Más de 20 horas de discusión en Diputados para darle media sanción al acuerdo con los holdouts.

Télam, Buenos Aires 15/12/05 La Cámara de Diputados votó en general afirmativamente el presupuesto 2006. Foto: Daniel Darrás/Télam /cf

La Cámara de Diputados vivió desde ayer al mediodía un intenso debate por ley del Gobierno para cancelar la deuda con los holdouts. Más de 20 horas duró la discusión en el recinto, en la que se aprobó el proyecto que envió la Casa Rosada que permitiría el pago a los holdouts: una norma que incluye la derogación de las leyes Cerrojo y Pago Soberano, y la emisión de deuda para enfrentar el pago.

Al aprobar el proyecto, el presidente Mauricio Macri obtuvo su primer triunfo legislativo desde que asumió. La ley pasa ahora al Senado.

Antes de la sesión, el Gobierno obtuvo el respaldo decisivo del frente UNA y del Bloque Justicialista para obtener el quórum. El oficialismo de Cambiemos se encaminaba a aprobar por amplia mayoría el proyecto, pero la definición se demoró por la gran cantidad de oradores anotados.

Los puntos centrales del proyecto en discusión

Además de Cambiemos, del frente UNA, de Sergio Massa , y del Bloque Justicialista, facilitaron el inicio del debate y anticiparon su voto positivo el Partido Socialista; el Frente Cívico por Santiago; Juntos por Argentina, de Darío Giustozzi; Compromiso Federal, de San Luis, y los monobloques de Alfredo Olmedo, Claudio Poggi y Julio Raffo. Ausente en el arranque, también dio su respaldo Margarita Stolbizer, del GEN.

Adentro y afuera del recinto, el rechazo a la iniciativa lo encabezó el Frente para la Victoria (FPV). Pese a las diferencias internas, el bloque que preside Héctor Recalde unificó su postura y no colaboró con el quórum. El kirchnerismo protagonizó además una movilización frente al Congreso, al igual que el Frente de Izquierda (FIT), que también anticipó su voto negativo. Dijeron que iban a votar en contra, asimismo, Libres del Sur y el monobloque de Alcira Argumedo.

“[El objetivo de esta ley] Es poner fin a una saga que llevó a nuestro país a una situación que por lamentable no deja de ser insólita”, dijo, en el comienzo del debate, Luciano Laspina, miembro informante del oficialismo. “La falta de créditos públicos la sufre la gente, en particular los que menos tienen, los que necesitan obras de infraestructura para mejorar su calidad de vida: cloacas, hospitales, escuelas que faltan a lo largo y ancho del país”, argumentó.

La propuesta del Gobierno consiste en emitir deuda por alrededor de 12.000 millones de dólares, la mayor emisión de un país en desarrollo desde 1996, para pagar en efectivo a los fondos buitre y otros holdouts que demandaron a la Argentina. Son parte del 7% de los bonistas que no entraron en los canjes de deuda de 2005 y 2010.

El acuerdo implica una quita de entre el 25 y 30% respecto del monto determinado en el fallo del juez Thomas Griesa. Por pedido de la oposición, ayer se retocó un artículo que deja supeditado el acuerdo a un fallo de la justicia de Nueva York que levante las cautelares dictadas contra el país.

“Cambiamos una deuda que hoy crece a más del 8,5% por otra que rinde menos del 7,5%, lo que significa un ahorro de 10.000 millones de dólares para el futuro, sumado a un ahorro adicional: la reducción de la tasa de interés por la normalización de la deuda pública”, dijo Laspina, y reiteró la advertencia hecha por Macri: “No queremos el ajuste fiscal o el ajuste inflacionario que propone el kirchnerismo. Queremos ir por la vía del crecimiento, de que se hagan las obras necesarias para que la Argentina vuelva a crecer”.

La respuesta del FPV estuvo a cargo de Axel Kicillof, miembro informante del dictamen de minoría. Con un discurso encendido, sostuvo que se trataba de un “mal acuerdo”, que encubría un regreso del país a un ciclo de endeudamiento y al FMI, y que implicaba un alto riesgo de futuras demandas contra la Argentina.

Y fue ahí cuando salió al cruce la diputada del GEN y ex candidata presidencial, Margarita Stolbizer : “No deja de asombrarme el discurso de quien hasta hace pocos días era el encargado de manejar la economía de la Argentina y el responsable en gran medida de la situación que tenemos hoy. Ahora dice tan suelto de cuerpo que era tan fácil arreglar. Yo digo que si era tan fácil arreglar, ¿por qué no lo arreglaron, en lugar de dejar el balurdo que han dejado?”, clamó.

Horas después, ya entrada la madrugada, la referente del FPV Juliana Di Tulliocorroboró la postura de su bloque en contra de la iniciativa y dijo que debatir el proyecto pone al país en un “papelón internacional”. “Estamos frente a un papelón internacional porque nuestro país propuso los 9 principios frente a los buitres y seríamos el primero en omitirlos -apuntó-. Espero que no se vote a favor”.

Elisa Carrió, líder de la Coalición Cívica, sacudió la monotonía de la maratónica sesión con un explosivo discurso en el que criticó con dureza al kirchnerismo.

“Néstor Kirchner decidió pagarle al Fondo Monetario Internacional con liquidez, con fondos de las reservas de los argentinos. Le pagó cash al FMI y se endeudó con la Anses. ¡Y dicen ser patriotas! ¿Patriotas son los con los que pagan cash al FMI y se endeudan con los jubilados y los trabajadores? ¡Dónde está la patria, señores!”, asestó.

Esta mañana, Máximo Kirchner, el hijo de la ex presidenta Cristina Kirchner, habló por primera vez en el recinto y le dedicó al Gobierno: “Si son mejores que nosotros, vayan y negocien mejor; no cedan tan fácil ante la extorsión”.

Tras más de 19 horas de sesión, se estimaba que la votación ocurriría entre las 8 y 9 de la mañana de este miércoles.

Fuente: La Nación