fbpx

Impugnan a los candidatos del Gobierno para la Corte.

corte suprema (2)El Colegio Público de Abogados de la Capital Federal impugnó ante el Ministerio de Justicia a los dos candidatos que Cristina Kirchner impulsa para acceder a la Corte Suprema de Justicia y afirmó que «corresponde esperar la elección del futuro presidente» para avanzar con esos nombramientos.

En dos notas presentadas ante la cartera que dirige Julio Alak, la institución que regula la matrícula de los abogados porteños afirmó que «no corresponde que la actual mandataria avance con la designación de Eugenio Sarrabayrouse y de Domingo Sesín», porque está en vías de ser elegido el próximo presidente.

A fines del mes pasado, Cristina Kirchner retiró el pliego de Roberto Carlés, un abogado con escasos antecedentes para llegar al alto tribunal, pero que ella venía impulsado desde hacía seis meses.

En su lugar puso en marcha el proceso de nominación del penalista Sarrabayrouse, para el cargo que ocupaba Raúl Zaffaroni, y del administrativista Sesín, para el que corresponde al ministro Carlos Fayt, que aún permanece en funciones.

El mismo día en que se celebró la primera vuelta electoral, el 25 de octubre, Cristina Kirchner ordenó a sus colaboradores contactarse con Sesín y con Sarrabayrouse. Con esa decisión mostró claramente la intención de bloquearle al próximo mandatario la posibilidad de completar la integración del alto tribunal, que actualmente preside Ricardo Lorenzetti.

En los escritos, el titular del Colegio Público de Abogados, Eduardo Awad, advirtió que aquel 25 de octubre «se produjo una elección que varió la legitimidad del actual presidente», por lo cual sería conveniente esperar hasta que asuma el próximo mandatario para avanzar con las designaciones.

casa del nino

En el mismo sentido, Jorge Rizzo, ex titular de la institución -que patrocina ambas presentaciones-, también señaló otro obstáculo: recordó que la renuncia del doctor Carlos Fayt recién se hará efectiva el 11 de diciembre, el día siguiente al de la asunción del nuevo presidente.

Por eso, explican Awad y Rizzo, «esa vacante no existe todavía y no se puede avanzar con la designación de un reemplazante para cubrirla».

En los documentos presentados ayer, según el Colegio Público -que agrupa a todos los letrados porteños-, en las elecciones del 25 de octubre pasado quedó plasmado no sólo el primer paso de la elección de un nuevo presidente, sino, también, una nueva composición del Senado, cuyos integrantes recién asumirán, también, junto con el nuevo jefe del Estado, el 10 de diciembre.

Es esa nueva composición del Senado la que debe aprobar con el voto de los dos tercios de los presentes los nombres que propone el Poder Ejecutivo para la Corte -se afirma en los escritos-, por lo que «sería prudente» esperar a que los senadores electos asumieran sus bancas, en diciembre próximo, para tratar los pliegos.

Menos legitimación

En los dos escritos, uno presentado contra la nominación de Sesín y el otro, contra la de Sarrabayrouse, se sostiene que, como consecuencia de la elección, «varió la legitimación del Poder Ejecutivo Nacional».

Por eso, dice Awad, para evitar «cualquier tipo de especulación» política, y ante la proximidad del ballottage entre Daniel Scioli (FPV) y Mauricio Macri (Cambiemos), «la potestad para postular a los dos candidatos debe ser ejercida por el nuevo presidente, prestando a su vez acuerdo el nuevo Senado».

El bloque oficialista del FPV pretende dar entrada a los pliegos de Sesín y Sarrabayrouse en la sesión que celebrará la semana próxima.

Por los plazos reglamentarios, el kirchnerismo en la Cámara alta no cuenta con el tiempo necesario para imponer los nombramientos. Ni siquiera le alcanza con la prórroga de sesiones ordinarias que la Presidenta ordenó realizar hasta el 9 de diciembre.

Por otro lado, la mandataria tampoco consigue la mayoría agravada de dos tercios de los senadores que la Constitución nacional exige, como mínimo, para aprobar los pliegos de ministros supremos.

Pero la intención del oficialismo es política: busca mostrar que ejerce el poder hasta el último segundo de su mandato y, al mismo tiempo, condicionar al nuevo presidente. El nuevo mandatario, para alcanzar los dos tercios, deberá negociar las designaciones con la oposición.

Postulantes en suspenso

Los pliegos quedaron varados en el Senado

E. Sarrabayrouse

Reemplazaría a Zaffaroni

Profesión: juez de la Cámara Criminal de Casación Penal.

Edad: 51 años

qFue integrante del Tribunal de Juicio Oral de Río Grande, Tierra del Fuego y su especialidad es el derecho penal. Se doctoró en la UBA y se especializó en Alemania

qPara esta nominación contó con el apoyo del penalista Eugenio Zaffaroni, ex ministro de la Corte Suprema

Domingo Sesín

Candidato a reemplazar a Fayt

Profesión: juez del Superior Tribunal de Córdoba

Edad: 61 años

qEs presidente del Tribunal Suprema de Córdoba desde 1995, con el aval de Ramón Mestre. Se especializó en derecho administrativo y obtuvo el doctorado en Córdoba

qCarlos Zannini le propuso su nombre a Cristina Kirchner. La UCR dijo que no facilitará la mayoría necesaria

Fuente: La Nación

A %d blogueros les gusta esto: