Legitimación activa para la asociación de consumidores, quien intenta preservar los derechos de quienes contrataron con la aseguradora la cobertura automotor

shutterstock_158387291Partes: Consumidores Financieros Asociación Civil para su defensa c/ Sancor Coop. de Seguros Limitada s/ ordinario

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial

Sala/Juzgado: B

Fecha: 15-sep-2014

Cita: MJ-JU-M-89003-AR | MJJ89003 | MJJ89003

Legitimación activa para la asociación de consumidores actora para promover la acción colectiva intentada contra la compañía de seguro con el fin de preservar los derechos de quienes contrataron con la aseguradora la cobertura para sus automóviles.

Sumario:

1.-Debe aceptarse la legitimación activa de la entidad actora para promover la acción colectiva intentada, por tratarse el caso de un interés difuso, fragmentario, colectivo o supra individual que no pertenece a una persona determinada o a un grupo vinculado por un nexo común previo; sino que corresponde a un sector de personas que se encuentran en un ambiente o situación común.

2.-Cuando se trata de un bien que pertenece a todos y al grupo, pero que es indivisible, por lo que la satisfacción del interés respecto de uno de ellos importa la de todos.

3.-A los fines de establecer la legitimación activa de la entidad actora, cabe señalar la posición de la CSJN, en el fallo dictado en los autos Halabi Ernesto c/PEN ley 25873-dto. 1563/04 s/amparo ley 16.986 (24/2/09) indicó que en materia de legitimación procesal corresponde delimitar con precisión tres categorías de derechos: individuales, de incidencia colectiva que tienen por objeto bienes colectivos, y de incidencia colectiva referentes a intereses individuales homogéneos.

4.-Constituye una acción colectiva cuando, del análisis de la pretensión del escrito de inicio, se infiere que se trata de una petición en la que el encuadramiento impetrado, debe examinarse dentro de la categoría de las acciones de incidencia colectiva, referentes a intereses individuales homogéneos, que pueden ser promoverse por una asociación civil de consumidores.

5.-Para otorgar la legitimación activa en defensa de un grupo de consumidores con base en derechos individuales homogéneos, la Corte estableció que debían darse tres (3) elementos: el primero de ellos consiste en la verificación de una causa fáctica común, es decir la existencia de un hecho que causa lesión a varios derechos individuales. El segundo, en que la pretensión debe estar enfocada en el aspecto colectivo de los efectos de ese hecho y no en lo que cada individuo puede peticionar. Y el tercer elemento refiere a que el interés individual considerado aisladamente, no justifique la promoción de la demanda.

6.-Queda configurada la legitimación activa para la promoción de una acción en defensa de un grupo de consumidores, si bien no está involucrado un bien colectivo propiamente dicho (vgr. ambiente), puesto que están en juego derechos individuales enteramente divisibles (referidos a los aludidos seguros de automotor), existe un hecho único que provocaría la lesión de todos ellos y por ello puede ser identificable a una causa fáctica homogénea; por lo cual puede sostenerse que la pretensión incoada es común a todos esos intereses,máxime cuando se advierte que el reclamo de la demandante, no se relaciona con un daño diferenciado, que cada individuo pudiera sufrir, sino que proyecta la pretensión hacia los efectos comunes del conjunto de asegurados en tales términos.

7.-Procede la acción colectiva cuando la intención de la accionante tiende a detener el hecho que estaría provocando la lesión de los derechos individuales de los clientes de la entidad aseguradora. Es decir que se observa -en principio- la existencia de una pretensión dirigida a incidir sobre un ‘aspecto colectivo’, de los efectos del hecho por el cual se reclama, extremo que justifica que la actora se encuentre legitimada para accionar en el proceso. N.R.: Sumarios elaborados por Ricardo A. Nissen.

Fallo:

Buenos Aires, 15 de septiembre de 2014.

VISTOS:

1. Apeló la accionante la resolución de fs. 230/241, que estimó la defensa de falta de legitimación activa opuesta por su contraria. Su memorial de fs. 246/254 fue respondido a fs. 261/270.

2. Los fundamentos de la Sra. Fiscal de fs. 293/295 -que esta Sala comparte y hace suyos- resultan suficientes para estimar el recurso.

