fbpx

El senado bonaerense aprobó crear las fuerzas comunales

senado-argentinoEl Senado bonaerense aprobó en general el proyecto de ley de creación de las policías municipales, aunque postergó para el próximo miércoles la votación en particular de cada artículo. La sanción de la ley quedó nuevamente trabada por diferencias entre el oficialismo y el Frente Renovador sobre las atribuciones que tendrá la nueva fuerza, y el manejo que se dará a los intendentes. El proyecto apunta a que los municipios con más de 70 mil habitantes dispongan de su propio cuerpo de agentes, como parte del plan para combatir el delito lanzado por el gobernador Daniel Scioli.

El proyecto fue aprobado en general con los votos del oficialismo –donde confluyen el sciolismo y el kirchnerismo– y los del Frente Renovador.

La decisión de apoyar el proyecto en general había sido anticipada, después de una serie de idas y vueltas, por Sergio Massa. Sin embargo, el espacio político del intendente de Tigre objeta varios aspectos de fondo de la ley, y apuesta a modificarla en la redacción de sus artículos. Ante este panorama, y como no estaba garantizado que el proyecto pudiera ser sancionado sin que fueran cambiadas cuestiones que hacen al modelo de la futura policía y su financiamiento, el oficialismo decidió llamar a un cuarto intermedio, pasando la discusión para la semana próxima.

El debate de fondo tiene que ver con tres puntos:

– El rol de los intendentes: el proyecto en debate, que ya tiene media sanción de Diputados, plantea dar a los intendentes el control administrativo y operativo de la policía local y también el de los policías de la Bonaerense que queden en su distrito haciendo tareas de prevención. Esto incluye la propuesta de que los intendentes elijan al jefe de la policía local, y limita el poder que tiene la Policía Bonaerense en el control del territorio. El massismo se opone.

– Las atribuciones de la nueva policía: los policías locales, de acuerdo a la propuesta del oficialismo, no podrán portar armas cuando estén fuera de servicio. (Hoy los efectivos no sólo pueden hacerlo, sino que si presencian un delito estando fuera de servicio, están obligados a intervenir.) Los defensores de este cambio, cuyo principal impulsor es el diputado de Nuevo Encuentro Marcelo Saín, creador de la Policía Aeroportuaria, sostienen que con la intervención obligatoria los policías terminan haciendo prevención a través del homicidio. Con la nueva ley, el policía de franco o fuera de su horario de trabajo debe estar desarmado, y frente a un delito sólo debe informar a la comisaría. Para el Frente Renovador esta limitación, sumada a la anterior, volverá a la policía “inactiva”.

– El presupuesto: el massismo quiere que los fondos asignados para las policías locales sean girados automáticamente a los municipios a medida que el Banco Provincia recauda, sin la intermediación de Rentas Generales, como un modo de garantizar que no se desfinancie a las policías de los distritos manejados por intendentes opositores.

Un indicio de las fuertes tensiones e intereses en juego son las movidas que massistas y sciolistas vienen haciendo para convencer a fuerzas políticas y legisladores todavía indefinidos. En los pasillos de la Legislatura ayer se aseguraba que Massa, por ejemplo, se reunió con Margarita Stolbizer y habría logrado sumar a su postura el apoyo del senador del GEN. Y ayer, minutos antes de que comenzara la sesión, el ministro de Seguridad bonaerense, Alejandro Granados, se apersonó en el despacho del senador del monobloque PJ-Néstor Kirchner, Mario Ishii, que se había mostrado crítico del proyecto de ley, pero que finalmente dio su voto para la aprobación en general.

En la sesión, el Frente para la Victoria, más sus dos aliados, y el Frente Renovador votaron a favor del proyecto en general, pero a la hora de la votación en particular el massismo, un senador del FAP y el senador Ishii se opusieron al dictamen del oficialismo.

En los días que vienen la pelea por lograr mayoría seguirá cuerpo a cuerpo. El senador del FpV Alberto De Fazio dijo que el oficialismo negociará con los senadores radicales que ayer se levantaron de sus bancas. “Puede haber algunos que se oponían pensando que la mayoría votaría en forma negativa, pero con la aprobación en general, creemos que se puede sancionar el proyecto como está”, explicó.

Roberto Costa, del massismo, ratificó la intención del FR de modificar el articulado. “De aprobarse este proyecto sin cambios no servirá para mejorarle la seguridad a los vecinos de Buenos Aires.”

Fuente: Página 12

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: