La relación de concubinato por más de veinte años no otorga vocación hereditaria

PeleasPartes: Legajo de apelación deducida por Graciela Itati Mendez en autos: S. B. A. C. y S. B. J. F. s/ sucesion ab-intestato

Tribunal: Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Corrientes

Sala/Juzgado: IV

Fecha: 19-abr-2013

Cita: MJ-JU-M-78948-AR | MJJ78948 | MJJ78948

La relación de concubinato de la recurrente con el causante por más de veinte años no le otorga vocación hereditaria, rechazándose su pretensión de ser tenida por parte en el proceso sucesorio.

Sumario:

1.-Corresponde rechazar la pretensión de la recurrente para intervenir en el sucesorio del causante en razón de haber sido su concubina durante más de veinte años, ya que la relación concubinaria es incompatible con la vocación hereditaria.

2.-Uno de los rasgos predominantes del concubinato es el carácter puramente fáctico de la relación, es decir una relación de hecho, no institucionalizada como matrimonio que no comporta derechos y deberes matrimoniales ni se pretende una estabilidad basada en el vínculo matrimonial, por tanto, resulta a todas luces incompatible con la vocación sucesoria.

3.-El concubino no posee legitimación para iniciar el juicio sucesorio del que fuera en vida su pareja, por cuanto nuestro derecho positivo no le reconoce vocación sucesoria; en el caso, no posee legitimación para presentarse a este sucesorio reclamando su participación en los bienes del causante.

4.-Como la relación concubinaria no implica por sí misma la transmisión de bienes de uno de los sujetos al otro, no es éste el ámbito donde la recurrente podrá obtener la respuesta jurisdiccional que pretende, debiendo acudir a la vía procesal pertinente para efectuar el concreto reclamo que formula.

Fallo:

Corrientes, 19 de abril de 2013.-

Y VISTOS: Estos autos caratulados: “LEGAJO DE APELACION DEDUCIDA POR GRACIELA ITATI MENDEZ EN AUTOS: “S. B. A. C. Y S. B. J. F. S/SUCESION AB INTESTATO”. Expte. N° 39.063.

Y CONSIDERANDO: EL SEÑOR VOCAL DOCTOR CARLOS ANIBAL RODRIGUEZ DIJO:

1.- Que vienen estos autos a mi conocimiento a efectos del tratamiento del recurso de apelación concedido en el punto 4° de la parte dispositiva de la Resolución N° 364 del 12 de junio de 2012 obrante a fs. 9/10 de este Legajo y para lo cual se llamó Autos para Resolver mediante Disposición N° 503 del 05 de abril de 2013 (fs. 39), con la integración de Sala y el orden de votación dispuesto a fs. 36.

2.- De manera liminar y a fin de analizar debidamente la cuestión que constituye el objeto de elevación a esta Alzada, me permitiré efectuar un detenido detalle de las actuaciones cumplidas en autos dado la falta de correlatividad cronológica con que fueron agregadas las copias que conforman el presente Legajo, tal como también lo expresa la sentenciante de grado a fs. 33.-

3.- A fs. 3 se presenta la Sra. Graciela Méndez por derecho propio y con patrocinio letrado quien invocando su carácter de concubina del causante Sr. A. C. S. B. por más de veinte años, pretende su participación en los bienes adquiridos por el mismo durante el período de la convivencia.

A fs. 14/15 obra la Resolución N° 556 por la que sumariamente se acreditó dicha relación concubinaria para ser presentada ante las autoridades del A.N.S.E.S.-

A fs. 17 se agrega la Providencia N° 6926 que no hace lugar a la solicitud formulada por la Sra. Graciela Méndez, por no ser heredera forzosa. Dicha disposición fue incluida a notificaciones el 7 de mayo de 2012.

A fs. 2 y vta. se plantea reposición con apelación en subsidio contra la providencia N° 6926. A fs.18 obra la providencia N° 7212 por la que se le solicita que acompañe copia de dicho escrito y a fs. 6 cumple lo requerido.

A fs. 3/5 amplía el planteo de reposición con apelación en subsidio dictándose en su consecuencia la Providencia N° 8090 por la que no se hace lugar a la ampliación pretendida.

A fs. 7/8 la Sra. Méndez plantea reposición contra las providencias N° 7212 y 8090.

A fs. 20 se llamó Autos para Resolver y a fs. 9/10 vta. obra la Resolución N° 364. En el punto 1° de la parte dispositiva se rechaza la revocatoria interpuesta contra el auto N° 8090 (que no hizo lugar a la ampliación del planteo de revocatoria con apelación en subsidio) por considerar extemporánea su presentación. En el punto 2° se declara abstracta la revocatoria interpuesta contra el auto N° 7212 (que solicitaba se acompañe copia del escrito recursivo anteriormente presentado) por cuanto las copias fueron requeridas fueron acompañadas (ver escrito de fs. 6). En el punto 3° se rechaza la revocatoria contra el auto N° 6926 -por el que no se hace lugar a la presentación de la Sra. Méndez por no revestir carácter de heredera forzosa en el presente sucesorio- y finalmente en el punto 4° se concede la apelación subsidiariamente deducida.

4.- De modo tal que la cuestión a dirimir radica en la capacidad de la recurrente para intervenir en este sucesorio, en razón de su carácter de concubina del causante A. C. S. B.-

En tal sentido, no puedo menos que coincidir con la Señora Jueza “A-quo” en cuanto a la conclusión a que arribó -hoy impugnada- por compartir los fundamentos por ella esgrimidos en la Resolución N° 364 de fs.9/10 vta., más precisamente en el acápite VI de sus considerandos.

En efecto, se define al concubinato como toda relación con cierto grado de estabilidad entre un varón y una mujer (hoy independientemente del sexo) que cohabitan públicamente aparentando vida marital sin haber institucionalizado en forma de matrimonio la unión Precisamente, uno de sus rasgos predominantes es el carácter puramente fáctico de la relación, es decir una relación de hecho, no institucionalizada como matrimonio que no comporta derechos y deberes matrimoniales ni se pretende una estabilidad basada en el vínculo matrimonial (Conf. Perrino J. O. Derecho de familia, T. II, Edit. Abeledo Perrot, Avellaneda, pp. 1667/1668). Por tanto, resulta a todas luces incompatible con la vocación sucesoria.

En relación a los derechos de la concubina, la C.S.J.N. ha dicho que “una mera relación de hecho, concubinato, no aprobada por la ley.por sí sola, ni genera derechos y obligaciones recíprocas, ni engendra consecuencias jurídicas”, añadiendo “salvo que la ley expresamente se las atribuya por razones que, en nuestro régimen legal, no podrían fundarse en el reconocimiento de la existencia de vínculo matrimonial, base de la familia protegida por la Constitución Nacional” (Fallos, t. 295, p. 376, consid. 4º).

En relación a la situación que se plantea en autos y la pretensión esgrimida, se ha dicho que el concubino no posee legitimación para iniciar el juicio sucesorio del que fuera en vida su pareja, por cuanto nuestro derecho positivo no le reconoce vocación sucesoria. (Cam. Nac. Civ., Sala A, 1010-56, J. A. 1956-IV-527) (Conf. Medina Graciela. Proceso Sucesorio. T. I, Sta. Fe. 2011, pp.177/178). En el caso, no posee legitimación para presentarse a este sucesorio reclamando su participación en los bienes del de cujus.

“La relación concubinaria, cualquiera sea su duración y la importancia de los intereses afectados, no puede determinar en principio, la existencia de una comunidad de bienes, ni menos producir efectos que están reservados a la unión legítima. Solo el matrimonio crea de pleno derecho una comunidad de bienes entre sus componentes. No existe otra sociedad entre concubinos que la convencional” (Conf. Arseno Carlos Amelio. El Régimen Jurídico del Concubinato. p. 85. Rosario). –

Y como “la relación concubinaria no implica por sí misma la transmisión de bienes de uno de los sujetos al del otro”(Gustavo E. Bosser. Concubinato. Ed. Orbir. Bs. As. 1968, pp. 656/667) no es éste el ámbito donde la recurrente podrá obtener la respuesta jurisdiccional que pretende, debiendo acudir a la vía procesal pertinente para efectuar el concreto reclamo que formula.

5.- Por las consideraciones expuestas propiciaré el rechazo del recurso de apelación interpuesto en subsidio del de revocatoria y por ende, la confirmación de la Providencia recurrida N° 6926 del 2 de mayo de 2012 obrante a fs. 17 de este legajo.

En este caso no corresponde imponer costas al vencido pues la naturaleza de la cuestión planteada ha sido de exclusivo interés de la recurrente, sin que haya ocasionado a la contraria ningún tipo de actuación -ni gastos- al haberse resuelto sin sustanciación (Conf. Loutayf Ranea Roberto G. Condena en costas en el Proceso Civil. Edit. Astrea. Bs. As. 1998, p. 278 y jurisprudencia allí citada). ASI VOTO.

A LA MISMA CUESTION LA SEÑORA VOCAL SUBROGANTE DOCTORA MARIA JOSE NICOLINI DE FRANCO DIJO: Que comparto los fundamentos expuestos por el Señor Vocal preopinante. En consecuencia, adhiero al voto que antecede y me expido en idéntico sentido. Por todo ello, SE RESUELVE : 1°) RECHAZAR el recurso de apelación interpuesto en subsidio del de revocatoria y en su mérito, confirmar la Providencia recurrida N° 6926 del 2 de mayo de 2012 obrante a fs. 17 de este legajo. 2°) SIN COSTAS al vencido. 3°) INSERTESE copia, regístrese, notifíquese y consentida que fuere remítase al Juzgado de origen.-

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s