En una ejecución de expensas se fijó la tasa de interés en 36% anual directo por todo concepto.

PorcentajePartes: Consorcio de Propietarios Avda. Juan Bautista Alberdi 6267/9 c/ Lipara Marina Irma s/ ejecución de expensas

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil

Sala/Juzgado: J

Fecha: 24-jun-2014

Cita: MJ-JU-M-86791-AR | MJJ86791 | MJJ86791

En una ejecución de expensas, teniendo en cuenta la variación de las pautas económicas luego del cese del régimen de convertibilidad, se fijó la tasa de interés en 36% anual directo por todo concepto, apartándose del tope del 22% pactado en el Reglamento de Copropiedad.

Sumario:

1.-Corresponde modificar la tasa liquidada en la ejecución de expensas conforme lo establecido en el Reglamento de Copropiedad con un tope fijado en el 22% anual y elevarla al 36% anual directo por todo concepto, desde la mora y hasta su efectivo pago, persiguiéndose en la determinación una finalidad compensatoria y sancionatoria que estimule su pago puntual sin que se configure un abuso en la compensación y un desequilibrio por la multiplicación de valores.

2.-Resulta procedente fijar un interés diferente al convenido por las partes en el Reglamento de Copropiedad y Administración en el incumplimiento de las obligaciones asumidas. Los intereses cumplen una finalidad compensatoria y sancionatoria con el necesario estímulo para el pago puntual y exacto de las expensas.

3.-A los fines de establecer judicialmente la tasa aplicable en la ejecución de expensas, con prudencia y criterio restrictivo, debe tenerse en cuenta la variación de las pautas económicas luego del cese del régimen de convertibilidad observando las tasas del mercado para supuestos similares.

Fallo:

Buenos Aires, 24 de junio de 2014.-

Y VISTOS: Y CONSIDERANDO:

I. Contra la sentencia de remate dictada a fs.417/419, en tanto fijó los intereses que deberán liquidarse conforme lo estipulado en el Reglamento de Copropiedad, siempre y cuando no excedan el 22% anual, se alza la ejecutante a fs.72, expresando sus agravios a fs.73, los que no merecieran réplica de la adversaria.

II. Critica el Consorcio actor que no se haya tenido en cuenta al fijar la tasa del 22% anual que, en tanto no alcanza a cubrir la inflación anual, hace que se torne más conveniente para la comunera demandada especular con la inflación y demorar el pago de la deuda reclamada en autos, en claro perjuicio para la comunidad de propietarios. Aclara, asimismo, que los intereses convenidos en el artículo duodécimo del Reglamento de Copropiedad establecen un interés del 10% mensual, por lo que propicia su reducción a la tasa del 3% mensual conforme jurisprudencia del fuero, que cita, al tratarse ese del monto que se acostumbra a cobrar a los deudores morosos en el pago de expensas.

III.Sobre la cuestión traída a conocimiento de esta Sala puede destacarse que, encontrándose convenido entre las partes los intereses debidos ante el incumplimiento de la obligación asumida (ver artículo duodécimo del Reglamento de copropiedad y administración a fs.39), en principio, aquéllas deberán someterse a lo allí pactado, de conformidad con lo normado por los artículos 622, 1137 y 1197 del Código Civil, pues no basta la mera petición de apartarse de tal estipulación si no se acredita y se justifica tal pedido, mediante una debida sustanciación de la cuestión y posterior decisión judicial.

Es que, si bien como principio, los jueces pueden declarar la nulidad de las cláusulas abusivas, contrarias a la ley o cuando, en general, existan motivos jurídicos para hacerlo; no pueden sustituir la voluntad de las partes válidamente expresada al celebrar el contrato que las vincula pues, ninguna voluntad extraña, aunque sea la del juez, puede imponerse para cambiarlo, en la señalada tarea de revisión, y sin que los magistrados estén facultados para suplir con sus voluntades individuales el consentimiento de las partes, es necesario proveer de las normas subsidiarias en sustitución de la regla anulada, lo que no deja de constituir una modificación del contrato.

Empero, al propiciar el propio Consorcio de propietarios apelante la morigeración de la tasa de interés determinada en el reglamento de copropiedad, no vemos impedimento para examinar la procedencia de los agravios traídos, cuando en el reclamo que refiere la actora los intereses cumplen no sólo una finalidad compensatoria sino, además, sancionatoria, que se justifica en el necesario estímulo para el pago puntual y exacto de las expensas, debe observarse con mayor rigor la pena.Ello encuentra su sustento en los principios de solidaridad y de convivencia entre los integrantes del consorcio, dado que, el atraso de uno o varios de ellos lesiona los intereses de la comunidad, en detrimento del patrimonio de los comuneros, a la que acarrea serias dificultades para afrontar las erogaciones derivadas del mantenimiento y servicio de las cosas comunes.

No obstante, es de señalar que este criterio no puede llevarse al extremo de configurar un abuso en la compensación del perjuicio sufrido ante la falta de pago de las expensas reclamadas, reflejando la abultada multiplicación de los valores reales debidos por la comunera demandada y un desequilibrio entre la importancia de la pena y la conducta del incumplidor.

III. Siguiendo los lineamientos antes indicados, deben atenderse, parcialmente, las críticas de la apelante pues, tanto en el caso de que la previsión reglamentaria como en el supuesto de la tasa por la que se inclina el apelante, se excede la pertinente compensación del deterioro provocado a la comunidad de propietarios por falta de pago de las expensas comunes, al tratarse en ambos casos de una tasa de cómputo mensual.

Desde tal perspectiva y sin desconocer que debe ser ejercida con suma prudencia y con criterio restrictivo, tal como lo hemos venido sostenido frente a casos análogos, de tener en cuenta la variación de las pautas económicas ocurridas desde que se desarticuló el régimen de convertibilidad y el especial carácter del crédito por expensas, corresponde modificar la tasa cuestionada y elevarla al 36% anual directo, en todo concepto, dejando constancias que habrá de devengarse desde la fecha de la mora hasta su efectivo pago.

Esta determinación, ciertamente, es esencialmente contingente, pues los tribunales a ese fin no pueden sino decidir observando las tasas del mercado para supuestos similares. Repárese en que el fijar tasas menores, sin duda, importaría un aliciente para no cumplir con las deudas y, fundamentalmente, transformaría a los tribunales en una fuente barata de financiamiento para los deudores morosos (conf. CNCiv. Sala “I”, expte. n° 80.617/2011, “Shunya S.R.L. c/Ambientación y Paisajismo Obras y Servicios S.A. y otro s/Ejecución de alquileres”, del 23/06/2013).

En mérito a lo expuesto, el Tribunal RESUELVE: Modificar la resolución apelada, con el alcance indicado en la presente. Con costas de alzada por su orden, en razón de no haberse suscitado controversia sobre la materia venida a conocimiento (arts.68 y 69 CPCC).

Regístrese. Comuníquese a la Dirección de Comunicación Pública de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (Acordada N°15/13, art.4°) y devuélvase a la instancia de grado haciéndose saber que deberá disponerse la notificación de la recepción de las actuaciones y el presente fallo, en forma conjunta.

FDO:

MARTA DEL ROSARIO MATTERA .

ZULEMA WILDE.

BEATRIZ A VERON

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s