fbpx

Procede el reclamo de un sindicato por el pago de contribuciones omitidas por considerar «asesores comerciales» a quienes en realidad eran viajantes de comercio.

Pesos argentinos 3Partes: Federación Única de Viajantes de República Argentina y otros c/ YELL Argentina S.A. y otros s/ cobro de salarios

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo

Sala/Juzgado: X

Fecha: 4-ago-2015

Cita: MJ-JU-M-95191-AR | MJJ95191 | MJJ95191

En tanto la comercialización de servicios implica calificar al trabajador como viajante de comercio, procede el pago de los aportes reclamados por el sindicato respecto de trabajadores «asesores comerciales externos» de la demandada.

Sumario:

1.-Corresponde admitir la pretensión de pago del aporte patronal del art. 30 del CCT 308/75 que la demandada omitió realizar durante el período no prescripto, pues los asesores comerciales externos de la demandada, tuvieron el carácter de viajantes de comercio en los términos del art. 1 de la Ley 14.546 ya que la comercialización de servicios califica al viajante como tal.

2.-Dado que la actividad desplegada por quien concierta contratos de compraventa no es sustancialmente diversa de la de quien acuerda prestaciones de servicios, debe admitirse la procedencia de los aportes reclamados por la parte actora, ya que es el hecho de intermediar para llevar a cabo la negociación lo que permite asignarle la condición de viajante , sin importar que sea la única y exclusiva artífice de una operación determinada sino que sea una intermediaria necesaria.

3.-Corresponde admitir que los asesores comerciales externos de la demandada por los que se reclaman aportes tuvieron el carácter de viajantes de comercio pues prestaron servicios concertando operaciones de comercialización de avisos publicitarios; en tal contexto, no resulta aplicable la doctrina del fallo plenario Nro. 148 dictado en autos Bono de Cassaigna, María c/ ENTel en cuanto establece que el productor subordinado de publicidad que concierta la difusión de avisos no se encuentra comprendido en las disposiciones de la Ley 14.546.

Fallo:

Buenos Aires, 4/08/2014

El Dr. DANIEL E. STORTINI dijo:

I. A fs. 525/527 la Corte Suprema de Justicia de la Nación, por sus propios fundamentos y en concordancia con lo dictaminado por la señora Procuradora Fiscal de fs. 519/521, revocó la sentencia dictada por la sala II de esta Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo a fs. 370/377 y ordenó la devolución de los autos al tribunal de origen para que, por quien corresponda, se dicte un nuevo pronunciamiento con arreglo a la doctrina sentada en las presentes actuaciones. Al haber sido la causa asignada a esta sala mediante sorteo, corresponde volver a analizar los recursos que contra la sentencia de la primera instancia de fs. 251/260 formuló la entidad sindical actora a fs. 295/324, mereciendo réplica adversaria a fs. 331/333.

II. En la sentencia recurrida la magistrada de la primera instancia rechazó la pretensión de cobro del aporte patronal que las entidades sindicales actoras Asociación de Viajantes Vendedores de la República Argentina y Federación Única de Viajantes de la República Argentina -FUVA reclamaron a la empresa demandada Yell Argentina S.A. con sustento el artículo 30 del CCT 308/75, por entender que el personal respecto del cual se pretendía el pago de los mismos no resultaba encuadrado en el estatuto resultante de la ley 14.546 y la decisión motivó la apelación de las actoras.

Como lo señaló el Alto Tribunal en el pronunciamiento, la legitimación procesal de las entidades sindicales actoras no ha sido objeto de reproche por parte de la demandada en la oportunidad de contestar la demanda, de modo que el análisis de ese aspecto de la cuestión excedería los términos de traba del litigio a los que corresponde ceñir el pronunciamiento de alzada (arts. 163 inc.3º y 277 CPCCN).

No obstante ese impedimento formal, al solo fin de abundar el Máximo Tribunal destacó que las accionantes son dos entidades sindicales representativas de la actividad que cuentan con personería gremial, razón por la cual están legitimadas para representar los intereses colectivos de los trabajadores viajantes de comercio comprendidos en su ámbito personal de actuación (conf. inc. a) art. 31 ley 23.551), entre los que incluyó el contenido en el art. 30 del CCT 308/75 en que se funda la pretensión de cobro. Señaló asimismo que, en razón de la personería gremial de la que gozan, tienen también derecho a constituir patrimonios de afectación (art. 31 inc. d) ley cit), circunstancia particularmente relevante para la adecuada solución del litigio ya que justamente la contribución patronal reclamada tiene por finalidad la formación de un fondo de tales características (afectado a la «Investigación y Perfeccionamiento Gremial y Profesional»; art. 30 del CCT 308/75). Para finalizar, puntualizó que tampoco cabría exigirle a las entidades actoras el contar con el consentimiento de los trabajadores cuando la reglamentación solo impone tal requisito a los sindicatos cuando asumen la defensa de los intereses individuales de sus representados pero no cuando, como en este caso, procuran salvaguardar intereses colectivos (art. 22 del decreto 467/88, reglamentario de la ley 23.551).

En cuanto refiere a la pretensión sustantiva, según la doctrina de este tribunal la disposición del art. 1º de la ley 14.546 que califica como viajante a quien concierte ventas fue extendida por el art. 30 del convenio colectivo de trabajo 308/75 también a quienes «vendan servicios», de modo que la comercialización de servicios también califica al viajante como tal. Por otra parte, el art. 1º de la ley mencionada se refiere a la «concertación de negocios» y es fácil advertir que la actividad desplegada por quien concierta contratos de compraventa no es sustancialmente diversa de la de quien acuerda prestaciones de servicios.Es el hecho de intermediar para llevar a cabo la negociación lo que permite asignarle la condición de «viajante», sin importar que sea la única y exclusiva artífice de una operación determinada sino que sea una intermediaria necesaria (conf. SD 16743 del 30/06/2009 en autos «De la Llosa Juan c/ Unfetec SA», entre otras).

Desde la precitada perspectiva, observo que existe prueba válida en la causa que acredita que los «asesores comerciales externos» de la demandada por los que se reclaman aportes prestaron servicios concertando operaciones de comercialización de avisos publicitarios (arts. 377 y 386 CPCCN).

El testigo Luis Alberto Folmer (fs. 161) dijo que los «asesores comerciales» informan a los clientes sobre qué tipo de avisos les conviene publicar en la guía telefónica y cuáles son los precios y una vez que el cliente define el aviso que requiere, llevan toda la información a la empresa que puede aceptar o rechazar el pedido y realiza por sí los cobros mediante su inclusión en la factura del servicio telefónico. Dijo asimismo que las tareas de estos «asesores externos» están orientadas tanto a la renovación de avisos ya publicados cuanto a la captación de nuevos anunciantes, para lo cual la empresa les asigna un listado y una zona de actuación. Ferrario (a fs. 165) afirmó que «los asesores dan las pautas de comunicación o los avisos que ubican en esa guía telefónica o en otros productos que tiene la empresa. los clientes se distribuyen entre los asesores de acuerdo a las pautas de la empresa. el asesor recibe la cuenta del cliente, lo asesora en cuanto al espacio, al producto, tamaño, estrategias de comunicación, . presenta a la empresa una solicitud, la cual evalúa la empresa.el costo está estipulado en la cuenta. cada asesor maneja unos 250 clientes de la empresa. Por lo general, se visita a los clientes en las empresas, salvo que pacten otro lugar de encuentro». En igual sentido se expresó el testigo Ajzenszlos (fs.169) al referir que «dan a conocer los productos por campañas publicitarias; venden espacio publicitarios en cualquiera de los medios que editan. A través de los asesores comerciales hacen llegar a sus clientes, no siempre son los mismos,(.) en caso de aceptar el aviso, el asesor confecciona una solicitud que entrega al área de producción, la empresa es quien acepta el aviso,. el asesor se reúne con el cliente donde éste quiera. se atribuyen a los asesores .por zonas, los precios de los avisos los fija el área de marketing, el asesor no tiene margen para negociar el precio. Perciben un ingreso fijo y otro variable que depende del ingreso que puede generar la compañía en las cuentas que se le asignaron. Los declarantes han dado una explicación detallada de los hechos que refieren y dieron razón suficiente de sus dichos, de modo que merecen un pleno valor probatorio (arts. 89 LO y 386 CPCCN).

En el contexto fáctico apuntado, considero acreditado el alegado carácter de viajante de comercio de los denominados «asesores comerciales externos» de la demandada, razón por la cual propongo modificar en tal sentido lo resuelto y en razón de las consideraciones precedentes, no resulta aplicable la doctrina del fallo plenario de esta Cámara Nro. 148 dictado en autos «Bono de Cassaigna, María c/ ENTel» del 26/04/1971 en cuanto establece que «El productor subordinado de publicidad que concierta la difusión de avisos no se halla comprendido en las disposiciones de la ley 14546».

