fbpx

Quien alega ser concubina del trabajador fallecido debe acreditar la convivencia al momento de producirse el deceso

FirmaPartes: Varela Verónica Edith c/ Comercializadora Urbana S.A y ots. s/ acc.

Tribunal: Cámara del Trabajo de Mendoza

Sala/Juzgado: Segunda

Fecha: 2-dic-2013

Cita: MJ-JU-M-84237-AR | MJJ84237 | MJJ84237

Quien alega ser concubina del trabajador fallecido debe acreditar fehacientemente la convivencia al momento de producirse el deceso.

Sumario:

1.-Corresponde desestimar la acción intentada por la actora a raíz de la muerte del trabajador, pues ninguna prueba suficiente se incorporó al proceso para acreditar que a la fecha del deceso aquélla estuviera unida en aparente matrimonio, en una comunidad de vida estable y continua; por el contrario, de los propios dichos de la accionante surge que el contrato se celebró en Mendoza y se ejecutaba al momento del deceso en la ciudad de Córdoba.

2.-El carácter de conviviente debe ser positiva y claramente acreditado, en razón de tratarse de una situación de hecho, no bastando para ello acompañar las partidas de nacimiento, ya que ello sólo prueba la legitimación de sus hijos.

3.-El art. 6 inc. 1 de la LRT. conceptualiza como accidente todo hecho súbito y violento ocurrido por el hecho o en ocasión del trabajo, y siendo que en autos no quedó acreditado que el extinto sufriera una fuerte conmoción en la cabeza tal como se argumentó de modo inexorable debe estarse por la negativa a de la acción intentada.

Fallo:

En la Ciudad de Mendoza, a los 02 días del mes de diciembre de 2013, se constituye la Excma. Cámara Segunda del Trabajo, con los Dres. Norma Liliana Llatser, Jorge Guido Gabutti y José Javier Balducci, con el objeto de dictar sentencia en los autos N° 42.936, carat.: «VARELA, VERÓNICA EDITH C/ COMERCIALIZADORA URBANA S.A- Y OTS P/acc.», de los que resulta:

RESULTA:

A fs. 12/20 interpone demanda el apoderado Dr. Juan Fernando Armagnague, por la Sra. Verónica Edith Varela quien acciona por sí y por sus hijos menores Ignacio Joaquín Jofré y Lucila Salome Jofré, persiguiendo el monto de $343.562 en concepto de indemnización por responsabilidad extrasistémica contra la ex empleadora – de quien desiste del proceso y de la acción, posteriormente (fs. 96) -; y contra Consolidar A.R.T., en concepto de indemnización por muerte, de naturaleza sistémica por muerte de su concubino y padre de sus dos hijos. Funda la legitimación procesal en razón de sostener que era la conviviente de hecho desde enero de 2008 y madre se los hijos menores de edad. Relata que el extinto comenzó a trabajar el 28/05/09 en relación de dependencia de Comercializadora Urbana S.A., como medio oficial electricista; señala que el contrato se celebró aquí y se ejecutó en la Ciudad de Córdoba. Detalla que la empresa se dedica al tendido de cables eléctricos e iluminación en distintos establecimientos, ubicados en diferentes puntos del país. Señala que la obra de la Ciudad de Córdoba, estaba prácticamente finalizada, abarcaba unos cuatrocientos metros de largo, unas cuatro manzanas de la ciudad, estaba ubicada en «Cerro de las Rosas». Describe que las tareas que realizaba eran diversas, siempre en temas de electricidad; instalación de artefactos eléctricos; tiraba cables de electricidad, que eran de unos 150 mts. De largo por 12 cm de diámetro, pesaban unos 5 kg. por metro; dicha tarea requería la cooperación de unos tres operarios.Precisa que el 01/07/09, siendo aproximadamente las 14,30, la víctima conjuntamente con otros operarios, estaba tirando cables con el objeto de ser colocados en el tablero eléctrico del establecimiento; describe que la víctima, cuando estaba haciendo fuerza para hacer una curva de los cables que venían por una bandeja de altura de 3 mts a nivel del suelo, y al hacer un gran esfuerzo, sufrió una fuerte conmoción en la cabeza comenzando a vomitar sangre. Expresa que fue inmediatamente asistido por sus compañeros de trabajo, quienes lo transportaron a un taxi y lo llevaron al Hospital Materno Neo Natal. Refiere que la empresa empleadora no lo asistió; que la estadía en el Hospital duró dos semanas; regresó a Mendoza, de inmediato fue internado en la Clínica Santa María, el día 08/08/09, falleciendo el 14/08/09. Reitera que su mandante era la concubina y madre de los dos hijos menores, lo que señala, acredita con las partidas de nacimiento. Manifiesta que la madre del extinto envía CD a la empleadora para que informe cuál es la ART que lo cubre; quien le responde que la aseguradora era BBVA Consolidar ART. Atribuye la responsabilidad en los términos de los artículos 1.113, 1.109 y 1.107 y cc del CC a la empleadora y la responsabilidad que le es propia dada su condición de ART a Consolidar. Formula liquidación de la responsabilidad sistémica en contra de Consolidar ART. Plantea inconstitucionalidad de la ley 24.557, artículos 1, 15 inc. 2; apart. 2 art. 18 y 19, 21, 22, 39 y 46, art. 16 del dec. 1694/09. En el acápite XII, formula el reclamo extrasistémico contra la empleadora, el que fuera desistido. Plantea la inconstitucionalidad de la ley 7198. Ofrece pruebas.

A fs. 34/44 contesta demanda Consolidar ART S.A. por intermedio de apoderado. Consienten competencia. Realiza una breve descripción de los hechos. Contesta profusamente los planteos de inconstitucionalidad; reconoce el contrato de afiliación; cita doctrina y jurisprudencia en su abono.Niegan en general y en especial la legitimidad de la actora; el salario utilizado como base; la liquidación practicada; que exista relación causal entre la dolencia que ocasiona la muerte y su actividad laboral; etc. Funda la falta de legitimación sustancial activa de la Sra. Verónica Edith Varela; resalta que según la actora convivía con el difunto desde enero de 2008, es decir un año y medio antes del fallecimiento denunciado, cita el art. 18 de la ley 24.557 y 53 de la le 24.241; concluye que la falta de legitimación aparece grosera y notoria. Sostiene la falta de legitimación sustancial pasiva fundada en la patología de carácter inculpable. Afirma que el planteo es temerario, exorbitante, basado en una patología inculpable. Expresa que no toda patología evidenciada durante la actividad laboral guarda nexo causal con el trabajo, ni constituye infortunio laboral; refiere que no se denunció a su representada ningún hecho súbito y violento acontecido a Jofré el día 1 de julio de 2009; ni recibió denuncia de patología profesional, manifiesta que la descompensación sufrida le pudo ocurrir en cualquier lugar; que el síndrome meningeo no tiene ninguna relación causal con el tendido de cables. Pide la aplicación de costas en la forma dispuesta por el art. 36 inc. IV del CPC. También que se aplique precedente en cuanto a la regulación de peritos. Formula reserva del caso federal. Ofrece prueba. Funda en derecho.

A fs. 53 obra acta mediante la cual la actora desiste del proceso y acción contra Comercializadora Urbana S.A.; a fs. 54 dictamina la Asesora de Menores y a fs. 93 Fiscalía de Cámaras; resuelto por el Tribunal a fs. 96.

A fs. 99 la actora contesta excepciones, en cuanto a la falta de legitimación sustancial pasiva, refiere que por un error material e involuntario consignó dicha fecha.Que de las partidas de nacimiento de los menores surge que Ignacio Joaquín Jofré nació el 31/03/04 y Lucila Salomé Jofré nació el 28/07/08, por lo que la excepción debe rechazarse. En cuanto a la falta de legitimación sustancial pasiva, refiere que de la prueba a rendirse se acreditará no sólo el accidente sino también la relación de causalidad entre el hecho y el daño. Rechaza la temeridad de la acción y la solicitud de evaluar la aplicación de costas, sostiene que ellas se piden o no se piden. Pide la inconstitucionalidad del art. 14 inc. 2, B y 12 de la ley 24.557. Amplía puntos de pericia.

A fs. 103 obra dictamen de la Sra. Agente Fiscal.

A fs. 108 obra el auto de sustanciación de la causa. A fs. 121/124 obra pericial contable, impugnada por la demandada (fs.128) y por la actora (fs. 132), contestadas a fs. 139/140 por le experta; a fs 173/214 se se agrega la H.C. del Hospital Santa María; a fs. 229/240 obra la H.C. del Hospital Materno Neonatal; a fs 247/253 corre la pericia médica, impugnada a fs. 265 y 269 por la actora, contestadas a fs. 271/272.

A fs. 283 de fija fecha de audiencia de vista de causa, la que se celebra conforme el acta de la audiencia y quedan los autos en estado de dictar sentencia (fs. 300).

De conformidad con lo dispuesto en el art. 69 del C.P.L. el tribunal se plantea las siguientes cuestiones a resolver:

PRIMERA CUESTIÓN: Existencia de la relación laboral?

SEGUNDA CUESTIÓN: Procedencia de los rubros reclamados?

TERCERA CUESTIÓN: Costas?

A LA PRIMERA CUESTIÓN LA DRA. NORMA LILIANA LLATSER DIJO:

El vínculo laboral invocado por la actora en su demanda queda acreditado por los recibos de sueldo acompañados a fs. 3 /4, los despachos telegráficos cursados y la testimonial rendida en la audiencia de vista de causa, que paso a transcribir.Corroborado por la prueba instrumental que tengo a la vista al resolver.

En primer término prestó declaración el Sr. Juan Alberto Benegas con DNI. N° 26.740.136, argentino, mayor de edad, quien respondió a tenor del interrogatorio formulado por las partes y el Tribunal: Conocía a Sergio Orlando Jofre? Si. Y a la Sra. Varela la conoce? Si por él. Tiene relación de parentesco, amistad, enemistad con ella? No. Se deben dinero entre Uds.? No. Tiene algún interés en el resultado del proceso? No. Con BBVA Consolidar A.R.T. S.A. tiene algún juicio? No. De donde conocía al fallecido? Del trabajo. Dónde? En varios lugares en Córdoba, con un percance. Ud. tenía conocimiento de algún tipo de adicción? No más que trabajar. Ud. habló que hubo un percance en Córdoba? Yo me entero después de lo que pasó. De qué se enteró? De que se había desmayado, con unos cables, después me llamo un amigo que estaba en el hospital, que había tenido que pagar un Taxiflet porque no le habían dado ayuda, y después siguió trabajando. Cuan pesado era el cable? Eran rollos grandes, cables como el dedo pero en rollos. Que hacía? . De qué hora a qué hora trabajaban? Desde las ocho o siete y por ahí no veníamos a comer y nos quedábamos hasta las siete u ocho de la tarde. Le daban elementos de protección? No. Guantes? A veces nos daban y si no los comprábamos nosotros. Le proveyeron fajas protectoras? No. Ud. conocía en que ART estaba asegurada? No. Supo de control de la ART, entrevistas, forma de trabajo? No. La empresa le realizo examen médicos? No. Y tiene conocimiento si a sus compañeros le realizo exámenes? No. Hubo otro accidente en donde Ud. trabajo? No. Les proveyeron alguna vez borceguíes? No. Cual es el esfuerzo físico que se tiene que hacer con los cables? Tirarlos. A veces se hacía en altura? Si con las bandejas.Le proveían de arneses? No. Como subían? Con escaleras. Eran parte de la estructura? A veces sí y a veces no. Ud. mencionó unas máquinas, cómo eran? Si se usaba lo atábamos con el Clark. Que instalaban? Tableros eléctricos. Instalación eléctrica a los efectos de tener luz en el inmueble? Si. Como era el trato con el capataz? No teníamos mucho trato, nos pagaba o nos llevaba el taxi. Los cables en que se los traían a Uds.? Venían en rollos. En dónde? En bobinas grandes. Ud. tenía que distribuir el tendido de cable? Si en bandejas donde van los cables. Cuanto pesaba los cables que Uds. tiraban? Lo agarrábamos entre dos o tres. Cuántos eran t odos? Seis o siete. Todos al mismo tiempo? Si. El tirado de cables cuanto demoraba? A veces estábamos un día entero. Con un día entero hacían toda la tarea? No. Esta tarea de tendido de cable era exclusiva? No. Cuantas veces al mes? Las veces que eran necesarias. Casco le proveyeron? No una gorra. Después que falleció cambió la situación? No. Recuerda si había alguien de la empleadora cuando ocurrió el accidente? No. Recuerda el nombre del amigo que estaba en el accidente? Ramón Arrieta. Como lo traslado? En los brazos hasta el taxiflet. Ud. sabe si Jofre tenía familia? Si. Como estaba compuesta? La señora y su hija. Esta acá la señora? Si. El estuvo internado en Córdoba? Si. Después lo siguieron viendo se vino para Mendoza? El estuvo internado como veinte días y nunca le dieron una mano, nosotros lo bañábamos. La empleadora fue alguna vez? Nunca. Después el regreso a Mendoza? La madre lo tuvo que ir a buscar. Ud. tiene conocimiento si Jofre estaba separado de la mujer? No tengo idea, sé que todas las mañana iba a llamarle. Donde vivía Jofre? En Mendoza. Alguna vez le manifestó que su hijo y mujer vivieran en San Luis?Creo que sí. Al momento del deceso vivía con sus padres Jofre? No sé.

A continuación declaró el Sr. Ramón Mariano Arrieta Aguirre con C.I. N° 5.311.328, argentino, mayor de edad. Y a la Sra. Varela la conoce? Si. De donde lo conoce? Vivía en la misma localidad que yo. Como vecino? La mujer de Sergio Orlando Jofre. Tiene relación de parentesco, amistad, enemistad con ella? No. Se deben dinero entre Uds.? No. Tiene algún interés en el resultado del proceso? No . A Consolidar A.R.T. S.A. la conoce? No a la empresa conozco yo. Qué conoce del trabajo y las tareas que realizaba Jofre? Trabajábamos juntos en una empresa de electricidad donde se hacían el tendido electico. Para que empresa? Comercializadora Urbana. Qué pasó? Trabajábamos en el subsuelo en un piso mucho más grande que este, estábamos en el subsuelo, él estaba arriba y se me cae encima, él antes me dijo que se sentía mal, yo lo sujete y lo dejé en el piso y empezó a vomitar como amarillo; lo alce y lo lleve afuera , paré un taxi, lo lleve al hospital neonatal y quedó internado. Eso cuando ocurrió? Hace como cuatro años. Era verano o invierno? Verano. Qué tipo de tareas? Tirando cables. Cómo era la tarea? Bandejas por dónde van los cables, cada uno o tres metros tirábamos las bandejas e íbamos llevándolas de a poco. Recuerda el tamaño? Entre doce y dieciséis centímetros de diámetro. Como lo tiraban? Con guantes. Le dieron elementos de protección? No. En la intensidad de la fuerza del 1 a diez tomando diez como el máximo de su fuerza, cuánto era lo que tenían que tirar? Veinte te llevaba todo el día tirar esos cables y lo tirábamos entre todos. Cuantas personas eran? Diez, cinco mendocinos y cinco cordobeses. Al momento del accidente cuantas personas estaban? Yo, él y tres cordobeses. Ud. conocía que ART estaba asegurado? Consolidar.Sabe si le realizó algún tipo de exámenes? No. Le hicieron exámenes periódicos? No. Le enviaron el médico? No, había carteles de consolidar. Había algún capataz, o encargado de la empresa? Si estaba un hombre de confianza que nos controlaba a nosotros pero no fue nunca al hospital a verlo. Ud. sabe si Jofre tenía familia? Si. Compuesta por quienes? La madre, la mujer. Sabe quién es la mujer? Si ella. Tenía hijos? Dos. Cual era la relación que tenia con su jefe? Yo era el segundo encargado, el primero que era Emiliano. Que categoría tenia? Medio oficial electricista, los cordobeses eran ayudante. Cuantas lámparas tenían que poner? En un kilómetro capaz que tenias que poner quinientos, armar las bandejas, tirar los cables, si estaba en un tercer piso tenias que llevar los carreteles, entre ocho por unas escaleras. Que peso tenían los cables? Un metro de cable cinco kilos, nosotros sabemos porque el cable viejo es para el electricista y lo pesamos porque vendemos el cobre. Ud. recuerda a qué hora fue? A la tardecita cuatro o cinco de la tarde. Ud. en algún momento contrato a personal? A mí me preguntaban como trabajaba este o aquel. Emiliano Florimo le dimos aviso. Sabe si le dio aviso a la empresa? Fue al hospital. Que pasó después que estuvo internado? Sé que lo tenían que mandar a Mendoza porque tenía que venir a la clínica Santa María creo. Cuanto tiempo pasó después de eso? Tres semanas, veintiún días más o menos, yo estuve todos los días. Sabe si le dieron aviso a la ART? No sé, los únicos que estábamos ahí era la madre, la hermana y nosotros. Ud. sabe que tenia? Un edema cerebral se le reventó una venita. Eso quien se lo dijo? Pedro Pereyra nos mantenía informado porque se comunicaba por teléfono. Cómo fue?Se desvaneció, el cae encima mío, yo lo levanto y el gemía y vomitaba amarillo, dos segundos antes me dijo que no se sentía bien. Ud. era amigo se contaban cuestiones personales? Si. Ud. sabe si estaba distanciado de la mujer? No, pero le mandaba plata toda la semana y la llamaba, en realidad estábamos todos distanciados porque estábamos allá y ellas acá. Sabe si tenía adicciones? No dejamos todos acá en Mendoza cuando nos fuimos para allá, o sea no consumimos más porros ni nada de eso.

En cuanto a la competencia del Tribunal, la actora ha planteado la inconstitucionalidad de los arts. 21, 22 y 46 de la ley de riesgos, entre otros. Es reiterada la jurisprudencia de este Tribunal a favor de la competencia de las Cámaras del trabajo para resolver controversias que versen en accidentes de trabajo y enfermedades profesionales (art. 1 inc.h del C.P.L), en numerosos precedentes se ha establecido que la asignación de facultades jurisdiccionales a las comisiones médicas habilitadas por las normas aludidas para determinar la naturaleza laboral del accidente o de la enfermedad profesional, rever las incapacidades, etc., importa sustraer del ámbito de los tribunales de justicia la resolución del conflicto de naturaleza laboral, para someterlo a la jurisdicción administrativa, al margen de la garantía fundamental del debido proceso y de los principios del juez natural y de la división de poderes. Asimismo entendió esta Cámara que la atribución de la competencia federal por los recursos contra las resoluciones de aquellas comisiones, importa un avance sobre las jurisdicciones locales (Ver Vazquez Vialart, «Avance del poder federal.» T. Y S.S. 1996-510).

Nuestra Suprema Corte también lo entendió así desde la sentencia recaída en la causa N° 72.153, carat.: «Borecki E. En j.: 29273.p/enf.Acc. s/cas.», en la que sostuvo: «.ya esta Suprema Corte de Justicia ha entendido que los art.21, ., 46, son inconstitucionales, tanto porque se sustraen a los trabajadores de sus jueces naturales y provinciales, como que se le atribuyen exageradamente atribuciones a las comisiones Médicas para dirimir aspectos del conflicto que solo pueden decidir los jueces. Las Comisiones Médicas no pueden erigirse en los peritos de peritos, ya que este tipo de atribución netamente jurisdiccional es privativa del Poder Judicial y por tratarse de la aplicación local del derecho de fondo, constituye una materia no delegada por las Provincias a la Nación (arts. 75 inc. 12 de la C.N.). Y agrega, refiriéndose con extensión a la reforma del decreto 1278/00 en cuanto significa la necesario intervención de la Comisión Médica Jurisdiccional y la Comisión Médica Central, que la amplitud de atribuciones jurisdiccionales conferida a tales organismos las tornaran necesariamente en inconstitucionales y en cuanto interfieren la jurisdicción provincial ya que tales normas no pueden escindirse de los dispuesto en el art. 46 de la ley.».

Sobre la misma cuestión y en idéntico sentido se ha expedido la Suprema Corte de Justicia de la Nación in re «Recurso de hecho deducido por La Segunda Aseguradora de Riegos del Trabajo S.A. en la causa Castillo Angel Santos c/ Cerámica Alberdi S.A.por Queja», autos en los que intervino a efectos de resolver sobre el recurso extraordinario interpuesto por la citada en garantía, La Segunda A.R.T. S.A, contra la resolución de la Sala Primera de la Suprema Corte de Justicia de la Provincia de Mendoza que mantuvo la resolución de esta Segunda Cámara del Trabajo que declaró la inconstitucionalidad del art. 46 de la Ley 24.557 y desestimó la excepción de incompetencia de las reclamadas. Recientemente la C.S.J.N.se pronunció en autos «Obregón, Francisco c/Liberty ART 17/04/12, siguiendo el criterio de «Castillo».

Por lo tanto de acuerdo a los fundamentos señalados por el Tribunal, entre otros, en los autos 39.653 «Dameto c/Inti.», que aquí se dan por reproducidos en mérito a la brevedad, la jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia y de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y conforme lo establecen los arts. 18, 75 inc. 12, 109, 1212 de la Carta Magna y arts. 8 y 25 de la Convención Americana de Derechos Humanos, el dictamen de Fiscalía de Cámaras de fs. 103 y vta., corresponde hacer lugar al planteo de inconstitucionalidad de los artículos 21,22 y 46 de la ley.

Conforme lo expuesto, afirmo que el Sr. Sergio Orlando Jofré (fallecido) prestó servicios en relación de dependencia de la empleadora Comercializadora Urbana S.A., la que se encontraba afiliada a la Aseguradora demandada a los términos de la Ley 24557, según lo reconocido en el responde (fs. 35), en consecuencia tengo por aceptada la competencia del Tribunal.(arts. 21, 22 y 90 LCT y art. 1 inc. h C.P.L.)

Excepción de falta de legitimación sustancial activa

En esta cuestión corresponde resolver la falta de legitimación sustancial activa interpuesta por la Aseguradora, quien sostiene que la actora Sra. Verónica Edith Varela carece de legitimidad para reclamar por derecho propio, en razón que convivía desde enero de 2008, es decir un año y medio antes del fallecimiento, y el art. 53 de la ley 24.241, por remisión del 18 de la LRT, considera derechohabiente a la conviviente de por lo menos cinco años, plazo que la norma reduce a dos años cuan do exista descendencia reconocida por ambos convivientes.

Por su parte la actora cuando sostiene la legitimidad para accionar de la Sra. Varela, expresa como sostiene la accionada, que convive desde enero de 2008 y es madre de los hijos menores de edad (ver fs.12 vta., más adelante refiere «que su mandante es la concubina de la víctima y madre de sus dos hijos menores, hecho que se acredita con la partida de nacimiento de ambos hijos» (fs. 13 vta.). En el traslado del art. 47 del C.P.L., al contestar las excepciones planteadas, refiere que debe desestimarse, señala textualmente que «por un error material e involuntario esta parte consignó a fs. 12 vta. (punto III, legitimación procesal) dicha fecha. Sin embargo, llama la atención que la demandada no haya leído las partidas de nacimiento de los menores cuyas copias obran a fs. 11.» (fs. 99)

Planteada en estos términos, cabe señalar que el carácter de conviviente debe ser positiva y claramente acreditado, en razón de tratarse de una situación de hecho, no basta para ello acompañar las partidas de nacimiento, no queda dudas de la legitimación de sus hijos. En tanto la Sra. Varela debió extremar los recaudos para efectivamente probar que a la fecha del fallecimiento detentaba tal carácter. Adviértase que más allá del supuesto yerro en las fechas que apunta la accionante, en autos se ofrece como prueba un expte. de este mismo Tribunal N° 42.620 carat. «Varela, c/ Comercializadora Urbana S.A. p/Ind por muerte», donde se encuentra un poder especial y una declaración jurada, realizado conforme puede leerse en el mismo Juzgado de Paz – San Luis- que el poder especial para juicios apud-acta obrante a fs. 2 y vta., de estos autos, ofrecida como prueba por la empleadora en fotocopia, la cual acreditaría que la Sra. Varela convivía con el extinto Sr. Jofré desde el año 2004 (fecha que está sobreescrita y no salvada), hasta el fallecimiento, Sin embargo, en esos autos, la actora desconoció la totalidad de la prueba documental ofrecida por la empleadora (fs. 56). Ninguna prueba suficiente se incorporó al proceso para acreditar que a la fecha del deceso del Sr.Jofré la actora estuviera unida en aparente matrimonio, en una comunidad de vida estable y continua, por el contrario, de los propios dichos de la accionante surge que el contrato se celebró en Mendoza y se ejecutaba al momento del deceso en la Ciudad de Córdoba; la Sra. Madre del extinto fue quien lo buscó en Córdoba, el testigo Arrieta refirió que en el Hospital lo cuidaban la madre, hermana y ellos; el testigo Benegas preguntado por dónde vivía Jofré, respondió: En Mendoza y manifestó que su hijo y mujer creía que vivían en San Luis; no existe un solo indicio que la Sra. Varela haya estado con el Sr. Jofré al regreso de Córdoba. Las misivas a la empleadora las remitió la Sra. Lencinas, Nancy (madre del extinto, ver fs. 5, 6 y 10). En la H.C. del Hospital Neonatal, cuando específica los datos del Sr. Jofre, en estado civil refiere «separado» (fs. 232); en la H.C. de la Clínica Santa María también se consigna que está separado y ve poco a su hijo (ver fs. 177). Consecuente con todo ello, en convicción sostengo que no se encuentra acreditado el carácter de conviviente a la fecha del fallecimiento, correspondiendo hacer lugar a la excepción de falta de legitimación sustancial pasiva de la Sra. Verónica Edith Varela por sí, estando sólo legitimados sus hijos menores. ASÍ VOTO

A LA SEGUNDA CUESTIÓN LA DRA. NORMA LILIANA LLATSER DIJO:

Acreditada la existencia de la relación de trabajo, corresponde el tratamiento del reclamo formulado por la actora por sus hijos, el que consiste en el pago de una indemnización por accidente que le produjo la muerte al Sr.Jofre, derivada de un accidente de trabajo que refiere producido el día 01 de julio de 2009.

La actora relata en apretada síntesis que el día 01 de julio de 2009, siendo aproximadamente las 14,30 hs., la víctima se encontraba con otros operarios realizando tiraje de cables y al hacer una gran esfuerzo, sufrió una fuerte conmoción en la cabeza comenzando a vomitar sangre; asistido por los compañeros, lo transportaron a un taxi al Hospital Materno Neonatal en Córdoba. Expresa que estuvo aproximadamente dos semanas y fue trasladado a Mendoza, de inmediato fue internado por los intensos y severos dolores que padecía en la Clínica Santa María el día 08/08/09, permaneciendo hasta la fecha del deceso 14/08/09. Con posterioridad envía la Sra. Madre misiva a la empleadora, para que señale la ART contratada; quien la contestó. Señala que la empleadora no asumió ninguna responsabilidad, en consecuencia le corresponde responder íntegramente por la responsabilidad objetiva; con posterioridad desiste de la acción y proceso contra Comercializadora Urbana S.A. A la Aseguradora reclama la responsabilidad sistémica y los gastos del servicio funerario.

Por su parte, sintéticamente la demandada rechaza la relación entre la dolencia que ocasionó la muerte del actor y su actividad laboral; afirma que la patología es inculpable; niega el nexo causal con el trabajo, ni siquiera remota entre el tendido de cables y el síndrome meníngeo que originó el deceso. Sostiene que no se denunció ningún hecho súbito y violento a la ART, tampoco patología profesional. Expresa que no planteó la actora ni siquiera en forma hipotética la relación causal entre la actividad y la patología que ocasionó el infortunio; dejó planteada la falta de legitimación pasiva.

A fs.96 obra el auto mediante el cual el Tribunal hacer lugar al desistimiento de la acción y del proceso contra la empleadora.

La traba de la litis ha quedado circunscripta al análisis de la procedencia de la responsabilidad sistémica de la Aseguradora de Riesgos de trabajo, en tales condiciones se impone examinar prima facie la existencia o no de la base fáctica articulada y el nexo de causalidad pretendido, pues de la respuesta que arribe dependerá la necesidad de ingresar al tratamiento de la procedencia del reclamo.

La actora en su relato afirma que la víctima se encontraba con otros operarios realizando tiraje de cables y al hacer un gran esfuerzo, sufrió una fuerte conmoción en la cabeza comenzando a vomitar sangre; asistido por los compañeros lo trasladan al Hospital. Si bien la ART niega que se haya denunciado accidente o enfermedad, lo cierto es que con la contestación acompaña una copia de denuncia (fs. 30) y una misiva por la cual rechaza el hecho denunciado por no configurar accidente de trabajo, tanto a la empleadora como al extinto, ello en fecha 07/07/09 (fs. 31/32). En la mencionada denuncia, manifiesta «estado trabajando el Sr. se siente descompuesto, se sienta y luego empieza con vómitos y decaimiento que derivó a una pérdida de conocimiento.»

El relato del testigo Arrieta, compañero de trabajo, quien estaba cuando el Sr. Jofré se descompone, describió con claridad lo sucedido la jornada del 01/07/09, precisó «Trabajábamos en el subsuelo en un piso mucho más grande que este, estábamos en el subsuelo, él estaba arriba y se me cae encima, él antes me dijo que se sentía mal, yo lo sujeté y lo dejé en el piso y empezó a vomitar como amarillo; lo alcé y lo lleve afuera , paré un taxi, lo llevé al hospital neonatal y quedó internado .

El artículo 6 inc. 1 de la L.R.T.conceptualiza como accidente todo hecho súbito y violento ocurrido por el hecho o en ocasión del trabajo; en autos no quedó acreditado que el extinto sufriera una fuerte conmoción en la cabeza; el testigo detalló las circunstancias previas a la internación del Sr. Jofré, de modo que no cabe considerarlo como tal a los términos del art. 6 inc. 1; por lo que analizaremos si producto del esfuerzo realizado en las tareas que estaba desarrollando, pudo desencadenarse el deceso del trabajador.

En consideración a ello, corresponde determinar el nexo de causalidad entre las tareas y las patologías del actor a la luz de la prueba incorporada en autos.

La jurisprudencia en general y este Tribunal ha sostenido reiteradamente que el trabajador es quien corre con la carga procesal mínima y elemental de probar el infortunio, el nexo causal con el trabajo y la incapacidad (Excma. Cámara Sexta del Trabajo, 12/04/93; «Vildoza C.N. c/Thempo Publicidad CISA»; Segunda Cámara: N° 34.226, carat.: «MOPARDO, MANUEL ALEJANDRO C/CORTEZ, RAMÓN ROBERTO Y ots. P/enf.acc.»), no pudiendo extraerse tales extremos de la sola manifestación unilateral del trabajador (Excma. Cámara Tercera del Trab. de Mza, 07/03/93, «Linares A. c/Bco. deMza.), siendo la relación causal un concepto eminentemente jurídico que debe ser establecido en cada caso por la jurisdicción sobre la base de la apreciación integral del material probatorio incorporado.

La apreciación de la masa probatoria acompañada y rendida en autos, adelanto, me lleva inexorablemente a la desestimación de la acción intentada, en razón de no haber acreditado la existencia del nexo causal entre las tareas desarrolladas para la empleadora y las dolencias que con posterioridad llevaron al deceso del trabajador y menos aún como expresé la existencia de accidente laboral.

De la prueba incorporada surge que el 01/07/09 al Sr. Jofré se lo interna en el Hospital Materno Neonatal de la Ciudad de Córdoba, la historia clínica (fs.232/240) da cuenta que ingresó el día 01/07/09 y egresó de la Clínica el día 10/07/09, con diagnóstico de Meniguitis viral.

La actora argumenta que inmediatamente regresó a Mendoza, cuestión que señala acreditaría con un pasaje. Debo señalar que resulta imposible determinar la fecha del mismo, con lo cual no acredita que su regreso fuera inmediato. Más allá de ello, seguiremos la secuencia, pues tampoco se prueba que ya en Mendoza hubiera sido internado de inmediato. De la H.C. de la Clínica Santa María surge que ingresó el 08/08/09 con convulsiones, falleciendo el día 14/08/09, es decir casi un mes que fuera dado de alta en la provincia de Córdoba.

Por su parte la pericia médica obrante a fs. 247/253, lue go de compulsar todos los antecedentes obrantes en las historias clínicas, en forma minuciosa, brinda sus conclusiones y en las consideraciones médico laborales, realiza una breve y detallada explicación de los diagnósticos que se manejaron; luego analiza las complicaciones orgánicas del consumo de cocaína, de la hemorragia subaracnoidea, de la isquemia cerebral secundaria a consumo de cocaína y de la meningitis. Al responder el cuestionario la experta claramente señala que «El tendido de cables, el trabajo forzado no guardan relación con el primer diagnóstico que se le realizó a la víctima en el nosocomio de Córdoba que el alta fue meningitis viral, más adelante agrega que la fuerte relación que muestra la clínica y en forma hipotética, la causa del fallecimiento está más vinculada a una alteración cerebral asociada a complicaciones por consumo de cocaína».

El relato del testigo Arrieta que mencionó el consumo de drogas, el que sostuvo habían dejado, abonan las conclusiones de la experta.En síntesis, del análisis armónico y minucioso de la totalidad de la prueba valorada, en especial las historias clínicas; la prolija y exhaustiva pericia médica elaborada por la experta, que cuenta con adecuado soporte científico, conforme el art. 192 del C.P.C. y 108 del C.P.L., importa la imposibilidad de vincular las dolencias que llevaron al deceso al Sr. Jofre con las tareas que desarrollaba para la empleadora, las que además lo fueron por un corto lapso (28/05/09 al 01/07/09, fecha que denuncia del accidente).

En definitiva, la carga de la prueba es una circunstancia de riesgo que determina que quien no prueba los hechos que debe acreditar, pierde el juicio si de ellos depende la suerte de la litis; como así también la carga de acreditar el nexo causal entre las tareas y las patologías que lo llevaron al deceso. La inexistencia de vinculación causal trae aparejada la desestimación de la acción.

Conforme la solución arribada, el resto de los planteos de inconstitucionalidad deducidos por la actora, tornan innecesario su estudio.- ASÍ VOTO.

A LA TERCERA CUESTION LA DRA. NORMA LILIANA LLATSER DIJO:

En consideración con el principio chiovendano de la derrota las costas deben ser soportadas por la actora. (art. 31 C.P.L. Y 36 C.P.C.).

Al solo efecto regulatorio y de costas, la base de cálculo es el monto reclamado en concepto de indemnización sistémica, es de $356.448,38.-

ASÍ VOTO

Los Dres. JORGE GUIDO GABUTTI Y JOSÉ JAVIER BALDUCCI por sus fundamentos adhieren a los votos que anteceden.

Con lo que se dio por terminado el acto, pasándose a dictar sentencia que a continuación se inserta:

Mendoza, 02 de diciembre de 2013.-

Y VISTOS:

El acuerdo arribado el Tribunal

RESUELVE:

I.- Declarar la inconstitucionalidad del art. 21, 22 y 46 de la ley 24.557.-

II.- Hacer lugar a la excepción de falta de legitimación sustancial activa de la Sra. Verónica Edith Varela.

III.- Rechazar la demanda interpuesta por el Sra.VERÓNICA EDITH VARELA por sí y por sus hijos contra CONSOLIDAR ART S.A.

IV.- Las costas son a cargo de la actora vencida (art. 31 C.P.L. y 36 C.P.C), conforme lo resuelto en la tercera cuestión.

V.- Regular los honorarios profesionales según el mérito de lo actuado en la causa, del siguiente modo: Dr. Juan Fernando Armagnague: $ .; Dr. Federico D. D’Angelo: $.; Dr. Juan Leandro Armagnague: $.; Dra. Verónica Hynes: $7.129; Dr. Luis Martinelli: $.; Dr. Jorge Guillermo Hynes: $. y Dra. Natali Suriano en $.; Sra Perito Médica Gladys Isabel Barbarita Sanchez: $. y Perito contador Mirta S. Pizarro Di Giacomo: $., teniendo en cuenta el mérito de la labor cumplida, su incidencia en la resolución de la causa, y la relación con los honorarios de los letrados (S.C.J. M : L.S. 378-143; L.S. 171-375; L.S. 170-68; L.S. 166-13; L.S. 215-345; L.S. 244-114; L.S. 253-274; L.S. 299-227; L.S. 316-38; L.S. 238-271; L.S.358-195; y L.S.359-81); arts 2,3,4,13,31 y conc. Ley 3641, s.t.o. Dec. Ley 13904/75).

VI) Emplazar a la parte actora en DIEZ DIAS, para que abone la suma de $ 7.129 en concepto de APORTES DE LA LEY 5059, debiendo los profesionales intervinientes abonar la suma de $ 356,50, en concepto de DERECHO FIJO (Ley 4976 y su Regl.), acompañando en cada caso los comprobantes respectivos todo, bajo apercibimiento de ley.

VII) Firme y ejecutoriada la presente resolución, emplazase a las partes en DIEZ DIAS a retirar la documentación original acompañada, bajo apercibimiento de proceder a su archivo por Secretaría.

NOTIFIQUESE A LA CAJA FORENSE Y AL COLEGIO DE ABOGADOS.

REGÍSTRESE, NOTIFÍQUESE Y CÚMPLASE.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: