Se confirmó la multa aplicada por la Cámara Nacional de Valores a los directivos de una empresa textil por violación a las reglas de transparencia del mercado.

Pesos argPartes: Comisión Nacional de Valores c/ Alpargatas S.A.I.C. s/ organismos externos. Seguimiento posible venta de paquete accionario – nro. 276/07

Tribunal: Corte Suprema de Justicia de la Nación

Fecha: 24-sep-2015

Cita: MJ-JU-M-94837-AR | MJJ94837 | MJJ94837

Se confirmó la multa aplicada por la Cámara Nacional de Valores a los directivos de una empresa textil por violación a las reglas de transparencia del mercado.

Sumario:

1.-Corresponde declarar mal concedidos los recursos extraordinarios interpuestos por los directivos de una importante fábrica textil, deducidos contra la confirmación de la multa impuesta por violación a las reglas de transparencia del mercado, al considerar que hubo un incumplimiento del deber de proveer información cierta, relevante y suficiente respecto a las negociaciones de venta del paquete accionario de la empresa, dado que las cuestiones concretas planteadas en sus apelaciones suscitan el examen de cuestiones de hecho y prueba, que constituyen materia propia de los jueces de la causa y ajenas, por principio, a la vía excepcional del art. 14 de la Ley 48. (del dictamen de la Procuradora Fiscal que la Corte hace suyo).

2.-Los agravios referidos a la valoración de la prueba realizada por el a quo a fin de concluir que los sumariados incumplieron su deber de informar, al no rectificar o ratificar los rumores que emergieron en la prensa en el año 2007, y al no proveer información completa en el mes de abril de ese año de los detalles de las negociaciones en curso para la adquisición del paquete accionario de la firma, resultan ajenos a la via extraordinaria, pues remiten al análisis de las probanzas de la causa, y, además, los recurrentes no han acreditado arbitrariedad en el pronunciamiento apelado (del dictamen de la Procuradora Fiscal que la Corte hace suyo).

3.-Corresponde declarar que la sentencia se encuentra razonablemente fundada en las circunstancias fácticas comprobadas de la causa, pues por un lado, la decisión apelada le reprochó a los sumariados no haber realizado actos concretos para investigar la veracidad de las noticias periodísticas a fin de contestar el requerimiento de información de la Comisión Nacional de Valores, lo que no fue rebatido en los recursos bajo estudio; y por el otro el sentenciante consideró que los directores, que vendieron finalmente sus participaciones accionarias, intervinieron en la carta de intención suscripta en el mes de abril y, por lo tanto, conocían los detalles de la operación, en especial, el precio ofrecido, lo que encuentra sustento en los términos de la mencionada carta -obrante en las actuaciones-, en la circunstancia de que en el texto del documento, aún cuando no se reveló la identidad de los accionistas menores, se consignó el capital accionario que poseía el directorio de la sociedad; en las declaraciones testimoniales producidas; y, por último, en el hecho de que finalmente terminaron siendo parte de la venta del paquete accionario en el mes de octubre. Además, el tribunal consideró inverosímil que el representante del accionista que declaró haber estado a cargo de las negociaciones y quien, a su vez, era director de la firma, no hubiera revelado a los directores, que consideraba potenciales vendedores, un dato tan importante como el precio (del dictamen de la Procuradora Fiscal que la Corte hace suyo).

4.-También remiten al análisis de cuestiones de hecho y prueba, y a la interpretación del derecho común -a saber, la Ley de Sociedades Comerciales-, extrañas a la vía extraordinaria intentada, las afirmaciones de los apelantes respecto a que no existió un conflicto de interés a raíz de la participación y la votación de dos directores en la reunión celebrada a fin de analizar la razonabilidad del precio ofrecido en el contexto de la oferta pública de adquisición; aun cuando ellos habían vendido sus acciones a un precio mayor (del dictamen de la Procuradora Fiscal que la Corte hace suyo).

5.-Corresponde rechazar los recursos intentados por los apelantes en relación con el alcance del deber de informar, pues la venta del paquete accionario de control de la firma es un hecho relevante en los términos del régimen informativo de la Cámara Nacional de Valores, en tanto es un acontecimiento que, por su importancia, es apto para afectar en forma sustancial la colocación y negociación de valores negociables, y la conducta de los sumariados contribuyó a crear un manto de incertidumbre sobre la existencia y luego sobre los datos relevantes de las negociaciones en marcha, para la venta del paquete accionario de la emisora, máxime ante la información publicada por la prensa. En definitiva, ello atentó contra la transparencia del mercado y la simetría de la información, y, en definitiva, contra el adecuado funcionamiento del mercado de valores (del dictamen de la Procuradora Fiscal que la Corte hace suyo).

6.-La publicación de noticias periodísticas sobre la posible concreción de una operación de esa relevancia o sobre las negociaciones preliminares genera en los administradores y en los integrantes de los órganos de fiscalización el deber de rectificar o ratificar la veracidad de la noticia, pues los rumores periodísticos tienen entidad para confundir y engañar al público inversor, por lo que causan un deber de actuar a cargo de quienes están en mejores condiciones de disipar esa incertidumbre, entre ellos, los administradores y miembros del consejo de vigilancia. Por ello, en aras de crear las condiciones de confianza y seguridad necesarias para el desarrollo del mercado de valores, el cumplimiento de ese deber informativo requiere no sólo transparentar la información disponible, sino también tomar medidas concretas para esclarecer la situación y permitir que los consumidores financieros cuenten con información completa y suficiente sobre su inversión. Ello no sólo en beneficio de los ahorristas, sino también de los intereses colectivos que subyacen en la canalización del ahorro hacia la producción (del dictamen de la Procuradora Fiscal que la Corte hace suyo).

7.-Por otro lado, las normas disponen que la información debe ser provista en forma completa y suficiente, por lo que comprendía el deber de transparentar o tomar medidas concretas para investigar el precio ofrecido en la carta de intención y la identidad de los accionistas menores individuales participantes, sobre todo cuando se trataba de directores de la sociedad. En efecto, esos datos eran significativos para que los ahorristas pudieran valorar adecuadamente su inversión (del dictamen de la Procuradora Fiscal que la Corte hace suyo).

Fallo:

Procuración General de la Nación

-I-

En las presentes actuaciones, la Comisión Nacional de Valores (en adelante, “CNV”) dictó la resolución 16.211 a través de la que sancionó con una multa de $1.000.000 a la empresa Alpargatas SA1yC, a los integrantes del directorio, a los miembros del comité de auditoria y al consejo de vigilancia, en forma solidaria, por infracción a lo previsto en los artículos 59 y 281, incisos a y g de la Ley 19.550 de Sociedades Comerciales; artículos 5, incisos a, g, y h, 8 Y 15, incisos d, g Y h del decreto 677/01; artículos 1,2 Y 3, apartado 3, del capítulo XXI de las Normas dictadas por esa comisión (N.T. 2001 Y mod.).

El organismo de control consideró que entre el 23 de enero de 2007 y el 26 de febrero de 2007 se publicaron en la prensa rumores sobre una posible” toma de control de Alpargatas SA1yC por un grupo societario brasileño. Señaló que ante el requerimiento de explicaciones cursado por la CNV y la Bolsa de Comercio de Buenos Aires a la entidad emisora, el señor López Seco, en su carácter de director, aseveró que ese directorio no intervenía en tratativas relacionadas con la venta o fusión de la sociedad, y que no podia afirmar si algún accionista consideraba vender o adquirir sus títulos.

Luego, la CNV apuntó que el 17 de abril de 2007 el señor José María López Mañán, vicepresidente y gerente general de Alpargatas SAIyC, informó a la CNVque Newbridge Latin America LP, Long Bar Argentina LLC, Columbia HCA Master Retírement Trust, OCM Opportuníties Fund II LPP Y otros “accionistas individuales menores” habían fumado el día anterior una carta convenio no vinculante para la venta de acciones de Alpargatas SAIyC y otros derechos en favor de Sao Paulo Alpargatas SA.A su vez, el organismo agregó que el 25 de abril de 2007 el señor López Mañán presentó ante la CNV una copia de una nota remitida a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, de la cual surge que los accionistas involucrados no podían revelar el precio de referencia contemplado en la carta de intención por cuestiones de confidencialidad, así como desconocian si Sao Paulo Alpargatas SA extendería la oferta a los demás accionistas de Alpargatas SAIyC.

Finalmente, la CNV observó que el 10 de octubre de 2007 Alpargatas SAIyC y las partes involucradas en la operación comunicaron la firma del contrato de compraventa de acciones entre, por un lado, Sao Paulo Alpargatas SA, y, por otro, Newbridge Latin America LP, Long Bar Argentina LLC, Columbia HCA Master Retirement Trust, OCM Opportunities Fund II LPP, Horacio Gabriel Scapparone, José Maria López Mañán, Florencia Isabel Sundblad, Carlos Martín Basaldúa, Alicia Ester Kityn, Marin Basaldúa, Ricardo José López Seco, Maria Beatriz Resta, Máximo Casasco y Carlos M. Casarotti Quinteiros por un valor.de U$S2,145 por acción.

Añadíó que ese mismo día, Sao Paulo Alpargatas SA comunicó su intención de lanzar una oferta pública de adquisición voluntaria de acciones de Alpargatas SAIyC a un precio de $5,80 por acción.Adujo que el 31 de octubre de 2007 el nuevo directorio de Alpargatas SAIyC -con la participación de los señores López Mañán y López Seco- declaró razonable el precio ofrecido por Sao Paulo Alpargatas SA para la oferta pública de adquisición y recomendó su aceptación a los accionistas.

Destacó que el comité de audítoría de Alpargatas SAIyC no objetó esa decisión a pesar del conflicto de intereses que implicó la participación y votación por parte de los señores López Mañán y López Seco, quienes habían vendído sus acciones a un precio supenor.

Sobre la base de esos hechos, la CNVconcluyó que Alpargatas SAIyC y sus directores incumplieron su deber de informar. En particular, el organismo de control concluyó que los directores sumariados: (i) omitieron divulgar información relevante durante el proceso de negociación que culminó en la finna del contrato de compraventa de acciones; (ii) no fueron diligentes en el cumplimiento de su deber de ratificar o rectificar los rumores existentes en el mercado; (iii) al comunicar la finna de la carta de intención o bien antes de la concreción de la compraventa, omitieron informar que algunos de sus integrantes estaban involucrados entre los “accionistas individuales menores”, priorizando su condición de accionistas por sobre la de directores de la emisora; (iv) permitieron el ocultamiento del precio de referencia de la compraventa, que les significó un precio mayor por acción con relación al ofrecido en la oferta pública de adquisición; (v) consintieron que terceros accedan a información confidencial de Alpargatas SAlyC y privilegiaron compromisos de confidencialidad en beneficio de un contrato entre partes, desatendiendo el deber de lealtad en la gestión y tutela de los derechos e intereses de todos los accionistas; y (vi) obraron con intereses contrapuestos al votar, y permitir que voten, los señores José Maria López Mañán y Ricardo José López Seco en la reunión de directorio en la que se declaró la razonabilidad de la oferta pública de adquisición.

En cuantoal comité de auditorla y al consejo de vigilancia sumariados, la CNV consideró que: (i) omitieron realizar actos necesarios y suficientes para evitar los incumplimientos mencionados con relación al deber de info=ar y de ratificar o rectificar los rumores en relación a una toma de control de la emisora; (ii) omitieron objetar la actuación de los directores precedentemente referida; y (iii) omitieron cuestionar la causa de las renuncias efectuadas por los directores.

-II-

Compartiendo y haciendo suyos los fundamentos y las conclusiones expuestas en el dictamen fiscal ante esa instancia, la Sala F de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial rechazó, en lo sustancial, los recursos planteados por los sumariados y, en consecuencia, confirmó la resolución dictada por laCNV.

En primer lugar, consideró que Alpargatas SAlyC no cumplió adecuadamente su deber de proveer información cierta, relevante y suficiente al no ratificar o rectificar los rumores periodísticos relativos a la venta del paquete accionario del mes de enero y febrero de 2007. En consonancia con el dictamen fiscal, entendió que la sociedad emisora tenía un deber de rectificar o ratificar esos rumores sobre la existencia de un hecho que, por su importancia, era apto para afectar en forma sustancial la colocación de valores negociables o el curso de su negociación. Apuntó que, en efecto, esas noticias periodísticas tuvieron repercusiones en el mercado, donde se registró una importante suba en el precio y en el volumen de negociación.

Entendió que, en atención a las notas periodísticas y a sus repercusiones en el mercado, la emisora tenía el deber de brindar explicaciones precisas y veraces para evitar que lo divulgado pudiera resultar confuso, engañoso e incompleto, y a fin de colocar a todos los inversores en igualdad de condiciones.

Luego, el tribunal entendió que esa reticencia en la divulgación de información se vio reforzada al comunicar, en el mes de abril, en forma incompleta la existencia de tratativas con Sao Paulo Alpargatas SA para la venta del paquete accionario.En particular, la sociedad deberia haber identificado el precio de referencia y los accionistas involucrados en carácter de vendedores. Apuntó que la sociedad no tomó ninguna medida para identificar “los accionistas menores individuales” que participaron de esas tratativas preliminares. Especialmente, sobre la base de los términos del apartado 8 del documento obrante a fojas 2227/34 Y las declaraciones testimoniales producidas (en especial, fs. 2292/3), tuvo por probado .que esos accionistas resultaron ser directores de la sociedad (Horacio Gabriel Scapparone, José María López Mañán, Carlos Martín Basaldúa, Ricardo José López Seco, y Máximo Casasco) y sus cónyuges (Florencia Isabel Sundblad, Alicia Ester ICorte Suprema de Justicia de la Nación

Buenos Aires, 24 de septiembre de 2015

vistos los autos: “Comisión Nacional de Valores c/ Alpargatas S.A. I.C. s/ organismos externos (Seguimiento posible venta de paquete accionario – nro. 276/07)”.

Considerando:

Que esta Corte comparte y hace suyos los fundamentos y conclusiones del dictamen de la señora Procuradora General, a los que corresponde remitir en razón de brevedad.

Sin perj uicio de ello y respecto de los recurrentes Juan José Cossio (h) y Luis Miguel Incera -omitidos en la enumeración del primer y segundo párrafo del punto III Y primer párrafo del punto IV del referido dictamen-, corresponde incluirlos en la decisión a adoptar dado que suscribieron junto con Carlos Fernández Oro Franchini el recurso extraordinario de fs. 3292/3310 vta., que se propicia declarar mal concedido.

Por ello, de conformidad con lo dictaminado por la señora Procuradora General, se declaran mal concedidos los recursos interpuestos a fs. 3174/93, 3133/48, 3228/46, 3248/66, 3268/86, 3292/3310 y 3392; y se desestiman los de fs. 3196/3216, 3314/34, 3337/56 Y 3359/79. Con costas. Notifíquese y, oportunanamente devuélvase.

CARLOS S. FAYT – ELENA I.HIGHTON de NOLASCO – JUAN CARLOS MAQUEDA – RICARDO LUIS LORENZETTI –