fbpx

Cristina reafirmó el apoyo internacional cosechado por Argentina tras su discurso en ante la ONU

cfk«Si empezamos con 46 votos en contra y terminamos con 124 votando a favor, quiere decir que hay más deudores que acreedores y eso significa algo», dijo la presidenta al marcar a la Argentina como un «leading case» o caso testigo, en este tema.

No es una casualidad que las Naciones Unidas trataran este tema económico de envergadura por primera vez y en eso se fundamentó la presidenta para sostener la fuerza de sus argumentos al definir a los «buitres» como «un verdadero terrorismo económico» .

La calificación utilizada por Cristina apuntó a marcar la postura de la Argentina en torno a la reestructuracion de su deuda y la forma en que se ha llevado adelante ese trámite en el que reitero la «capacidad y voluntad de pago de mi país».

No obstante y lejos de tratarse de una situación particular del país, el mensaje apuntó a que a cualquiera le puede ocurrir.

De ahí el interés de muchas naciones en apoyar una norma que le otorgue respaldo jurídico y regule el tratamiento de la deuda soberana para evitar la intromisión de cualquier juez, como hoy le ocurre a la Argentina con el juez neoyorquino Tomás Griesa.

Por eso, el mensaje de la presidenta no dejó dudas con respecto a la postura de la Argentina y sirvió para despertar a la ONU para que tome una decisión al respecto.

Se sabe que el poder económico es demasiado fuerte como para amedrentarse fácilmente, pero la decisión de llevar una política específica contra la usura y los pretendidos «defaults» puede empezar a inclinar la balanza para que sea precisamente la política la que marque la cancha y no que sea la economía decida la suerte de los pueblos.

En ese rumbo se dirigió el mensaje de Cristina ante la 69 Asamblea General de las Naciones Unidas.

Fuente: Télam

Imprimir
Accesible

Accesible

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: