fbpx

Sentencias y acuerdos laborales bajo la lupa de la AFIP.

AcuerdosFecha: 10-dic-2015

Cita: MJ-MJN-90277-AR

Por José L. Ceteri (*)

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) acaba de lanzar el sistema de Sentencias y Acuerdos Homologados, en el que se registran y administran todas las sentencias firmes que son informadas por los Juzgados de la Justicia Nacional del Trabajo. Este sistema permite que, posteriormente, la AFIP reclame a los empleadores las deudas de aportes y contribuciones de la Seguridad Social, que surjan de la sentencia dictada o del acuerdo que se homologa en el Ministerio de Trabajo.

La herramienta es provista a determinados usuarios designados en cada Juzgado para que se carguen las sentencias. La semana pasada ya se realizó la capacitación del uso del sistema en 80 Juzgados laborales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Luego, la AFIP puede intimar a los empleadores a que confeccionen o rectifiquen las declaraciones juradas de cargas sociales (formulario 931) e ingresen el capital de la deuda más los intereses resarcitorios del 3% mensual. Incluso, si el organismo no cuenta con la totalidad de la información, podría estimar la deuda e intimarla al contribuyente, quien luego puede apelarla en instancia administrativa. La intimación no incluye el reclamo que luego podrían efectuar las obras sociales y los demás organismos que intervienen en las relaciones laborales.

Este procedimiento, que fue establecido oportunamente mediante la Resolución 3739 de la AFIP, trae otras consecuentes relacionadas con el Impuesto a las Ganancias de los trabajadores. Los empleados que cobran sentencias judiciales sufren el descuento de la retención de Ganancias que tienen que realizar los empleadores, depositándose en la sede judicial el importe neto del tributo acompañado por el certificado que acredita la deducción. En estos casos, el empleado tiene la opción de pedirle a su empleador, por intermedio del abogado, que a los efectos del cálculo de la retención se aplique el sistema de «lo devengado», afectando las diferencias salariales a cada mes que corresponde el reclamo. Si no se aplica este método, el importe que surge de retención del impuesto es un resultado muy superior, porque se lo atribuye completamente al año en que lo percibe, afectándolo en cuotas partes desde el mes del pago hasta el mes de diciembre. Lógicamente, para hacer el encuadre que tiene cada trabajador frente a Ganancias, debe considerarse lo que estableció en su momento el distorsionado Decreto 1242/13 (aún vigente), que determina quién paga y quién no paga el impuesto actualmente. Asimismo, los haberes reconocidos en la sede judicial influirán para determinar las remuneraciones devengadas de encuadre que establece ese decreto, en la medida que correspondan a diferencias de sueldos del período que va de enero a agosto del año 2013, para determinar qué trabajador tiene que abonar el Impuesto a las Ganancias.

————————-

(*) Contador Público Nacional, UBA. Periodista Económico, UBA. Docente universitario, UBA y UNLP. Autor de obras relacionadas con temas tributarios.

A %d blogueros les gusta esto: