Alquileres turísticos: factura electrónica a partir de julio.

facturacion-electronicaFecha: 1 – 7 -2015

Por José L. Ceteri (*)

I. Introducción

A partir del 1 de julio, los dueños de inmuebles alquilados con fines turísticos y las inmobiliarias que actúen como intermediarias en esas operaciones deberán emitir facturas en forma electrónica para respaldar todas sus actividades que realicen en el mercado interno. La medida fue dispuesta por la AFIP, a través de la Res. Gral. 3749Ver Documento, que determina esta obligación para los contribuyentes mencionados, sin interesar la forma en que se encuentran inscriptos para liquidar sus impuestos.

De esta forma, no solo están involucrados los inscriptos en el Impuesto al Valor Agregado, sino que también se incluyen los monotributistas y los que están exentos en el IVA. Habrá dos formas para confeccionar las facturas electrónicas por los alquileres: 1. a través de intercambio de información que se realiza hacia la página web de la AFIP, utilizando un programa para ese fin; y 2. por medio del servicio que factura desde la propia página del organismo, denominado «comprobantes en línea».

Por otro lado, los dos regímenes de información creados anteriormente por la AFIP, relacionados con los alquileres permanentes y temporarios de inmuebles no llegaron a tener vida y fueron derogados.

El primero, que venía postergándose desde 2010, estaba vinculado a los alquileres de inmuebles urbanos iguales o mayores a $ 8000 mensuales. El segundo se refería a los alquileres temporarios con fines turísticos, celebrados a partir del 1 de marzo de este año. De esta manera, con esta resolución quedan ambos sin efecto. Como resultado de estas modificaciones, lo que queda entonces, en definitiva, a partir de julio, es la emisión de la factura electrónica para todos los alquileres de inmuebles con fines turísticos dentro del país, sean departamentos, cabañas, casas en un country, etc., sin importar el importe de la locación.

Otras operaciones que deberán usar la factura electrónica, a partir del 1 de julio, son las relacionadas con los alquileres rurales, que en este caso dejan de estar obligados a cumplir con el Régimen de Información que existía por esas operaciones ante la AFIP, a partir del mes de agosto de 2015.

De esta forma, la AFIP pone la lupa en ese tipo de operaciones para detectar si las rentas son declaradas por los propietarios de los inmuebles. También, la información servirá de base para evaluar las erogaciones realizadas por las personas que los alquilan y las inmobiliarias que intervienen.

II. Tratamiento impositivo

Los alquileres tienen el siguiente tratamiento impositivo para los propietarios de los inmuebles:

1. Contribuyentes Régimen General: Los alquileres comerciales se encuentran alcanzados por el IVA, si superan los $ 1500 mensuales. En cambio, los alquileres de vivienda están exentos en ese impuesto, independientemente el monto que se abona. En cuanto a las locaciones con fines turísticos, de acuerdo con un dictamen de la AFIP, se encuentran alcanzados por el IVA, en la medida que superen $ 1500 mensuales. Todos estos contratos están gravados por el Impuesto a las Ganancias, habiendo que presentar la declaración jurada anual y sufriendo retenciones en los pagos que superan $ 1200 mensuales.

2. Monotributistas: Los importes cobrados por alquileres se pueden incluir dentro del Régimen Simplificado, considerando el importe de los alquileres a los efectos del encuadre de las categorías o para la exclusión del monotributo. Los metros de los inmuebles no se tienen en cuenta para establecer la categoría mensual de pago. Si la actividad de locación de inmuebles, incluida en el monotributo, es la única que se desarrolla, solo hay que abonar el componente impositivo de la mensualidad.

————–

(*) Contador Público Nacional, UBA. Periodista Económico, UBA. Docente universitario, UBA y UNLP. Autor de obras relacionadas con temas tributarios.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: