Adquisición por usucapión del inmueble individualizado en el plano de mensura obrante si se trata de una parcela excedente o sobrante que constituyó desde la fecha de la adquisición un solo cuerpo.

justicia-juez-sentencia_PREIMA20140206_0135_32Partes: Diez José E. s/ usucapión

Tribunal: Cámara de Apelación en lo Civil, Comercial y Laboral de Rafaela

Sala/Juzgado: 5ta circ.

Fecha: 5-feb-2015

Cita: MJ-JU-M-91740-AR | MJJ91740 | MJJ91740

Adquisición por usucapión del inmueble individualizado en el plano de mensura obrante si se trata de una parcela excedente o sobrante que constituyó desde la fecha de la adquisición un solo cuerpo.

Sumario:

1.-Corresponde acoger el recurso de apelación, revocar la sentencia, admitir la demanda y declarar adquirido, por prescripción, a favor de actor, el inmueble individualizado en el plano en cuestión, toda vez que se trata de una parcela sobrante que estuvo integrada desde siempre al inmueble de propiedad del actor, sin división alguna y con la adquisición en remate judicial le fue transmitida a éste la propiedad y la posesión del inmueble en las condiciones en que fue adquirido, así el excedente o sobrante individualizado constituyó desde la fecha de la adquisición por el actor un solo cuerpo y no se puede poseer una parte de él sin poseer todo el cuerpo.

Fallo:

En la ciudad de Rafaela, a los 5 días del mes de febrero del año dos mil quince, se reúnen en Acuerdo Ordinario los Señores Jueces de la Cámara de Apelación en lo Civil, Comercial y Laboral de la Quinta Circunscripción Judicial, Dres. Lorenzo J. M. Macagno, Beatriz A. Abele y Alejandro A.Román, para resolver los recursos de nulidad y apelación interpuestos por la parte actora, contra la sentencia dictada por la Sra. Jueza del Juzgado de 1a. Instancia de Distrito en lo Civil, Comercial y Laboral de la 3a.Nominación Susana Rebaudengo, en los autos caratulados: «Expte. 137- año 2012 – DIEZ, José Ernesto s/ USUCAPION».-

Dispuesto el orden de votación, en coincidencia con el estudio de la causa resulta: primero, Dr. Macagno; segunda, Dra. Abele; tercero, Dr. Román.-

Acto seguido el Tribunal se plantea las siguientes cuestiones:

1ra.: ¿Es nula la sentencia apelada?

2da.: En caso contrario ¿es ella justa?

3ra.: ¿Qué pronunciamiento corresponde emitir:?

A la primera cuestión, el Dr. Macagno dijo:

El recurso de nulidad interpuesto por el actor no fue sostenido en la alzada y no hallo motivos que hagan procedente la declaración de nulidad de oficio.

A esta cuestión voto por la negativa.

A la misma cuestión, la Dra. Abele dijo que por similares fundamentos adhería al voto del Dr.Macagno.

A esta misma cuestión, el Dr. Román dijo que, atento a la existencia de dos votos concordantes, se abstiene de emitir opinión (art. 26, Ley 10.160).

A la segunda cuestión, el Dr.Macagno dijo:

La sentencia de primera instancia rechazó la demanda de adquisición por usucapión del inmueble individualizado en el plano de mensura obrante a fs. 3, por considerar que la prueba producida fue insuficiente para acreditar los actos posesorios mencionados en el art. 2384 del Cód. Civil y que no se probó la posesión veinteñal invocada en la demanda (sentencia, fs. 233/235). Contra ella apeló el actor (fs. 236) y mantuvo el recurso en la expresión de agravios de fs.262, que fue respondida por el Defensor de Ausentes a fs. 265. El escrito de la Municipalidad de Rafaela (fs. 268/269) es irrelevante por cuanto, no obstante haber comparecido a fs. 27, no se le confirió traslado de la demanda, por lo que no ha sido parte en el proceso. A todo evento, del informe de fs. 192/197 se infiere que no existe interés municipal comprometido. La Provincia de Santa Fe informó la inexistencia de interés fiscal comprometido a fs. 49 y lo reiteró a fs. 99/115.

Para una adecuada solución a esta litis es insoslayable la circunstancia fáctica introducida en la demanda cuando al describir la fracción cuyo dominio se pretende adquirir por prescripción luego de indicar su ubicación y medidas -un metro ochenta y siete centímetros (1,87 m) al Sur por igual contra frente al Norte, por treinta metros en su lado Oeste e igual medida en su lado Este, encerrando una superficie total de cincuenta y seis metros cuadrados diez decímetros cuadrados (56,10 m2)- expresa que linda por el Oeste con más terreno de José Ernesto Diez (fs. 4, III).

Toda la documental traída a estos autos indica que esa fracción integra el inmueble designado con el número de partida 08-24-02-050205-0000, con una superficie de 178 ó 179 metros cuadrados, y 84 metros cuadrados de superficie cubierta (fs. 11, 16, 17, 54, 69, 105, 106, 107, 108, 117, 118, 120, 121, 122). El informe de la Municipalidad de Rafaela señala que la partida inmobiliaria Nº 050204/0001 correspondía al lote ABCDA (que es el objeto de esta pretensión procesal) del catastro 2460 con una superficie de 56,10 m2 «y que fue dada de baja en el año 1988, ya que según mensura Nº 117.358 le fue anexado al lote 2 al mismo catastro, con una superficie de 122,60 m2, pasando a corresponderle la partida inmobiliaria 08-24-02-050205/0000 para ambos lotes con una superficie total de 178,70 m2» (fs.194, 195, 196 y 197). Concuerda con este informe el sello puesto en la ficha de dominio emanada del Registro General (Tomo 336 I – Fº 363 – Nº 6395, ver fs. 224).

Entre las constancias existentes en el informe brindado por el Servicio de Catastro e Información Territorial se hallan las expuestas por el Agrimensor Ramón A. Larriqueta con motivo de la confección de la mensura de la fracción cuya usucapión se pretende. En el acta de mensura, efectuada el 29/01/1981, se indica que ella linda al Oeste con el comitente, es decir, el actor (fs. 170). La memoria de la mensura expresa: «Partiendo desde el punto D’se midieron 42,50 metros, medida ésta que corresponde a la consignada en los títulos del propietario del terreno ocupado desde la esquina hasta el límite de esa propiedad con el lindero José Ernesto Diez, a su vez, el comitente. Luego se midió en dirección al Oeste 9,13 metros, encontrándose el punto D. Esta es la medida del frente consignada en el título del lindero Oeste, José E Diez. O sea ya me encontré con el lado Oeste del sobrante en cuestión. Se midió seguidamente el lado Sud del sobrante, encontrándose 1,87 m. hasta la pared divisoria de la propiedad de la Sra. Mercedes David e hijos (C)» (fs. 172, d). Continúa la memoria relatando las medidas hasta los puntos A y B. Y agrega: «Ya designados los vértices del sobrante A, B, C y D, se procedió a la medida de los ángulos en dichos vértices, lo que dio como resultado en todos los casos, ángulos rectos en todos los casos». La superficie encerrada es de 56,10 m2 (fs. 172, e), y los linderos actuales del sobrante son al Norte, en parte Félix Navarro y en parte la Municipalidad de Rafaela; al Oeste, el comitente José Ernesto Diez; al Este la Sra. Mercedes David e hijos y al Sur, la calle E. Giménez (fs.172, f) y aclara que «no se efectuó ninguna división» (fs., 173, h). A continuación, en una nota aclaratoria, el Agrimensor Larriqueta expresó «que días anteriores a realizar el trabajo de campo se había procedido a demoler la edificación existente en la fracción mensurada». Explica que esa edificación era muy antigua y estima que tenía la posesión de la fracción mensurada el actual propietario, que la adquirió en remate judicial, Sr. José Ernesto Diez en la siguiente ubicación y medidas: a partir de los 42,50 m de la esquina Sudoeste de la manzana 18, concesión 251, con un frente de 9,15 y 30 m de fondo. Y puntualiza: «En realidad la propiedad adquirida se erigía sobre un frente de 11,37 m de frente con un fondo de 30,00 m de construcción muy antigua y en mal estado» (fs. 174).

Con lo que se verifica que la «parcela sobrante» estuvo integrada desde siempre al inmueble de propiedad del actor, sin división alguna y con la adquisición en remate judicial le fue transmitida a éste la propiedad y la posesión del inmueble en las condiciones en que fue adquirido.

En tales circunstancias fácticas sólo cabe concluir que el excedente o sobrante individualizado en el plano agregado al Duplicado Nº 343 del Departamento Castellanos (fs. 3) constituyó desde la fecha de la adquisición por el actor un solo cuerpo, y la norma es clara al expresar que «cuando la cosa forma un solo cuerpo, no se puede poseer una parte de él sin poseer todo el cuerpo» (arts. 2405 del Cód. Civil; SALVAT, Raymundo M., «Tratado de Derecho Civil Argentino», Editorial La Ley,

Buenos Aires, tercera edición, 1946, Derechos Reales, T. I, pág. 121, párrafo 202; BORDA, Guillermo A., «Tratado de Derecho Civil. Derechos Reales», Editorial La Ley, Buenos Aires, 2008, T. I, pág. 48, no 47; LAFAILLE, Héctor, «Derecho Civil – Tratado de los Derechos Reales», Ediar, Bs. Aires, 1943, T. I, pág. 159, apartado 177; conf.esta Cámara en «Magnano, Liliana María y otros c/ Propietarios desconocidos s/ usucapión», 24/04/14, L. de Resoluciones, T. 22, Res. Nº 61, Fº 232).

Las circunstancias fácticas descriptas fueron corroboradas por los testimonios vertidos a fs. 159, 160 y 189, emanados de testigos con conocimiento sobre los hechos que declararon. Tal plexo probatorio ha sido suficiente para acreditar la posesión del actor de la fracción individualizada en el plano acompañado a la demanda durante más de veinte años, puesto que la tuvo bajo su poder con intención de someterla al ejercicio de un derecho de propiedad (arts. 2351 y 4015, Cód. Civil).

Por estas razones propugno acoger el recurso de apelación, revocar la sentencia, admitir la demanda y declarar adquirido, por prescripción, a favor de actor, el inmueble individualizado en el plano de fs. 3, debiendo oficiarse al Registro General, en la instancia de origen, a los efectos de la inscripción pertinente; con costas a los vencidos, con la aclaración de que los honorarios del Defensor de Ausente estarán a cargo del actor.

Dejo así formulado mi voto.

A la misma cuestión, la Dra. Abele dijo que por similares fundamentos adhería al voto del Dr.Macagno.

A esta misma cuestión, el Dr. Román dijo que, atento a la existencia de dos votos concordantes, se abstiene de emitir opinión (art. 26, Ley 10.160).

A la tercera cuestión, el Dr.Macagno dijo que, atento al resultado obtenido al tratar las cuestiones anteriores, corresponde: acoger el recurso de apelación, revocar la sentencia, admitir la demanda y declarar adquirido, por prescripción, a favor de actor, el inmueble individualizado en el plano de fs. 3, debiendo oficiarse al Registro General, en la instancia de origen, a los efectos de la inscripción pertinente; con costas a los vencidos, con la aclaración de que los honorarios del Defensor de Ausentes estarán a cargo del actor.

A la misma cuestión, la Dra. Abele dijo que la resolución que corresponde adoptar era la propuesta por el Dr.Macagno, y en ese sentido emitió su voto.

A esta misma cuestión, el Dr. Román dijo que, atento a la existencia de dos votos concordantes, se abstiene de emitir opinión (art. 26, Ley 10.160).

Por las consideraciones del Acuerdo que antecede la CAMARA DE APELACION CIVIL, COMERCIAL Y LABORAL,

RESUELVE: Acoger el recurso de apelación, revocar la sentencia, admitir la demanda y declarar adquirido, por prescripción, a favor de actor, el inmueble individualizado en el plano de fs. 3, debiendo oficiarse al Registro General, en la instancia de origen, a los efectos de la inscripción pertinente; con costas a los vencidos, con la aclaración de que los honorarios del Defensor de Ausentes estarán a cargo del actor.

Insértese el original, agréguese el duplicado, hágase saber y bajen.

Concluido el Acuerdo, firmaron los Jueces de Cámara por ante mí, doy fe.

Lorenzo J. M. Macagno

Juez de Cámara

Beatriz A. Abele

Juez de Cámara

Alejandro A.Román

Juez de Cámara

SE ABSTIENE

Héctor R.Albrecht

Secretario

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: