En un proceso de solicitud de ciudadanía argentina se cita al extranjero a fin de que acredite sus conocimientos del idioma nacional

nuevoDNIPartes: Yu Haoming s/ solicitud de carta de ciudadanía

Tribunal: Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil y Comercial Federal

Sala/Juzgado: I

Fecha: 19-feb-2013

Cita: MJ-JU-M-78944-AR | MJJ78944 | MJJ78944

Se confirma la resolución por la cual en un proceso de solicitud de carta de ciudadanía argentina se cita a una audiencia al actor a fin de que acredite sus conocimientos del idioma nacional.
Sumario:

1.-Corresponde citar al peticionario de la ciudadanía argentina a una audiencia a fin de que acredite sus conocimientos del idioma nacional y suscriba el acta correspondiente, aunque es procedente la solicitud del recurrente de que no se le exija la exhibición de un CUIT o CUIL, pues la norma no exige trabajo registrado sino trabajo honesto, quedando -a su vez- en cabeza del actor los medios probatorios de dicho extremo.

2.-El otorgamiento de la nacionalidad argentina comporta un honor que no se concede automáticamente sino que exige una acreditación llevada a cabo con la máxima seriedad acerca de los requisitos pertinentes, incluso aquellos atinentes a circunstancias que podrían obstar el beneficio solicitado.

3.-El conocimiento del idioma nacional constituye un recaudo insoslayable para el otorgamiento de la nacionalidad argentina, pues si bien no es un requisito formal como los dispuestos en el art. 2º de la ley 346, sí está implícito que en los derechos políticos asume el carácter de imprescindible para poder ejercerlos.

4.-Tanto el art. 11 de la ley nº 346 (texto según la ley 24533(ref: LEG55351)), como el art. 5 del dec. reglamentario nº 3213/84, subordinan el examen de la conveniencia que efectúen los jueces que reciban el pedido de naturalización, al requerimiento de informes o certificados que enumera dicha norma, y de acuerdo con este régimen legal surge que es indelegable facultad del magistrado la evaluación de la idoneidad de los medios probatorios empleados para la acreditación de los requisitos exigidos por la legislación vigente en la materia.

5.-Del art. 5º del dec. reglamentario nº 3213/84 se deduce que no existe impedimento alguno para que al mismo tiempo en que se solicita al recurrente que acredite su conocimiento del idioma español, el juzgado libre los oficios a fin de recabar los informes necesarios para el trámite de la ciudadanía requerida.

6.-El conocimiento mínimo de nuestro idioma nacional -el saber expresarse inteligiblemente en idioma castellano-, se convierte en una condición esencial a la calidad de ciudadano argentino, correspondiendo agregar que el conocimiento básico que se requiere para la obtención de la carta de ciudadanía, no implica un examen de alfabetización -saber leer y escribir-.

7.-La sanción de la ley 23059 , al derogar la ley de facto 21795 y restablecer la vigencia de la originaria ley 346, implicó la supresión del requisito exigido por aquéllas en orden a la legalidad de la residencia requerida para ser ciudadano por naturalización, sin embargo, no se cuestiona la legalidad de la residencia, sino que el peticionario acredite de forma fehaciente que desarrolla una actividad laboral honesta, según lo dispuesto por el decreto reglamentario (art. 3º del dec. 3213/84).

8.-No se trata de exigir que el recurrente tenga un trabajo en blanco, sino que pruebe que desempeña actividad laboral y que la misma es honesta; si bien no podrá aportar facturas o recibo de haberes dada la condición impropia de relación laboral -trabajo en negro-, si deberá aportar al expediente prueba indubitada de su desempeño en una actividad honesta.

9.-Si bien el Ministerio Público Fiscal no reviste el carácter de parte en las distintas incidencias que puedan suscitarse en el trámite de los pleitos en los que interviene, lo cierto es que sus dictámenes merecen una especial ponderación por parte de este Tribunal al momento de resolver las distintas controversias, ello por imperativo de la ley 24946 que establece las funciones y actuaciones del Ministerio Público, art. 25, inc. ll) que sostiene que debe: …intervenir en todos los procesos judiciales en que se solicite la ciudadanía argentina… ; y en el inc. g) …velar por la observancia de la Constitución Nacional y las leyes de la República… .

Fallo:

Buenos Aires, 19 de febrero de 2013.

Y VISTO:

El recurso de apelación interpuesto en forma subsidiaria a fs. 120/133, contra la resolución 119; y

CONSIDERANDO:

1. El señor Haoming Yu -de origen chino- solicitó la ciudadanía argentina mediante la presentación que obra a fs. 50/115 la cual fue suscripta por su letrado apoderado.

El magistrado a fs. 119 hizo saber al peticionario que debería: a) presentarse en el Juzgado a fin de acreditar los conocimientos básicos del idioma nacional; b) completar el escrito de inicio -los nombres de los padres- y suscribir el acta; c) presentar el pasaporte visado por el cónsul argentino del lugar, certificado y traducido; y d) aportar al expediente prueba indubitada de su desempeño en una actividad honesta.

El pronunciamiento fue apelado -en forma subsidiaria- por el accionante.

Elevados los autos a este Tribunal, se corrió vista al Sr. Fiscal General ante esta Cámara, quien dictaminó que el otorgamiento de la nacionalidad argentina comporta un honor que no se concede automáticamente sino que exige una acreditación llevada a cabo con la máxima seriedad acerca de los requisitos pertinentes, incluso aquellos atinentes a circunstancias que podrían obstar el beneficio solicitado.

Sostuvo que, el conocimiento del idioma nacional constituye un recaudo insoslayable -citó jurisprudencia de esta Sala, causa nº 286 “Kuo Cheng Yi s/ solicitud de carta de ciudadanía”, del 7/7/1989- y señaló que continuaba incompleto lo atinente a los datos de los progenitores del peticionario. También consideró que se debía requerir al apelante la documentación que justifique -desde el punto de vista migratorio- su permanencia en el país. Recordó que el decreto nº 3213/84 sostiene: “son causas que impedirán el otorgamiento de la ciudadanía argentina por naturalización. a) no tener ocupación o medios de subsistencia honestos…”. Por último manifestó que nada tenía que observar al cumplimiento de los principios de concentración y celeridad procesal, en función de los trámites normativamente previstos (cfr. fs. 139).

2.El letrado apoderado del peticionario solicitó la revocación del pronunciamiento sobre la base de agravios que pueden resumirse en los siguientes: a) el señor Juez debería haber librado en el plazo de 3 días hábiles los oficios correspondienes a fin de recabar información sobre el peticionario. Lo resuelto es contrario a la jurisprudencia de la Cámara, teniendo en cuenta lo establecido en las causas “Zheng Wei” y “Ramón Suero”, retrasando arbitrariamente el derecho del Sr. Haoming Yu a obtener la carta de ciudadanía; b) se equivocó el magistrado al solicitar al peticionario que complete personalmente los claros en el formulario, en tanto el Sr. Yu es analfabeto. De exigirlo estaría aplicando normas que han sido derogadas; c) no corresponde que se subsane la falta de visado en la documentación vigente del accionante, cuando tal requisito se cumplió con el pasaporte que tenía el Sr. Yu al entrar al país. Al solicitar, además, su traducción el a quo rechaza la solicitud de la carta de ciudadanía aplicando un criterio derivado de una norma derogada; y d) al requerirle prueba indubitada de su desempeño en una actividad honesta, el señor Juez pretende que se aporte prueba documentada de CUIL o CUIT o recibo de sueldo ya que es la única prueba que podría aportar sin que el magistrado lo ordene. Tal solicitud resulta imposible debido a que el señor Yu trabaja de manera irregular, debido a ello necesita que el señor Juez ordene medidas probatorias para acreditar su medio honesto de vida.

3. En los términos expuestos, resulta adecuado recordar que la Corte Suprema de Justicia de la Nación ha decidido en repetidas oportunidades que los jueces no están obligados a analizar todos los argumentos articulados por las partes o probanzas producidas en la causa, sino únicamente aquéllos que a su juicio resulten decisivos para la resolución de la contienda (Fallos 276:132, 280:320, 303:2088, 304:819, 305:537, 307:1121).

4.Respecto a la cuestión que aquí se examina, se debe destacar que tanto el art. 11 de la ley nº 346 (texto según la ley 24.533(ref: LEG55351)), como el art. 5 del decreto reglamentario nº 3213/84, subordinan el examen de la conveniencia que efectúen los jueces que reciban el pedido de naturalización, al requerimiento de informes o certificados que enumera dicha norma.

De acuerdo con este régimen legal, este Tribunal ha sostenido en distintas oportunidades que de la ponderación de la normativa citada, surge que es indelegable facultad del magistrado la evaluación de la idoneidad de los medios probatorios empleados para la acreditación de los requisitos exigidos por la legislación vigente en la materia (cfr. esta Sala, causas 8591 del 30/5/95, 5188 y 14.611 del 29/6/95, 20.624 del 21/7/95, 19.777/96 del 4/4/2000 y 7402/2010 del 19/5/2011, entre muchas otras).

Sentado lo expuesto precedentemente, se debe señalar -como lo manifiesta el letrado apoderado del peticionario- que el artículo 5º del decreto reglamentario mencionado -vigente y aplicable al caso- sostiene: “Los jueces que reciban el pedido de naturalización, dentro del término de tres (3) días, solicitarán de oficio todo informe o certificado que consideren conveniente requerir a la Dirección Nacional de Migraciones, a la Policía Federal Argentina, a la Secretaría de Inteligencia del Estado, al Registro Nacional de las Personas, al Registro Nacional de Reincidencia y Estadística Criminal y Carcelaria o a cualquier repartición pública, privada o particulares…”. De lo transcripto se deduce que no existe impedimento alguno para que al mismo tiempo en que se solicita al Sr. Haoming Yu que acredite su conocimiento del idioma español, el juzgado libre los oficios a fin de recabar los informes necesarios para el trámite de la ciudadanía requerida, tal como fue resuelto en un caso análogo al presente (cfr.esta Sala, causa nº 3350/2012 “Ramón Suero Olga s/ solicitud de carta de ciudadanía”, del 23/8/2012).

Por lo expuesto, debe hacerse lugar a este reproche del apelante.

5. Con relación a la exigencia del conocimiento del idioma nacional, esta Sala ha sostenido -en un precedente similar a este expediente (causa nº 7402/2010 “Zheng Wei s/ solicitud de carta de ciudadanía” del 19/5/2011)- que si bien no es un requisito formal como los dispuestos en el art. 2º de la ley 346, sí está implícito que en los derechos políticos asume el carácter de imprescindible para poder ejercerlos.

En este orden de ideas, merece ser señalado que la Corte Suprema de Justicia de la Nación ha resuelto -en el mismo sentido- que las circunstancia de que un requisito no esté expresamente incluido en la ley, no es óbice para que sea exigido, se trata de una condición indudablemente implícita e inherente a la naturaleza del derecho cuyo otorgamiento está en tela de juicio (Fallos 211:376).

De lo manifestado surge que el conocimiento mínimo de nuestro idioma nacional -el saber expresarse inteligiblemente en idioma castellano- como lo señaló el máximo Tribunal, se convierte en una condición esencial a la calidad de ciudadano argentino (cfr. esta Sala, causa 286 del 7/7/89, Sala 3, causas 5392/93 del 22/9/93 y 6707/92 del 27/11/92, y Fallos 295:209, considerando 4º). A lo expuesto, corresponde agregar que el conocimiento básico que se requiere para la obtención de la carta de ciudadanía, no implica un examen de alfabetización -saber leer y escribir- (cfr. esta Cámara, Sala 2, causa 4197/11 del 24/11/11), entre otras).

Por ello y de acuerdo al dictamen del señor Procurador Fiscal ante esta Cámara, corresponde confirmar la solicitud del señor Juez de primera instancia, quien decidió citar al peticionario a una audiencia a fin de que acredite sus conocimientos del idioma nacional y suscriba el acta correspondiente.

6.Por otra parte y con relación a los datos incompletos en la solicitud de fs. 49, no se puede justificar su falta basada en el desconocimiento del idioma nacional del Sr. Yu, más aún teniendo en cuenta que los datos fueron completados parcialmente.

Se debe confirmar la decisión del Sr. Juez -en este aspecto- debido a que tal requerimiento surge del decreto reglamentario de la Ley de Ciudadanía, el que claramente establece en el art. 4º: “…En la solicitud el interesado deberá indicar claramente su nombre y apellido paterno y materno…”.

También deberá precisar con claridad cual es el domicilio particular del Sr. Yu, en atención al consignado en el poder que obra a fs. 1 que difiere con el manifestado en la presentación de fs. 49.

7. Se debe recordar -como lo sostuvo el Sr. Fiscal General ante esta Cámara en el dictamen de fs. 139- que el otorgamiento de la nacionalidad argentina comporta un honor que no se concede automáticamente sino que exige una acreditación llevada a cabo con la máxima seriedad acerca de los requisitos pertinentes, incluso a aquellos atinentes a circunstancias que podrían obstar el beneficio solicitado.

Ello sentado, hay que destacar que la normativa es clara al establecer que: “…la fecha y lugar de nacimiento, la nacionalidad o ciudadanía de origen, se probarán por alguno de los siguientes medios: Certificado de nacimiento, Pasaporte del país de originario visado por el Cónsul argentino del lugar; Documento Nacional de Identidad o Cédula de Identidad otorgada por la Policía Federal Argentina.” (cfr. art. 4º del decreto nº 3213/84). Este Tribunal resolvió en una cuestión análoga a la presente -en la que actuó el mismo letrado que este expediente- que si bien la peticionaria había acompañado una copia simple del pasaporte con su correspondiente visado, para satisfacer el requisito establecido por el decreto citado debería acompañar copia certificada ante la autoridad competente.

En esta causa el Sr.Haoming Yu acompañó copia simple del pasaporte con el cual ingresó al país -el que fue cancelado (fs. 30), visado el 21 de julio de 2006 y cuya vigencia era de tres meses (cfr. cop ia de fs. 43).

Se puede advertir que el documento aportado no reúne los requisitos exigidos para tener por cumplido la exigencia de la norma aplicable. En consecuencia el peticionario deberá acompañar copia certificada por autoridad competente del pasaporte, visado y traducido lo que no implica -como erróneamente lo interpreta el letrado apoderado- negar la carta de ciudadanía al Sr. Haoming Yu, sino velar por la acreditación llevada a cabo con la máxima seriedad acerca de los requisitos pertinentes.

8.- El letrado apoderado del peticionario argumentó que requerirle al Sr. Yu que presente facturas suficientes o CUIT O CUIL como medio de prueba de su trabajo honesto, es de cumplimiento imposible. Señala que el magistrado le exige que acredite trabajo legal cuando el derecho vigente y la reciente jurisprudencia de la Corte Suprema de Justicia de la Nación requiere trabajo honesto.

En efecto, asiste razón al presentante en tanto este Tribunal ha sostenido, en varios casos análogos al presente (cfr. causas nº 7402/2010, del 19/5/2011 y nº 7430/2010, del 1/3/2011, entre otras), “…que la sanción de la ley 23.059 , al derogar la ley de facto 21.795 y restablecer la vigencia de la originaria ley 346, implicó la supresión del requisito exigido por aquéllas en orden a la legalidad de la residencia requerida para ser ciudadano por naturalización…” (cfr. CSJN, “Ni I-Hsing s/ carta de ciudadanía” , del 23/6/2009).

Sin embargo, no se cuestiona la legalidad de la residencia, sino que el peticionario acredite de forma fehaciente que desarrolla una actividad laboral honesta, según lo dispuesto por el decreto reglamentario (art.3º del decreto 3213/84).

No se trata de exigir que tenga un trabajo en blanco como interpreta erróneamente el letrado, sino que pruebe que desempeña actividad laboral y que la misma es honesta.

Si bien no podrá aportar facturas o recibo de haberes dada la condición impropia de relación laboral -trabajo en negro-, si deberá aportar al expediente prueba indubitada de su desempeño en una actividad honesta.

Corresponde agregar que no puede prosperar el pedido del accionante en cuanto a que sea el magistrado quien disponga las medidas probatorias tendientes a demostrar tal extremo, pues nadie mejor que el propio interesado para conocer el contexto en el que se desarrolla su actividad laboral y, consecuentemente, aportar los medios tendientes a acreditarla (cfr. esta Cámara, Sala 2, causa nº 4197/2011, del 24/11/2011, entre otras).

9. Por último, no es ocioso recodar que si bien el Ministerio Público Fiscal no reviste el carácter de parte en las distintas incidencias que puedan suscitarse en el trámite de los pleitos en los que interviene -como lo señala el señor Fiscal de primera instancia (cfr. fs. 135)-, lo cierto es que sus dictámenes merecen una especial ponderación por parte de este Tribunal al momento de resolver las distintas controversias. Ello por imperativo de la ley 24.946 que establece las funciones y actuaciones del Ministerio Público, art. 25, inc. ll) que sostiene que debe:”…intervenir en todos los procesos judiciales en que se solicite la ciudadanía argentina…”; y en el inc. g) “…velar por la observancia de la Constitución Nacional y las leyes de la República…” (cfr. esta Sala, causa nº 7402/2010 del 19/5/2011).

Por lo expuesto, el Tribunal RESUELVE: modificar la resolución apelada en los términos expuestos en los considerandos precedentes.

El Dr. Ricardo V. Guarinoni no suscribe la presente por hallarse en uso de licencia (art. 109 del R.J.N.).

Regístrese, notifíquese al Sr. Fiscal General y devuélvase.

Francisco de las Carreras.

María Susana Najurieta.

  1. Jeanette Quisbert 16 enero 2017 en 8:53 AM

    Hola buenos días, quería sacarme está duda.
    Hay una persona de nacionalidad Peruana realizando el trámite de naturalización aquí en Buenos Aires Argentina, es más, está por terminar dicho trámite. Mi duda es que si está persona puede viajar al exterior por una semana (a Chile) sin perjudicar dicho trámite. La pregunta va porque me dijeron (nada oficial) que no se puede viajar mientras uno realiza el trámite ya que luego deberá empezar nuevamente este trámite pero luego se dos años.
    Quisiera saber si esto es verdad.

  2. Hola buendia soy peruanatengo la residencia Argentina x qestoyhace 10años en capital,pedí mi formulario para la ciudadanía Argentina y me la dieron mi pregunta va, que pidenacreditacion de vida y yo estoy en Negro trabajo en forma independiente sin recibo de sueldo tampoco no tengo monotributista igual me puedan dar la ciudadanía Argentina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s