fbpx

Claves para que las personas físicas puedan reducir sus impuestos.

ImpuestosFecha: 15-jul-2015

Cita: MJ-MJN-88001-AR

Por José L. Ceteri (*)

En la actualidad, existen diversos beneficios vigentes para que los contribuyentes individuales puedan reducir sus impuestos. A continuación se transcriben algunos de ellos:

a) Premio por cumplimiento de pago:

Los contribuyentes que cumplieron en tiempo y forma con el ingreso de la cuota mensual del Monotributo o de autónomos, correspondiente a los doce meses del año calendario, tienen derecho a un reintegro que les hará la AFIP por «buen cumplimiento». El beneficio se otorga a aquellos que adhirieron al pago con débito directo en cuenta bancaria o a través de tarjeta de crédito. Sin embargo, no obtienen el beneficio aquellos que abonaron en término en efectivo.

En el Monotributo se reintegra un mes del componente impositivo de la cuota, y en autónomos el importe equivalente a un mes de la parte del aporte personal mensual correspondiente a su categoría de revista.

Para aquellos que hayan iniciado actividades en el año se reintegrará un 50 % en la medida que la cantidad de cuotas abonadas sea entre seis y once.

Para los monotributistas, el reintegro se efectúa en la cuenta o la tarjeta durante el mes de marzo, y los autónomos reciben la devolución dentro del mes de febrero de cada año.

Los trámites de adhesión hay que hacerlos en el banco o entidad emisora de la tarjeta de crédito.

b) Descuento con tarjetas:

En todos los pagos que los consumidores utilicen tarjeta de débito se obtiene un reintegro del 5 % correspondiente al Impuesto al Valor Agregado (IVA). Este beneficio se encuentra vigente hasta fin de año y corresponde a todos los pagos -no mayores a $ 1.000- efectuados para comprar bienes o al contratar servicios. Se exceptúan del reintegro los pagos por servicios de luz, gas, agua y teléfono, y para los consumos de combustibles.

El reintegro efectivo sobre el importe abonado es del 4,13 % y se reintegra al usuario de la tarjeta dentro de los 5 días hábiles posteriores a la finalización del mes.

c) Impuesto al cheque:

En el Impuesto sobre los Débitos y Créditos bancarios se pueden aprovechar dos cosas: por un lado, los monotributistas tienen el beneficio de abonar la alícuota reducida del 0,25 % por cada movimiento en la cuenta, en lugar de la tasa general del 0,6 %. Para ello, tienen que presentar una nota en la entidad bancaria junto con la constancia de inscripción en el Monotributo. El modelo de la nota se encuentra publicado como Anexo en la RG 2111 de la AFIP.

Los contribuyentes del régimen general pueden descontar como pago a cuenta del Impuesto a las Ganancias o de Mínima Presunta (declaración jurada o anticipos), el 34 % del impuesto que el banco retuvo por los depósitos. También, los empleados en relación de dependencia pueden computar contra el impuesto anual el porcentaje de beneficio.

d) Servicio doméstico:

Las personas que contraten servicio doméstico pueden deducir en el cálculo del Impuesto a las Ganancias $ 15.552 en concepto de sueldo y cargas sociales abonadas durante el año. Este beneficio también alcanza a los empleados en relación de dependencia, quienes pueden computar el descuento mensualmente en el cálculo de la retención de Ganancias, hasta el importe del mínimo no imponible que rige en cada uno de los casos.

El prestador del servicio tiene que tramitar con su DNI el número de CUIL en la ANSES. Los extranjeros lo pueden hacer con el certificado extendido por la Dirección Nacional de Migraciones.

El pago de las cargas sociales se realiza con el formulario 102/RT, que a la vez funciona como recibo de sueldo.

———-

(*) Contador Público Nacional, UBA. Periodista Económico, UBA. Docente universitario, UBA y UNLP. Autor de obras relacionadas con temas tributarios.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: