¿Cuáles son los nuevos regímenes diferenciales en la legislación previsional de la Provincia de Buenos Aires?

001Fecha: 11-dic-2015

Cita: MJ-MJN-90149-AR

En el ámbito de la Provincia de Buenos Aires recientemente se han creado dos regímenes jubilatorios diferenciales (1): el Decreto 58/15 , que da cobertura al personal de los hospitales provinciales, y el Decreto 598/15 , que cubre al personal de establecimientos asistenciales.

Ambos regímenes diferenciales son idénticos en cuanto a los beneficios y facilidades que contemplan, en relación con la prestación de jubilación ordinaria, tema del que más abajo nos ocuparemos.

Ámbito de aplicación:

Respecto de la validez personal de estas normativas, cada una de ellas posee su propio ámbito de aplicación.

En efecto, el Decreto 58/15 (Pcia. de Bs. As., promulgado el 25/2/2015 y publicado el 29/6/201) establece que tendrá derecho a él «el personal, perteneciente a cualquiera de los agrupamientos de la Ley N° 10.430 -Texto Ordenado Decreto N° 1869/96-, que habitualmente realiza tareas en los hospitales dependientes de la Dirección Provincial de Hospitales del Ministerio de Salud» (nuestro el resaltado).

La creación de este estatuto diferencial se expone en los considerandos del Decreto, donde se refiere que según informes técnicos practicados en establecimientos hospitalarios se detectaron factores de riesgo psicosocial derivados de circunstancias ambientales, químicas y biológicas que afectan al trabajador, las que traen aparejados trastornos de salud -depresión, estrés, ansiedad, etc.- que causan desgaste o agotamiento prematuro.

El Decreto 598/15 (Pcia. de Bs. As., promulgado el 30/7/2015 y publicado 18/8/2015) dispone que tendrán derecho a los beneficios allí legislados «los profesionales comprendidos en el régimen de la ley N° 10.471 y modificatorias, que prestan servicios en los establecimientos asistenciales correspondientes al Ministerio de Salud» (nuestro el resaltado).

Las razones por las que se instituye este régimen las explicita el art. 1.°, que declara la presencia de «factores de riesgo psicosocial» en quienes prestan servicios en establecimientos asistenciales, cuya consecuencia -al igual que el Decr. 58/15- es un cuadro de desgaste laboral o agotamiento prematuro.

Beneficios:

Los dos regímenes contemplan idénticos extremos legales en lo concerniente a sus beneficios, o sea la reducción de edad jubilatoria y antigüedad en los servicios requeridos estableciendo una escala gradual progresiva de cinco años para acceder a la prestación:

También en ambas normativas se establecen las mismas reglas sobre aspectos referidos a regularización de aportes (el IPS formulará cargo deudor por aportes y contribuciones correspondientes a servicios anteriores a la vigencia de la norma), y liquidación del haber jubilatorio en caso de exceso de edad (se aplica el art. 42 del Decreto Ley 9650/80 para calcular el porcentaje correspondiente).

————

(1) Regímenes diferenciales son los que por reglar la cobertura previsional de determinadas actividades, exigen menores requisitos de edad y antigüedad para acceder a la prestación jubilatoria.

Consulta a cargo del Dr. Rafael E. Toledo Ríos.