Por las razones expuestas, sugiero admitir la pretensión de pago del aporte patronal del art. 30 del CCT 308/75 que la demandada omitió realizar por los trabajadores individualizados en el anexo «A» de fs.198/201 de la experticia contable durante el período no prescripto, esto es desde el 19 noviembre de 2005 hasta la fecha del pronunciamiento de la primera instancia, por efecto interruptivo de la intimación efectuada por los accionantes en fecha 11/09/2007 y de acuerdo con la fecha de interposición de la demanda el día 19/11/2008 (ver fs. 45 y 29, conf. arts. 256 LCT y 1386 Cód. Civil), según la liquidación que deberá practicar el perito contador designado de oficio en la etapa del art. 132 de la LO.

Dichas sumas deberán ser abonadas dentro del quinto día de quedar firme la liquidación aludida, con más los intereses que se adicionarán desde que cada parcial devino exigible mediante aplicación de la tasa nominal anual para préstamos personales libre destino del Banco Nación para un plazo de 49 a 60 meses, hasta su efectivo pago (conf. art. 622 Código Civil y acta Nº 2601 de esta Cámara el 21/05/2014). Digo esto porque las normas que prevén los intereses moratorios y punitorios específicos para el pago de los aportes y contribuciones de obra social omitidos no resultan aplicables en aquellos casos en que, como el de autos, se reclaman cuotas o contribuciones sindicales. Y esto es así en atención a que la remisión efectuada por el art. 7º de la ley 24.642 al régimen de obras sociales está referida a las normas y no a otros aspectos del crédito como lo es el interés aplicable en caso de mora (ver de esta sala X, SI 15.101 del 12/2/08 en autos «Suterh Sindicato Unico Trabajadores Edificios de Renta y Horizontal c/ Consorcio de Propietarios del Edificio Cuenca 3440 s/ejecución», ídem SD 18.959 del 26/9/09: «Unión del Personal Civil de la Nación C/ Estado Nacional Ministerio del Interior Registro Nacional de las Personas s/ Cobro de Aport.o Contrib. «, entre otros).

III.En razón del nuevo resultado, deben dejarse sin efecto la imposición de las costas y los honorarios regulados en las instancias que preceden (art. 279 CPCCN), deviniendo abstracto el tratamiento de las apelaciones formuladas en relación.

Conforme al resultado alcanzado, propongo que las costas de la primera y segunda instancia se impongan a la demandada que resultó vencida en lo sustancial (art. 68 CPCCN), difiriéndose la regulación de los honorarios de ambas instancias hasta el momento de quedar firme la determinación del monto final de condena.

De compartirse mi voto, correspondería: 1º) Revocar el pronunciamiento recurrido y condenar a la demandada Yell Argentina S.A. a abonar a las entidades sindicales actoras las s uma en concepto de los aportes del art. 30 del CCT 308/75 omitidos que surjan de la liquidación que se ordena practicar al perito contador en la etapa del art. 132 de la LO, en el plazo, modo y con los intereses indicados en los considerandos precedentes; 2º) Dejar sin efecto la imposición de las costas y los honorarios regulados en las instancias precedentes; 3º) Imponer las costas de la primera y segunda instancia del modo expuesto en el último de los considerandos del voto y diferir la regulación de los honorarios profesionales hasta el momento de determinación del monto definitivo de condena.

El Dr. ENRIQUE R. BRANDOLINO dijo:

Adhiero por análogos fundamentos al voto que antecede. El Dr. GREGORIO CORACH no vota (art. 125 LO).

Como resultado del acuerdo alcanzado, este Tribunal RESUELVE: 1º) Revocar el pronunciamiento recurrido y condenar a la demandada Yell Argentina S.A. a abonar a las entidades sindicales actoras las suma en concepto de los aportes

del art. 30 del CCT 308/75 omitidos que surjan de la liquidación que se ordena practicar al perito contador en la etapa del art. 132 de la LO, en el plazo, modo y con los intereses indicados en los considerandos del primer voto; 2º) Dejar sin efecto la imposición de las costas y los honorarios regulados en las instancias precedentes; 3º) Imponer las costas de la primera y segunda instancia del modo expuesto en el último de los considerandos del voto del Dr. Stortini y diferir la regulación de los honorarios profesionales hasta el momento de determinación del monto definitivo de condena; 4º) Cópiese, regístrese, notifíquese, cúmplase con lo dispuesto en el art. 1º de la ley 26.856 y con la Acordada de la CSJN Nº 15/2013 y oportunamente devuélvanse.

ANTE MI: A.U

A %d blogueros les gusta esto: