Condena al imputado por las amenazas realizadas a su ex esposa e hijos

shutterstock_91802999Partes: J. C. S. s/ amenazas coactivas

Tribunal: Cámara de Apelación en lo Penal de Venado Tuerto

Fecha: 20-ago-2013

Cita: MJ-JU-M-85238-AR | MJJ85238 | MJJ85238

Sentencia condenatoria al autor del delito de amenazas coactivas quien durante su salida transitoria se apersonó en horas de la noche en el domicilio de su ex esposa e hijos profiriéndoles amenazas.

Sumario:

1.-Corresponde confirmar la sentencia condenatoria como autor penalmente responsable (art. 45 del CPen) del delito de coacciones (art. 149 bis último párr. del CPen) cuando de las pruebas existentes contra el acusado son los dichos de la denunciante y de su hijo y no hubieron otros testigos de los hechos precisamente porque fue el encartado quien concurrió a la vivienda donde residía la víctima con sus hijos en horas en que, en esa época del año, ya era de noche, siendo lógico que no se encuentre otro testigo y que el día del hecho el acusado estuvo en esa localidad por gozar de salida transitoria en su privación de libertad.

Fallo:

En la ciudad de Venado Tuerto, a los 20 días del mes de Agosto de dos mil trece, se reunieron en Acuerdo los Señores Vocales de la Cámara de Apelación en lo Penal de esta ciudad, los Dres. Fernando Vidal y Tomás Gabriel Orso y el Dr. Carlos Alberto Chasco, por la Excma. Cámara de Apelación en lo Civil, Comercial y Laboral de esta ciudad, con el fin de dictar sentencia definitiva en el proceso seguido a J. C.S., argentino, casado -separado de hecho- con instrucción primaria completa, hijo de R.A. y de E.C., nacido el 25/07/1964 en la localidad de Elortondo (S.F), de profesión camionero, con último domicilio denunciado en dicha localidad y actualmente detenido en la Unidad Regional XI Piñero, como presunto autor del delito de AMENAZAS COACTIVAS (arts. 45 y 149 bis último apartado del Código Penal), en Causa Nº 99/2013 de esta Cámara.

Estudiados los autos, se resolvió plantear las siguientes cuestiones:

1) ES JUSTA LA SENTENCIA APELADA?

2) QUE PRONUNCIAMIENTO CORRESPONDE DICTAR EN DEFINITIVA?

Practicado el sorteo de ley, resultó que la votación debía efectuarse en el siguiente orden: Dres Fernando Vidal, Tomás Gabriel Orso y Carlos Alberto Chasco.

A la primera cuestión planteada, el Dr. Fernaqndo Vidal manifestó:

I) Contra la Sentencia N° 19 -T.XVIII, F. 1313/1319- del 1° de Marzo de 2013, dictada por el Dr. Daniel Curik, Juez en lo Penal de Sentencia de Melincué por la que falló:

I) CONDENANDO a J.C. S., y demás datos de identidad ut-supra mencionados, en la presente Causa N° 01/2011 como autor penalmente responsable (art. 45 del CP) del delito de COACCIONES (art. 149 bis último párrafo del CP) a la pena de DOS (2) AÑOS DE PRISIÓN DE EJECUCIÓN EFECTIVA y las costas del proceso (arts. 5 y 29 inc.3° del CP); II) UNIFICANDO la pena dispuesta en la presente Causa N° 01/2011 con la dispuesta en las causas 518, 520 y 521 todas del 2006 de este Juzgado en lo Penal de Sentencia de Melincué y aplicar a J.C.S. la PENA ÚNICA y TOTAL DE CATORCE (14) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN DE EJECUCIÓN EFECTIVA, con más accesorias legales y las costas del proceso (arts. 5, 12, 29 inc. 3° y 58 del CP). III) DECLARANDO a J.C.S. Reincidente por segunda vez (art. 50 CP); IV) DISPONIENDO que por Secretaría se proceda, una vez firme la presente y determinando el tiempo que el condenado cumplió encierro en todas las causas, al cómputo de la fecha de vencimiento de la condena unificada aquí impuesta; V) REGULANDO los honorarios profesionales del Dr. Leopoldo Lisandro Monteil en la suma de Pesos Nueve Mil Doscientos Noventa y Ocho con 808/100.- ($ 9.298,80) equivalente a 20 Unidades Jus a cada uno por la labor profesional desplegada en autos, sumas que devengarán intereses a partir de los 30 días de su notificación, a razón de la tasa activa sumada del Nuevo Banco de Santa Fe S.A. Para cuyo cómputo se utilizarán los coeficientes que publica la Caja Forense, con vista a dicha institución; el imputado, por derecho propio, interpuso recurso de apelación en fecha 15/04/2013 (fs. 120), el que fuera concedido por decreto del 16/04/2013 (fs.121).

1.- El Dr.Leopoldo Lisandro Monteil, por la defensa del imputado J.C.S., al expresar agravios sostuvo que el Juez efectuó una errónea ponderación de los elementos de cargos y de descargo producidos durante la Instrucción.

A su criterio, la prueba colectada en autos no permite arribar al grado de certeza requerido por el ordenamiento procesal vigente para el dictado de una sentencia condenatoria.

Detalló que más allá de los dichos de la denunciante y de su hijo -hoy fallecido- no hay un sólo elemento que abone la hipótesis de la responsabilidad penal y tal es así -dijo- que al dictarse la Sentencia se echó mano al supuesto comportamiento agresivo de su pupilo ante el Juzgado preventor.

Asimismo, discrepó con el Juzgador al sostener que la espontaneidad a la que alude el Dr. Curik no es tal. Al respecto argumentó que la madre bien pudo indicarle a su hijo qué debía decir. Tal posibilidad -agregó- bastaría para arrojar dudas sobre la veracidad de sus dichos.

El Dr. Monteil destacó que el decisorio recurrido conculca derechos contemplados por el ordenamiento constitucional y por ello formuló expresa reserva de presentar los recursos extraordinarios previstos por la Ley Nacional 48 y Provincial 7055. Concluye solicitando que se revoque el decisorio impugnado y se absuelva a su defendido de la imputación efectuada.

2.- El Dr. Fernando I. Palmolelli, Fiscal de Cámaras, al contestar agravios sostuvo que la correcta valoración efectuada por el A-quo no presta apoyo válido a los agravios de Monteil.

Agregó que el Sentenciante efectuó una adecuada ponderación de los hechos, ajustándose a las reglas de la sana crítica y que realizó una razonada aplicación del derecho en la sentencia apelada.

En el mismo orden, destacó que la imputación quedó probada. Citó doctrina y jurisprudencia en apoyo de su posición.

Por lo argumentado, el Dr. Palmolelli solicitó que se rechacen los agravios de la defensa y que se confirme íntegramente el decisorio impugnado.

II) En las presentes actuaciones el Sr. Defensor, Dr. Leopoldo Lisandro Monteil, ha presentado agravios contra el fallo dictado por el Dr.Daniel J. Curik, Juez en lo Penal de Sentencia Subrogante de Melincué, por el que falló: I) CONDENANDO a J.C.S., demás datos de identidad ut-supra mencionados, en la presente Causa N° 01/2011 como autor penalmente responsable (art. 45 del CP) del delito de COACCIONES (art. 149 bis último párrafo del CP) a la pena de DOS (2) AÑOS DE PRISIÓN DE EJECUCIÓN EFECTIVA y las costas del proceso (arts. 5 y 29 inc. 3° del CP); II) UNIFICANDO la pena dispuesta en la presente Causa N° 01/2011 con la dispuesta en las causas 518, 520 y 521 todas del 2006 de este Juzgado en lo Penal de Sentencia de Melincué y aplicar a J.C.S. la PENA ÚNICA y TOTAL DE CATORCE (14) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN DE EJECUCIÓN EFECTIVA, con más accesorias legales y las costas del proceso (arts. 5, 12, 29 inc. 3° y 58 del CP). III) DECLARANDO a J.C.S. Reincidente por segunda vez (art. 50 CP); IV) DISPONIENDO que por Secretaría se proceda, una vez firme la presente y determinando el tiempo que el condenado cumplió encierro en todas las causas, al cómputo de la fecha de vencimiento de la condena unificada aquí impuesta; V) REGULANDO los honorarios profesionales del Dr. Leopoldo Lisandro Monteil en la suma de Pesos . ($ .) equivalente a 20 Unidades Jus a cada uno por la labor profesional desplegada en autos, sumas que devengarán intereses a partir de los 30 días de su notificación, a razón de la tasa activa sumada del Nuevo Banco de Santa Fe S.A. Para cuyo cómputo se utilizarán los coeficientes que publica la Caja Forense, con vista a dicha institución; tendiente a lograr su revocación.

La Defensa se agravia en virtud a considerar que se condenó a su pupilo sin pruebas que permitan arribar al grado de certeza. Agrega que sólo consta, en perjuicio de S., las versiones de su ex mujer y su hijo ambos en la instrucción.Agrega que la primera mudó su domicilio sin comunicarlo al Tribunal y el segundo falleció antes de que su defendido sea imputado. Sostiene que eran tan pocos los elementos probatorios que el Juez “echó mano al supuesto comportamiento agresivo de S. ante el Juzgado preventor” (textual), lo que considera a una aproximación al Derecho Penal de autor.

Efectivamente las pruebas existentes contra el acusado son los dichos de la denunciante N.B.B. y de su hijo J.R.S. -ex esposa e hijo del imputado-, pero ello ocurre precisamente porque fue S. quien concurrió a la vivienda donde residía N.B.B. con sus hijos en horas en que, en esa época del año, ya era de noche, por lo que es lógico que no se encuentre otro testigo.

Más allá de la separación conyugal entre la denunciante y el acusado, coincido con el Magistrado en que no surgen de autos motivos para desconfiar de los dichos acusadores. Debe tenerse en cuenta que las declaraciones de madre e hijo, si bien no son exactamente iguales, son coincidentes, realizadas en días siguientes al hecho y sin signos de que hayan sido dirigidas.

A lo manifestado en el párrafo que precede debe sumarse que precisamente el día del hecho el acusado estuvo en la localidad de Elortondo pues gozaba de salida transitoria en su privación de libertad.

También debe agregarse que si bien la abstención total o parcial de un imputado no puede ser tomada como prueba en contra de quien tiene esa actitud, pues el hecho de declarar o no es un derecho que surge de nuestra Constitución Nacional, del acto desarrollado que consta a fs. 11 se desprende que el imputado posee carácter irascible, pues no es lo mismo abstenerse, ejerciendo un Derecho, que tratar innecesariamente mal a la gente.

Además, aunque en los agravios no lo dice, la defensa en primera instancia sostuvo que S.es titular del domicilio donde vive la denunciante, que el hecho es una cuestión de índole familiar y que no tenía prohibido concurrir a ese sitio, pero no cuestiona la presencia de S. en el lugar sino que expresó que no hubo premeditación en la conducta que se le atribuye por lo que no le corresponde intervenir al Derecho Procesal Penal. Agrega que no hubo lesiones y que de autos no surgen actos intimidatorios. También agregó que la denunciante cambió de domicilio y con mala fe no lo comunicó al tribunal por lo que no se le pudo tomar nueva declaración testimonial. Con respecto a ello entiendo que el hecho de ser S. propietario de la vivienda en la que vivía la denunciante es otro indicio respecto a que fue a ese sitio y si bien no hubo lesiones ello no implica que no hayan existido las amenazas.

En relación a la falta de premeditación ello tampoco significa que no hubo amenazas y la existencia de las mismas, por ser conductas tipificadas por el Código Penal, hace que la cuestión familiar también sea delictiva y por lo tanto corresponde que se juzgue penalmente al autor.

Por las características de S., su carácter impulsivo, el hecho de vivir en i nstitutos penitenciarios, su escasa instrucción -sólo educación primaria- y el contexto en el que se desarrollaron los hechos lleva a considerar que la terminología “hacer sonar” o “hacer cagar” (textual) no se refiere a hacer un juicio sino lisa y llanamente a matar.

Además considero que por las características del hecho y personales de S. hubo entidad suficiente para amedrentar a quienes los escuchaban, los que sostuvieron que si bien no tenían miedo por ellos, si lo tenían por otros familiares.

Cabe acotar que el hecho de que la denunciante no haya comunicado su cambio de domicilio no causa ninguna nulidad pues no tenía obligación de hacerlo y además la Defensa si pretendía una nueva declaración de N.B.B.podría haberlo averiguado pues ello no es dificultoso en una pequeña localidad como Elortondo.

Conforme a los elementos probatorios mencionados, y aunque algunos de ellos sean indirectos o indiciarios, los que por su cantidad y calidad conducen directamente a concluir en que S. efectuó las amenazas entiendo que el fallo debe ser confirmado.

En relación a la calificación legal del hecho considero que la escogida por que el Juez en lo Penal de Sentencia ha sido correcta pues las amenazas proferidas por el imputado fueron a los fines de obligar a N. B. B. a abandonar la casa donde estaba viviendo, lo que encuadra en el último párrafo del artículo 149 bis del Código Penal.

En relación a la pena aplicada por el Magistrado, además de que no hubo agravios al respecto, fijó la mínima establecida para ese tipo de delitos y referido a la unificación de penas el A Quo utilizó el método de la “Debida composición de las penas” reduciendo en Seis Meses de Prisión la pena que se hubiese aplicado de utilizarse la sumatoria de penas, lo que considero correcto.

También ha sido acertada la declaración de segunda Reincidencia pues el acusado ya había sido declarado reincidente por primera vez y luego de quedar firme esa declaración cometió otro hecho.

De acuerdo a todo lo antedicho considero que se deben rechazar los agravios de la Defensa y confirmar íntegramente el fallo impugnado.

A la misma cuestión el Dr. Tomás Orso dijo:

Estimo correcta la solución que da el Dr. Fernando Vidal a la cuestión planteada, por lo que adhiero a la misma y voto en consecuencia.

A la misma cuestión el Dr. Carlos Alberto Chasco dijo:

Habiendo dos votos concordantes, me abstengo de votar (Art. 26 L.O.P.J.).

A la segunda cuestión planteada, el Dr. Fernando Vidal dijo:

Teniendo en cuenta el resultado al que se arribó al votar la cuestión anterior es que propongo al acuerdo que:1) Se confirme íntegramente la sentencia recurrida que I) Condenó a J.C.S., con DNI. N° 16.324.874, Prontuario N° 107.488 y demás datos de identidad ut-supra mencionados, en la presente Causa N° 01/2011 como autor penalmente responsable (art. 45 del CP) del delito de COACCIONES (art. 149 bis último párrafo del CP) a la pena de DOS (2) AÑOS DE PRISIÓN DE EJECUCIÓN EFECTIVA y las costas del proceso (arts. 5 y 29 inc. 3° del CP); II) Unificó la pena dispuesta en la presente Causa N° 01/2011 con la dispuesta en las causas 518, 520 y 521 todas del 2006 de este Juzgado en lo Penal de Sentencia de Melincué y aplicar a J.C.S. la PENA ÚNICA y TOTAL DE CATORCE (14) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN DE EJECUCIÓN EFECTIVA, con más accesorias legales y las costas del proceso (arts. 5, 12, 29 inc. 3° y 58 del CP). III) Declaró a J.C.S. Reincidente por segunda vez (art. 50 CP); IV) Dispuso que por Secretaría se proceda, una vez firme la presente y determinando el tiempo que el condenado cumplió encierro en todas las causas, al cómputo de la fecha de vencimiento de la condena unificada aquí impuesta y V) Reguló los honorarios profesionales del Dr. Leopoldo Lisandro Monteil en la suma de Pesos .($ .) equivalente a 20 Unidades Jus a cada uno por la labor profesional desplegada en autos, sumas que devengarán intereses a partir de los 30 días de su notificación, a razón de la tasa activa sumada del Nuevo Banco de Santa Fe S.A. Para cuyo cómputo se utilizarán los coeficientes que publica la Caja Forense, con vista a dicha institución; 2) Se regulen los honorarios profesionales del Dr. Leopoldo Lisandro Monteil, por su labor profesional desplegada en segunda instancia, en el 50% de lo regulado en primera instancia.

A la misma cuestión el Dr.Tomás Orso dijo:

Adhiero especificamente a las consideraciones expresadas por el vocal preopinante.

A la misma cuestión el Dr. Carlos Alberto Chasco dijo:

Me abstengo de votar en las presentes actuaciones, atento el voto concordante de los Vocales que me preceden.

En definitiva, oídas que ha sido las partes, la Cámara de Apelaciones en lo Penal RESUELVE: I) CONFIRMAR íntegramente el decisorio recurrido que condena a J.C.S., con DNI. N° 16.324.874, Prontuario N° 107.488 y demás datos de identidad ut-supra mencionados, en la presente Causa N° 01/2011 como autor penalmente responsable (art. 45 del CP) del delito de COACCIONES (art. 149 bis último párrafo del CP) a la pena de DOS (2) AÑOS DE PRISIÓN DE EJECUCIÓN EFECTIVA y las costas del proceso (arts. 5 y 29 inc. 3° del CP); II) Confirmar la unificación de penas entre la dictada en la presente causa N° 01/2011 con la dispuesta en las causas 518, 520 y 521 todas del 2006 de este Juzgado en lo Penal de Sentencia de Melincué y aplicar a J.C.S. la PENA ÚNICA y TOTAL DE CATORCE (14) AÑOS Y SEIS (6) MESES DE PRISIÓN DE EJECUCIÓN EFECTIVA, con más accesorias legales y las costas del proceso (arts. 5, 12, 29 inc. 3° y 58 del CP). III) Confirmar la declaración de Reincidencia por Segunda vez a J. C. S. (art. 50 CP); IV) Confirmar la disposición de que por Secretaría se proceda, una vez firme la presente y determinando el tiempo que el condenado cumplió encierro en todas las causas, al cómputo de la fecha de vencimiento de la condena unificada aquí impuesta y V) Confirmar la regulación de los honorarios profesionales del Dr. Leopoldo Lisandro Monteil en la suma de Pesos . ($.) equivalente a 20 Unidades Jus a cada uno por la labor profesional desplegada en autos, sumas que devengarán intereses a partir de los 30 días de su notificación, a razón de la tasa activa sumada del Nuevo Banco de Santa Fe S.A. Para cuyo cómputo se utilizarán los coeficientes que publica la Caja Forense, con vista a dicha institución; VI) Regular los honorarios profesionales del Dr. Leopoldo Lisandro Monteil, por su labor profesional desplegada en segunda instancia, en el .% de lo regulado en Primera Instancia.

Insértese copia autorizada, hágase saber y bajen.

FDO. DRES. FERNANDO VIDAL – TOMÁS ORSO – CARLOS ALBERTO CHASCO (ART. 26 LOPJ).-

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s