Esta Sala desde el fallo “Padec -Prevención, Asesoramiento y Defensa del Consumidor- c/BBVA Banco Francés

S.A. s/ordinario”, del 7.12.12, acepta la legitimación activa de la entidad actora.

Ello por tratarse el caso de un interés difuso, fragmentario, colectivo o supraindividual; que no pertenece a una persona determinada o a un grupo vinculado por un nexo común previo; sino que corresponde a un sector de personas que se encuentran en un ambiente o situación común.

Se trata de un bien que pertenece a todos y al grupo, pero que es indivisible, por lo que la satisfacción del interés respecto de uno de ellos importa la de todos.

A los fines de establecer la legitimación activa de la entidad actora, cabe señalar la posición de la CSJN, en el fallo dictado en los autos “Halabi Ernesto c/PEN ley 25873-dto. 1563/04 s/amparo ley 16.986″ (24/2/09) indicó que en materia de legitimación procesal corresponde delimitar con precisión tres categorías de derechos: individuales, de incidencia colectiva que tienen por objeto bienes colectivos, y de incidencia colectiva referentes a intereses individuales homogéneos.” (considerando 9° y voto del Dr. Ricardo L. Lorenzetti, in re “Mujeres por la Vida – Asociación Civil sin fines de lucro -Sucursal Córdoba- c. E.N.-P.E.N.- M° de Salud y Acción Social de la Nación” , del 31-10-2006).

Del análisis de la pretensión del escrito de inicio, se infiere que se trata de una petición en la que el encuadramiento impetrado, debe examinarse dentro de la categoría de las acciones de incidencia colectiva, referentes a intereses individuales homogéneos, que pueden ser promoverse por una entidad de la naturaleza como la de la accionante.

Recordamos, que para otorgar la legitimación activa en defensa de un grupo de consumidores con base en derechos individuales homogéneos, la Corte estableció que debían darse tres (3) elementos: el primero de ellos consiste en la verificación de una causa fáctica común, es decir la existencia de un hecho que causa lesión a varios derechos individuales. El segundo, en que la pretensión debe estar enfocada en el aspecto colectivo de los efectos de ese hecho y no en lo que cada individuo puede peticionar. Y el tercer elemento refiere a que el interés individual considerado aisladamente, no justifique la promoción de la demanda.

Ahora bien, del análisis del objeto de esta acción que comprende asegurados por cierta cláusula contractual, apreciamos que quedarían configurados, los tres requisitos.

Si bien en este caso no está involucrado un bien colectivo propiamente dicho (vgr. ambiente), puesto que están en juego derechos individuales enteramente divisibles (referidos a los aludidos seguros de automotor), existe un hecho único que provocaría la lesión de todos ellos y por ello puede ser identificable a una causa fáctica homogénea; por lo cual puede sostenerse que la pretensión incoada es común a todos esos intereses.Asimismo, se advierte que el reclamo de la demandante, no se relaciona con un daño diferenciado, que cada individuo pudiera sufrir, sino que proyecta la pretensión hacia los efectos comunes del conjunto de asegurados en tales términos.

La intención de la accionante tiende a detener el hecho que estaría provocando -según se sostiene- la lesión de los derechos individuales de los clientes de la entidad aseguradora. Es decir que, observamos -en principio- la existencia de una pretensión dirigida a incidir sobre un ’aspecto colectivo’, de los efectos del hecho por el cual se reclama, extremo que justifica que la actora se encuentre legitimada para accionar en el proceso.

Se admitirá el recurso, revocándose la decisión recurrida.

3. Se estima, con el alcance expuesto, el recurso de fs. 244, con costas.

4. Notifíquese a las partes por Secretaría del Tribunal y a la Sra. Fiscal General en su despacho.

5. Publíquese a la Dirección de Comunicación Pública de la CSJN, conforme lo dispuesto en el art. 4 de la Acordada 15/13.

6. Cumplida la notificación, devuélvanse las presentes actuaciones al Juzgado de origen.

La Sra. Juez Dra. María L. Gómez Alonso de Díaz Cordero no interviene por hallarse en uso de licencia (Art. 109 RJN).

Matilde E. Ballerini

Ana I. Piaggi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s