Cruces entre la Argentina y Uruguay tras la decisión de autorizar a UPM – BOTNIA a incrementar su producción

MujiEl presidente uruguayo, José Mujica, acusó al canciller Héctor Timerman de “dar una idea terrorífica” de la contaminación de la pastera UPM-Botnia. “Se utilizan los números como para dar una idea irreversible. Es más complicado el asunto”, replicó el mandatario al relativizar las cifras sobre violaciones ambientales que dio a conocer Timerman. También aseguró que “se dicen muchos datos aprovechando que la gente no tiene idea”. El canciller argentino señaló, cuestionando la decisión presidencial, que “es un error dejar que una empresa manipule las relaciones entre dos países, especialmente entre dos países hermanos como Uruguay y Argentina”.

En diálogo con medios de su país, Mujica se mostró irritado por la denuncia de contaminación. “Timerman dijo que hay endosulfán”, un agrotóxico de uso prohibido tanto en Uruguay como en Argentina. “Es una droga que se utiliza para todo este tipo de cosas, en especial con la soja”, recordó el presidente. Y advirtió que “lo que no dijo el canciller es que del lado de Gualeguaychú, en el agua, se encontró diez veces más endusulfán que de este lado”.

Mujica también trató de quitar importancia a la acusación de que Botnia tira al agua 36 veces más cantidad de fósforo que la permitida por las propias normas uruguayas. En este sentido, el mandatario no negó los hechos, sino que tras minimizarlos dijo que le había dado instrucciones a su ministro de Agricultura, Tabaré Aguerre, y a la responsable de Medio Ambiente, Raquel Jejtrejer, para que informen a la prensa “cuánto fósforo por erosión se pierde por año, que va al mar. Se van a quedar impresionados”, prometió.

Los cruces sobre la contaminación van a pasar al centro de la escena del conflicto por Botnia, ya que el lunes el gobierno argentino va a dar a conocer el informe completo sobre los efectos de la pastera, en base a los análisis que se hicieron para el monitoreo ambiental. Los datos nunca se habían hecho públicos a pesar de los reclamos de los vecinos de Gualeguaychú. La explicación oficial era que uruguayos y argentinos en la CARU, el organismo a cargo de la vigilancia, no lograban redactar un informe consensuado. Con la decisión del gobierno uruguayo de autorizar un aumento en la producción a Botnia, el gobierno argentino dio por roto el marco de trabajo mantenido hasta entonces y reveló algunos de los datos.

El canciller argentino reveló detalles sobre el fracaso de la negociación con la delegación uruguaya que estuvo el martes en Buenos Aires: “Yo le propuse al canciller uruguayo que la Argentina viajaba el día miércoles para continuar dialogando y el miércoles a las 5 de la tarde, unilateralmente, el presidente Mujica hace el anuncio y nos deja totalmente descolocados”, relató. “Nosotros pensábamos seguir dialogando y tratando de resolver este tema entre los dos gobiernos pero, sin embargo, las presiones que debe haber puesto la empresa fueron de tal magnitud que hizo que esto fracasara.”

Timerman pidió luego “reflexión” a las autoridades uruguayas y que reviertan el permiso a la papelera. Uruguay “rompió el diálogo con esta actitud unilateral y apresurada, por lo que la Argentina no tiene otra alternativa que recurrir al tribunal de La Haya. Esperamos que haya una reflexión de parte del gobierno uruguayo y se deje sin efecto la medida, y sigamos conversando”, reclamó.

Otro tema que se vuelve a abrir es el de la tensión en la zona de frontera. Ayer, el gobierno uruguayo habló de su “derecho a cuidar el orden del país”, ante la posibilidad de que los vecinos de Gualeguaychú retomen los cortes del puente internacional.

El ministro del Interior Eduardo Bonomi indicó incluso que “se está considerando” si se permitirá o no que los vecinos crucen el puente en la protesta del próximo domingo, cuando quieren ir en caravana hasta Fray Bentos para entregar a las autoridades un documento de repudio. En la medida participará el intendente de Gualeguaychú, José Bahillo.

Bonomi dijo que los asambleístas de Gualeguaychú “tienen derecho a movilizarse”, pero que su gobierno también tiene “derecho a cuidar el orden del país”.

Al respecto, el intendente del departamento uruguayo de Río Negro (al que pertenece Fray Bentos), Omar Lafluf, aseguró sentirse “muy preocupado por la reacción argentina”, y acusó al canciller Timerman de actuar con “una furia tremenda”.

“Fue más destemplada la reacción del gobierno (argentino) que la de la Asamblea (Ciudadana de Gualeguaychú), porque uno puede expresar algunas cosas; ahora, la forma que expresó el canciller (Timerman) fue una furia tremenda”, consideró.

Entre las muchas voces que ayer se escucharon sobre UPM-Botnia estuvo también la de la senadora Lucía Topolansky, casada con Mujica. “Estamos tranquilos con los números del río, el laboratorio canadiense que está haciendo el chequeo es altamente calificado. Esos datos no se han dado porque la contraparte argentina no lo ha autorizado, y al río Uruguay hay que mirarlo desde su naciente”, dijo la senadora en un reportaje.

En tal sentido, advirtió que “Timerman hablaba de cromo, y el cromo no tiene nada que ver con el proceso de la celulosa sino con la curtiembre de cueros”. Al respecto, insistió en que la Argentina mantiene un “manejo medioambiental tramposo”. “A la gente le dicen equis gramos de tanto y no le dicen qué es, para qué sirve o dónde se aplica. La agricultura argentina lo usa (al cromo) a lo bobo y lo tira al mismo río, pero vamos a contestar dando los mismos datos con la verdad de la milanesa. Las aguas servidas de Buenos Aires, que se tiran sin tratar, ¿cuánto contaminan? O ponemos todo y hablamos en serio de ecología y medio ambiente o no ponemos nada, lo que no se puede es poner la mitad”, planteó. El presidente uruguayo también señaló que la opinión pública de su país no hubiese comprendido que tomara una decisión distinta de la de autorizar a la pastera. “A mí me han pegado bastante por la relación con Argentina”, aseguró.

Según tuiteó un dirigente socialista de su país, en una cena el miércoles por la noche, Mujica afirmó: “El tajamar (un dique pequeño) de mi chacra genera más fósforo que la planta de UPM”. Timerman se preguntó entonces por qué no se preocupaba por su chacra.

Fuente: Página 12

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s