fbpx

En febrero empezara a operar el nuevo sistema de solución de reclamos

Call centerA partir de febrero, luego de la feria judicial, el Gobierno empezará a implementar el nuevo sistema de resolución de controversias entre consumidores y empresas que el Congreso aprobó el año pasado. Costa también evaluó los resultados de Precios Cuidados.

–Algunos analistas dicen que Precios Cuidados es una aspirina para tratar un cáncer.

–La inflación es un fenómeno muy complejo. El que viene con una única medida para solucionarla viene con una política neoliberal. Si dicen que recortando el gasto público o con una política monetaria contractiva esto se resuelve, no entienden la complejidad del problema. Venden espejitos de colores, dicen que tienen la receta mágica. En realidad, lo que están traficando es un ajuste que ya sabemos de qué se trata: represión salarial, ajuste fiscal, ir para atrás con las conquistas sociales. También está la discusión de si el Gobierno tiene que tener metas de inflación. Nosotros tenemos metas de empleo y de crecimiento. Para nosotros Precios Cuidados nunca fue una política antiinflacionaria en un sentido estricto, porque el objetivo es la defensa de los derechos del consumidor. Están tratando de atribuirle a Precios Cuidados objetivos que no tiene. Y hacen eso porque vienen asociados a un modelo de país que no es el que tiene este gobierno.

–¿Qué efecto concreto tuvo Precios Cuidados sobre los demás precios?

–Eso se puede saber a través de dos mediciones. Una es la relación de Precios Cuidados con productos similares que están en la góndola. Otra es agarrar un determinado producto en un comercio con Precios Cuidados y ver el mismo artículo en otro comercio que no tenga Precios Cuidados. Nosotros vemos que en el mismo comercio hay productos de Precios Cuidados que impactan sobre otros similares de la góndola. Es el caso de aceites, yerba de medio kilo, harina, enlatados, gaseosas, jugos, desodorantes, pañales, detergentes, jabón en pan y lácteos, salvo leche en sachet. Y hay otros que no, como yerba de kilo, que tuvimos el problema de tener poca variedad y hubo bastante desabastecimiento, ahí la brecha de precios fue mayor, con lo que no se cumple tanto este objetivo. Pero igualmente tampoco los otros precios se pueden ir a cualquier lado. Si se compara el mismo producto en un comercio que trabaja con el programa con otro en donde no está Precios Cuidados, vemos que en yerba de medio kilo es buena la influencia. Pero con enlatados, perfumería y lavandina empieza a ser más irregular. En donde la influencia de precios no es tan potente, ampliamos la oferta. Por eso la lista fue creciendo de 194 a 451 productos.

–¿Se van a firmar acuerdos por fuera de Precios Cuidados, como sucedió el año pasado?

–Esos acuerdos tuvieron que ver con las conductas irracionales de diciembre y enero. Había que dar señales claras en un momento de incertidumbre muy grande. Hoy la situación es distinta. Entonces, más que acuerdos estamos haciendo un trabajo permanente en cada sector para analizar la evolución de los precios, aunque las empresas finalmente son las que toman las decisiones.

–A lo largo del año el FMI fue suavizando su postura sobre las estadísticas argentinas. ¿Va a levantar la moción de censura en el corto plazo?

–Con el FMI se trabajó en la metodología del IPC-Nu, y ellos destacaron los avances que había realizando el sistema estadístico argentino, particularmente en lo que tiene que ver con ese indicador. No sé qué decidirá el FMI, pero queda claro que la metodología para medir la inflación argentina está siendo validada por el organismo que tiene dominio técnico en estas cosas.

–¿Cuándo comienza a funcionar el fuero del consumidor?

–A partir de febrero, cuando termine la feria judicial, el nuevo sistema de resolución de conflictos del consumo va a empezar a estar operativo. Va a ser de a poco, porque esto lleva su tiempo. Estuvimos capacitando a los conciliadores y se están haciendo los procesos necesarios para nombrar a los jueces y desplegar el sistema de conciliación previa. También vamos a comenzar con el Observatorio de precios, que va a ser un instrumento importante para evaluar la distribución de la renta a lo largo de todas las cadenas de valor, para proteger a los eslabones más débiles.

–En una economía que tiene un nivel de concentración alto, ¿por qué el Estado es tímido en la regulación de la competencia?

–La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) interviene en fusiones y adquisiciones de manera permanente. Con respecto a las conductas anticompetitivas, nosotros estuvimos trabajando de oficio en muchos mercados, como en consumo masivo, laboratorios y la cadena de medicamentos, en frigoríficos y carne, para evaluar si podían presentarse situaciones de distorsión de la competencia. Hay un movimiento habitual en esto. Nosotros también reforzamos la ley de defensa de la competencia en el marco del último paquete de leyes aprobadas.

Fuente: Página 12

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: