Capitanich: «La sanción de leyes no debe formar parte de una estrategia para favorecer a un candidato»

jorge-capitanich1Capitanich aseguró que la cuestión de la seguridad «no debe formar parte de una estrategia demagógica para favorecer a un candidato presidencial» sino que se trata de un «problema extremadamente complejo» cuyo abordaje requiere de «políticas de Estado».

Además, planteó que «no se puede asociar el número de iniciativas legislativas en el Congreso con la calidad de diseño de las mismas porque muchas veces hay iniciativas que no cuentan con la capacidad para resolver un problema determinado».

Así lo señaló esta mañana en su habitual conferencia de prensa en la Casa de Gobierno, en la que salió al cruce de una información publicada hoy por el diario La Nación, que asegura que «el oficialismo congeló más de 130 proyecto de ley sobre seguridad» en los últimos dos años.

En este sentido, el jefe de Gabinete destacó que, en los últimos años, fueron sancionadas «ocho leyes» con reformas puntuales al Código Penal y subrayó que sus resultados «no necesariamente son positivos».

«Para resolver problemas que tienen que ver con hechos delictivos se necesita la concurrencia de partes: un Poder Legislativo que tenga el diseño de normas claras y transparentes para su aplicación, un Poder Judicial que funcione y un Poder Ejecutivo
que genere las condiciones para que estas leyes puedan aplicarse en un entorno razonable y favorable», postuló Capitanich.

En este sentido, y al referirse puntualmente al Poder Judicial, el jefe de Gabinete afirmó que «de nada vale que existan leyes perfectas con aplicaciones imperfectas».

En tanto, en referencia a los proyectos de ley en materia de seguridad, Capitanich sostuvo que «muchas veces existen diputados y senadores que promueven iniciativas de distintas características que no tienen la consistencia mínima esencial para traducirse en una norma legal que efectivamente obtenga buenos resultados».

Además, el jefe de ministros puso el acento en la necesidad de «una mayor inclusión, una mayor equidad y resocialización de aquellos condenados que estén a punto de cumplir sus condenas», y remarcó que «lo que se ha hecho en materia de inversión en seguridad pública en la República Argentina no tiene precedentes en los últimos 30 años de democracia».

En este marco, subrayó que «hoy son 108 mil los agentes federales» y que hubo «un incremento extraordinario de patrulleros y de tecnología disponible», pero indicó que «aun con más inclusión y mejoramiento de las condiciones de equidad, no necesariamente va a resolverse el problema si no hay una concurrencia adecuada de la aplicación de las normas legales».

«Es un tema extremadamente complejo que debe formar parte de políticas de Estado pero no de una estrategia demagógica para favorecer a un determinado tipo de candidato presidencial», planteó el jefe de Gabinete en su habitual conferencia de prensa de las mañanas.

Fuente: Télam

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: