fbpx

En la Ciudad, el PRO quedó como primera fuerza, seguido por el FPV y UNEN

logo PROEl PRO ganó la elección de legisladores porteños, seguido por la alianza Unen y el Frente para la Victoria. El macrismo se mantendrá así como primera minoría en la Legislatura, aunque sin quórum propio tras haber perdido tres de sus aliados. El radicalismo, la UCR y Proyecto Sur –nucleados en el frente Unen– fueron los que más crecieron. El interbloque kirchnerista sumó una banca con la entrada al cuerpo de Pablo Ferreyra, que compitió con una colectora, y seguirá siendo la segunda fuerza.

Así las cosas, el resultado de la votación, de manera global, no trajo grandes cambios a la composición del Parlamento porteño. Una novedad es que la izquierda consiguió volver y tendrá una banca.

La elección llevará a la Legislatura de la Ciudad a jugadores que vienen del escenario nacional, como el ex canciller Jorge Taiana, que encabezó la lista del FpV; la ex senadora María Eugenia Estenssoro, de Unen; y la ex ministra de Salud, Graciela Ocaña, de Confianza Pública.

El bloque de Mauricio Macri seguirá contando con 28 legisladores en total, ya que consiguió doce bancas, con el 33,59 por ciento de los votos, la misma cantidad que puso en juego. Pero el PRO perderá a tres de sus aliados frecuentes de monobloques que ya no tendrán representación en el cuerpo. Para llegar al quórum necesita de tres legisladores más (31 votos, la mitad más uno de la Legislatura).

Por la lista del PRO entrarán a la Legislatura el filósofo Iván Petrella, hijo del ex vicecanciller menemista Fernando Petrella, y otros once candidatos, entre ellos cinco legisladores a los que se les vencía el mandato y mantendrán sus bancas, como Helio Rebot y Roberto Quattromano. Anoche, escrutado el 98 por ciento de los votos, el macrismo obtenía el 33,59 por ciento, diez puntos menos que en 2011, cuando alcanzó el 44 por ciento.

La alianza Unen, como segunda fuerza más votada, con el 24,68 por ciento de los sufragios, obtuvo ocho bancas y su bloque pasará a tener once escaños. Los electos son, entre otros, Gustavo Vera, líder de La Alameda, una organización contra el trabajo esclavo; Estenssoro (CC) y Juan Nosiglia, hijo del dirigente radical Enrique Nosiglia. La pregunta abierta es si, tras la asunción, votarán juntos o cada uno se encolumnará con su partido de origen.

El interbloque del Frente para la Victoria agregó un voto, ya que ponía en juego seis lugares y obtuvo siete con la entrada de Ferreyra desde la colectora de Alternativa Popular. El kirchnerismo tendrá así en la Legislatura diecisiete bancas y seguirá siendo la segunda fuerza. La lista del FpV llegó al 17,13 por ciento de los votos y su colectora, al 4,23.

El corte de boleta no fue tan marcado como algunos anticiparon. Las listas “cortas” –que postularon sólo candidatos a legisladores porteños– no entusiasmaron al electorado de la Ciudad. De las 18 que se presentaron, apenas una, la de Graciela Ocaña, consiguió meter candidatos en la Legislatura. La ex mano derecha de Carrió y ex ministra de Salud del kirchnerismo se presentó con el partido Confianza Pública, que creó con Daniel Amoroso, legislador porteño de pública sintonía con Francisco de Narváez. Ocaña, que busca ponerse en carrera para pelear por la Jefatura de Gobierno de la Ciudad en 2015, podrá armar un bloque de dos integrantes, ya que asumirá con ella su escolta en la lista, Cristina García de Aurteneche.

Por el Frente de izquierda y de los Trabajadores fue electo Marcelo Ramal, del PO. Como ya pasó en otros casos en que la izquierda llegó a la Legislatura, Ramal compartirá el mandato con el segundo de la lista, Patricio Del Corro, del PTS. El candidato de Autodeterminación y Libertad, de Luis Zamora, peleó todo el recuento con el PRO la posibilidad de entrar también a la Legislatura, pero finalmente quedó afuera: por el sistema D’Hont la banca se sumó finalmente al macrismo.

Fuente: Página 12

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: