¿Un trabajador no registrado está legitimado para reclamar judicialmente la integración de los aportes y contribuciones no ingresados a los organismos oficiales?

CertificadoLaboralFecha: 17-dic-2013

Cita: MJ-MJN-75668-AR

Si bien la jurisprudencia no ha sido pacífica en cuanto a quién es el titular de la acción por el cobro de las cotizaciones omitidas, en rigor, existe una laguna normativa porque la legitimación activa del trabajador y/o sus derechohabientes para promover la acción de cobro de aportes y contribuciones -retenidos o no- no tiene recepción normativa específica. En virtud de ello, y con apoyo en lo dispuesto por el art. 9 de la LCT, (1) entendemos habilitado al trabajador a promoverla, por varias razones. Primero, porque atiende a la salud financiera del sistema contributivo de la seguridad social y evita que la situación de abandono o de desidia de los organismos de control -por omitir actuar en tiempo y forma- ocasione un daño futuro cierto por privación de la sustancia contributiva tenida en miras para calcular el haber de pasividad. Segundo, porque se entiende que la acción puede ser ejercida por vía subrogatoria por parte del trabajador, con fundamento en la aplicación analógica del art. 771 del Código Civil, permitiendo la eventual participación de la AFIP como tercero traído al pleito. (2) Luego, deberemos tener presente que la Ley de Contrato de Trabajo, en el párr. 1º de su art. 80 dispone: «La obligación de ingresar los fondos de seguridad social por parte del empleador y los sindicales a su cargo, ya sea como obligado directo o como agente de retención, configurará asimismo una obligación contractual». Asimismo, el art. 260 LCT reza: «Que el instituto de tutela de pago insuficiente no solo se proyecta sobre el salario, sino sobre todas las obligaciones cuya fuente sea la relación laboral». Así, de acuerdo al claro tenor de estas dos normas descriptas, existe un tercer y fuerte argumento de fuente legal que dota de legitimación activa a la actora para efectuar el reclamo de las cotizaciones no ingresadas al sistema de seguridad social, convirtiéndose esta en una pauta esencial de valoración a la hora de resolver sobre la cuestión planteada. Esto es así debido a la naturaleza de la obligación de ingreso de las cotizaciones que importa que los contratantes detenten las acciones para ejercer el cumplimiento de lo pactado nacido de una obligación ex lege. (3)

De esta manera, la posibilidad de ejercitar la acción por el cobro de una obligación incumplida se habilita expresamente por la propia naturaleza de la sustancia del contrato de trabajo. Igualmente, podría sostenerse el temperamento señalado con base en el art. 505 1ª parte inc. 1 del Código Civil, el cual sostiene: «Art. 505 – Los efectos de las obligaciones respecto del acreedor son: 1° Darle derecho para emplear los medios legales, a fin de que el deudor le procure aquello a que se ha obligado». (4)

Complementariamente, entendemos que la falta de oportuna y suficiente integración de aportes y contribuciones debería resolverse en el pago de los daños y perjuicios (arts. 519 y 520 CCiv) que en la especie resultan equivalentes a las sumas no integradas o retenidas y no ingresadas a los organismos oficiales más una indemnización de los daños y perjuicios que castigue la conducta maliciosa y antijurídica de la empleadora.

Finalmente, concluimos que a efectos de determinar su cuantía cabe atender al período de vigencia de la relación laboral, el porcentaje de aportes y contribuciones que debieron efectuarse sobre las remuneraciones mensuales brutas del trabajador y la conducta maliciosa y reticente de la accionada.

Consulta a cargo del Dr. Facundo M. Bilvao Aranda.

———-

(1) Art. 9 LCT: El principio de la norma más favorable para el trabajador: En caso de duda sobre la aplicación de normas legales o convencionales prevalecerá la más favorable al trabajador, considerándose la norma o conjuntos de normas que rija cada una de las instituciones del derecho del trabajo. Si la duda recayese en la interpretación o alcance de la ley, o en apreciación de la prueba en los casos concretos, los jueces o encargados de aplicarla se decidirán en el sentido más favorable al trabajador. (Artículo sustituido por art. 1 de la Ley 26.428, BO 26/12/2008).

(2) En igual sentido: Unamuno, Gustavo G. – Cerutti, Juan C., La acción de cobro de aportes y contribuciones de la seguridad social contra el carácter alimentario del haber jubilatorio. Comentario al fallo de la CSJN ‘Real Antonio Lorenzo c/ ANSeS’ [en línea], Microjuris, Doctrina, 16-may-2011, MJD5336 .

(3) O. cit.

(4) O. cit.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s