fbpx

A partir de julio se generaliza la factura electrónica.

shutterstock_57675178Fecha: 18-mar-2015

Cita: MJ-MJN-86085-AR

Por : Cdor. José L. Ceteri (*)

La AFIP emitió una resolución que obliga, a partir del 1 de julio, a todos los contribuyentes inscriptos en el IVA a emitir la factura electrónica. Hasta ahora las pymes industriales, que actúan solo en el mercado interno, venían esquivando esa forma de emitir los comprobantes. Pero a partir de esa fecha se producirá un cambio de hábito en el desarrollo de la actividad diaria que realizan las industrias, porque tendrán que cambiar la modalidad convencional de facturación por el sistema electrónico. Actualmente, se cierra una operación, luego se entrega la mercadería, el insumo o la materia prima y finalmente se emite la factura manual. Para colmo, al mes siguiente de la fecha de emisión de la factura, debe ingresarse el IVA a pesar incluso de no haberlo cobrado, pero esto es «harina de otro costal». A partir de julio, un nuevo condimento se agregará a la engorrosa tarea administrativa que tienen que cumplir diariamente las pequeñas industrias, ya que en forma obligatoria tendrán que emitir la factura «virtual». Para eso, deberán invertir en programas enlatados o hechos a medida para poder cumplir con la misión de facturar, o en los casos que se hagan pocos comprobantes podrán confeccionarse directamente en forma gratuita desde la página web de la AFIP, gestión que demora su tiempo. En las operaciones que se realizan hoy, existen dos actores: el vendedor y el comprador, pero con la nueva resolución se entromete una nueva parte: la AFIP. Si el organismo detecta inconsistencias hasta podría llegar a no autorizar el código (CAE) que se necesita para que el comprobante se emita en forma válida. El argumento del Fisco, referido al ahorro de papel que se produce con la factura electrónica no es del todo cierto, ya que para asegurarse del cobro habrá que emitir el comprobante y entregárselo al cliente para que el cobro sea rápido; dejarlo colgado en la web o mandarlo por mail puede tener sus consecuencias.

Los nuevos obligados

A partir del 1 de julio, todos los contribuyentes inscriptos en el impuesto al valor agregado deberán obligatoriamente emitir sus facturas en forma electrónica. Así lo dispuso la AFIP, por medio de la Resolución 3749 , obligando a todo el universo de responsables inscriptos en el impuesto a sumarse a las actividades que ya venían facturando a través de ese mecanismo. Quedan incluidas dentro de la nueva modalidad de facturación los comprobantes tipo A, A con CBU, M y B, que se emitan por venta de bienes y por las prestaciones de servicios. Continúan excluidos de esta obligación los comercios que utilizan controladores fiscales y también los casos de venta de bienes muebles o prestaciones de servicios que no se efectúan en el comercio y en la medida que la entrega o prestación se realice en el domicilio del cliente. De la misma forma los comprobantes de resguardo obligatorios que deben poseer los comercios, junto con el controlador fiscal, tendrán que emitirse en forma electrónica.

Por otro lado, determinadas actividades quedarán obligadas, a partir del 1 de julio, a emitir el comprobante electrónico, independientemente de la condición que registren frente al impuesto al valor agregado. Estas actividades son: empresas de medicina privada, galerías de arte, establecimientos de educación pública de gestión privada -en sus tres niveles-, los locadores de inmuebles rurales y los que administren u oferten locaciones temporarias de inmuebles con fines turísticos.

Por otro lado, opcionalmente, los contribuyentes que se encuentran exentos en el IVA, desde el 1 de abril de 2015, también podrán adherir voluntariamente a la impresión de sus facturas C en forma electrónica.

Mecanismos para facturar

Habrá tres opciones para emitir la factura electrónica: 1) programa aplicativo denominado RECE – Versión 4.0, por el cual se envían a la AFIP los pedidos de autorizaciones de impresión; 2) mediante el intercambio de información usando el servicio web; 3) usando el programa de facturación que funciona en la página web de la AFIP, denominado Comprobantes en Línea, útil para los casos en los que no se emitan muchos comprobantes.

Inconvenientes

Los contribuyentes que por la particularidad propia de sus actividades detecten inconvenientes para utilizar la modalidad de la factura electrónica podrán manifestar un pedido de excepción ante la AFIP, desde el 1 de abril hasta el día 31 de mayo, en la opción que figura en el sitio web del organismo, dentro de la opción Regímenes de Facturación y Registración – Empadronamiento – Dificultades de Implementación. Ahí tendrán que exponer los motivos y la AFIP resolverá la solicitud. Este pedido también podrá ser gestionado por las cámaras empresarias que agrupan la actividad. Asimismo, se podrá solicitar una prórroga en la implementación, que no podrá ir más allá del 1 de octubre de 2015.

El titular de la AFIP manifestó que con la incorporación de estas nuevas actividades a la factura electrónica, se eliminarán el 1 de julio algunos regímenes de información: medicina prepaga, colegios privados, transferencia de obras de arte, locación de inmuebles. Otros sistemas de información dejarán de existir el 1 de enero de 2016. Según Echegaray esta medida, junto con la información detallada de la declaración jurada del IVA, permitirá que la AFIP arme la liquidación proforma de lo que tiene que pagar de ese impuesto cada contribuyente.

———-

(*) Contador Público Nacional, UBA. Periodista Económico, UBA. Docente universitario, UBA y UNLP. Autor de obras relacionadas con temas tributarios.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: