fbpx

Hoy se elegirán las nuevas autoridades de la cámara baja para el próximo año

diputados18La Cámara de Diputados tomará hoy juramento a los diputados electos en las legislativas de octubre y realizará la sesión preparatoria donde se elegirán las autoridades de la Cámara baja para el año próximo. El kirchnerista Julián Domínguez será ratificado como presidente de la Cámara y la aliada oficialista Norma Abdala de Matarazzo en la vicepresidencia primera, mientras el radicalismo, como segunda minoría parlamentaria, propondrá a la cobista mendocina Patricia Giménez para la vice segunda.

La incógnita mayor se despejó anoche, cuando el oficialismo confirmó que la elección de la vicepresidencia tercera se hará de acuerdo con la cantidad de miembros que cada una de las fuerzas reúna como interbloque: eso le dará una luz de ventaja al massista Frente Renovador (22 diputados) –postula a Graciela Camaño– sobre sus adversarios del PRO (20) y el FAP (18), aunque todos seguían anoche intentando sumar aliados. Las dudas se terminarán de saldar en la votación de la sesión que arrancará a las diez de la mañana.

El Frente para la Victoria, como primera minoría de la Cámara baja, y sus aliados, propondrán la continuidad del diputado bonaerense Julián Domínguez como presidente del cuerpo y de la santiagueña del Frente Cívico Abdala de Matarazzo como vice primera. La oposición no objetaría la propuesta, aunque el oficialismo igual cuenta con los votos necesarios como para imponer los nombres. Tampoco habría inconvenientes para aprobar la candidatura de la radical mendocina Giménez –una incondicional de Cobos– en la vicepresidencia segunda.

Todas las dudas se centraban en la disputa por la vicepresidencia tercera, a la que aspiran el PRO con Pablo Tonelli, el FR con Graciela Camaño y el FAP con la continuidad de la socialista Alicia Ciciliani. Ayer por la noche se sucedía el desfile por la presidencia de la Cámara de las distintas autoridades de bloque para tratar de definir el criterio con que se elegirían las nuevas autoridades.

Un tema decisivo para la elección: si la mayoría numérica de diputados se contabilizará solo a través de los miembros de cada bloque o también incluirán a quienes actúan como interbloque con cada una de las fuerzas políticas que disputan el cargo. La confirmación llegó a través de Domínguez: “Se hará con el mismo criterio, el de interbloque, que hace dos años definió la elección a favor del FAP”, dijo el presidente de la Cámara.

La definición del oficialismo le otorgó una luz de ventaja al massismo por sobre sus adversarios para consagrar a Camaño. El bloque que dirigirá el ex intendente de Lomas de Zamora Darío Giustozzi cuenta con 17 diputados propios, porque Laura Esper (la 18ª), que completaría el mandato de la ahora legisladora porteña Graciela Ocaña, no podrá asumir porque La Hormiguita no renunció a su banca y terminó por ser funcional a la estrategia macrista.

Los renovadores sumarían como interbloque otros cinco diputados: los dos chubutenses que lidera Mario Das Neves, la entrerriana María Cremer de Busti, al ex jefe de bancada de los hermanos Rodríguez Saá, Alberto Asseff y al ex kirchnerista fueguino Rubén Sciutto, con lo que completaría 22 diputados.

El macrismo, en cambio, apostaba a que la elección se realice de acuerdo con los miembros de bloque: tiene 18 diputados, uno más que el FR. Como interbloque solo suma dos más (la porteña Patricia Bullrich y el demócrata mendocino Roberto Padrines). Quedaría uno abajo del massismo y sin chance para encumbrar a Tonelli.

Más atrás, el FAP (PS, GEN y el Frente Cívico cordobés) había logrado el compromiso de sus ex aliados de la Unidad Popular que encabeza Claudio Lozano para volver a postular a Ciciliani, quien ocupa el cargo desde 2011. Pero hasta anoche sólo sumaban 18 diputados.

De todas maneras, nadie resignaba sus chances y hasta anoche ninguno de ellos había presentado la lista con las firmas de todos los diputados que integran cada interbloque. Las negociaciones continuaban buscando tentar a muchos de los diputados que no están alineados con ninguna de las tres fuerzas. Entre ellos, los dos moyanistas, que mantienen su propio bloque, y los puntanos, que responden a los hermanos Rodríguez Saá.

El acto también tendría algunas curiosidades. Anoche todavía estaba en duda la jura de los diputados electos por Córdoba (que por ahora dejaría al PRO sin la banca del ex árbitro Héctor Baldassi), en medio de un pleito en la Justicia electoral entre la UCR y el FIT por la novena banca provincial, cuestión que ya llegó a la Corte Suprema de Justicia.

Fuente: Página 12

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: