fbpx

Se permite la importación temporaria de las mercaderías a bordo de las barcazas, descarga y tratamiento de las mismas conforme a lo establecido en el art. 3 de la Res. 109/2009

barcaza ancapPartes: Cargill SACI c/ AFIP – DGI s/ civil y comercial – varios – demanda ordinaria

Tribunal: Cámara Federal de Apelaciones de Rosario

Sala/Juzgado: A

Fecha: 29-may-2015

Cita: MJ-JU-M-93697-AR | MJJ93697

Se permite la importación temporaria de las mercaderías a bordo de las barcazas, y la descarga y tratamiento de las mismas conforme a lo establecido en el art. 3 de la Res. 109/2009 del Ministerio de la Producción.

Sumario:

1.-Cabe confirmar la sentencia que hizo lugar a la demanda interpuesta y, en consecuencia, se ordenó se le permita la importación temporaria de las mercaderías a bordo de las barcazas, y la descarga y tratamiento de dichas mercaderías conforme a lo establecido en el art. 3 de la Res. nº 109/2009 del Ministerio de la Producción, pues la accionada asumió una conducta irregular y por lo tanto ilegítima al no permitirle a la actora registrar su mercadería por el sistema SIM, debiendo haber adecuado dicho sistema a las posibles situaciones pendientes de importación temporaria de las mercaderías previstas en la norma mencionada.

2.-Las mercaderías cuya importación se pretendía documentar a través del sistema informático María estaban encuadradas en el primer supuesto previsto en la Res. 109/09 , ya que no sólo fueron expedidas, sino también cargadas con anterioridad a la entrada en vigencia de la norma; asimismo aquél se encontraba bloqueado, por lo que la actora no pudo hacer la registración de la importación temporaria de las mercaderías y la Aduana le habría impedido su descarga.

Fallo:

Rosario, 29 de mayo de 2015.-

Visto en acuerdo de la Sala «A» el expediente nro. FRO 12086368/2009 caratulado: «CARGILL S.A.C.I. C/ AFIP-DGI S/ Civil y Comercial -Varios- Demanda Ordinaria» del Juzgado Federal N°1 de esta ciudad del que resulta que:

La Dra. Liliana Arribillaga dijo:

Llegan los autos a conocimiento de esta Sala en virtud del recurso de apelación interpuesto por los representantes de la Administración Federal de Ingresos Públicos – Dirección General de Aduanas – a fs. 377 contra la sentencia nro. 162 del 13/12/2013 mediante la cual se hizo lugar a la demanda interpuesta por CARGILL S.A.C.I. y en consecuencia se ordenó se le permita la importación temporaria de las mercaderías a bordo de las barcazas «Paraná 12», «Matador XXXII» y «AF 51», «Paraná 3», «U 92», «G 618», «ACBL 265», «ACBL 267», «U 319» y «CMI 25», y la descarga y tratamiento de dichas mercaderías conforme a lo establecido en el art. 3 de la resolución nº 109/2009 del Ministerio de la Producción, con costas (fs. 370/374 y vta.).

Concedido el recurso y elevados los autos, quedaron radicados en esta Sala, expresando agravios los apelantes a fs. 391/396. Contestado el traslado conferido por la contraria a fs. 398/407, pasaron los autos al acuerdo.

Los apelantes realizan una reseña temporal de los hechos que consideran relevantes para la causa (ver fs. 393) señalan que la sentencia es arbitraria porque no se tuvo en cuenta la postura de su parte, y que tampoco se tomó conocimiento de los hechos tal como ocurrieron, ya que se le ordena a la Aduana de Rosario, realice actos que ya se produjeron con más de cuatro años de anterioridad (permitir la importación temporaria y la descarga de las mercaderías de las barcazas que la transportaron). Asimismo dicen que el a quo resolvió lo que no peticionó la actora. En tal sentido refieren al punto V), página 20 del escrito de demanda que señala:»se declare la ilegitimidad de un accionar de la AFIP-DGA susceptible de causar un gravamen concreto y actual a mi mandante, expresado en perjuicios tangibles y de importante magnitud.».

Advierten que de los propios términos de la demanda se infiere ausencia de perjuicio concreto al momento de su interposición, toda vez que lo que se hizo fue conjeturar sobre futuras decisiones o acciones de su representada (posible aplicación de multa del 1% del valor de las mercaderías en relación con las cuales se promueve este juicio, conforme lo prevén los arts. 217 y 218 del Código Aduanero; caducidad del plazo para registrar las mercaderías en cuestión).

Señalan que el 29/05/2009 se interpuso la demanda y que habiéndose dado cumplimiento el día 15 del mismo mes a la medida cautelar decretada por resolución del 13/05/2009 -en otro expediente-, algunos de los perjuicios potenciales señalados por la demandada fueron conjurados, ésto dicho por la propia actora en el escrito de demanda en el segundo párrafo de la pág. 23.

Sobre los costos operativos y logísticos a los cuales hizo referencia la accionante, dicen que ellos no serían más que consecuencia del propio accionar de la firma actora, en tanto habiendo arribado las barcazas en fecha 23 de abril, recién puso en conocimiento de su problema con el SIM a la Aduana Rosario, el 7 de mayo, habiendo obtenido respuesta favorable a la posibilidad de descargar la mercaderías el 14 del mismo mes.

Manifiestan que la actora podría haber protegido su mercadería -si tenía algún temor sobre la descomposición de la misma-, documentándola y así tener la posibilidad de desembarcarla mediante un ingreso a Depósito de Almacenamiento (IDA4), destinación dicen, de conocimiento del importador y/o su despachante de aduana. Cargill afirmó que nunca tuvo dicha opción por no tener depósito habilitado.Aclaran respecto a esta pretendida defensa que la descarga puede realizarse en depósitos de terceros o solicitando habilitación provisoria de un depósito.

Por todo lo dicho, señalan que el a quo no consideró que cuando se presentó la demanda, los perjuicios sólo eran potenciales, y que a la fecha del dictado de la sentencia no se acreditó por parte de la demandante ningún hecho nuevo que hiciera saber de algún perjuicio real y sobreviniente que diera lugar a que se mantuviera la razón de ser de este pronunciamiento.

Consideran aplicable el criterio de esta Sala, volcado en el acuerdo nº 300/09-C del 8/10/2009 en el expediente Nº 5595 «Pieza Separada en autos Cargill SACI c/ DGA ROSARIO S/ MEDIDA CAUTELAR» (nº 86332 del Juzgado Federal Nº 1 de Rosario), donde se señaló: «.el resolver ahora sobre el caso aparece abstracto. En efecto, la decisión del a quo se presenta coincidente con el fondo de lo resuelto por la Aduana, por lo que no se advierte perjuicio actual.». De tal manera se declaró abstracto el planteo por sustracción de materia.

En estas condiciones concluyen que la actora no ha acreditado que la medida adoptada por el servicio aduanero -de extremar los controles documentales- configure una «via de hecho».

Formula reserva del Caso Federal.

Y Considerando:

Se trata en el caso, de determinar si la demandada obró de manera ilegítima en relación a la actora, al no permitirle registrar y descargar, como consecuencia del bloqueo del Sistema Informático María, las mercaderías a bordo de las barcazas identificadas al inicio de este fallo.

Está acreditado, que el servicio aduanero permitió el registro de la destinación suspensiva y la posterior descarga de las mercaderías, como consecuencia del cumplimiento de la medida cautelar que fuera dictada por el juez de la causa a fs. 151/154. Asimismo lo hizo por otra medida que se dictó en otro expediente al que se aludió en los resultas de este pronunciamiento.Queda claro que la demandada ha reconocido lo actuado tanto en el escrito presentado en fecha 9 de junio de 2009 (ver fs.169 vta./170) como en su escrito de apelación. Concretamente explicó en tales presentaciones que más allá de que la actora no haya podido documentar las destinaciones temporales tal como pretendía, esto es por el Sistema María, bien pudo haberlo realizado haciendo uso de otras opciones, como el ingreso a Depósito de Almacenamiento (IDA4) -destinación aduanera de obvio conocimiento del importador y/o su despachante de aduana-. De este modo el riesgo -de descomposición de la mercadería-, en su caso, pudo haberse superado por otros mecanismos que la actora no utilizó (fs. 170vta.). Es evidente, que este argumento se erige como la justificación legítima a los inconvenientes que -dice- tenía el sistema Informático María.

Lo cierto es que por Resolución nº 109 del 07/04/2009 del Ministerio de la Producción, la Administración dispuso en el artículo 1º, excluir del Régimen de Importación Temporaria para Perfeccionamiento Industrial -establecido por Decreto 1330- a las mercaderías que se clasifican en la posición arancelaria de la Nomenclatura Común del MERCOSUR (N.C.M) 1201.00.90 (poroto de soja). No obstante ello en su art. 3º estableció: «Quedarán exceptuadas de lo dispuesto en la presente resolución, aquellas mercaderías que a la fecha de entrada en vigencia se encuentren en alguna de las siguientes situaciones:a) expedidas con destino final al territorio aduanero por tierra, agua o aire y cargadas en el respectivo medio de transporte; b). Las excepciones aludidas en este artículo caducarán si no se registrare la Solicitud de Importación dentro de los siguientes términos, contados éstos a partir de la fecha de entrada en vigencia de la presente resolución.».

Analizados los dichos de la demandada y la documental acompañada se puede afirmar que las mercaderías cuya importación se pretendía documentar a través del sistema informático María estaban encuadradas en el primer supuesto previsto en la resolución 109/09, ya que no sólo fueron expedidas, sino también cargadas con anterioridad a la entrada en vigencia de la norma. Asimismo, que aquél se encontraba bloqueado. A consecuencia de ello, la actora no pudo hacer la registración de la importación temporaria de las mercaderías y la Aduana le habría impedido su descarga desde el 20.04.2009 (esto es mucho antes del dictado de la medida cautelar y de la presentación de esta demanda). Cabe advertir que la fecha aludida no fue negada por la demandada.

En síntesis, los inconvenientes existieron al tratar la accionante de obrar la registración de las mercaderías por el sistema SIM, y sin fundamento atendible. En efecto, la Administración Federal de Ingresos Públicos – Dirección General de Aduanas-, en la oportunidad procesal oportuna -contestación de demanda-, no justificó que su accionar fuera conforme alguna disposición jurídica específica, y sólo se limitó a proporcionar opciones que podría haber tomado la actora para paliar la situación en la que se encontraba -por el bloqueo del SIM-, opciones de las que no puede tenerse certeza hubieran podido concretarse.A mayor abundamiento, hay que señalar que el «Depósito Provisorio de Importación» (contemplado en los artículos 177 y siguientes del Código Aduanero -numeración según Digesto Jurídico-) implica para el importador la obligación de afrontar numerosos y mayores gastos, como puede observarse, a modo de ejemplo, de los artículos 188 y 189 del C.A.

En estas condiciones, se concluye que la accionada asumió una conducta irregular y por lo tanto ilegítima al no permitirle a la actora registrar su mercadería por el sistema señalado, debiendo haber adecuado dicho sistema a las posibles situaciones pendientes de importación temporaria de las mercaderías previstas en el artículo 3º de la Resolución nro. 109.

Por último importa aclarar que el objeto de esta demanda es se declare la ilegitimidad del accionar de la parte demandada, mientras que lo peticionado cautelarmente fue registrar la destinación aduanera y concretar la importación temporaria de las mercaderías a bordo de las barcazas que en autos se describen, de acuerdo con lo previsto por la Resolución nº 109/09. De tal manera corresponde rechazar el agra vio en el sentido de que se considere que debe declararse abstracta la cuestión por haber actuado su mandante cumpliendo con lo ordenado cautelarmente y confirmar la sentencia apelada.

En cuanto a las costas, corresponde le sean impuestas a la demandada vencida (art. 68 del CPCCN). Así voto.

El Dr. Carlos F. Carrillo dijo: Adhiero al voto que antecede.

Por ello:

SE RESUELVE:

Confirmar la sentencia Nº 162 del 13 de diciembre de 2013 obrante a fs. 370/374 vta., con costas a la apelante. Regular los honorarios de los profesionales intervinientes en la Alzada en el 25% de lo que se les regule en primera instancia. Insértese, hágase saber, comuníquese en los términos de la Acordada nº 15/13 de la CSJN y oportunamente devuélvanse los autos al juzgado de origen. No participa del acuerdo el Dr. Fernando L. Barbará por encontrarse en uso de licencia.

Fecha de firma: 29/05/2015

Firmado por: LILIANA M ARRIBILLAGA, JUEZ DE CAMARA

Firmado por: CARLOS FEDERICO CARRILLO, JUEZ DE CAMARA

Firmado por: ROBERTO FELIX ANGELINI, Secretario de Cámara

A %d blogueros les gusta esto: