales), 24.013 (Sistema Integral de Prestaciones por Desempleo), 24.557 (Riesgos del Trabajo), y 24.714 (Régimen de Asignaciones Familiares).

– Los servicios se califican como de carácter discontinuo.

– Se entenderán por servicios discontinuos «aquellos que, por las particularidades propias de la tarea, se prestan en forma alternada o intermitente durante todo el año calendario, con uno o varios empleadores» (cfr. art. 12 ).

– A fin de acreditar los años de servicios con aportes que exige la Ley 24.241 -Prestación Básica Universal, Prestación Compensatoria, Prestación Adicional por Permanencia, Prestación por Edad Avanzada-, los servicios se computarán como 1 año de servicios con aportes si se cuenta con 4 meses de trabajo efectivo o su equivalente a 120 jornadas efectivas de trabajo, continuos o discontinuos, si se devengaron remuneraciones y se integraron las cotizaciones, dentro del año calendario (art. 13, 1er. párr. ).

– Si los servicios fueran por un período menor, se bonificarán en función del monto de los aportes efectuados, procediéndose de este modo: «se tomará el monto total del aporte personal realizado y se lo dividirá por el importe del aporte personal mensual correspondiente al salario mínimo, vital y móvil vigente al momento de la prestación de servicios. El valor obtenido transformado a meses y días, indicará el período a computar para el cálculo del tiempo de cotización previsional a considerar» (art. 13, 2do. párr.).

– Para determinar el derecho a retiro por invalidez y pensión por fallecimiento, se aplicará la bonificación teniendo en cuenta las disposiciones vigentes sobre tareas discontinuas, sin perjuicio de la bonificación prevista en el 2do. párrafo del art. 13 (período menor a 4 meses en el año).

En relación con la cobertura de salud -recordemos que la seguridad social abarca otros subsistemas además del previsional, v. gr. salud, desempleo, asignaciones familiares, etc.- el art. 13, último párrafo, faculta al Poder Ejecutivo a regular la financiación de la cobertura de salud por los períodos sin aportes, atento al carácter discontinuo del contrato de trabajo actoral. Al respecto, cabe señalar que, en la actualidad, los actores ya tienen la Obra Social de Actores -OSA-, donde ingresan los aportes personales y las contribuciones patronales de los empresarios, los que están destinados a la cuenta personal del actor a efectos de solventar el costo de las coberturas.

Finalmente, es de interés reproducir una opinión doctrinaria acerca de la disposición de la Ley 27.203 que mayor relevancia ostenta en el capítulo previsional, o sea, el art. 13 , que establece un sistema de computación utilizando la regla de elevación de servicios: «se aplica para su cómputo la regla de elevación de servicios, de la cual resulta que para considerar un año íntegro de prestación de servicios, debe haberse cumplimentado un mínimo de cuatro meses de trabajo efectivo durante dicho lapso, conforme lo dispone el art. 15 de la citada ley 18.037, replicado por la ley 27.103 en su art. 13. Tal como dicha norma expresa, este mecanismo de cómputo es aplicable para determinar el requisito de cantidad de servicios con aportes necesarios para acceder a las prestaciones de supervivencia o vejez, y también para la determinación de la regularidad en el caso de las prestaciones de retiro por invalidez y pensión por muerte del trabajador» (MARTÍN YÁÑEZ, María Teresa: «Ley 27.203 (BO 26/11/2015: el régimen laboral de los actores y su encuadre dentro del sistema de seguridad social», publicado en DERECHO LABORAL Y SEGURIDAD SOCIAL, ABELEDOPERROT, fascículo N.° 24, diciembre 2015, Sección Legislación Comentada, p. 2552).

—————

Consulta a cargo del Dr. Rafael E. Toledo Ríos.